Facebook

     SiteLock

Última hora
¡Que pague la iglesia! - Jueves, 27 Abril 2017 04:45
¿Que se lo dijo a Chávez? - Jueves, 27 Abril 2017 04:45
De traición en traición - Jueves, 27 Abril 2017 04:45
Radiografía de un crimen de guerra - Jueves, 27 Abril 2017 04:45
Carlos Salas Silva

Carlos Salas Silva

Jueves, 27 Abril 2017 04:45

Carlos Salas Silva                                        

El martes 10 de agosto de 2010 se reunieron Hugo Chávez y Juan Manuel Santos en la quinta San Pedro Alejandrino en Santa Marta. “Mi gobierno ni apoya, ni permite, ni permitirá, presencia de guerrilla, ni terrorismo, ni narcotráfico en territorio venezolano" dijo Chávez con voz recia, su manera habitual de mentir. Santos sabía que su “nuevo mejor amigo” faltaba a la verdad, se conocía perfectamente que el dictador venezolano ofrecía refugio a los narcoterroristas de las FARC y de otras bandas criminales. Esta primera cumbre de mentirosos y traidores daba inicio a una descarada pantomima orquestada desde Cuba por Fidel Castro para tomarse a Colombia, la que hemos venido presenciando con verdadero estupor.

Jueves, 20 Abril 2017 03:59

Carlos Salas Silva                                       

Cuando a pesar de todo y contra todo pronóstico se mantiene el espíritu de lucha, las cosas se ponen muy complicadas para el tirano por más poder que mantenga. Lo que vive el pueblo venezolano, en este histórico día, es una muestra de ello. Toda nuestra solidaridad con nuestros hermanos que valientemente se levantan contra la opresión.

Jueves, 13 Abril 2017 05:00

Carlos Salas Silva                                       

No nos debe extrañar que los tiranos caigan por culpa de un botellazo bien dado que preceda a un caracazo o a un bogotazo. Eso le está ocurriendo a Maduro y es lo mismo que le pasará a Santos porque lo que ocurre hoy en nuestro hermano país es lo que se viene para Colombia. Múltiples videos transmitidos por las redes dan cuenta del intento, en plena Semana Santa, de linchamiento a Maduro y su gente en el estado de Bolívar; como también de turbas enfurecidas poniendo a correr a los tan temidos organismos de represión al servicio del tirano.

Jueves, 06 Abril 2017 05:15

Carlos Salas Silva                                                                                  

Las cosas no podían ser peores para el sátrapa. Por más que finja compasión con el pueblo de Mocoa y pretenda engañar de nuevo, como cuando la emergencia invernal de 2010 donde todo quedó en promesas mentirosas y desidia gubernamental, haciéndose pasar por filántropo este misántropo cargado de vanidad y egoísmo, no le sirve de nada, ya nadie le come cuento.

Jueves, 30 Marzo 2017 05:45

Carlos Salas Silva                                   

Un nuevo movimiento aparece en el panorama político colombiano surgido del triunfo del NO en las urnas con lo que se invalidó el acuerdo siniestro de entrega del país a los narcoterroristas. NO fue la respuesta de la mayoría en el plebiscito al que convocó el gobierno ilegitimo de Santos y NO es lo que se le dice categóricamente al conejo a la voluntad popular.

Jueves, 23 Marzo 2017 06:26

Carlos Salas Silva                                 

-El infeliz de Santos les tiene inmensa bronca a los paisas, primero porque Uribe es paisa y segundo porque los paisas lo desprecian con justas razones -le digo a mi amigo paisa que acabo de recoger en el aeropuerto a su llegada de Medellín-. Por eso se van a hacer sentir en la marcha del primero de abril.

Jueves, 16 Marzo 2017 04:53

Carlos Salas Silva                                     

Si el ciego hubiese quedado con la vista borrosa no habría sido sino un milagro a medias y no sería mencionado como tal en las Escrituras. En una de sus conferencias, el Pastor Joel Osteen nos recuerda la historia de la curación del ciego al que Jesús, luego de tocar sus ojos, le pregunta: “¿Ves algo?” y este responde: “Veo a los hombres, pero los veo como árboles que andan”. El Señor le da un segundo toque y la vista queda perfecta. Lo que Él empieza lo lleva a termino.

Jueves, 09 Marzo 2017 12:17

Carlos Salas Silva       

Me pregunto si no estaremos actuando como el tipo aquel que, en plena inundación, se subió al tejado de su casa y rechazó a quienes acudían a socorrerlo alegando que Dios lo salvaría, hasta que las aguas se lo llevaron y el muy crédulo terminó ahogado. Cuando estuvo frente al Señor le reclamó el que lo hubiera abandonado y Dios, en su infinita paciencia, le recordó que le había anunciado a tiempo de las inundaciones y le había enviado socorro repetidas veces. 

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes