Facebook

Twitter

Última hora
¡Frente republicano o catástrofe! - Viernes, 20 Enero 2017 04:36
La alternativa tributaria - Viernes, 20 Enero 2017 04:36
Iván Duque y George Soros - Viernes, 20 Enero 2017 04:36
Prometo y no cumplo - Viernes, 20 Enero 2017 04:36

 

En un estudio entregado recientemente al gobierno, elaborado en conjunto con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Banco Mundial ha propuesto crear un grado adicional en el bachillerato en Colombia. La básica secundaria cubre los primeros nueve grados; la media, que actualmente tiene dos grados subiría a tres. En total el bachillerato tendría 12 grados. 

Las entidades multilaterales examinan las deficiencias en calidad de la educación en el país, ya manifestadas en las diferentes pruebas internacionales en que Colombia ha participado, y corrobora el bajo desempeño de nuestros estudiantes. Uno de los desequilibrios más evidentes es que se da entre la educación rural y la urbana, al igual que entre la pública y la privada.

Titulado 'Evaluaciones de políticas nacionales de educación: la educación superior en Colombia', el estudio concluye que aunque los estudiantes colombianos terminan su bachillerato a una edad más temprana que los de muchos países, su nivel académico deja mucho que desear. Ello dificulta su posterior avance en la educación superior, provocando tasas de deserción altas. Sin embargo, advierten que los estudiantes de  un cierto número de colegios, sobre todo del sector privado, alcanzan niveles satisfactorios y logran desempeños adecuados en el transcurso de su vida universitaria y su actividad profesional.

Con base en su diagnóstico el BM y la OCDE le presentan al gobierno una batería de más de sesenta recomendaciones, entre las que sobresale la aludida sobre el bachillerato. En contraste, para ambos, la duración de las carreras profesionales en el país está por encima de lo que sucede en la mayoría de los países. La recomendación consiguiente es examinar la manera de racionalizar los pénsums, para no tener que someter a los estudiantes a estudios demasiado extensos, innecesarios en buena parte.

Se reconocen, además, evidentes avances en la educación en el país. Más en aumento de cobertura que en elevación de calidad y en pertinencia, donde se observan las mayores falencias. En cada área se efectúan recomendaciones. Si bien se registran avances en el sistema de créditos educativos, se sugiere fortalecerlo mucho más y aumentar las becas, para elevar la cobertura y alcanzar la meta de cobertura del 50%. Replantear la estrategia del bilingüismo, que no termina por despegar, es otra de las propuestas destacables.

El estudio ha generado distintas reacciones. Ya el actual alcalde de Bogotá había sugerido crear el grado 12 en la capital. La propuesta no es nueva y se ha debatido en otras oportunidades. El gobierno nacional señaló que se reconocen avances del país en los últimos años, inclusive en la calidad de la educación, pero se mostró dispuesto a examinar las recomendaciones recibidas ahora.

En otros medios se han generado críticas de fondo. Varios especialistas han indicado que el aumento del grado en bachillerato es una respuesta equivocada a un diagnóstico correcto. Las deficiencias que provocan los bajos niveles académicos de los estudiantes residen más en fallas en la capacitación de los docentes, en el uso de metodologías anquilosadas, en la deficiencia en recursos didácticos, más que en la duración de los ciclos. Por otro lado, han comentado otros, si algunos colegios logran las metas propuestas en 11 años, lo que hay que buscar es que los demás también lo hagan; sería un contrasentido, en cambio, someter a los buenos colegios, y a sus estudiantes, a un año más de estudios, innecesario. Y los costos económicos y sociales serían incalculables.

 

Publicado en Educación

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes