Facebook

     SiteLock

Última hora
En adelanto van estas “verdades”… - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25
El camino ambiental - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25
¡La lucha de Venezuela y Colombia es una sola! - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25
La reglamentación de la JEP - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25
Confieso que me equivoqué - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25

Ariel Peña                                  

Del  18 al 23 de septiembre se realizara el VIII Congreso de la Federación  CGT seccional Bogotá y Cundinamarca, en la capital de la república, evento que contará con la presencia de aproximadamente 400 delegados sindicales, en representación de 140 mil afiliados con los que cuenta la  seccional, que es un baluarte  de la CGT   a nivel nacional,  central obrera de Colombia que se convierte día a día, cuantitativa y cualitativamente, en la principal organización sindical del país,  por su poder de representación y movilización.

El acto de instalación del VIII Congreso se  llevará a cabo en el Centro de Convenciones Cafam La Floresta, ubicado en la Avenida carrera 68 No 96-50, el 19  de septiembre a partir de las 10:00 am, y asistirán  autoridades  distritales, departamentales y nacionales. La consigna de este Congreso será: “Por trabajo digno y decente, diálogo social incluyente”.

En el VIII Congreso de la Federación CGT, seccional Bogotá y Cundinamarca, se  tratarán temas de palpitante actualidad que tienen profunda incidencia en la vida de los colombianos, como son: La alta tasa de desempleo que afecta a millones de trabajadores; la informalidad que supera el 50% de la población económicamente activa; la posición que deben asumir los sindicatos frente al denominado posconflicto; el engaño por parte del gobierno a la ley que buscaba rebajar los aportes en la salud de los pensionados del 12% al 4% alegando el ejecutivo la falta de sostenibilidad fiscal. Estos y otros serán  los asuntos a tratar; resaltando que para enfrentar los problemas que aquejan a los trabajadores es necesario la movilización, en cabeza de la CGT, recordando que como central obrera es una  organización con gran  poder de convocatoria dentro de la sociedad civil.

En el Congreso en mención, también se harán presentes delegados fraternales, que hacen parte de  la ADS (Alternativa Democrática Sindical de las Américas), organización internacional creada en el mes de abril en Bogotá con 30 centrales nacionales, como respuesta a la persecución que hacen los gobiernos del socialismo del siglo XXI a las instituciones independientes de los trabajadores, comenzando por la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela que es aupada desde el exterior por el foro de Sao Paul,o cuya política totalitaria es nefasta para los pueblos, irrespetando la libertad y la democracia sindical que son los ejes con los se mueve y crece la unidad de los trabajadores.

El Congreso de la Federación CGT, seccional Bogotá y Cundinamarca, convocado con carácter ordinario, constituye un acontecimiento de gran trascendencia para la vida orgánica y política de la CGT, la que indudablemente se fortalecerá con este  evento que servirá de referente y alternativa de los trabajadores; de ahí que el Congreso tendrá el compromiso de impulsar un proceso de concientización mediante las deliberaciones, garantizando la participación amplia y democrática.

Julio Roberto Gómez, presidente nacional de la CGT, y Jorge Espinoza, presidente de la seccional CGT Bogotá y Cundinamarca, serán los encargados de instalar el Congreso, que  espera contar  con la presencia de todos los delegados en representación de 120 sindicatos que en la actualidad se encuentran afiliados a la organización regional de Bogotá y Cundinamarca; por lo tanto sin lugar a dudas este acontecimiento es un signo de esperanza para el movimiento de los trabajadores.

El sindicalismo colombiano tiene un gran reto en la presente  situación del país en defensa de la libertad y la democracia, ya que fuerzas totalitarias están al acecho para llevar a la ciudadanía a una esclavitud política similar a la que se vive en Cuba y Venezuela. Pero el movimiento de los trabajadores, desde sus albores en el siglo XIX, ha sido un baluarte en contra de esos dogmas estatistas, burocráticos y embrutecedores que tienen como filosofía el fracaso, y a la ignorancia como credo, predicando la envidia para someter a la miseria a las masas. Entonces el sindicalismo democrático en cabeza de la CGT es un  pilar indiscutible en el desarrollo social y humano del pueblo colombiano.

Publicado en Columnistas Nacionales

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes