Facebook

     SiteLock

Última hora
Las firmas falsificadas o erróneas - Viernes, 19 Enero 2018 11:07
El agro que queremos - Viernes, 19 Enero 2018 11:00
Candidatos caldenses (I) - Viernes, 19 Enero 2018 10:57

Juan Gómez Martínez                                         

Deseo para todos los colombianos un año muy feliz en el 2018, o por lo menos la segunda mitad, porque nada positivo podemos esperar en el último semestre de Juanpa (como le gusta que le digamos).

En agosto, cuando asuma la Presidencia el doctor Iván Duque, se va a encontrar con un país en el peor de los caos, ahí tendrá el reto de sacarlo adelante.

Entre los retos mencionemos algunos:

Habrá que desburocratizar a Colombia, si así se puede decir. Cuando Juanpa (como le gusta que le digamos) llegó a la presidencia, se encontró con que algunos ministerios se habían fusionado en la Presidencia de Álvaro Uribe para evitar exceso de oficinas, de vehículos, de viceministros, de secretarias, de conductores, en fin, de un tren de funcionarios que no eran necesarios, como se probó. Juanpa (como le gusta que le digamos) no solo volvió a crearlos sino que nombró más asesores, viceministros, consejeros y todo lo que tenía que hacer para darles gusto a sus amigos y a sus electores. Había que pagar favores.

Con lo anterior, con nuevos aviones, hasta para la familia, con los viajes a La Habana, con la entrega a la guerrilla, con los sueldos a estos sus nuevos amigos, con las zonas de concentración, con los asesores internacionales, con la baja producción de petróleo, con el contrabando gracias al lavado de dinero, con la baja en la producción, hasta con cortinas nuevas y, como consecuencia, con menos ingresos y con un ministro de Hacienda arrodillado, la economía tenía necesariamente que venirse al piso como lo dicen las calificadoras internacionales. Ese es el panorama para Duque cuando reciba.

Por otro lado, aparte del caos económico, se encontrará con un caos social. El desempleo, aunque digan que ha rebajado, la gente ha tenido que apelar al llamado rebusque, los trabajadores callejeros han aumentado. En los semáforos haciendo maromas, en las aceras vendiendo lo que puedan y las familias tratando de sobrevivir de alguna manera.

Así se hable de la paz, nadie duda de que la subversión se ha transformado, se reforzó el ELN, aparecieron los grupos llamados independientes, todos alimentados por los cultivos ilícitos que se multiplicaron por cinco o más veces. Han anunciado un nuevo estudio de la Nasa para ver la realidad de esos cultivos. Esperemos para que nos cuenten la verdad de todo esto.

A pesar de mis deseos para que todos los colombianos tengamos un 2018 de plena felicidad, el panorama es cada vez más negro para todos y mucho más para quien reciba la presidencia en el mes de agosto. El sacrificio de Iván Duque, como nuevo presidente, tendrá que ser heroico y el aguante de los colombianos muy grande.

A pesar de todo, mis deseos son que el 2018 traiga muchas sorpresas positivas para todos los colombianos. Será el renacer de Colombia.

El Colombiano, Medellín, 28 de diciembre de 2017

Publicado en Otras opiniones

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes