Facebook

     SiteLock

Última hora
Carta al expresidente Pastrana - Jueves, 18 Enero 2018 04:21
Rebelión anticomunista en Caracas - Jueves, 18 Enero 2018 04:18
Mi lugar - Jueves, 18 Enero 2018 04:16
¿Dictadura de los jueces en Colombia? - Jueves, 18 Enero 2018 04:08

Jorge Enrique Pava Q                                               

En una diatriba publicada en Eje 21, el ex candidato a la gobernación de Caldas, Augusto León Restrepo, se va lanza en ristre en contra del médico Juan Carlos Gómez Muñoz, gerente de Cormanizales, por las declaraciones que dio en RCN radio, relacionadas con la nueva posición antitaurina del candidato liberal Humberto de la Calle Lombana. El autor del libelo lo trata de atorrante, de pavonearse orondo por los callejones de las plazas con aire de emperador y de tener necias y señaladoras opiniones políticas. Y termina instando a su relevo calificándolo de irreverente, falto de criterio y cachicerrado.

Doctor Restrepo: para nadie es desconocida su amistad y compromiso político con Humberto de la Calle. Ha encontrado el disminuido candidato liberal en Usted un defensor acérrimo y un leal escudero. Y eso está bien, pues los actos de lealtad son encomiables en todas las actuaciones de la vida. Pero que en virtud de la defensa del candidato, se pretenda denigrar a un hombre bueno, un profesional serio, un médico brillante y un ejecutivo cuyas actuaciones publicas en favor de la niñez, y de las instituciones que ha regido son dignas de reconocimiento, no cabe sino en las paradojas de la política que, por visceral, desfigurada, corrupta y degradada, soporta todos los vicios.

Creo que a Usted le consta el trabajo denodado del médico Juan Carlos Gómez Muñoz al frente de una institución como el Hospital Infantil y los grandes aportes que le hace a la Cruz Roja de Caldas con su trabajo arduo, dedicación profesional y lucha por mantenerse en medios hostiles como el de la salud y la tauromaquia. Por eso me parece que comete Usted una injusticia al degradar al citado gerente de Cormanizales por el solo hecho de defender públicamente una de las plazas de toros más importantes del mundo, y a una afición que merece respeto, más aún, si tenemos en cuenta que se trata de una minoría que ha mantenido su espacio dentro de la cultura, atendiendo los cánones legales y le ha aportado a la ciudad millonarios recursos que, de otra forma, hubiera sido imposible conseguir.

Para muchos de  nosotros la tauromaquia es un arte y la defendemos con ahínco, aún exponiéndonos a los ataques violentos de los antitaurinos que, también paradójicamente,  serían capaces de matar a unos cuantos aficionados para defender su posición radical en defensa de la vida de los toros. Yo creo, doctor Augusto León, que la defensa de la tauromaquia que hace el citado gerente es la adecuada. Y me uno a su posición en relación con que, en las urnas y bajo los principios democráticos, debemos defender  la tauromaquia de aquellos oportunistas politiqueros que hoy se proclaman animalistas, y pretenden utilizar la supuesta defensa de la vida animal para conseguir votos.

Y me uno a la posición del doctor Gómez, digo, por cuanto encuentro en la ocasión de Humberto de la Calle más que una defensa de la vida animal, un espacio de oportunidad politiquera. Y porque encuentro además una gran incoherencia, pues no cabe en una mente sana aceptar que un individuo que ha hecho todo por generarles impunidad a los mayores asesinos de la historia y por entregarles espacios, derechos, dádivas, prebendas y poder a criminales sistemáticos y desalmados,  se convierta en el adalid de la vida de los toros, cuando le da la espalda a los múltiples asesinatos de hermanos colombianos cometidos por sus aliados farianos.

Entonces, doctor Restrepo: no se aterre Usted por la supuesta politización radical de la fiesta taurina que erróneamente le endilga al doctor Gómez. La politización de la fiesta se la han dado personajes que, como el candidato De la Calle, la utilizan para hacer proselitismo y generar una lucha de clases en la cual, tratando de encontrar votos, descuadernan la sana convivencia social radicalizando el malestar de las clases menos favorecidas en contra de las supuestas élites que disfrutamos de los toros. Si es para exasperar las pasiones acudiendo a esa lucha de clases que va a venir a la ciudad, también me uno a la voz de Juan Carlos Gómez diciendo que ojalá el candidato liberal no vuelva a pisar las calles manizaleñas.

@titepava

Publicado en Columnistas Regionales

Compartir

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes