Facebook

     SiteLock

Última hora
Rionegro, la vida entre montañas - Domingo, 17 Diciembre 2017 05:26
La Patria primero - Domingo, 17 Diciembre 2017 05:26
Sin fuego amigo - Domingo, 17 Diciembre 2017 05:26
Estaba cantado: maleza dentro de la cosecha - Domingo, 17 Diciembre 2017 05:26

Humberto Montero                                     

Sus horas están contadas. Por un pequeño desliz televisivo, retransmitido en todo el mundo y replicado por los programas de humor de los cinco continentes. Ya es la carne de meme favorita en todas las redes sociales existentes. Hasta por sus propios “seguidores”.

Y es que Maduro se ha convertido en el hazmerreír global tras su última fantasía animada. El pasado domingo, con las votaciones de su falsa constituyente en marcha, el tirano caribeño citó a todos los medios de comunicación para retransmitir en directo la identificación de la cédula chavista que el régimen pretende implantar desde enero pasado. Tras mostrar varios carnés “de cuando tocaba versiones de Led Zeppelin”, comenzó el show.

“Vamos a hacer el chequeo de mi Carnet de la Patria para que quede registrado que yo vine a votar y mi carné quedó marcado para toda la vida, que voté el día histórico de la Constituyente, el día 30 de julio”, exaltó el dictador segundos antes de que el celular de una asistente tratara de leer el código BR del patriótico carné presidencial. Sin embargo, el Samsung en cuestión debe ser un agente infiltrado de la oposición, tecnológicamente “escuálido”, porque se rebeló hasta ridiculizar a Maduro con la siguiente leyenda en la pantalla: “La persona no existe o el carné fue anulado”.

Tras el fiasco, Maduro contuvo el gesto de contrariedad para, inmediatamente, tomar el de otra ayudante para la demostración. Pese a que la empleada anterior repitió la operación, el orondo personaje ya no esperó el desenlace y, cédula en mano, se dirigió a las cámaras para proclamar que ya había cumplido y se había registrado. “Ahora cumplan ustedes. ¡Que viva la Patria!”.

Con ese control de registro milimétrico, gracias a la tecnología castro-chavista, hasta el propio Maduro debería desconfiar del resultado previamente amañado. Porque si los suyos le dejan con cara de pasmado delante de todo el universo, cualquier día hasta le dan la vuelta a los resultados precocinados y acaba perdiendo una de las muchas elecciones que se le ocurren.

La burla se ha cernido sobre el caudillo con montajes que dan por encarcelado al Samsung y muestran al propio Maduro convertido en una suerte de inspector Gadget. Hasta los propios miembros del régimen y los chavistas más críticos hacen guasa del incidente y ya ni los más fieles creen que deba dejarse gobernar por más tiempo a este sujeto. Saben que Maduro, con el barril de crudo por los suelos, no puede darle la vuelta a una situación que heredó de su inútil antecesor. Chávez dilapidó tres lustros en los que la renta petrolera del país fue cinco veces superior a la generada en los 40 años previos a su régimen. En ese tiempo, en vez de invertir en educación, tecnología e infraestructuras, se dedicó a financiar a los sátrapas de medio mundo (los Castro, Morales, Zelaya, Correa, Ortega, a Kirchner y a su viuda, a los “podemitas” de España y hasta al difunto Gadafi), a comprar voluntades y a poner en marcha proyectos absurdos. El resto del pastel se lo repartían él y los suyos. La consecuencia es que la deuda del país se disparó y la inflación resulta ya insalvable. El gobierno dice que es del 200 %, pero los organismos internacionales la sitúan en el 800 %. No hay luz ni medicinas ni agua potable. Desde 2013, el índice de mortalidad a manos del crimen organizado ha aumentado un 400 %... Mientras, no dejan de llegar venezolanos a España. Incluidos los hijos de Maduro, que en plena revuelta pasaron unos días en Madrid en el lujoso hotel Ritz.

Esa es la herencia de Chávez, que como buen tirano puso a un tonto de sucesor que le hiciera bueno.

Y no pudo elegir mejor, pero ni muerto nos engaña.

El Colombiano, Medellín, 01 de agosto de 2017

Publicado en Otras opiniones

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes