Facebook

     SiteLock

Última hora
Santrich, provocador en jefe - Miércoles, 18 Octubre 2017 05:40
¿Blindaje agrietado? - Miércoles, 18 Octubre 2017 05:40
Memorial contra el 'blindaje' - Miércoles, 18 Octubre 2017 05:40
Los beneficios de la impunidad - Miércoles, 18 Octubre 2017 05:40
Justicia de vencedores - Miércoles, 18 Octubre 2017 05:39

Juan Gómez Martínez                                  

El mentiroso siempre tiene miedo a que se descubra pero tarde o temprano caerá.

Le acaba de pasar a Juanpa (como le gusta que le digamos). Trump ya conoce la verdad de lo que pasa en Colombia. Por eso el escándalo que se ha formado entre los enmermelados amigos del mentiroso y de las Farc.

Pastrana y Uribe viajaron a la Florida para reunirse con el presidente Trump. Pueden hacerlo, tienen visa para viajar a ese país, tienen el título de presidentes para reunirse con un colega y tienen los documentos y pruebas para mostrar lo que pasa en Colombia.

En los Estados Unidos no se antepone el ex para una persona que ha ocupado altos cargos en el servicio público, se les llama presidente o gobernador o alcalde. El que tiene visa puede entrar libremente a no ser que pese sobre él alguna sospecha. Quien tenga una cita con el presidente no tiene que pedirle permiso a la cancillería de Colombia para cumplir con ese compromiso. Eso hicieron los presidentes Uribe y Pastrana. No se entiende el escándalo que se hizo en nuestro país a no ser que se quiera esconder algo.

Claro que hay mucho que esconder y eso es lo que mortifica, que se sepa la verdad. Seguramente hablaron de que los cultivos ilícitos pasaron en Colombia de 42.000 hectáreas a 188.000 entre el 2010 y el 2016. Esto no es invención de la oposición sino datos de la ONU. Seguramente llevaron los documentos de ese organismo. Si estos datos no son ciertos, que presenten los documentos que digan lo contrario. Seguramente hablaron de que las Farc estaban arrinconadas y que ahora celebran el triunfo de la guerra como consta en el documento de la reunión en el Yarí. Si no es cierto, que muestren lo contrario. Seguramente hablaron de que estos asesinos y secuestradores de norteamericanos irán al Congreso sin someterse al voto popular como consta en el acuerdo de paz que seguramente le aportaron a su colega presidente. Documento que también muestra que no pagarán un solo día de cárcel a pesar de sus crímenes y de las condenas ya impuestas. Si lo anterior no es cierto que nieguen la vigencia de esos documentos. Me imagino que hablaron de la orden de suspender las fumigaciones aéreas y de prohibir los bombardeos a los campamentos que vigilan los laboratorios procesadores de la cocaína con la que envenenan a la juventud norteamericana y del mundo.

Supongo que parte de la conversación fue lo sucedido en el Plebiscito cuando se violó la propia palabra, se violó la Constitución al desconocer la voluntad del pueblo y se desconoció un mandato popular. No se me haría raro que se hubiera tratado el tema de la corrupción con menciones de Odebrecht, Interbolsa, Reficar, Ruta del Sol con su derivación a los puertos tan familiares al consejo de ministros.

Si contar esas verdades es traición a la patria ¿qué será todo lo escondido y negado?

Dicen que lo más peligroso para un mentiroso es la memoria, porque recordar todo lo que se ha dicho es imposible y algún día caerá.

A propósito, estos escándalos montados para desviar la opinión ¿será que lo de Odebrecht y demás va camino al olvido?.

El Colombiano, Medellín, 20 de abril de 2017

Publicado en Otras opiniones

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes