Facebook

     SiteLock

Última hora
Carta al expresidente Pastrana - Jueves, 18 Enero 2018 04:21
Rebelión anticomunista en Caracas - Jueves, 18 Enero 2018 04:18
Mi lugar - Jueves, 18 Enero 2018 04:16
¿Dictadura de los jueces en Colombia? - Jueves, 18 Enero 2018 04:08

Álvaro Ramírez González                                      

Con Iván Duque Márquez, cierro el ciclo de artículos que han definido el perfil de todos los candidatos a la presidencia de Colombia.

Al igual que con los demás, se trata de una visión seria, objetiva, y desapasionada. No debe ser de otra manera. A estas alturas del partido, la Alianza que agrupa al Centro Democrático, al partido Conservador no enmermelado del ala Pastranista, al Mira, a las iglesias cristianas, a los Militares Retirados, y a los estafados con el plebiscito del 2 de octubre del 2016, definen el mecanismo idóneo para escoger el candidato único a la presidencia de Colombia entre Iván Duque, Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez.

En mi opinión, será Iván Duque el candidato y líder de esa gran Alianza de Centro-Derecha. Detrás de Duque está el Centro Democrático, sin duda el partido más ordenado y poderoso de la Política colombiana y el expresidente Álvaro Uribe Vélez, de lejos, el líder más querido por los colombianos (56% Opinión Favorable). Hay una afortunada coincidencia entre German Vargas, Iván Duque, Marta Lucia Ramírez, Alejandro Ordóñez y Humberto de la Calle, en las fórmulas económicas y legales urgentes para quitar el tapón que tiene frenada la economía colombiana. Sin crecimiento económico el país no tiene recursos para su desarrollo.

Coinciden también en qué hay que devolverle a los trabajadores su capacidad adquisitiva, que fue disminuida en un 13% de un solo zarpazo con el IVA 19% de Santos. Un Estado más pequeño y eficiente es la manera de que Empresarios y Trabajadores recuperen lo suyo. Menos y más eficientes impuestos, y terminar con esa vulgar y ruinosa mermelada es otra decisión tan inmediata cómo saludable.

La corrupción merece capítulo aparte pero allí está la causa de la pérdida de no menos de $ 20 billones que son el 8% de todo el presupuesto nacional.

Allí hay que focalizar todo el trabajo.

La contienda electoral con Fajardo y Vargas Lleras, transcurre en condiciones normales. Cada quien por lo suyo sin necesidad de agredir e insultar a los demás.

Pero la contienda frente a Gustavo Petro, muestra un perfil agresivo, arrogante, insultante; las cosas se parecen a su dueño.

Y plantea además una inoportuna y peligrosa lucha de clases. No hay mejor negocio que enfrentar a los pobres contra los ricos. Pero lo más malo, es culpar a los ricos de los males de los pobres.

En el resto del mundo la consigna no es atacar a los ricos que son quienes tienen la verdadera capacidad de generar riqueza, que es la que paga los grandes impuestos, sino de construir clase media.

El desarrollo de un país lo define el volumen de su clase media.

Esa clase media tiene además de su trabajo, un entorno favorable y cómodo para vivir, educar sus hijos y tener buena salud e infraestructura.

Me horroriza una sistemática campaña en las redes agrediendo al presidente Uribe, a sus hijos, a sus aliados.

Los muestra robando y saqueando el país.

Caricaturas, fotos, memes y montajes están masiva y sistemáticamente deformando la realidad en una vulgar y sucia campaña.

¿Envenenar los pobres será la manera de ganar?

¿Esa no es una copia idéntica de lo que hizo Hugo Chávez?

Para el fin del mes, estará conformada la estructura de esa Alianza que va a corregir el errático camino qué transita Colombia.

Iván Duque será ese líder y tiene en su haber, no solo las fórmulas económicas, y legales sino los socios y la fuerza para ganar en la primera vuelta de Mayo.

¡Amanecerá y veremos!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Otras opiniones

Lo último de Álvaro Ramírez González

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes