Facebook

     SiteLock

Última hora
¿Quién alimentó al monstruo? - Miércoles, 16 Agosto 2017 07:34
Biodiversidad, desarrollo y ‘conservar’ - Miércoles, 16 Agosto 2017 07:34
El culpable - Miércoles, 16 Agosto 2017 07:34
Algo va mal - Miércoles, 16 Agosto 2017 07:34
EE.UU y Corea del Norte - Miércoles, 16 Agosto 2017 07:34

Carlos Salas Silva                                          

“Se nos robaron la Patria y la vamos a recuperar” dijo Fernando Londoño al final de su discurso en la Convención del Centro Democrático, siendo tan contundente que llegó hasta los oídos de Juan Manuel Santos, muy sordos para las críticas como agudos para los halagos.

Pero no fueron las graves denuncias contenidas ahí lo que llamó la atención del presidente Santos, ni que se le asignara toda la culpa de la terrible situación del país y de su oscuro destino, sino que se atreviera el ex ministro Londoño a proponer "volver trizas ese maldito papel que llaman el acuerdo final con las Farc”. Su molestia fue tal que se atrevió a escribir en Twitter que "no se va a poder hacer trizas el acuerdo de paz”, cuidándose de no mencionar a Fernando Londoño, su más tenaz crítico.

El “volver trizas el maldito papel” fue bien entendido por el ilegítimo presidente. Justamente a lo que se refería Londoño era a “hacer trizas el acuerdo de paz” tal y como lo expresó de manera enérgica en su discurso y posteriormente en un editorial que retumba y tumba, que considero el mejor de cuantos le he escuchado en La Hora de la Verdad por su calidad y pertinencia.

Las trescientas y pico de páginas que conforman el acuerdo, no son más que papel desde que fueron rechazados por los colombianos el 2 de octubre y se pueden “volver trizas” como se hace con cualquier escrito fracasado o inútil. Por su parte, Santos en su arrogancia pretende hacernos creer que su maldito acuerdo quedó escrito en piedra y los colombianos no podemos “hacerlo trizas”.

Guardaba la esperanza que alguno de los precandidatos propusiera tumbar el acuerdo pero ninguno de ellos lo hizo. A pesar de sus excelentes discursos dejaron un vacío que habría sido irreparable si no es por el de Fernando Londoño, quien aclaró que no hablaba como vocero del partido sino en motu propio. “Asumo yo la responsabilidad entera de mis palabras y se muy bien que al fondo de todo este discurso me espera la JEP. Pues que me esperen y que me den la oportunidad de decirles que son una partida de canallas, que son jueces ilegítimos”, fueron sus palabras.

De la segunda Convención del joven partido liderado por Álvaro Uribe pasará a la historia el “hacer trizas el acuerdo” que es de lo que se trata todo este asunto. Los voceros del NO creyeron en la palabra de un mentiroso contumaz y cayeron ingenuamente en una trampa perfectamente planeada para robarse el Plebiscito y con ello asestarle un duro golpe a la democracia. Ningún gobernante en el pasado se había atrevido a tanto. La única respuesta a tamaña afrenta es la de volver trizas cada una de las páginas del maldito acuerdo y proceder a recuperar la institucionalidad hecha pedazos por cuenta de complacer a un grupo criminal que solo desgracias les ha traído a los colombianos.

Fernando Londoño propone un programa de gobierno único que sea construido desde ya por la dirección del Centro Democrático junto con los precandidatos, el que presentará a sus compatriotas quien sea elegido candidato para las elecciones de 2018, teniendo muy claro que no puede surgir ningún programa de gobierno viable construido desde los principios democráticos teniendo que acatar un acuerdo que condena al país a vivir bajo un sistema comunista.

Se llegó el momento de las definiciones. Con todo el fervor y la esperanza que se vivió en la Convención no dejamos de ser conscientes de que el camino está plagado de escollos. “Arduo hallarás pasar sobre el agudo filo de la navaja. Y penoso es, dicen los sabios, el camino de la salvación” se lee en los Upanishad. Pasamos por el filo de la navaja y sabemos muy bien lo penoso que es el camino de salvación, lo presenciamos día a día en nuestros hermanos venezolanos. 

Publicado en Columnistas Nacionales

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes