Facebook

     SiteLock

Última hora
Travesuras de un niño malo - Jueves, 20 Julio 2017 06:01
En qué estaríamos si fuese así - Jueves, 20 Julio 2017 06:01
Saltan los fusibles - Jueves, 20 Julio 2017 06:01
Llamado al respeto - Jueves, 20 Julio 2017 06:01
Carta abierta al periodismo colombiano - Jueves, 20 Julio 2017 06:01

Francisco J. Saldarriaga                                        

No he entendido cual es el motivo real por el que capturaron y le pusieron medida de aseguramiento a Gustavo Villegas Restrepo.

Se dicen muchas cosas y ninguna en mi opinión tiene asidero para concluir que existen indicios ciertos de lo que se le acusa máxime que, según parece, las diversas instancias del ente acusador (un ¿poquito? corrupto no más, ver caso de fiscal anticorrupción) estaban enteradas de los acercamientos y los avances en las conversaciones con las Bacrim que azotan a la ciudad de Medellín.

Dicen también que la orden de captura se libró en la altiplanicie de la corrupción (Bogotá) y que parece ser, se está cumpliendo una consigna muy probable en estos momentos en donde el espurio día a día cae en el desafecto del pueblo antioqueño, que se lo demuestra cada que, con ganas de provocarnos, asoma sus narices por estas tierras. Él sabe que no es bien recibido y aun así da papaya para los chiflidos y las diversas manifestaciones de la antipatía que le tenemos.

Para muchos de nosotros perdió el carácter de Presidente y se convirtió en un estorbo y un lastre que debemos soportar, por eso del respeto a las normas democráticas que nos impiden derogar el mandato que le dimos en el 2010 y que usurpó en el 2014.

El comportamiento revanchista de este individuo se ha manifestado en muchas ocasiones. Basta mirar lo que sucedió con Arango Bacci, Andrés Felipe Arias, los ministros y diversos funcionarios del PRESIDENTE (Por siempre) URIBE y ahora, con estas acciones tendientes a menguar el respaldo de la ciudadanía a la gestión que viene realizando el Alcalde con su equipo para conseguir el ¡sometimiento! de esas Bacrim a la justicia.

Resalto ¡sometimiento! puesto que es muy diferente a lo que se logró con los que quieren jubilarse y legalizar sus estatus y riquezas ante la sociedad colombiana solamente (Ante la CPI no legalizarán nada) y, para el efecto, se inventaron unas conversaciones en la Habana que les darían esa oportunidad pero perpetuando su negocio con las disidencias que heredarán las armas no declaradas, mucho del dinero ilegítimamente conseguido, las rutas para el narcotráfico, la minería ilegal, la trata de personas y en fin todas esas formas de negocios ilícitos que los han enriquecido en forma extrema.

Estos jubilados y terroristas de la tercera edad que están haciendo fila para entregar el cuerpo a la tierra, serán encumbrados a las altas dignidades del Estado sin pagar un día de cárcel y los niños  no devueltos a sus familias y algunos de la tropa continuarán con el narcoterrorismo.

Ese acuerdo es el que tiene al espurio contra las cuerdas y por ende no puede permitir que las gestiones que han venido realzando en Medellín concluyan con un ¡sometimiento! cierto pues, sin lugar a dudas, esto deslegitimaría esas componendas de la Habana y le demostrarían al pueblo colombiano lo que desde siempre hemos expresado los oponentes de esta farsa: Lo acordado es inconveniente, facilista, permite la impunidad, premia al delincuente y, se pudo conseguir algo mucho mejor y con justicia.

Como todo lo de este gobierno tiene un trasfondo muy oscuro y sucio, cualquier acto que lleve a los colombianos a darse cuente de esta situación debe impedirse a como dé lugar y si eso conlleva la detención arbitraria y sin fundamento de personas y enlodar las gestiones de una Alcaldía comprometida con la ciudadanía, se hará sin contemplaciones ni reato. Todo es válido para consolidar esos acuerdos putrefactos.

Claro que todo esto son simples especulaciones que nos hacemos los colombianos que no tragamos entero, por consiguiente pensamos y analizamos los sucesos con mente fría y sin las calidades de idiotez que tienen aquellos que creen todo, a pesar de que la fuente de información y los protagonistas de  las noticias son mentirosos redomados y reiterativos.

Postre: ¿Seguiremos soportando tanta concupiscencia de los poderes centralistas? ¿Nos conviene pertenecer a una sociedad connivente con el delito?

Publicado en Columnistas Regionales

Lo último de Francisco Javier Saldarriaga

Compartir

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes