Facebook

     SiteLock

Última hora
Las firmas falsificadas o erróneas - Viernes, 19 Enero 2018 11:07
El agro que queremos - Viernes, 19 Enero 2018 11:00
Candidatos caldenses (I) - Viernes, 19 Enero 2018 10:57

John Marulanda                                             

El oportuno apunte de la candidata Marta Lucía Ramírez sobre la gemelidad de la problemática colombo-venezolana y el sesudo comentario del senador José Obdulio Gaviria sobre los riesgos compartidos entre los dos países, son alertas de una realidad geoestratégica de poco interés para la opinión pública, ofuscada por estas calendas con el arrogante cinismo de los mocosos farianos y desalentada por las truculencias del gobierno de turno.

Recién en Panamá se congregaron representantes de la agonizante Alba, para unir la izquierda regional en la batalla ideológica, la construcción del poder popular y el “internacionalismo solidario” malremedando la Tricontinental de 1966 en La Habana.

En Maracay se agruparon miembros del PSUV, del gobierno, con representantes de las farcpara organizar la estrategia del contraataque comunista en la región, facilitado por Santos, su desgobierno y el narcotráfico.

Los rusos – acusados de haber intervenido en las elecciones de México también-, le donaron 250 mil toneladas de combustible a Cuba, enviaron tanques de guerra a Nicaragua, inauguraron un moderno centro de entrenamiento antinarcóticos y una base terrena de apoyo satelital en Managua y a último momento, salvaron temporalmente del default total a Venezuela.

Irán, aliado de Rusia, mantiene en Venezuela una cabeza de playa continental para sus agentes de Hezbolá, organización terrorista ligada a las farc y ambas declaradas enemigas del imperialismo yanqui.

El Vicepresidente el-Aissami articula todo este entramado político-diplomático-militar, convirtiendo a su país en el referente latinoamericano entre Siria, Irán, Hezbola, Líbano, las farc y el narcotráfico, en una cadena geoestratégica que aprovecha el desinterés del gobierno Trump por estas Banana Republic con gobiernos siempre a la espera de la donación de un plato de lentejas o de la oportuna coima.

China, con inversiones en la región superiores a las del Banco Mundial y el BID juntos, principal acreedora del desastre venezolano y propietaria de sus reservas petroleras –las mayores del mundo-, considera a Panamá el corazón de su “nueva ruta de la seda de las Américas” y ya abrió su primera embajada en ese país. Xi Jinping prometió invertir más de 250 mil millones de dólares en Latinoamérica durante el próximo quinquenio, dona material logístico militar y vende armas a cualquier país de la zona que lo solicite o lo requiera. Aparejada a la paciente “generosidad” china, va su ideología comunista maoísta.

El asesinado fiscal argentino Nismann, advirtió que el presidente Uribe es la más seria y única contención al avance islamista-izquierdista en América Latina en donde el triángulo Managua-La Habana-Caracas, con el apoyo de Rusia, China e Irán, es una seria amenaza contra nuestra democracia. En medio de tantos intereses extracontinentales y con unas FF.MM. convirtiéndose de Ejército Nacional en Ejército Palaciego, ¿a dónde iremos a parar como Estado?.

Miembro de Acore Antioquia

El Colombiano, Medellín, 23 de noviembre de 2017

Publicado en Columnistas Nacionales

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes