Facebook

     SiteLock

Última hora
La vida en serio - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
El ilusionista - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
S.O.S. - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
Despedida sietemesina - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44
Santos no tiene quién lo lea - Lunes, 19 Febrero 2018 02:44

Centro Democrático: el poder de las ideas (878)

1. Sensatez Y Pragmatismo

2. Carta por la unidad de la Gran Alianza

3. La nueva 'encrucijada del alma' de Uribe

4. Pastrana destapó su carta para la consulta del candidato presidencial

5. Uribismo Unido

-----------

1. Sensatez Y Pragmatismo

losirreverentes

Aunque aún no haya acuerdo entre los expresidentes Uribe y Pastrana sobre el mecanismo para la elección del candidato único de la coalición del NO, lo fundamental es que en este proceso impere la sensatez y el pragmatismo. En las elecciones de 2018 es mucho lo que está en juego, por cuenta del delicado viraje institucional que Santos le dio a nuestro país.

La democracia colombiana fue entregada en bandeja de plata a la banda terrorista de las Farc a través de un acuerdo en el que el Estado cedió en todo. Además de la impunidad con que fueron cobijados los delincuentes comandados por alias Timochenko, éstos quedaron habilitados para ser elegidos, nombrados en cargos públicos y contratar con el Estado.u

Cuando abandone la presidencia el próximo 7 de agosto, Juan Manuel Santos dejará a Colombia sumida en una de las peores crisis económicas de que haya registro. Así mismo, el país estará aún más polarizado de lo que hoy se percibe en el ambiente político.

Cuando tuvo lugar el plebiscito del 2 de octubre de 2016, se consolidó una alianza de diversos sectores que por uno u otro motivo se oponían al acuerdo. Valga recordar que desde la procuraduría, el hoy candidato Alejandro Ordóñez hizo serios reparos al contenido del acuerdo, advirtiendo que éste resultaba lesivo para el país. Para muchos, esa actitud verticalmente crítica, fue la que catalizó su salida del ministerio público. 

Entre la salida de Ordóñez de la procuraduría y la fecha del plebiscito no pasó mucho tiempo, pero lo cierto e incontrovertible es que él recorrió las calles de Colombia para hacer campaña por el NO.

Por su parte, el Centro Democrático, con el presidente Uribe a la cabeza fueron los que lideraron el NO. Contra todos los pronósticos y sin permitirse amilanar por los ataques arteros del gobierno y de las Farc –que en la práctica son la misma cosa-, el uribismo pudo exponer sus argumentos, logrando una victoria que absolutamente nadie imaginó. 

En esa campaña del NO, el papel de la doctora Marta Lucía Ramírez fue absolutamente magro. Como ella misma se lo reconoció en su momento a este portal, sus actividades proselitistas se limitaron a unas cuantas intervenciones a través de las redes sociales.

Aquello no la descalifica, ni mucho menos, para aspirar por la candidatura de la coalición del NO. Todos, Iván Duque, Alejandro Ordóñez y ella, cuentan con estupendas condiciones para encabezar una candidatura presidencial de unidad.

Ahora bien, la designación de ese candidato debe realizarse con cabeza fría, dejando de lado las naturales pasiones que despierta la política. No se puede soslayar que Uribe es quien cuenta con el respaldo ciudadano, hecho que se ha confirmado y reiterado a lo largo de lo que va corrido de este siglo. Es Uribe el que logra convocar a la mayoría ciudadana; es Uribe el que en las elecciones de 2014, hizo que su candidato de entonces ganara en la primera vuelta y que en la segunda obtuviera alrededor de 7 millones de votos.

Resulta insólito pretender que un tercero ponga el candidato y que Uribe se encargue de endosarle los votos. Aquella ecuación es difícil de entender y digerir.

La realidad es que resulta impostergable hallar un punto de encuentro y que Uribe y Pastrana pusieron como fecha límite el 20 de enero. Ese día deberá resolverse el asunto y lo ideal es que haya un acuerdo en el que nadie resulte maltratado.

La exministra Ramírez y el expresidente Pastrana deben respetar al exprocurador Ordóñez. Él representa un nicho de la sociedad que durante muchos años estuvo huérfano en materia de liderazgo. Igualmente, los miembros del Centro Democrática que se han dedicado a promover la guerra sucia contra el candidato oficial de esa colectividad, Iván Duque, están en el deber de observar un mínimo de disciplina partidista, esa misma que demandaron en 2014, cuando Zuluaga obtuvo la candidatura a través de una convención cuya transparencia siempre estuvo cuestionada por un amplio sector uribista.

Sensatez, serenidad y mucho pragmatismo, deben ser los principios rectores en este momento crucial, cuando se definirá el camino para seleccionar al candidato que deberá ganar las elecciones presidenciales con el fin de salvar a Colombia de la hecatombe socialista hacia la que se está dirigiendo.

@IrreverentesCol

Los Irreverentes, enero 15 de 2018.

----------------

2. Carta por la unidad de la Gran Alianza

Envigado, 15 de enero de 2018.

Dr. Andrés Pastrana Arango

Dr. Álvaro Uribe Vélez

Dr. Alejandro Ordóñez

Dr. Iván Duque Márquez

Dra. Marta Lucía Ramírez

Distinguidos dirigentes:

Con el debido respeto, y animado sólo por el ferviente deseo de contribuir a la salvación de una Patria en peligro de sumirse en el más grave desastre de su historia, quiero compartir con Uds. los siguientes planteamientos:

Primero.-  El resultado del plebiscito de octubre, que rechazó los acuerdos de La Habana, dio origen a la unión de la mayoría de los colombianos en torno a la tarea de devolver al país el rumbo que traía antes de la entrega de las instituciones al grupo de criminales que más daños ha causado a la seguridad del país y de sus habitantes.

Segundo.- Ese objetivo demandaba, como es natural, la implementación de un movimiento político, que los presidentes Pastrana y Uribe han denominado la Gran Alianza para la Reconstrucción del País, en la cual deben caber, como es apenas natural, todos aquellos que encabezaron la campaña por el “NO”.

Tercero.-  Condición sine qua non para la victoria de esta alianza sobre las fuerzas que en forma pública o velada defienden el camino emprendido hacia el comunismo a través de la implementación de los acuerdos en mención, es la participación de todos los dirigentes del NO, tanto en las elecciones parlamentarias como en el debate para la elección de quien ocupará la Presidencia de la República.

Cuarto.-Perplejos nos encontramos los militantes de este naciente movimiento pues, de un lado se hace un llamado de todos a la salvación del país y, de otro, vemos cómo cada candidato continúa actuando por su cuenta, sin que haya una clara definición que estimule la entusiasta participación de las mayorías victoriosas en el citado plebiscito.

Quinto.- Entendemos como legítima la aspiración de cada uno de los pre-candidatos de la alianza y sabemos de la dificultad para hallar una fórmula que a todos satisfaga y que evite que uno o varios se presenten a la primera vuelta sin el apoyo de toda la coalición. Por ello presentamos desde hace varios meses en nuestra obra “Reconstrucción Nacional”, la cual contó con el honor de haber sido prologada por el Presidente Uribe, una propuesta, que se puede sintetizar de esta manera:

a)            Extender la alianza a tres períodos presidenciales,  en los cuales serán candidatos a la Presidencia los tres aspirantes, Duque, Ramírez y Ordóñez:

b)           Como candidatos a la Vicepresidencia, estarían los tres pre-candidatos finalistas en las encuestas del Centro Democrático, excluido el Dr. Duque;

c)            Se adoptaría un programa de gobierno con participación de los tres candidatos a la Presidencia, los dirigentes de la Alianza, presidentes Pastrana y Uribe, y los aspirantes a la Vicepresidencia, el cual en la práctica se convertiría en una política de Estado para la verdadera reconstrucción del país;

d)           Se comprometerían todos los aspirantes, así como los directores de la alianza a trabajar por los nominados para lograr su elección; y,

e)           Queda por definir el orden en el cual se presentarían los candidatos, problema que puede ser manejado a través de una encuesta, y que requiere, además, un ánimo patriótico por parte de todos los involucrados.

Sexto.- Creemos que de esta manera, no sólo se zanja el conflicto que puede dar al traste con la alianza, sino que, además, genera un entusiasmo en las bases conservadoras, del Centro Democrático, grupos religiosos, militares y muchos colombianos que, sin pertenecer a un determinado partido, votan por el bien del país.

Aspiramos los colombianos de bien que el Altísimo los ilumine para que esta Gran Alianza se convierta en el dique que contenga las fuerzas que buscan convertir a Colombia en un estado totalitario y comunista , con el apoyo del régimen y la colaboración de los “idiotas útiles”, de los que siempre se ha servido el marxismo-leninismo.

Respetuosa y cordialmente,

LUIS ALFONSO GARCÍA CARMONA

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

-----------

3. La nueva 'encrucijada del alma' de Uribe

Juanita León

Álvaro Uribe tiene una nueva ‘encrucijada del alma’ y la tendrá que resolver esta semana pues el próximo lunes vence el plazo para que los partidos anuncien si van a hacer una consulta interna el 11 de marzo para escoger su candidato presidencial.

El sábado, tanto Uribe como el expresidente Andrés Pastrana, se reunieron en Barranquilla con sus candidatos Iván Duque y Marta Lucía Ramírez para tratar de definir el rumbo de la Coalición del No.

Sin embargo, más que para avanzar, la reunión sirvió para poner de relieve lo difícil que será llegar a un acuerdo pues tanto Marta Lucía como Iván creen que pueden y quieren ser el próximo presidente de Colombia.

Inicialmente, la duda era sobre el mecanismo para escoger el candidato. 

A Duque le conviene una consulta el 11 de marzo porque le daría una ventaja tener a todos los candidatos al Congreso del Centro Democrático haciendo campaña a su favor mientras que Marta Lucía no tiene ni un solo aspirante de su lado.

Y Ramírez ganaría si el candidato se escoge por encuesta ya porque su nivel de reconocimiento es mayor que el de Duque y hasta hace poco le llevaba ventaja a su rival en todas las encuestas.

Pero ahora el florero de Llorente es el ex procurador anulado Alejandro Ordóñez.

Como queda claro después de leer la carta enviada por Pastrana a Uribe con su propuesta para consolidar la Alianza y de lo que se supo después de la reunión, ya Marta Lucía Ramírez aceptó que se haga una consulta interna pero puso unas condiciones, entre las cuales está que lo que se someta a consideración de los ciudadanos sea cuál fórmula prefiere: la de ella como presidente y Duque vicepresidente o al revés.

Ver imagen en TwitterVer : https://twitter.com/AndresPastrana_/status/952677058932563968/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw&ref_url=http%3A%2F%2Flasillavacia.com%2Fla-nueva-encrucijada-del-alma-de-uribe-64189

Andrés Pastrana A

@AndresPastrana_

"La Alianza surge del interés común de sacar adelante a Colombia." Esta es la  propuesta que entregamos al Centro Democrático y a su Candidato @IvanDuque.

18:01 - 14 ene. 2018

Esto, de entrada, sacaría de taquito a Ordóñez.

El ex procurador anulado compite con Ramírez por la base del Partido Conservador y, según supo La Silla, está negociando con congresistas azules para que el Partido lo apoye en marzo.

Si lo consigue (y dada la caída de Vargas en las encuestas no es imposible), tendría la maquinaria de la que carece Marta Lucía y podría ella quedar de tercera en la consulta.

La fórmula que propone Pastrana, además, ayudaría a minimizar el impacto de que Uribe le hiciera campaña exclusivamente a Duque pues irían siempre en pareja, con la ventaja de que dado que ella dobla en experiencia al candidato del Centro Democrático podría terminar convenciendo a la gente en la urna de escogerla a ella arriba.

Duque, por su lado, ha dicho que no está dispuesto a aceptar la fórmula de la pareja. Él quiere que los votantes elijan entre su nombre, el de Marta Lucía y el de Ordóñez y que ya después se verá, dependiendo del resultado, si el segundo queda de vicepresidente.

Por las mismas razones que Ramírez no quiere, a Duque le conviene que Ordóñez y Ramírez se dividan los apoyos azules.

Además, en su círculo hay temor de que si Ordóñez no está en la coalición, los inconformistas del Centro Democrático que ven a Duque “blandengue”, los frustrados zuluaguistas (Óscar Iván se ha negado a hacerle campaña a Duque), y los seguidores de Rafael Nieto se vayan con Ordóñez.

Y a Duque tampoco le conviene renunciar a tener exclusivamente de su lado a Uribe haciéndole campaña.

Ordóñez, como era de esperarse, salió a protestar contra Pastrana por querer dejarlo por fuera porque, según él, la Coalición del No es de “tres patas” y Pastrana no lo representa.

Alejandro Ordóñez

@A_OrdonezM

4. Colombia necesita saber si la coalición del NO quedó secuestrada por @AndresPastrana_ y sus caprichos políticos. Insisto: los intereses del país están muy por encima de eso.

21:35 - 14 ene. 2018

En sus trinos de anoche, dejó claro que si no se resuelve lo de la consulta a su favor se irá solo a primera vuelta “con el aval de más de dos 2 millones 200 mil ciudadanos”. Firmas, que según reveló también anoche Noticias Uno, son muchas menos pues más de 600 mil habrían resultado inválidas.

Alejandro Ordóñez

@A_OrdonezM

5. Más allá de las vanidades de @AndresPastrana_ o los inconvenientes que surjan de acá en adelante, Colombia debe tener claro que seguiré firme en mi aspiración presidencial, en defensa de la familia y con el aval de más de 2 millones 200 mil ciudadanos.

21:42 - 14 ene. 2018

La última palabra la tendrá ahora Uribe, el verdadero líder de la coalición y quien está defendiendo la coalición con las tres patas.

Ver video: https://twitter.com/AlvaroUribeVel/status/952597069843320834

Álvaro Uribe Vélez

@AlvaroUribeVel

La mejor alianza, la que se debe hacer, es la alianza incluyente, donde estén todos, para que Colombia pueda salir adelante en su democracia y evitemos las vías al totalitarismo.

12:43 - 14 ene. 2018

La encrucijada

Tanto Marta Lucía Ramírez como Ordóñez tienen las firmas para llegar solos a la primera vuelta. En esa medida, no necesitan formalmente de la bendición de Uribe para mantenerse en la contienda.

Aunque ambos saben que sin el aval del Ex presidente no tienen ningún chance de llegar a la Casa de Nariño, si solo piensan en ellos tienen más para ganar llegando hasta el final que sometiéndose a unas reglas que de entrada les sean desventajosas.

Si llega sola hasta la primera vuelta, y saca los mismos dos millones de votos que consiguió también sola en las elecciones pasadas, Ramírez quedaría bien posicionada para tener un protagonismo en la segunda vuelta o para aspirar a la Alcaldía de Bogotá, como seguramente lo hará si pierde.

Por su lado, si Ordóñez va solo a la primera vuelta, y consigue el apoyo del Partido Conservador, de un sector religioso y de la derecha más radical del uribismo podría incluso negociar una fórmula vicepresidencial.

Es decir, tanto Ramírez como Ordóñez tienen incentivos para no someterse a Uribe.

Uribe tiene a su candidato que es Iván Duque, y suponiendo que el fervor alrededor de la figura del Expresidente no haya variado desde las elecciones de 2014, él tendría unos 3,5 millones de votos de gente que votaría por el que él diga (Óscar Iván Zuluaga sacó en la primera vuelta 3.759.943 votos).

En principio, esa cantidad de votos, dada la dispersión de candidatos que irán a la primera vuelta, le podrían alcanzar para pasar a segunda vuelta.

Pero si Marta Lucía (que podría ofrecerle, por ejemplo, la vicepresidencia a un uribista como Óscar Iván o Juan Carlos Pinzón) le muerde a los uribistas que quisieran alguien más independiente del expresidente y Ordóñez le quita la derecha más dura que no cree en Iván es posible que el que pase a segunda vuelta por la derecha sea Germán Vargas.

Al fin y al cabo, Vargas ha apuntalado una buena parte de la maquinaria política de los partidos tradicionales, se ha apropiado del discurso uribista y consiguió 5,8 millones de firmas (aún si, como dijo Noticias Uno, 1,7 millones son inválidas siguen siendo suficientes para darle la pelea a Uribe).

Más si el voto cristiano encuentra en Viviane Morales, que lanza su candidatura hoy y que seguramente terminará en las toldas de Vargas, una opción presidencial.

En cualquier caso, si la Coalición del No se disuelve y no hay consulta, a Uribe le quedaría prácticamente imposible ganar en primera vuelta como es su intención. Además, porque perdería el impulso que le daría una consulta en la que entre todos los candidatos podrían ganar fácilmente más de 7 millones de votos (en la de los verdes del 2014, solo Peñalosa sacó más de 3).

Por eso, estos cinco días son claves para el Expresidente.

La Silla Vacía, Bogotá, 15 de enero de 2018.

------------

4. Pastrana destapó su carta para la consulta del candidato presidencial

Las2orillasEl expresidente conservador jugó duro con un propósito claro: darle aire a su candidata Martha Lucia Ramirez y bajarle el liderazgo que ha adquirido Iván Duque con el apoyo frontal del expresidente Álvaro Uribe. Una de las condiciones que puso para la consulta abierta el día de las elecciones parlamentarias de marzo es que la competencia sea amigable, incluso con correrías de Ramírez y Duque exponiendo sus tesis sin el respaldo abierto de los expresidentes.

Frente a la inclusión del exprocurador Alejandro Ordóñez, realizó una audaz propuesta: permitir su participación en tanto puedan estar también Óscar Iván Zuluaga y Luis Alfredo Ramos quienes atraviesan circunstancias de investigación judicial similares.  Martha Lucía Ramirez, quien se inscribió por firmas  y no estaba de acuerdo con la consulta de marzo, accedió a esta impulsada por las condiciones del expresidente Pastrana. Esperan obtener una respuesta de Uribe y Duque antes del 20 de enero.

Las2orilla, 14 de enero de 2018.

-----------

5. Uribismo Unido

losirreverentes

Empezamos este año adelantando una intensa y decidida campaña política. Además de someter nuestro nombre al escrutinio del pueblo antioqueño al que le estamos solicitado su favor para que nos permita continuar en la Cámara de Representantes durante 4 años más, estamos trabajando llenos de entusiasmo en la candidatura de Iván Duque, quien resultó designado como el aspirante del Centro Democrático a la presidencia de la República.

Consciente de que resulta indispensable mantener la unidad de la coalición que ganó el plebiscito, estoy convencida de la necesidad de promover a Duque para que sea él la persona que resulte investida como candidato de dicha coalición.

El Centro Democrático es el partido con mayor credibilidad y mayor acogida en Colombia. En medio de un clima de escepticismo, descontento y desengaño causados por la polarización que ha promovido Juan Manuel Santos desde su llegada al poder, el CD ha irrumpido en la escena como un oasis. Nuestra militancia, disciplinada, coherente y activa, no se ha amilanado ante las vicisitudes que se presentan como consecuencia del duro ejercicio de la oposición.

Como bien ha dicho el presidente Uribe: en 2018 nos enfrentamos ante el gran desafío de evitar que Colombia sucumba ante las garras del totalitarismo. No está en juego un asunto de vanidad personal, sino la propia supervivencia de la República, razón por la que este es un momento para actuar y no para enfrentarnos en debates eternos que resultan inanes.

Cuando en Venezuela irrumpió la figura adusta del cuartelero Hugo Chávez, algunas voces se alzaron para advertir el peligro que se oteaba en horizonte. No fueron pocos los que en tono desdeñoso llegaron al extremo de burlarse de quienes responsablemente hacían las admoniciones. Abundaron los adjetivos y hasta los insultos. Chávez era presentado como la vacuna para curar el virus de la corrupción que carcomía al Estado venezolano. Han pasado 20 años desde aquella elección y el país vecino, otrora próspero y alegre, hoy se encuentra sumido en una tremenda crisis política, económica y social que difícilmente será resuelta.

No podemos jugar con nuestro futuro. Los uribistas hemos sabido unirnos entorno a propósitos superiores, muchas veces dejando de lado nuestras preferencias personales. Tenemos en Iván Duque a un líder integral. Se trata de un joven inteligente, preparado, capaz, trabajador y consciente de que en Álvaro Uribe contará con un guía perenne cuyo consejo es necesario para rescatar a Colombia de la crisis en la que se encuentra.

Tenemos todo para ganar. Con un partido unido, un programa de gobierno perfectamente alinderado con las necesidades reales del país y una base política ansiosa de irrumpir en la campaña con decisión y entusiasmo, encontramos la clave para llegar a buen puerto en este proceso electoral.

En estas semanas de intenso recorrido por distintos rincones de Antioquia, con emoción he podido registrar el buen ánimo que tienen nuestras bases frente a la candidatura de Iván Duque. Así las cosas, con este uribismo unido alrededor de Duque, estamos perfectamente preparados para entrar en la fase de definición del mecanismo que se utilizará para la elección del candidato de la coalición del “no” que lidera el presidente Uribe y a la que se han sumado Andrés Pastrana y el exprocurador Alejandro Ordóñez.

@MargaritaRepo

losirreverentes.com, enero 14 de 2017.

------------

 

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes