Facebook

     SiteLock

Última hora
La vida en serio - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
El ilusionista - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
S.O.S. - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
Despedida sietemesina - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
Santos no tiene quién lo lea - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44

Hernán González Rodríguez

Elijo a continuación algunas de las respuestas del señor Todd Howland, representante en Colombia de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en su entrevista con BBC Mundo, al periodista Natalio Cosoy, el pasado 14 de diciembre.

Mi síntesis de la entrevista: Los asesinatos ejecutados por sicarios en los que las víctimas son líderes sociales y defensores de derechos humanos, aumentaron en 2017 entre 10% y 20% con relación a 2016. El 60% de tales asesinatos durante el año han sido ejecutados en áreas que antes eran de fuerte influencia de las Farc. El país viene retrocediendo.

Así lo explica Howland: Hace cinco años, cuando yo llegue al país, casi todos los defensores de los derechos humanos que estaban siendo asesinados se oponían a políticas del gobierno. Tenemos hoy un número significativo de defensores de dichos derechos alineados con políticas del gobierno, como restitución de tierras, sustitución de cultivos de coca y en contra de la minería ilegal, los cuales están siendo asesinados… Como esas muertes tienen lugar en contextos en los que hay policía antidisturbios y ejército, asume uno que el primer sospechoso es el Estado.  

Y continúa Howland:  Este tipo de desafortunadas interacciones en el marco de la protesta social, bien podría llevar a esa gente a estimar que el proceso de paz no los beneficia, a decidir no sustituir la coca o dejar de producir cocaína y asumir que serán ellos los protegidos contra los delitos del Estado por nuevos grupos armados. Considera él que será esto una receta para la continuación del conflicto.

Concluye Howland:  Algunas de las cosas que venimos haciendo durante décadas, no son realmente apropiadas desde el punto de vista de los derechos humanos. Hay todo un segmento de la población que no parece ser parte de la agenda política.  Mientras no sean resueltos sus derechos básicos, continuará Colombia teniendo dificultades. 

Tiene alguna razón el entrevistado en sus limitados puntos de vista. Lástima grande que no hubieran abordado en la entrevista el tema de la connivencia del gobierno del presidente Santos con el narcotráfico como condición de las Farc para firmarle sus documentos de La Habana, ni las verdaderas causas de fondo que nos imposibilitan satisfacer los derechos básicos.

El primer sospechoso no es el Estado colombiano solo, sí lo considero responsable, pero acompañado y limitado por:  La explosión demográfica que todavía continúa entre las clases menos favorecidas.  Las aperturas comerciales con competencias desleales -monedas devaluadas, subsidios agrícolas, barreras no arancelarias- que nos han impuesto los países ricos.  El contrabando financiado con los dineros lavados por el narcotráfico, delito que ha contribuido a rebajar nuestra industria de participar con cerca del 25% del PIB por allá en 1975 a tan solo el 11% a la fecha. La importación también con algunos dineros lavados de cerca del 30% de las toneladas de los alimentos que consumimos y que deberíamos producir por acá… En síntesis, el Estado sí es responsable en compañía y limitado por el narcotráfico, la pobreza y la ignorancia.

Publicado en Columnistas Nacionales

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes