Facebook

     SiteLock

Última hora
Y el gallo cantó claro - Viernes, 26 Mayo 2017 04:21
Fue por lana y salió trasquilado - Viernes, 26 Mayo 2017 04:21
Defender las instituciones democráticas - Viernes, 26 Mayo 2017 04:21
De amenazas y carencias hablamos - Viernes, 26 Mayo 2017 04:21
El reto de la justicia - Viernes, 26 Mayo 2017 04:21

Hernán González Rodríguez

¿En qué porcentaje afecta los ingresos de los menos favorecidos la tercera reforma tributaria del presidente Santos? El gobierno ha ocultado en forma poco honesta la respuesta a esta pregunta clave. 

Comienzo por observar que no menos de 200 productos de la canasta familiar quedaron con el impuesto del 19% del IVA, el que antes era del 16%. Esto es, de cada peso que un colombiano gasta en atún, salchichas, chocolate en polvo… 19 centavos, la cuarta parte aproximadamente, termina en las arcas de un Estado dilapidador. 

De acuerdo con Asofondos, el 85% de los colombianos devenga entre salario y prestaciones sociales, menos de $3.000.000 por mes. De acuerdo con mis estimativos, un colombiano de este grupo se gasta en adquirir artículos tanto de la canasta familiar como otros bienes gravados generalmente con el IVA del 19%, cerca del 40% de sus ingresos totales. Para calcular el impuesto de renta equivalente sobre los ingresos afectados por el IVA basta efectuar la siguiente operación (19% x  0,40  = 7,6%).

La firma consultora Raddar estima que una familia colombiana promedia tributa por la vía del IVA el 5% de sus ingresos totales. La Red de Justicia Tributaria calcula que una familia con $1.500.000 de ingresos mensuales tributará por el nuevo IVA el 8,1% sobre sus ingresos y otra con $16.000.000 por mes tan solo tributará 0,7%. 

En otras palabras, los pobres de mis estimativos contribuirán por la vía de este retrógrado, inequitativo Impuesto al Valor Agregado -IVA- con la no despreciable suma del 7,6% de sus modestos ingresos. El gobierno ha tratado de atenuar esto por medio de comerciales en la televisión, diciendo que ni los huevos, ni la leche, ni la carne… pagan IVA.

Justo reconocer, que esta exageración no es culpa solo del presidente Juan Manuel Santos, sino que es heredada de casi todos sus antecesores.  En los países responsables, este tipo de impuesto que se cobra por igual a ricos y pobres no suele superar el 10%, y es uniforme para todos los productos.  

Más incrementos tributarios que gravitarán, en especial, sobre los pobres en 2017.  A la gasolina le adicionaron un impuesto de $135 por galón, este impuesto se adiciona a todos los que ya elevan el costo de este producto, los cuales representa nada menos que el 60% del valor que se paga por cada vista a una estación de servicio. Al Acpm le aumentaron $152 por galón, Al fuel oil $177.  Un usuario de internet móvil que pague hoy $32.000 por mes, le incrementarán el exagerado 23%, esto es, $7.360.

Y cabe preguntarnos si no va siendo el 7,6% ¿exagerado, insensato e injusto? Algunos expertos responden diciendo que en un país donde cerca de la mitad de la población no paga impuestos, pues la única manera de recaudarles algo a estos es por medio del retrógrado IVA. ¿Pero hasta cuándo acudir al IVA? 

Publicado en Columnistas Nacionales
Más en esta categoría: « Odebrecht Nudo de víboras »

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes