Facebook

     SiteLock

Última hora
Las firmas falsificadas o erróneas - Viernes, 19 Enero 2018 11:07
El agro que queremos - Viernes, 19 Enero 2018 11:00
Candidatos caldenses (I) - Viernes, 19 Enero 2018 10:57

John Marulanda                                         

Una de las argucias más proclamada por la dictadura cubana es la de su medicina. Los cerebros del estalinismo caribeño, entendieron que era mejor expedicionar  médicos que soldados y  más de 50.000 de sus clínicos han intervenido en unos 66 países.

Especialistas en medicina preventiva, su preparación ha sido cuestionada en Brasil, Bolivia, Costa Rica, Chile y otras naciones del mundo. No importa, su “misión humanitaria” rinde frutos políticos en todos los estados a los que van sus practicantes. Cuando cientos de los 10 mil médicos cubanos alquilados a  Venezuela empezaron a desertar masivamente, pasaron por Bogotá y contaron su cruda realidad sanitario-revolucionaria.

 “Tenía que decirles a mis pacientes que gracias a Hugo Chávez, a Nicolás Maduro y a Raúl Castro ellos estaban recibiendo salud gratuita,..”, dice uno de los médicos  de la Misión Barrio Adentro. “Cuando fueron las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015, nos forzaron a conseguir 10 pacientes que nos dijeran verbalmente que iban a votar por el gobierno. Luego nos pusieron a vigilar los centros de votación, y debíamos preguntarle a la gente a quién había votado. Nos dieron un teléfono para ir reportando lo que pasaba. Era una manipulación total”. A principios del  2017, 200 médicos asignado a Brasil acudieron a los jueces de ese país, para reclamar por sus derechos, mientras en Colombia, los matasanos cubanos practicaron cientos de abortos en el Bloque Sur, en el caño Yanamaru, Putumayo, bajo la mirada socialista de los jefes farianos.

También se revelaron las truculencias financiero-políticas del humanitarismo cubano.

El beneficio económico de este internacionalismo comunista no es menor. La exportación de servicios médicos se ha convertido en una  fuente de ingresos para el régimen, por encima del turismo. En 2011, representó más de 6.000 millones de dólares. A Venezuela le cobran 4 mil  dólares por médico y a cada galeno le pagan 400. El régimen se queda con el 70%. Además de ganar dinero, el castrismo promueve su imagen de heroica solidaridad, con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud, defensora del proyecto, que obtiene una comisión del 5%.

La isla  exporta “doctores” e importa estudiantes para su Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM). Como resultado de los acuerdos habaneros, la satrapía isleña anunció que para estudiar medicina, donará 100 becas al Gobierno de Santos y 100 a las farc cada año durante los próximos cinco hasta completar 500.  "Al General de Ejército Raúl Castro nuestra gratitud por colmar a Colombia con su amor y solidaridad. Ayuda a la paz y nos ofrece médicos", baboseó  alias Iván Márquez.

Publicado en Columnistas Nacionales

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes