Facebook

     SiteLock

Última hora
Rionegro, la vida entre montañas - Domingo, 17 Diciembre 2017 05:26
La Patria primero - Domingo, 17 Diciembre 2017 05:26
Sin fuego amigo - Domingo, 17 Diciembre 2017 05:26
Estaba cantado: maleza dentro de la cosecha - Domingo, 17 Diciembre 2017 05:26

Juan Gómez Martínez                                  

Ahora nos cuentan que las armas que las Farc entregarán quedarán bajo la custodia de las Naciones Unidas, pero sin que se pueda conocer la procedencia de tales armas. No se podrá conocer el número de serie que identifica cada una de ellas y que haría posible saber de su procedencia, a quién se le vendió, el camino que siguió hasta llegar a manos de los integrantes del grupo guerrillero.

Es que Juanpa (como le gusta que le digamos) entrega su patria a los bandidos, pero no permite que sus amigos y dirigentes de otras naciones se vean comprometidos con el apoyo a los bandidos que están acabando con Colombia y su gente.

Recordemos que hace unos años aparecieron unas fotos en la prensa colombiana en las que se mostraba a Chávez sentado en un cambuche de la guerrilla, acompañado por los jefes de este movimiento anticolombiano. No se nos olvide que en la OEA se denunció que en Venezuela había grandes campamentos de la guerrilla colombiana, que la denuncia se acompañó con fotografías de los mismos y que este organismo no aprobó una comisión para la verificación de este hecho grave. Más bien, en Colombia, se llamó a juicio y está en la cárcel el embajador denunciante. Que no se nos olvide que muchas veces se encontraron armas en manos de los guerrilleros de las Farc con el sello del ejército venezolano. Nuestro gobernante, entreguista, no podía permitir que se acusara a su “nuevo” mejor amigo.

En Colombia, mejor, en este desgobierno no se admite que se presenten dudas que puedan afectar a los nuevos amigos del peor gobernante de que se tenga noticia en nuestro país.

Se habla de paz, verdad, justicia y reparación pero en un solo sentido. Se puede violar la Constitución, de hecho ya se violó y se cambió por los constituyentes farianos con la venia de Juanpa (como le gusta que le digamos). La verdad se tiene que aplicar pero solamente en contra de nuestros gloriosos soldados, demás miembros de las fuerzas armadas y la policía. La reparación correrá por cuenta del gobierno, con dineros de todos los colombianos. La justicia la aplicarán con todo el rigor los representantes de las Farc en número igual con los del gobierno íntimo de este funesto y criminal movimiento y con el poder absoluto de los países amigos de Juanpa (como le gusta que le digamos) para que se aplique en contra de quienes han defendido la Constitución y la verdadera justicia.

Contra todo eso tenemos que marchar el primero de abril. Contra la entrega de Colombia a las Farc. Contra la violación constante de nuestra Carta Magna. Contra el despilfarro. Contra los cultivos ilícitos que han aumentado en un 500 %. Contra la corrupción, que se ha apoderado del país y sus gobernantes. Contra la mentira constante de un presidente indigno. Contra la persecución infame. Contra una justicia foránea que se intenta imponer.

La consigna es marchar el primero de abril para recuperar el país de las manos indignas de un traidor, apátrida, entreguista.

El Colombiano, Medellín, 23 de marzo de 2017

Publicado en Otras opiniones

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes