Facebook

     SiteLock

Última hora
En adelanto van estas “verdades”… - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25
El camino ambiental - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25
¡La lucha de Venezuela y Colombia es una sola! - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25
La reglamentación de la JEP - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25
Confieso que me equivoqué - Viernes, 17 Noviembre 2017 07:25

Juan David Escobar Valencia                                  

No soy el eco de los seudoargumentos de los “progresistas”, como se hacen llamar hoy los marxistas, que mientras queman carros o toman whisky en los cocteles capitalinos, repiten la falacia que volvió conocida la ong Oxfam, del 1 % de la población que supuestamente concentra la “riqueza” del otro 99 %, y cuyo cálculo es un vulgar sesgo de los datos y del concepto de riqueza.

El discurso de la “desigualdad”, convertido por los “progresistas” en su caballo de batalla para conseguir votos entre los menos favorecidos y los envidiosos, será el corazón de la campaña política de los “otrora” criminales que el acuerdo de impunipaz convirtió en inmaculados actores políticos.

Pero si vamos a jugar a la “desigualdad”, entonces hagámoslo como debe ser. En Colombia existe una superexclusiva “clase social”, el 0,02% de la población, que tendrá los privilegios que el otro 99.98 % no se hubiese imaginado nunca.

Por culpa de un pésimamente diseñado, inoportuno, indigno y peligroso acuerdo de apaciguamiento, no de paz, al 0,02 % de la población que 50 años robó, mató, torturó, violó, extorsionó y secuestró al otro 99.98 %, se le premiará con los siguientes privilegios: No cumpla la ley, que eso es para los pendejos. No estudie ni se esfuerce, eso es para los ilusos que se creyeron el cuento de sus padres que ser decente es lo correcto. Robe, asesine, trafique drogas, secuestre y extorsione, que la dirigencia mediocre le dirá que, en “aras de la paz”, usted no cometió ningún delito, ficticiamente le “juzgará” una justicia diseñada a su medida y no pagará ninguna pena porque usted era un discriminado “actor político” y sus crímenes eran “actividades esenciales conexas con la política”.

Pero si usted es del otro 99,98 %, no se pase un día sin pagar los impuestos, porque al selecto 0,02% hay que pagarle su extorsión asegurándoles sus sueldos, protección y jubilación, así la suya nunca la verá. Hay que reparar, pero no a las víctimas del 0.02%, pues gracias al acuerdo de impunidad extorsiva pasaron de victimarios a víctimas del 99.98% que deben compensarlos. ¿Que hay que quitarle presupuesto a los niños del Instituto Colombiano de Bienestar familiar? Obvio. Los importantes son el 0,02% que robaron miles de niños para volverlos escudos humanos y esclavos sexuales.

Si es del 99,98%, trabaje y pague bastantes impuestos, no para ayudar a los campesinos honestos, sino a los cultivadores de coca. Si quiere hacer política, no se ponga a bobear estudiando y proponiendo ideas para el desarrollo del país. Pásese al 0,02%, que sin ideas, robando y matando, automáticamente le asignarán más de 160 “Caguanes” donde usted será el único que dirá por quién se vota, se volverá concejal o alcalde, le darán curules sin votos y billones de pesos para su campaña de cuenta de los tontos del 99.98%, como si no tuvieran millones de dólares escondidos en Venezuela.

En 2018 hay que enderezar el rumbo de Colombia.

El Colombiano, Medellín, 07 de agosto de 2017

Publicado en Columnistas Nacionales

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes