Facebook

     SiteLock

Última hora
En adelanto van estas “verdades”… - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25
El camino ambiental - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25
¡La lucha de Venezuela y Colombia es una sola! - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25
La reglamentación de la JEP - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25
Confieso que me equivoqué - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25

Raúl E. Tamayo Gaviria                                         

Al consultorio de mi amigo y pariente, Carlos Alberto Gómez, entró una campesina:

--¡Buenos días, doctor!

--Señorita, buenos días. ¿Su nombre por favor?

--Gelmy, doctor. --¿Gelmy? Bonito y exótico nombre.

--Me lo pusieron por mi mamá. --¿Su mamá se llama Gelmy?

--Pues, ella se llama Socorro, pero a mi me lo pusieron en inglés.

Pensé en titular esta columna con el nombre de Gelmy, que en inglés es “help my” y en español socorro, ayuda, auxilio, para ver si alguien me cuenta por qué diablos, los izquierdistas de este país tienen que engañar a la gente para conseguir votos.

Resulta que los comunistas del Polo Democrático acaban de anunciar que ellos le van a recaudar firmas al matemático Sergio Fajardo, para su aspiración a la presidencia de la República. Lo mismo hizo la senadora gritona Claudia López, del Partido Verde, al confirmar que su partido también va a recoger firmas para el exgobernador de Antioquia Sergio Fajardo, de Convivencia Ciudadana.

¿Qué es lo que no entiendo? Pues que los izquierdistas del Polo Democrático tienen candidato a la presidencia por su Partido, que es el senador Jorge Robledo y al recoger firmas por Fajardo, de Convivencia Ciudadana, están practicando el “transfuguismo político”, que en Antioquia llamamos “voltearepismo”.

Lo mismo hacen los del Partido Verde que tienen dos candidatos en ciernes; la misma Claudia López y el también senador Antonio Navarro Wolf. Al recoger firmas por un candidato de Convivencia Ciudadana están practicando “voltearepismo” o “transfuguismo”, prohibido por la ley de los Partidos Políticos que aún no ha sido reformada, aunque esté ya en estudio.

Yo entiendo que a Fajardo le dé pena recolectar firmas en Antioquia, pues tanto en su desempeño en la alcaldía de Medellín, como en su gobernación dejó huellas de mal gobierno, de inversiones erradas y hallazgos en las Contralorías, Procuraduría y Auditoría. La construcción de la Biblioteca España, hoy semiderruida, la donbernabilidad que continuó con la alcaldía de su pupilo Alonso, los Parques Educativos que construyó sin presupuesto para los municipios, las pérdidas en la finanzas departamentales que casi nos hacen perder las ayudas nacionales, los balances mentirosos del Idea y las mentiras de “Antioquia la más Educada” y “En Antioquia no se pierde un peso”. ¿Cómo les va a explicar Fajardo a sus amigos del GEA, Grupo Empresarial Antioqueño, que ahora está aliado con los comunistas del Polo Democrático y los de Alianza Verde?

Algunos de los comunistas del Polo, como la concejala Luz María Múnera, ya dijeron que no van a recoger firmas por “el cuestionado exgobernador Fajardo”. Pero el exdiputado Jorge Gómez dice que ese transfuguismo es una “ayuda logística” sin compromiso. ¿Que, qué...? ¡Socorro Gelmy!

ÑAPA. Ofrezco disculpas a mis lectores, pues hoy debería comentar la visita papal de Francisco a Colombia con la cual estamos felices, pero se me atravesó esta perla de los tránsfugas y voltearepas y fui incapaz de ignorarla. ¿Jorge Enrique Robledo, Sergio Fajardo y Claudia López volteando arepas y yo callado? No me lo perdonarían mis lectores.

El Colombiano, Medellín, 09 de septiembre de 2017

Publicado en Otras opiniones

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes