Facebook

     SiteLock

Última hora
Carta al expresidente Pastrana - Jueves, 18 Enero 2018 04:21
Rebelión anticomunista en Caracas - Jueves, 18 Enero 2018 04:18
Mi lugar - Jueves, 18 Enero 2018 04:16
¿Dictadura de los jueces en Colombia? - Jueves, 18 Enero 2018 04:08

Francisco J. Saldarriaga                                     

En primer lugar expreso un deseo enorme y sincero para que los llamados traumatizados por el espurio tengamos un nuevo año de éxitos y esperanza de mejoramiento en nuestras vidas, tanto por la decisión individual actual, como por las que tomaremos en los meses de marzo y mayo cuando elijamos congresistas y Presidente.

En estas ocasiones mostraremos que el trauma emocional que nos aqueja según el espurio es generalizado y se debe, sin lugar a dudas, al remedo de gobierno que hemos tenido en estos últimos 7 y ½ largos años de corrupción total de las costumbres y el acoso permanente a la democracia.

En verdad estamos traumatizados por los acuerdos de impunidad y la cesión al chantaje del narcoterrorismo que desde siempre ha querido imponernos su supuesta ideología, con estrategias de terror financiado por los recursos incontables que provienen del narcotráfico, el secuestro extorsivo, la extorsión directa y llevados a cabo con niños secuestrados, adoctrinados y abusados que como carne de cañón servían para estos y muchos otros propósitos.

En esa componenda inaceptable desde todo punto de vista para personas decentes y con un sentido sano y muy arraigado de la justicia, nos origina traumas emocionales muy profundos y diversos que se traducirán como en octubre del 2016 en un NO ROTUNDO, para continuar con este tipo de gobiernos corruptos, sobornables y sobornadores de congresistas, medios de comunicación y algunos otros políticos y funcionarios que ante una propuesta hedionda ceden ante las posibles ganancias económicas que les representen. No les importa el hedor ni el rechazo social que podría generar ese acto si se les comprueba que se vendieron por unos pocos denarios; para ellos es más importante el poseer que el ser.

El chantaje de los “angelitos” ha llevado al espurio a extremos inaceptables puesto que intenta de todas maneras engatusarnos con una palabra que, por el mal uso que le dio en todo este tiempo de desgobierno, prostituyó hasta la saciedad. La PAZ de este señor consistió en una entrega de armas obsoletas recogidas en los primeros 30 años de terrorismo que por su disfuncionalidad, tenían escondidas para cualquier eventualidad y la promesa de que no nos seguirían asesinando con cilindros bomba, secuestrando, manteniéndonos encerrados en campos de concentración más humillantes que los de los nazis en la 2º guerra del siglo XX, extorsionándonos, tampoco continuarían usando carros, burros, bicicletas y personas bomba para sus múltiples atentados y CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD.

Todo eso a cambio de impunidad, cargos de representación en el congreso y amnistía o indulto que los limpiase de toda culpa y los convirtiese en prohombres de la moralidad pública, similares a los Petro, Piedad Córdoba, Iván Cepeda (Se Peda pues a eso debe oler permanentemente), Serpa, los Samper(Elefante y pornógrafo), Cárdenas, el Payasito Tuerquita, las Álvarez y Parodi, el Bendedetty y el Barreras y todos esos individuos que nunca le han dado un golpe a la tierra, pero se creen con derecho a que los demás los sostengamos debido a sus ideas revolucionarias de la igualdad para todos siempre y cuando sean los demás los que trabajen y produzcan. Los otros personajes del “bobierno” son tan insulsos y opacos que ni sus nombres se mencionan o se conocen

De hecho no entregaron todos los niños y aun las llamadas disidencias siguen secuestrando infantes y con sus prácticas de pederastia y abusos. No puedo afirmar que estas costumbres hayan abandonado a los que se incluyeron en los acuerdos.

En verdad este panorama traumatiza a cualquiera y es por eso que saldremos igual, sino más, de ofendidos e iracundos a reafirmar nuestra decisión del 2 de octubre de 2016 que fue irrespetada por un tiranuelo mentiroso y mitómano que ha creído que se puede pisotear la voluntad popular por una manguala entre los diversos carteles de la corrupción: Las Togas, Los Medios, Lo Congresistas Enmermelados, Funcionarios corruptos y uno que otro empresario ciego y poco previsor.

Es que lo vivido con el cinismo rampante enferma el espíritu.

Pero tendremos la gran oportunidad de aliviarnos y botar ese lastre en Marzo y Mayo cuando elijamos unos congresistas correctos ya un Presidente comprometido con el pueblo y no con una manda de narcoterroristas que nos han mantenido en la zozobra desde hace más de 50 años.

Tendremos un 2018 feliz siempre y cuando consigamos ese cambio, de lo contrario se oirá el llanto y el crujir de dientes.

Publicado en Columnistas Regionales

Lo último de Francisco Javier Saldarriaga

Compartir

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes