Facebook

     SiteLock

Última hora
Timochenko muestra sus colmillos - Martes, 23 Mayo 2017 05:55
Guardando las apariencias - Martes, 23 Mayo 2017 05:55
Indignidad periodística vs. verdad - Martes, 23 Mayo 2017 05:55

Carlos Salas Silva                                        

El martes 10 de agosto de 2010 se reunieron Hugo Chávez y Juan Manuel Santos en la quinta San Pedro Alejandrino en Santa Marta. “Mi gobierno ni apoya, ni permite, ni permitirá, presencia de guerrilla, ni terrorismo, ni narcotráfico en territorio venezolano" dijo Chávez con voz recia, su manera habitual de mentir. Santos sabía que su “nuevo mejor amigo” faltaba a la verdad, se conocía perfectamente que el dictador venezolano ofrecía refugio a los narcoterroristas de las FARC y de otras bandas criminales. Esta primera cumbre de mentirosos y traidores daba inicio a una descarada pantomima orquestada desde Cuba por Fidel Castro para tomarse a Colombia, la que hemos venido presenciando con verdadero estupor.

Con Chávez y Castro muertos Santos queda reinando entre los mentirosos y sale con esta perla: “Hace 6 años se lo advertí a Chávez: la revolución bolivariana fracasó”, trino con el que “emberracó” a Maduro llevándolo a “amenazar” con revelar toda la verdad del proceso de paz con las FARC. ¿Se atrevería Santos a decirle en la cara a Chávez que su revolución fracasó? Por favor, no me lo creo. Entre tanta zalamería y muestras de afecto en cada uno de sus encuentros no cabía un desplante de esos. Imagino con que efusivas palabras elogiaría la revolución de su amigo mientras lo nombraba garante de un proceso de paz que iniciaría con unos bandidos refugiados en suelo venezolano.

¿Quién podría imaginar que luego de seis largos años de complicidades se viniera tamaña traición? Nadie por que no hay tal traición. De lo que se trata aquí es de un nuevo acto en el sainete. Nada de extrañar sería que lo dicho por Santos estuviera ya escrito en el guión. Un trino de estos no se improvisa.

Aunque de estos mentirosos se puede esperar cualquier cosa, hay algo que aflora en sus declaraciones, un mensaje oculto, una verdad detrás de la falsedad. Que Chávez dijera, con total cinismo, que no apoyaba a sus amigos de las FARC se debía entender como la afirmación de que el apoyo existía y era la base de ese encuentro. ¿Cómo interpretar la reciente declaración de Santos? No queda duda de que la revolución bolivariana era un desastre pero que lo pensara cuando deshonró a los colombianos invitando al tirano a la quinta San Pedro Alejandrino, lo dudo. No pasaba por su mente esa idea y mucho menos el atreverse a decírselo a Chávez.

Ahora, me pregunto si lo que quiso decir Santos es que fracasó la revolución bolivariana de Chávez pero que la de las FARC no correrá con la misma suerte. Tal vez pensará, en sus delirios de grandeza, que es el elegido para llevar a buen termino el sueño de Chávez.

¿Por qué la revolución de las FARC correría con mejor suerte que la bolivariana? ¿Porque está liderada por un personaje de la talla de Santos, nada más y nada menos, premio Nobel de Paz, todo un gentleman y no un chafarote como Chávez? ¿Considerará Santos que el lavado de activos y el negocio de la coca son más rentables que el petróleo? o ¿que Colombia está ubicada en una situación estratégica más ventajosa que Venezuela? Son muchas las preguntas que quedan en el aire luego del sospechoso pronunciamiento del presidente colombiano acerca de su antiguo aliado que ya no se encuentra entre los vivos. Vale recordar que hace seis años Santos iniciaba un camino que Chávez ya había recorrido y pasaba por su mejor momento con un inmenso poder en la región, además conocía muy bien el libreto que, con total desparpajo, sacó a la luz pública editando el libro Colombia, la paz se negocia no se conquista, en el que describe paso la toma de Colombia por las FARC.

Hace seis años Hugo Chávez, Fidel Castro y Enrique Santos ya tenían la escena preparada para que Juan Manuel Santos actuara y se luciera para desgracia de Colombia, de América Latina y del mundo.

Publicado en Columnistas Nacionales

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes