Facebook

     SiteLock

Última hora
Las firmas falsificadas o erróneas - Viernes, 19 Enero 2018 11:07
El agro que queremos - Viernes, 19 Enero 2018 11:00
Candidatos caldenses (I) - Viernes, 19 Enero 2018 10:57

Juan Gómez Martínez                                            

Estamos en un momento crucial para la vida nacional. Es la hora de escoger entre quiénes nos van a sacar de la encrucijada en la que estamos o seguir en la situación que padecemos “como nunca antes”.

Es la hora para escoger y llevar a los mejores al Congreso de la República para que acompañen al futuro presidente, poder enderezar el rumbo del país y sacarnos del abismo al que nos han conducido. Hay candidatos a la Cámara y al Senado que merecen toda nuestra confianza para conseguir el cambio y, sin mermelada comprometedora, trabajar por Colombia como debe ser y no hacerlo por intereses personales como lo hacen los congresistas que se dejaron corromper por un gobierno ídem.

Hay candidatos con la experiencia parlamentaria necesaria y los hay nuevos con experiencia administrativa suficiente para ejercer controles sobre la administración. Sobre todo, y es lo más importante, candidatos que han dado muestras de honestidad y dedicación tan importantes en estos tiempos de vergüenza por las actuaciones por fuera de las normas de la decencia. El futuro presidente necesita un Congreso honesto, trabajador y con gran amor y sacrificio por Colombia.

Ya tenemos también los candidatos a la presidencia. Los hay de todas las clases, compromisos, experiencias y actitudes. Unos que serían los continuadores del gobierno actual, que es bien conocido por su incapacidad, por su compromiso y entrega a los grupos que han acabado con Colombia y su pueblo, sin muestras ni actitudes de arrepentimiento y, mucho menos, de reparación. Los hay con experiencias administrativas y otros desconocidos en estas materias. Los hay que pueden mostrar éxitos en administraciones, como también los que pasaron por ellas sin éxito o simplemente inflados por la publicidad.

Hay candidatos reconocidos como grandes trabajadores, expertos en temas económicos y de gobierno, parlamentarios brillantes, jóvenes ya reconocidos en el orden nacional e internacional, que han dado muestras de entrega por el futuro del país, como los hay también que han vivido de la mermelada, de su gobiernismo permanente, cualquiera que este sea, que han pasado su vida política viviendo de las salemas y prebendas del Estado.

Necesitamos un presidente que enrute el pacto con las Farc. Que consiga la paz verdadera sin la entrega de Colombia a los subversivos, que corrija los errores y excesos que el actual gobierno cometió con el solo propósito de conseguir un premio que tanto daño nos ha producido.

Para terminar, quiero hacer unos comentarios sobre las listas abiertas. Aunque no he sido muy partidario de ellas, creo que en este momento de la vida política nacional era necesario coger por el camino de las listas abiertas. Ese sistema obliga a todos los candidatos a trabajar en la campaña para conseguir los votos. Se tienen que mover y “puebliar” si quieren llegar al Congreso. Las listas cerradas tienen el peligro de que algunos candidatos se puedan sentar a la espera de que la cabeza de lista arrastre los votos que terminarán por beneficiar a los que no trabajaron lo suficiente para conseguirlos. Dicen que ese sistema es muy costoso, puede ser cierto, pero nunca más que la consulta liberal.

El Colombiano, Medellín, 21 de diciembre de 2017

Publicado en Otras opiniones

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes