Facebook

     SiteLock

Última hora
La vida en serio - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
El ilusionista - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
S.O.S. - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
Despedida sietemesina - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
Santos no tiene quién lo lea - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44

Daniel Palacios, del CD, presidente del Concejo de Bogotá Destacado

  • Martes, Feb 06 2018
  • Escrito por 

Centro Democrático: el poder de las ideas (893)

1. Daniel Palacios Martínez, nuevo presidente del Concejo de Bogotá

2. Seguridad, la apuesta del uribismo en la presidencia del Concejo

3. "El caso del INEM"

4. María Fernanda Cabal en CONtexto

5. Yo José Obdulio – Volvieron las carreteras incendiadas

6. Que nuestro departamento no sea territorio de nuevas violencias: senador Daniel Cabrales

7. Entrevista con el senador Carlos Felipe Mejía

------------

1. Daniel Palacios Martínez, nuevo presidente del Concejo de Bogotá

Bogotá, 5 de Febrero de 2018 (CD). En una sesión Plenaria del Concejo cumplida este lunes, fue escogido por unanimidad,  como nuevo Presidente de la Corporación, el Concejal Daniel Palacios Martínez, del Centro Democrático.

Tras su elección, y el respaldo unánime de la corporación, el nuevo presidente del Concejo de Bogotá, agradeció a sus electores y compañeros,  y aseguró que ofrecerá garantías a todos los partidos para participar en las discusiones que necesita la ciudad y que ante los problemas de inseguridad en los últimos meses, dedicará su mandato a recuperar la seguridad en Bogotá”.

 “Como presidente del Concejo, le digo a la ciudadanía que como bogotanos no podemos, ni vamos a resignarnos. Esta presidencia tendrá tres prioridades, seguridad, seguridad y seguridad, por eso le exijo a la administración distrital y a las autoridades que enfrenten a los criminales con toda la firmeza y la determinación.  Como servidores públicos tenemos la obligación de atender el clamor ciudadano y trabajar juntos para que la confianza, el optimismo, la seguridad y la tranquilidad vuelvan a nuestra ciudad”, señalo el Cabildante.

“Uno de los grandes obstáculos que tenemos para recuperar la seguridad es el déficit que tenemos en el pie de fuerza de más de 10 mil hombres. Es inaudito quela capital, el centro político y administrativo de la nación y el lugar más poblado del país no cuente con el pie de fuerza necesario para garantizar la seguridad a sus habitantes.  El caso es grave si se tiene en cuenta que el estándar internacional establece que debe haber mínimo 340 policías por cada 100 mil habitantes para poder garantizar la seguridad en una ciudad. Si se compara a Bogotá con las principales 17 ciudades capitales de Colombia, la situación es alarmante, pues siendo Bogotá la más grandes en extensión y en número de habitantes, es la ciudad que menos pie de fuerza tiene, pues cuenta con apenas 232 policías por cada 100 mil habitantes mientras que ciudades como Bucaramanga y su área metropolitana que representan en población solo el 14.26% con relación a Bogotá, cuentan con 686 policías por cada 100 mil habitantes, es decir casi el triple de los que tiene la capital del país”, explicó Palacios Martínez.

El experto en seguridad en su discurso, invitó, “a  los 45 concejales del Cabildo Distrital  a que nos pongamos la camiseta de la seguridad, sin importar nuestro partido político y unamos esfuerzos para recuperar la seguridad de nuestra ciudad. Hemos sido elegidos para servirle al ciudadano, para atender susrequerimientos y por eso nuestro deber es remangarnos la camisa y trabajar sin descanso para entregar rápidamente las soluciones que la comunidad está esperando”.

De igual forma, hizo, “un llamado a la administración distrital, a las corporaciones políticas de la capital, organizaciones gremiales, pequeños comerciantes, a las juntas administradoras locales, a las juntas de acción comunal, líderes de opinión, medios de comunicación y a la ciudadanía, a que no seamos indiferentes y con una sola voz le demandemos al Gobierno Nacional, que le responda a Bogotá. No más paños de agua tibia o anuncios vacíos, queremos que se le dé a la policía metropolitana el personal suficiente para contrarrestar a los criminales y garantizar la seguridad de todos los bogotanos. Esta será nuestra obsesión y esperamos contar con el concurso de todos para lograrlo, inclusive, no podemos descartar la posibilidad de salir a la calle y movilizarnos a través de firmas para lograrlo”.

Además, Palacios Martínez, manifestó que “la seguridad requiere micro gerencia y permanente contacto con la comunidad, Vamos a implementar el Programa“Alianzas por la Seguridad” para canalizar y solucionar los problemas de inseguridad, este dialogo popular directo y permanente con la ciudadanía, en cada una de las UPZ de la cuidada y a través de redes sociales con los ciudadanos de los distintos barrios y localidades permitirá acercar la institucionalidad a la gente y así atender sus necesidades. La inseguridad se combate con información y capacidad de reacción. La delincuencia pesca en la insolidaridad y el anonimato de sus hechos, hay que desenmascararlos”.

“Vamos a luchar también contra la impunidad. Colombia debe mejorar su capacidad de judicialización para que la justicia pueda operar en forma efectiva. La impunidad envalentona al criminal ante la perspectiva de que su delito quedara sin castigo, es mal ejemplo y partera de nuevas violencias. Necesitamos desactivar ese estimulo. Necesitamos que el delincuente sepa que si la hacen la van a pagar. Por eso invitaremos a los concejos, asambleas, alcaldes y gobernadores del país a que lideremos un esfuerzo por buscar mejores herramientas legales para combatir la delincuencia y poder dar celeridad a los procesos judiciales”, aseguró Palacios.

“La prioridad de esta presidencia será hacer seguimiento permanente a la situación de seguridad de la ciudad y le daremos informes periódicos a la ciudadanía de los avances o los retrocesos en esta materia, no descuidaremos los demás intereses y necesidades de los bogotanos. Trabajaremos con diligencia y eficiencia para dar trámite a la agenda normativa y llevar a cabo los debates de control político que Bogotá demanda”, dijo el Concejal.

“Los bogotanos deben saber que estamos con ellos, que vamos a estar atentos a sus preocupaciones, que vamos a ser solidarios con sus problemas y que vamos a propiciar que las soluciones lleguen. No vamos a ser espectadores de lo que sucede, vamos a ser protagonistas y al lado de los ciudadanos vamos a hacer llegar nuestra voz a la administración para que haga lo que todos estamos esperando que haga. Ya paso la hora de la planificación y la proyección, llego la hora de la ejecución. Los ciudadanos quieren soluciones concretas y llego el momento de dárselas. No más excusas, no más lecturas de cifras optimistas que nadie ve, no más PowerPoint y rendes, no más espejos retrovisores, queremos soluciones y resultados” ,concluyó el Presidente.

FIN------------

2. Seguridad, la apuesta del uribismo en la presidencia del Concejo

Plenaria de la corporación elegirá a este lunes a Daniel Palacios, del Centro Democrático, como su presidente. Su prioridad: el orden público.

Los acuerdos están listos para que la presidencia del Concejo de Bogotá quede desde hoy en manos del uribismo. El elegido, por un acuerdo en la bancada del Centro Democrático, es el concejal Daniel Palacios, quien lleva 17 años trabajando con el expresidente Álvaro Uribe. Su obsesión no puede ser otra que la seguridad y asumirá este lunes justo en medio de la difícil coyuntura que vive la ciudad por el aumento de algunos delitos. En diálogo con El Espectador, el cabildante traza la línea de lo que será su presidencia. Si bien no niega su afinidad con el gobierno Peñalosa, anuncia más control político, pues “es hora de ver resultados”, advierte.

LEA: Candidato a la Cámara por Bogotá: cuéntenos quién es usted

¿En la designación de su partido como candidato a la presidencia del Concejo influyó el senador Uribe?

El expresidente Uribe, por su experiencia, ha servido como consultor. En este caso, dijo que cualquiera de los seis concejales teníamos la capacidad para llegar a la presidencia, que era un proceso interno y que lo deberíamos debatir. Hicimos una reunión, votamos y de forma unánime me eligieron.

Otro de los interesados fue Diego Molano, pero desistió. ¿Por qué?

Él tiene una aspiración legítima a la Alcaldía de Bogotá y prefirió hacerse a un lado, por temor a incurrir en algún tipo de inhabilidad o inconveniencia política. Tenemos una responsabilidad muy grande al asumir este cargo. Este cargo es la dignidad tal vez más importante, aparte de la Gobernación de Arauca, que tiene el Centro Democrático en el país.

¿Para qué ser presidente del Concejo?

Se puede decir que es la autoridad administrativa más importante de la ciudad. Desde ahí uno puede impulsar una agenda y tener incidencia directa en cosas que afectan a diario a los bogotanos. Como presidente, mis tres pilares serán seguridad, seguridad y seguridad. Les exigiremos al Distrito, a la Policía y al Gobierno Nacional más resultados. Ya pasamos de los diagnósticos. Ahora queremos resultados. Queremos determinación y firmeza de la administración para derrotar a la criminalidad, para dar un mensaje de tranquilidad. Quiero ser un vocero de esa preocupación de la ciudadanía.

¿Qué va a hacer desde el Concejo para hacerle frente a la inseguridad?

Uno de los pilares será el incremento del pie de fuerza. Buscaré un consenso con la ciudadanía, los empresarios y los gremios para hacerle un llamado al Gobierno para que entienda que Bogotá tiene un déficit de más de 10.000 uniformados y es hora que nos dé solución. Hoy Bogotá tiene 229 policías por cada 100.000 habitantes, mientras que la media nacional es de 350. A mí me impresiona que el año pasado tuvimos en Bogotá los atentados de Torca, el de La Macarena y el del Andino y no hubo un incremento del pie de fuerza, como sí se hizo en Barranquilla con 1.500 hombres después del lamentable atentado. Hay unas realidades en la ciudad que ya no dan espera. Necesitamos robustecer nuestra capacidad de inteligencia y de operatividad para poder dar los resultados contra la delincuencia que los bogotanos están esperando.

¿En esta tarea siente que lo respaldará el Distrito?

Eso sólo se consigue si hacemos un trabajo integral, entre ciudadanía e instituciones, en conjunto con la Policía y toda la Fuerza Pública. Lo que quisiera es rodear a nuestra Fuerza Pública. Mandar un mensaje a la criminalidad de que desde el Concejo les vamos a dar todas las herramientas al Distrito y a la Policía para que los derroten y, al mismo tiempo, seremos críticos, como lo hemos sido, en lo que consideremos que la administración está fallando. Hemos venido haciendo un trabajo de darle más recursos a la administración, hemos autorizado adiciones presupuestales, mejorado la inversión en materia de equipamiento, de cámaras de vigilancia. Lo hemos hecho inclusive con equipamientos en justicia.

¿A qué más le va a apostar?

Queremos sacar el Concejo y llevarlo a los barrios y sentarlo con la ciudadanía. Llevar a las autoridades a los barrios para escuchar sus necesidades. En concreto, llegar a una alianza para recuperar la seguridad en todos esos sectores. Además, queremos invitar a otros concejos del país, a otras alcaldías, a que lideremos una reforma a la justicia, para poder darles más herramientas a los jueces para que puedan judicializar a los delincuentes. Uno de los grandes problemas de la seguridad en Bogotá y en el país es la impunidad, que envalentona al criminal. Es totalmente inaplazable una reforma a la justicia que permita judicializar de manera rápida, pero al mismo tiempo ejemplar, a los delincuentes.

¿Cuáles serán las grandes discusiones del Concejo durante 2018?

Tenemos temas tan importantes como la movilidad y el metro. Pero también se nos viene la discusión del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que está paralizado. De ahí dependerán muchas obras de desarrollo y la planificación del crecimiento de Bogotá, no sólo horizontal sino verticalmente.

¿Y su relación con la administración?

El Centro Democrático ha guardado independencia crítica de la administración de Enrique Peñalosa. Lo hemos apoyado con firmeza en cosas que consideramos importantes para la ciudad y creemos que en la gran mayoría de cosas el alcalde está obrando en pro del interés de los bogotanos. En otras discrepamos respetuosamente, pero con firmeza, como la valorización, el alza de las tarifas de parqueadero e incluso la restricción al parrillero en moto. En lo que no estemos de acuerdo con el alcalde, no nos temblará ni la voz, ni el voto, para separarnos de esa posición. Pero en lo que estemos de acuerdo lo apoyaremos con firmeza.

Es el tercer año de la administración y la ciudadanía reclama resultados. ¿Llegó la hora de hacerle un corte de cuentas al Distrito?

Creo que pasamos de los diagnósticos, del espejo retrovisor, y es hora de ver resultados. Bajo esta presidencia realizaremos los debates de control político que la ciudad espera. No sólo exigiendo resultados, sino fiscalizando la ejecución de los recursos: de cómo se ha gastado la plata, cómo avanzan las obras, cómo se han gastado los cupos de endeudamiento, cuáles son los cronogramas, por ejemplo, de la ejecución del metro, y cuáles son los avances de esa ejecución. El Concejo tendrá este año que hacerle un trabajo de control político muy juicioso al Distrito, porque estamos llegando al punto donde todo ese esfuerzo que se ha hecho de diagnóstico y de entrega de recursos, tiene que comenzar a manifestarse y a expresarse en una mejoría de la calidad y las condiciones de vida de los bogotanos. Aquí Bogotá puede esperar el compromiso de un Concejo que trabaja siete días a la semana sin descanso.

¿Qué opina de la revocatoria del alcalde Enrique Peñalosa?

La posición del Centro Democrático es que las revocatorias generan incertidumbre en la ciudadanía y paralizan el desarrollo. Debemos dejar que esta administración concluya para lo que fue electa. Lo que necesitamos es ejecución, mirar el avance de la ciudad y no quedarnos en una discusión de si a algunos les gustó o no el alcalde que fue elegido democráticamente. Si existe una insatisfacción frente al alcalde, se tendrá que mostrar en la siguiente elección y no generar una crisis institucional.

¿Qué desafíos implica asumir la presidencia en un año electoral?

El Concejo es una corporación política y, por ende, tiene unas responsabilidades frente al electorado y cada concejal estará apoyando el proceso político de su partido. Pero este es un Concejo serio. El reto será buscar una fórmula de sesionar, dar los debates de control político que la ciudad necesita, aprobar los acuerdos que tienen prioridad y al mismo tiempo poder cumplir esos compromisos políticos que, sin duda alguna, son importantes porque son la democracia. Así estemos en un año electoral el Concejo no puede parar. Las demandas, preocupaciones y problemas de Bogotá son demasiado grandes y por eso este Concejo seguirá siendo igual de dinámico y comprometido.

El Espectador, Bogotá, 05 de febrero de 2018.

-----------

3. "El caso del INEM"

Por: Margarita Restrepo

Preocupan y angustian los actos de violencia que se están registrándose en algunos colegios de Antioquia como los hechos que se presentaron en el INEM José Félix Restrepo de la ciudad de Medellín, donde una niña luego de cortarle el pelo a una compañera, la apuñaló en repetidas ocasiones. Milagrosamente, la agredida no perdió la vida.

Sea lo primero recalcar que hacen mal los que han pretendido estigmatizar al INEM. La culpa de lo ocurrido no es de la institución educativa, ni de los profesores que allí trabajan.

Episodios como aquel, nos obligan a hacer una profunda reflexión sobre la crisis de valores que padece nuestra sociedad.

He sido informada de que en un colegio del área metropolitana de Medellín, la mamá de una estudiante, se encarga de reclutar niñas para introducirlas en una red de prostitución infantil. He solicitado más información sobre ese aberrante caso para efectos de presentar la respectiva denuncia con el fin de que las autoridades eviten que este hecho siga presentándose.

Es responsabilidad de todos nosotros impedir que la violencia siga tomándose los colegios. No podemos cruzarnos de brazos frente al grave problema que tenemos ante nuestros ojos. Por eso, el trabajo debe ser mancomunado. Las administraciones departamentales y municipales, están en el deber de trazar una política pública eficaz. Los profesores y directivos de los colegios, pueden ayudar mucho estableciendo mecanismos de alertas tempranas.

Pero la gran tarea está de nuestro lado, como sociedad. Debemos fortalecer la formación en valores. Desde el hogar, inculcar nuevamente el respeto por el otro. Ser tolerantes y capaces de hallar mecanismos civilizados para superar las diferencias y los conflictos interpersonales.

No hay razón que justifique que una niña pueda agredir con un puñal a una compañera suya. Eso no es admisible y tenemos que entrar a actuar para que acciones como esa no se repitan. Los colegios son lugares en los que se forman los ciudadanos. No pueden convertirse en antros en los que nuestros niños aprenden a delinquir.

Que sea esta una oportunidad para que entendamos que no podemos seguir permitiendo que nuestros niños crean que las diferencias y dificultades se solucionan asesinando al otro. El problema es de fondo y desafortunadamente se ha generalizado. En los barrios donde habitan personas con limitaciones económicas, campean las estructuras ilegales. Las denominadas “oficinas” que no son otra cosa que bandas integradas por peligrosos criminales dedicados al microtráfico, al sicariato, a la extorsión y al proxenetismo, entre otros crímenes.

Nuestros niños crecen en ese entorno malsano, donde aquel que hizo dinero de manera fácil y rápida es visto como un “héroe” digno de ser imitado.

Podemos tener claro el diagnóstico. Pero ahora, debemos pasar a las acciones. El desafío es grande y requiere de mucho compromiso. O enfrentamos a la barbarie o nuestra sociedad se echará a perder. Por eso, el caso dramático del INEM debe servirnos como una invitación a tomar conciencia y a poner manos a la obra.

-----------

4. María Fernanda Cabal en CONtexto

Los 5 puntos de la agenda rural de María Fernanda Cabal

“La verdadera paz de nuestros campos se dará cuando se generen mejores ingresos, empleo e inversiones, la verdadera paz llegará cuando el Estado coloque a lo rural en el lugar que se merece”, dice María Fernanda Cabal, quien aspira al Senado de la República por el Centro Democrático en las próximas elecciones de marzo. Foto: zonacero.com

–Los 5 puntos de su agenda rural–

En su paso por la Cámara de Representantes, María Fernanda Cabal se caracterizó por formular propuestas relacionadas con el sector rural al haber librado una dura batalla por reformar la Ley 1448 de 2012 a la que califica de “ley depredadora”, y cuyos debates –profundamente documentados– demostraron un compromiso real al ayudar a cientos de pequeños campesinos para evitar que les quitaran la tierra injustamente a través de la acción de tutela.

CONtexto ganadero la entrevistó para conocer qué otras iniciativas relacionadas con el sector ganadero y en general con el agropecuario tiene en su portafolio para promoverlas en el Senado de la República, instancia a la que aspira llegar en las próximas elecciones de marzo. Aquí sus apreciaciones.

Las grandes problemáticas del sector rural

CONtexto ganadero (CG): ¿Cuál es su mirada del sector rural ahora que todas las políticas públicas han quedado ancladas, por el Acuerdo de La Habana, al desarrollo de un modelo de economía agrícola, familiar y comunitaria? ¿Eso supera la dicotomía urbano-rural que ha caracterizado el desarrollo de Colombia?

María Fernanda Cabal (MFC): Hay que darle la mirada a lo urbano y a lo rural porque el país es solo uno, pero es necesario darle el lugar que se merece a nuestros campos y sobre todo a sus habitantes. El Estado, desde hace muchas décadas, se olvidó de él, y sus políticas públicas han estado centradas en las ciudades, en los grandes bancos, en la gran industria; como si los pobladores de las zonas rurales fueran de segunda o de tercera clase.

Debemos recuperar lo agropecuario, debemos recuperar lo rural. Respecto a la primera parte de la pregunta, no hay país en el mundo que resista un modelo económico fundamentado en los subsidios como el que embarcó Santos a nuestra economía, que no le va a permitir generar ingresos al país con sólo el mercado interno y menos vía exportaciones. La verdadera paz de nuestros campos se dará cuando se generen mejores ingresos, empleo e inversiones, la verdadera paz llegará cuando el Estado coloque a lo rural en el lugar que se merece.

CG: ¿Específicamente cuáles son los problemas que usted, desde el Senado, pretende atacar para recuperar el papel fundamental del sector rural en Colombia?

MFC: Nuestro sector rural y la parte agropecuaria tienen múltiples y grandes dificultades, producto de ese abandono del Estado al que me he referido. Para ser concreta le nombro cinco grandes problemáticas que, si se empiezan a resolver, le generarían mejores condiciones sociales y económicas a sus pobladores.

Primero, la seguridad en los campos y la recuperación de la dignidad de las fuerzas legalmente constituidas para preservarlas. Sin este elemento no es posible tener un campo productivo y un país que pueda generar y aprovechar sus riquezas, no hay empleo, y los patrimonios se debilitan. Es denigrante no sólo para los mismos militares sino para todo el país ver cómo son vilipendiados y vapuleados nuestros militares que se han sacrificado. Esta es una bandera que hoy, después del Acuerdo firmado por Santos con los terroristas y traficantes de las Farc, cobra mayor vigencia.

También cobra mayor importancia la seguridad jurídica de la propiedad, hoy en manos de una burocracia que ni siquiera investiga antes de expropiar sin compasión a pequeños propietarios.

Segundo, dotar al sector rural de una comunicación vial real. La pésima calidad de las vías terciarias y caminos vecinales del país impide un adecuado encadenamiento productivo.

Tercero, reducir los costos de producción para quienes viven en nuestros campos. No es un secreto que los altos costos restan competitividad. El no tener seguridad es uno de ellos porque por esa puerta entra la extorsión, el secuestro y el abigeato, que es un mundo de sobrecostos que ahogan cualquier actividad productiva.

Pero también están los altos costos que prohíja el Estado mismo. Un ejemplo claro son los elevadísimos costos de la energía eléctrica, o el cobro de alumbrado público, o el alto costo del combustible, el de los insumos de producción agropecuaria, y el de los prediales

Cuarto, acceso a crédito. Eso es un bien de lujo para los campesinos. Son muchos los obstáculos para acceder a crédito, y crédito barato sobre todo, para desarrollar actividades que les generen ingresos, y

Quinto, la calidad de la educación que hoy tienen las gentes de los campos. No por ser el último que cito es el menos importante. La insuficiencia en la calidad de la educación en zonas rurales es evidente, pues no se capacita ni se educa para ese medio. Si usted genera mejores capacidades técnicas y reconstruye tejido social a sus pobladores, esto abre oportunidades de inclusión y este sector será en su conjunto más productivo y más competitivo.

Recuperar la seguridad y la dignidad

CG: Vamos por partes. Háblenos del tema de la seguridad y la dignidad

MFC: Hoy, con excepción de Santos y su séquito que no quieren ver que el tema de la seguridad se salió de madre, el resto del país rural vive en la zozobra, en la angustia de perder su vida y sus tierras. Volvimos al terror. No es un secreto que en los campos florece el delito, llámese extorsión, abigeato, carneo, expropiación por las armas, invasiones, asesinatos, y si me apura, el secuestro, todas esas formas de violencia están a la orden del día, sin que el gobierno se apresure a controlarlas.

Por el contrario, parecería que las aplaude, porque en muchas regiones ya retiró a las fuerzas militares, y en otras las están sacando a la fuerza. El video de la violencia contra los militares, en donde un supuesto indígena le pone un machete en el cuello a un militar es una prueba fehaciente del acrecentamiento de la inseguridad y de esa pérdida de dignidad a que nos llevado este gobierno.

Pero también ocupar el primer lugar en la producción de coca, con todos los problemas que ello genera, empezando por el fortalecimiento de quienes la promueven, es parte de esa inseguridad. La mal llamada insurgencia necesitaba aire y la encontró en ese acuerdo.

Ni qué decir del fortalecimiento del ELN, que ha cobrado muchas vidas de militares en los últimos días. No sólo se han fortalecido en número a decir de los continuos ataques, sino que parecieran que hoy son el brazo armado de quienes firmaron la paz. Y vuelve asimismo el sometiendo del Estado, en donde otros humbertos negociarán lo que queda del país.

Hay que recuperar esos dos puntales: Seguridad y dignidad, que son además bandera del Centro Democrático, y que se podrá lograr con más senadores del CD en el Congreso.

Mejor y más infraestructura vial rural

CG: El tema de las vías terciarias es de viaja data y se requieren muchos más recursos ¿qué hacer?

MFC: Si, este gobierno se concentró en la construcción de las grandes vías, en las 4G, que son muy necesarias para el desarrollo del país, pero de ese mismo tamaño han sido los casos de corrupción –ya todo el mundo conoce lo que Odebrecht por citar uno solo– o de estruendosos fracasos como el de la caída del puente sobre la vía Bogotá-Villavicencio. Y lo triste es que el país salió de uno de los activos más rentables –Isagen– por la presión del Ministro Cárdenas por el voraz apetito de gasto del gobierno, feriándolo por un poco más de 2.000 millones de dólares, pero los problemas de las vías rurales quedaron lo mismo.

De 130 mil kilómetros de vías terciarias y caminos vecinales que tiene Colombia, menos de 5 mil kilómetros tienen una condición decente. Lo que encarece entre 12% y 15% la producción agropecuaria especialmente de los pequeños productores. Hoy nos toca volver a mirar esa problemática pero sin plata.

Hay una propuesta para disminuir esta problemática que me ha llamado la atención. Se podría por ejemplo, destinar parte del impuesto predial de los municipios a la recuperación exclusiva de las vías terciarias. Sin olvidar la reparación de la red ferroviaria que tan rápida, eficiente y de forma barata puede generar conectividad entre zonas rurales de nuestro país, que es un tema del gobierno nacional.

 

Igualmente, las asociaciones de municipios deberían conjuntamente acceder a la compra de equipos de maquinaria con el fin de apoyar el mantenimiento de los caminos vecinales de nuestra Colombia. Además es importante aprovechar nuestra red fluvial de ríos para transportar producción agropecuaria en donde a través de 18 mil kilómetros es posible la navegación.

Costos y competitividad

CG: Usted ha mencionado la importancia de disminuir costos ¿cómo lograrlo?

MFC: Hay que tener en cuenta que las condiciones del campo son muy diferentes a las de las ciudades. Por ejemplo, el tema de los altos impuestos prediales, que son además recurrentes. No demoran las diferentes administraciones locales en pasar facturas exorbitantes que absorben la rentabilidad de las producciones, sin que eso valores reviertan por ejemplo en mejores vías rurales o seguridad para el campo. Además, todos los días aparecen noticias sobre hurto de ganado, carneo, sacrificio ilegal, para no hablar del contrabando. A eso hay que ponerle límite.

Tampoco es justo, y además no tiene sentido, que se cobre alumbrado público en las zonas rurales porque no existe ese tipo de alumbrado, y en donde existiese debería tener una tarifa diferencial a la de las áreas urbanas.

Lo mismo ocurre con el costo de la energía eléctrica, debe ser diferencial. Hoy día hay casos en donde las tarifas de este tipo de energía son más caras en campo que en ciudad. Al respecto hay que promover el uso de energías alternativas, como la solar o la eólica, a través del diseño de adecuadas políticas públicas

Además se debe diseñar una política pública para controlar el precio de los medicamentos pecuarios, al mismo estilo de la salud humana. Situación idéntica se debe establecer para el resto de insumos agropecuarios, además de establecer medidas eficaces contra el contrabando.

CG: Y respecto al tema de competitividad y encadenamiento ¿Cómo resolverlo?

MFC: Hay que avanzar en unas iniciativas que se han implantado como son los conglomerados. Bajo este esquema la industria, los productores primarios, los centros de investigación, las universidades y los gobiernos locales y regionales, son socios en el sentido más amplio de la palabra. Aquí el secreto es generar valor agregado.

Otra vía es establecer zonas francas agroindustriales y comercialización de nuestra producción con nuestras mismas instituciones. Allí concurrirían productores agropecuarios y compradores institucionales, como Fuerzas Militares, ICBF, INPEC, colegios departamentales y municipales en todo lo que tiene que ver con desayunos y almuerzos escolares, comedores comunitarios, etc. Todo a través de la Bolsa Mercantil en un programa que podría llamarse Compra Colombia Rural.

Hay otro aspecto que es crucial para el mejor desempeño del sector agropecuario. Se trata de hacer una reforma de la institucionalidad agropecuaria, para que estén al servicio del productor rural, que se conviertan en su aliado y no en una traba al productor.

Mejores condiciones financieras para el campo

CG: En el caso del mejoramiento del crédito agropecuario ¿Cuál es la propuesta

MFC: Desafortunadamente en el sector rural colombiano el 72 por ciento de los hogares no puede acceder a crédito. En el 28 por ciento restante cerca de la mitad lo hace con microcrédito que son las tasas de interés más altas que cualquier producto crediticio del mercado pueda tener incluyendo las líneas FINAGRO. Aquí es necesario hacer esfuerzos por diferentes frentes.

Primero, FINAGRO debe colocar más recursos y más baratos. Hoy FINAGRO solo coloca 15 billones de pesos, eso es menos de 358 mil pesos por hectárea para el total productivo del país. Insuficiente a todas luces. Así mismo, la tasa de interés de esta institución no es de fomento. Es muy difícil producir con tasas de interés del 9 o 10% E.A. que es el doble de la inflación. Sin duda hay que abaratar las tasas y hacerlas de verdadero fomento agropecuario.

Segundo, establecer un modelo adecuado y suficiente de seguros. Si las tasas son altas porque los riesgos son altos en el sector agropecuario, pues es necesario establecer un modelo adecuado y suficiente de seguros. Si hay seguros, el riesgo se cubre, y si el riesgo, se cubre, la tasa de interés debe bajar. Esto exige a su vez, extender la cultura del seguro en los productores.

Tercero, FINAGRO y Banco Agrario deben enfocar más los créditos en los productores agropecuarios, especialmente a los medianos y pequeños, no a grandes industrias, ni empresas de construcción como Navelena u Odebrecht, y no realizar negocios con intermediarios financieros como Estraval u otras que han terminado robando a los ciudadanos.

Y cuarto, un reordenamiento de la figura de la hipoteca. En el 98 por ciento de los casos de quienes adquieren un crédito agropecuario, la garantía es la tierra, lo que hace obligatoria una hipoteca. Cada vez que un productor realiza hipoteca de su tierra incurre en grandes costos. Es necesario contar con un sistema móvil de garantías en donde el productor incurra solo una vez en esos costos, aunque se pueda hipotecar varias veces la garantía, casi al estilo de un crédito rotativo en donde se libera cupo. El administrador de dicho sistema móvil debería ser FINAGRO.

Formar para nuestros campos

CG: ¿Cuál es su propuesta para mejorar la calidad de la educación en el sector rural colombiano?

MFC: Mire, hay que hacer atractivo ser de la comunidad rural, hay que hacer atractivo y rentable vivir en el campo. Para esto se requiere:

Primero, mejorar la remuneración el perfil de los educadores rurales. Hacer que los maestros de educación básica y media que ejerzan su labor en zonas rurales, tengan una mejor remuneración y un perfil de educación más técnica.

Segundo, que la educación media rural obligatoriamente tenga una formación técnica agropecuaria. En otras palabras, que cuando los muchachos terminen su bachillerato deban hacer una pequeña validación de los estudios que realizaron en decimo y undécimo grado y puedan alcanzar el título de técnicos agropecuarios. Adicionalmente, en esa formación técnica debe existir un énfasis en extensión, asistencia técnica y cuidado del medio ambiente.

CG: ¿Cuál es su mensaje a los habitantes de las zonas rurales de Colombia?

MFC: Es este un momento histórico para el futuro del país que debemos aprovechar, y sobre todo para su sector rural y agropecuario. Coger el camino equivocado sería fatal. Los de al lado han perdido alrededor de 4 décadas de desarrollo y bienestar. Insisto, la verdadera paz de nuestros campos se dará cuando se generen mejores ingresos, empleo e inversiones, la verdadera paz llegará cuando el Estado coloque a lo rural en el lugar que se merece. No perdamos la oportunidad.

www.contextoganadero.com, 05 de febrero de 2018.

------------ [MJA1] 

5. Yo José Obdulio – Volvieron las carreteras incendiadas

Video: http://pensamientocolombia.org/AllUploads/Videos/18-02-04-185459-new.mp4

------------

6. Que nuestro departamento no sea territorio de nuevas violencias: senador Daniel Cabrales

Montería, 4 de febrero de 2018 (CD). Los hechos ocurridos ayer en la finca del alcalde del municipio de Canalete, Armando Lambertinez Bolaños, ratifican las denuncias del senador Daniel Cabrales con relación a la difícil situación de seguridad que afronta el departamento de Córdoba.

El senador por el Centro Democrático, manifestó que "si bien las autoridades no han esclarecido las circunstancias que rodearon este hecho, es lamentable que la delincuencia siga campeando en la región, más aún cuando con firmeza hemos hecho saber al Gobierno Nacional esta situación que azota a Córdoba. Si lo ocurrido responde a un acto de delincuencia común, es una muestra más del déficit de seguridad que padecemos los cordobeses, si es ajeno a esto, estamos frente a un hecho grave".

Recordó que a estos hechos de violencia se suman el asesinato del exalcalde de Puerto Libertador, Mario Carrascal Náder, acto que lamentó y rechazó con repudio, así como también el desplazamiento de más de 800 campesinos tras homicidio de líder en San José de Uré.

Cabrales Castillo fue enfático en decir que "pensar que reclamar seguridad hace parte de la campaña política es mezquino, cuando la realidad delincuencial se siente a diario. Santos es el responsable de esta situación y nos dejó a la merced de la delincuencia premiando a bandidos con total impunidad, eso refuerza la tesis de que vendrán nuevas violencias en el país".

Indicó que para recuperar la seguridad es necesario volver a las bases de la Seguridad Democrática, con red de cooperantes, "sería un paso acertado para la seguridad del Departamento", puntualizó Cabrales.

(Fin)

-----------

7. Entrevista con el senador Carlos Felipe Mejía

Video: https://www.youtube.com/watch?v=FQuqt8HN8Mw&feature=youtu.be

------------

8. Centro Democrático, el partido de la esperanza

Álvaro Hernán Prada

Este sábado 3 de febrero, el expresidente Álvaro Uribe Vélezy el candidato presidencial por el Centro Democrático, Iván Duque, nos acompañaron en el Huila. Compartimos con la comunidad, que nos manifestó sus inquietudes ante la crisis actual, que aumentó con la reforma tributaria en la que el Centro Democrático fue el único partido que se opuso, votando en contra.

La mayor preocupación de los huilenses es la seguridad que hemos estado perdiendo en cada uno de los municipios. Todos los delitos comunes van en aumento. El hurto a residencias, personas, al comercio, las extorsiones, el homicidio. A esto se suma la presencia de grupos armados. Nos contaron del Eln en el departamento, cuando hace más de 20 años no están aquí. Son las Farc, que no han desmontado su estructura y siguen cometiendo crímenes con otro nombre. Debemos reactivar los cooperantes. En un país donde hay 70 millones de celulares, hay que aprovechar la tecnología para buscar la participación ciudadana en la lucha contra el crimen y el terrorismo.

En Campoalegre el presidente Uribe explicó cómo lo atacaron con los TLC, cuando esto favorece la exportación de café, tilapia, aguacate, frutas como la granadilla y la pitahaya. Sin TLC no podemos salir a los mercados internacionales. Lo que se debe negociar, es una protección para determinados sectores, subsidiar maquinaria, crear incentivos bajando costos de producción e insumos agrícolas, acercando al productor y al consumidor final y mejorando la infraestructura.

Hablamos de la educación, de las oportunidades que necesitan los jóvenes en un departamento donde la mayoría de la población es menor de 34 años. Debemos tener políticas claras para que puedan desarrollar actividades culturales, deportivas y que generen ingresos. Brindarles un país distinto porque hoy los jóvenes rurales quieren irse a las ciudades y hay muchos que desafortunadamente están siendo inducidos a la droga y la delincuencia.

En Pitalito, Garzón, Acevedo y La Plata manifestamos nuestras propuestas para los cafeteros. Somos el departamento más importante en esa industria y debemos buscar inversiones que representen esa importancia a nivel nacional, como la planta de café liofilizado. Esto daría una ventaja competitiva para generar mayores ingresos.

El Huila tiene gran potencial turístico que debemos aprovechar con lugares como el desierto de la Tatacoa y San Agustín. El turismo medioambiental, paisajista y los deportes extremos. Requerimos el compromiso del gobierno para la competitividad y promoción, que permitaposicionarnos a través de campañas

Los huilenses sentimos que hay un gran riesgo de caer en el modelo venezolano. La solución no es la lucha de clases, sino apoyar al sector productivo, a la empresa privada para que sea vigorosa y unos trabajadores mejor remunerados.Socializar la propuesta del Centro Democrático, que baja impuestos y sube salarios. Creemos que esa economía con valores cristianos, nos va a dar la oportunidad de salir adelante para que no llegue el comunismo disfrazado, a quebrar el país como hicieron con Venezuela.

Diario del Huila, Huila, 05 de febrero de 2018.

------------

 

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes