Facebook

     SiteLock

Última hora
Timochenko muestra sus colmillos - Martes, 23 Mayo 2017 05:55
Guardando las apariencias - Martes, 23 Mayo 2017 05:55
Indignidad periodística vs. verdad - Martes, 23 Mayo 2017 05:55

Rafael Uribe Uribe          

En el trópico cuando las hojas caen es porque el árbol se seca o pudre y el árbol se pudrió cuando el gobierno, en una maniobra sin precedentes en la historia, desconoció la voluntad del constituyente primario, el pueblo. 

Con la implementación del NAF a las carreras las Farc practicarán el enunciado del punto catorce del Catecismo Revolucionario de Sergei Nechaev: “Con el propósito de la destrucción despiadada, el revolucionario puede, y frecuentemente debe, vivir en sociedad, simulando ser lo que no es. El deber revolucionario es penetrarlo todo en todas partes: las clases más altas y medias; el almacén del mercader; la iglesia; la mansión del aristócrata; los mundos de la burocracia, el ejército, la literatura; la policía secreta…” ¿alguna duda?

Veamos algo de lo que sigue:

El Ordenamiento Social de la Propiedad Rural. Empieza con la creación de la Agencia Nacional de Tierras (ANT) que, aunque legalmente no ha nacido, ya tiene director, Miguel Samper, amplio conocedor del campo en los de Golf de los clubes del Ecuador de donde se copia el nombre del nuevo instituto y, su padre, el bonachón de Ernesto, desempeñaba la secretaría general de UNASUR ideada por el nuevo mejor amigo Hugo Chávez y, como llegó allí con el apoyo del sucesor del paracaidista, el demócrata Nicolás Maduro, le brindó a este incondicional respaldo a su benemérita causa en Venezuela, donde de paso, se inspira el estatuto de marras.

Analizar este proyecto que jurídicamente deja sin piso la propiedad privada rural será tema de otra columna después de estudiarlo con cuidado, pero de momento la columna de mi amigo José Alvear publicada en este enlace: http://periodicodebate.com/index.php/opinion/columnistas-nacionales/item/15132-seductora-ilusion-agraria despeja las dudas más gruesas.

La Reforma Electoral. Elaborada a la medida de las Farc por su sastre Juan Manuel, está tan llena de artimañas que derrotarlas en las elecciones sería un milagro. En ella se elimina el Consejo Nacional Electoral, lo reemplazará una Corte Electoral parcialmente elegida por las Farc, medida acertada por haber permitido que el 2 de octubre ganase el plebiscito; ¡faltaba más! después de millonarias inversiones publicitarias, la rebaja del umbral y los ríos de mermelada, en ese momento no robarse el resultado fue pecado capital. Se introduce el sano mecanismo del voto electrónico cuyo software, fiel copia del venezolano, será desarrollado por amigos del sastre, acompañantes de la comitiva a Londres y comensales en el banquete del Palacio de Buckingham; se crean nuevas curules para que, los advenedizos arcángeles, tengan puestos de “honorables”, para solo mencionar algunas.

Las Dieciséis Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz para la Cámara de Representantes. Sin necesidad de umbrales y cortapisas, elegirán sendos “honorables”. Me dirán que al no estar permitida la participación de los partidos con representación en el Congreso y las Farc se asegura trasparencia, ¡que va!, pueden votar la Marcha Patriótica por ejemplo, y elegir a Piedad Córdoba, crear pequeños partidos de garaje dominados por ellos en los ciento cincuenta y ocho municipios que las conforman, y, de paso, allí designarán alcaldes y concejos, la alcaldía de Tumaco es un ejemplo real.

El Rincón de Dios

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque pagáis el diezmo de la menta, del eneldo y del comino, y habéis descuidado los preceptos de más peso de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad; y éstas son las cosas que debíais haber hecho, sin descuidar aquéllas. ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello! Mateo 23-24

Publicado en Columnistas Nacionales

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes