Facebook

     SiteLock

Última hora
Hay Fiscal - Sábado, 25 Marzo 2017 05:29
Discurso por las víctimas - Sábado, 25 Marzo 2017 05:29
La narcodependencia de las Farc - Sábado, 25 Marzo 2017 05:29
Volvámonos serios, presidente - Sábado, 25 Marzo 2017 05:29
Prieto, la astilla - Sábado, 25 Marzo 2017 05:29

Néstor Laso                          

El próximo 23 de Septiembre es la fecha inicialmente prevista para la firma del Acuerdo de Paz entre Santos, como Presidente de la República de Colombia y Timochenko, máximo dirigente del grupo narcoterrorista de las FARC.

Es interés de Santos que asistan al acto el mayor número de Jefes de Estado y de Gobierno, solo por su interés de que su presencia avale el SI en el Plebiscito que se celebrará solo unos días después, el 2 de Octubre de 2016.

Ya se van conociendo, sin confirmación oficial, algunos nombres de los que hipotéticamente podrían acudir, entre ellos, el Presidente español Rajoy quien tendrá la "satisfacción" y el "honor" de saludar al jefe de los narcoterroristas colombianos, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, quien tiene a sus espaldas miles de delitos de asesinato, secuestro, violación, abortos, reclutamiento de menores, extorsiones, etc., amén de dirigir el cartel de cocaína más importante del mundo, hechos delictivos, incluso de lesa humanidad, por los que no pagará ni un solo dia de cárcel y podrá ser elegido Senador próximamente, sin ni siquiera pasar por las urnas, en una vergonzosa concesión de escaños 'ad hoc'.

Pero la sorpresa para Rajoy, es que en ese solemne acto, se podría encontrar, al parecer, según fuertes rumores que circulan desde ayer, con otro miembro de grupo terrorista, en este caso de ETA, .... si, exacto Arnaldo Otegi, quien podría asistir a dicho acto, si no hubiese situación procesal que lo impidiera, posiblemente invitado por la Extrema Izquierda colombiana y entorno de FARC... Pues aquí todo el mundo invita a quien le parece, lógicamente.

Son habituales la reciprocidad de la intervención en actos políticos en estos últimos años de miembros de la extrema izquierda colombiana y la independentista vasca (Bildu, Gestoras Pro Amnistía, Familiares de Presos, grupos abertzales en general, etc.). Incluso el propio Otegi recientemente manifestó su apoyo y felicitación al pueblo y gobierno colombiano por el Acuerdo de Paz alcanzado.

Para el supuesto de que la situación procesal de Otegi, le impidiese salir de España, los asistentes posiblemente y al parecer, serían representantes de la izquierda abertzale vasca. En cualquier caso, no sería un plato de buen gusto para Rajoy, compartir evento con dichos opositores políticos.

Grave error el de Rajoy, sería el asistir a un acto protocolario de firma de Acuerdos de Paz, que ni siquiera son firmes, pues necesitan la refrendación del pueblo colombiano todavía, mediante un Plebiscito que todas las encuestas dan supremamente igualado, entre los partidarios del SI y los del NO.

Un Rajoy, quien no duda en apoyar esos acuerdos de Colombia, que dan Absoluta Impunidad a los narcoterroristas y una muy importante Participación Política a los miembros de las FARC, en el Congreso de la Nación, Municipios y Regiones, participación que paradójicamente él está negando en estos momentos en España al dirigente etarra y miembro de Bildu, Arnaldo Otegi, como estamos viendo en relación a las próximas Elecciones vascas.

Lo lógico es que Rajoy, tal como bien hace en España y con lo que estoy de acuerdo, se oponea que Otegi sea candidato a parlamentario vasco, tuviera la misma postura y actitud con los dirigentes de las FARC.

No todo es cortesía diplomática. Y no es admisible decir que los fenómenos terroristas de ETA y FARC no son comparables ni extrapolables las medidas a aplicarles. Sin justificación alguna, la ETA tenía como motivación el alcanzar la independencia del País Vasco, a las FARC junto con causar el terror en la ciudadanía, la única motivación que se le conoce es el proteger su rentable negocio del narcotráfico, manteniéndose como líder mundial en el tráfico de cocaína. Los dos son grupos terroristas calificados como tales por los organismos internacionales.

Así Colombia sea un país amigo, a veces hay que dar un puñetazo en la mesa y no ser "cómplice " con unos acuerdos que tú nunca aprobarías para ETA en España.

Rajoy, no puede apoyar en Colombia, lo que niega en España, por el simple hecho de que lo que ocurra a 10.000 kms no le afecta y mantener intacto el fair play diplomático pues después aquí Otegi y su entorno, le van a recordar su contradicción, como ya están haciendo.

Coherencia Mariano.

El Comercio, Madrid, agosto 30 de 2016.

http://www.elcomercio.es/politica/201608/30/gran-incoherencia-rajoy-20160830120504.html

Compartir

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes