Facebook

     SiteLock

Última hora
La vida en serio - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
El ilusionista - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
S.O.S. - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
Despedida sietemesina - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
Santos no tiene quién lo lea - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44

Iván Duque Márquez                                      

Mi mayor deseo es representar a una nueva generación, defender unos principios y unos valores que creo firmemente son los que necesita Colombia.

Después de 15 años de escribir en las páginas editoriales de Portafolio, hoy tengo que despedirme con nostalgia de este diario que me ha acogido, que ha sido como mi casa y me ha permitido expresar libremente mis opiniones.
Portafolio es un diario independiente, que fomenta el debate de ideas, que profundiza la información y que ha sido una herramienta de análisis seria y de impulso al emprendimiento que tanto necesita Colombia.

En esta columna de despedida tengo que decir que nunca me he guardado una opinión. Mi pensamiento está contenido en los 15 años que llevo escribiendo esta columna, incluso he publicado libros como Efecto Naranja de editorial Planeta que ha re-condensado muchas de esas columnas, muchas de esas ideas que tenemos para el país. Me despido de este espacio, no sin antes agradecer a Ricardo Ávila y a Rosa María Cárdenas, al igual que a Silverio Gómez y a Mauricio Rodríguez.
Me voy porque he sido elegido candidato a la Presidencia de la República por el Centro Democrático y porque mi mayor deseo es representar a una nueva generación, defender unos principios y unos valores que creo firmemente son los que necesita Colombia.
Yo hago parte del 73 por ciento de los colombianos menores de 45 años que, como todos los ciudadanos, queremos un país distinto, basado en principios de legalidad, emprendimiento y equidad. Me despido para asumir el gran compromiso de pasar las páginas de la impunidad, de la violencia, del populismo; para construir un país que pase las páginas del derroche y de la asfixia tributaria. Para trabajar por un país donde la educación sea un agente de movilidad social y donde el servicio de salud de calidad sea una realidad para todos. 
Para cumplir esos grandes retos necesitamos hacer del empresario, del emprendedor y del comerciante, un socio para el progreso. Necesitamos que el Estado deje de verlos con desconfianza, con sospecha, o como una simple fuente de ingresos tributarios. Tenemos que entender que el triunfo del empresario es el triunfo de Colombia.
En estas páginas he explicado nuestra propuesta para la recuperación económica. He dicho que hay que eliminar el derroche del Gobierno, que hay que trabajar por la formalización laboral, por hacer una gran reforma a la administración pública, por fortalecer la fiscalización para reducir la evasión. Tenemos que tomar medidas urgentes y brindar estabilidad jurídica de largo plazo a la inversión, racionalizar el régimen de exenciones y promover las que se traduzcan en mayor inversión y generación de empleo.
Necesitamos diversificar la oferta exportable de Colombia, fortalecer la industria del país e insertarla en las cadenas globales de valor. Debemos incentivar el emprendimiento y particularmente el asociado con servicios ciencia y tecnología, industrias creativas, Big Data, el internet de las cosas, biotecnología, y fomentar el desarrollo agroindustrial de la mano con pequeños productores para la seguridad alimentaria nacional y la exportación.
Estas medidas nos permitirán bajar impuestos, mejorar el salario de los trabajadores y tener un país emprendedor.
Ese es el país del futuro, ese es el país por el que vamos a trabajar en el 2018.

El Portafolio, Bogotá, 20 de diciembre de 2017

Publicado en Columnistas Nacionales

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes