Facebook

     SiteLock

Última hora
Carta al expresidente Pastrana - Jueves, 18 Enero 2018 04:21
Rebelión anticomunista en Caracas - Jueves, 18 Enero 2018 04:18
Mi lugar - Jueves, 18 Enero 2018 04:16
¿Dictadura de los jueces en Colombia? - Jueves, 18 Enero 2018 04:08

Colombia. Las encuestas sirven para todo, sobre todo en época electoral Destacado

  • Miércoles, Dic 27 2017
  • Escrito por 

COLOMBIAN NEWS

26 de diciembre de 2017

1.    ¡Quien no te conozca que te compre!

2.    Sin coalición principista el CD no irá lejos

3.    La alianza, de nuevo

4.    Un vendedor de humo llamado León Valencia

5.    Guatemala inicia proceso para trasladar su embajada a Jerusalén

6.    Israel estaría hablando con 10 países para mudar embajadas a Jerusalén

7.    Jérusalem: Trump et Israël « humiliés » par l’ONU? Pas du tout !

8.    Trudeau quiere que yihadistas arrepentidos se conviertan en la voz contra el radicalismo en Canadá

¡Quien no te conozca que te compre!

Por José Alvear Sanín

El Mundo, Medellín

24 de diciembre de 2017

Con la mayor frecuencia, en todas partes, las encuestas se equivocan, pero no dejan de publicarse porque son un arma relativamente eficaz para la manipulación del electorado.

Por su lado, los gobiernos mantienen cotidianos y discretísimos sondeos, sobre todo en épocas preelectorales, porque todo mandatario aspira, bien a la reelección, bien a la continuación de su grupo.Algo muy preocupante deben estar sintiendo los del eje Timo-Santos, porque sin el menor rubor el presidente se compromete en la más descarada trapisonda para subvertir, una vez más, el orden constitucional, con el propósito de regalar otras 16 curules a  las Farc, ya negadas por el congreso. Ahora bien, a medida que perciben, gracias a sus confiables fuentes, el avance de los precandidatos ajenos al contubernio, están apelando a todos los subterfugios, porque mejor que nadie saben que el candidato ideal para ellos, De la Calle, en vez de despegar, retrocede hasta niveles ínfimos.

Esta verificación está favoreciendo a Fajardo, porque ¿cómo es posible que ese personajillo lidere la intención de voto, a menos que se le esté inflando con encuestas ad hoc? En su tierra lo conocemos bien porque ha sido uno de los peores alcaldes de Medellín, y como gobernador no lo hizo mejor.

La empresa de comunicaciones Orbitel (25 % Sarmiento Angulo; 25 % Santo Domingo; 50 % EPM) estaba completamente quebrada, ya no valía prácticamente nada. El alcalde Fajardo compró las acciones de Sarmiento y Santo Domingo por US $ 85 millones de rabioso contado. La grandísima e inevitable  pérdida fue para EPM; pero con ese garrafal error gerencial, Fajardo se aseguró el reconocimiento perpetuo de  los dos grandes cacaos, propietarios de El Tiempo y El Espectador. Como si esto fuera poco, los gastos de publicidad en ese cuatrienio alcanzaron algo así como $ 190.000 millones, repitiendo despilfarro similar como gobernador. Esas larguezas con los medios lo han convertido en su consentido.

Hace como doce años dejó de ser un simple docente de matemáticas para convertirse en exitoso manzanillo, aunque su único discurso siempre es contra la “clase política”… Sus publicitadas carantoñas y visajes no suplen sus notorias carencias en ciencia política, derecho constitucional, filosofía, economía y administración pública. Pésimo escritor, tampoco es orador ni expositor, y nadie recuerda de él frase ingeniosa, afirmación rotunda, idea original ni iniciativa importante.

Pero todo se le perdonaría si no fuese llamado a sustituir a Humberto de la Calle en los designios del funesto eje castro-chavista. Pertenece a un partido “verde”, afiliado al foro de Sao Paulo, que por lo tanto jamás ha censurado la minería ilegal ni la deforestación para los cultivos ilícitos. En consecuencia Fajardo, que afirma que ya no existen derecha ni izquierda, jamás ha dicho nada sobre el tal acuerdo final ni contra el golpe de Estado permanente con el que se viene implementando. Tampoco ha opinado sobre la JEP o los crímenes de lesa humanidad cometidos contra los niños y las mujeres reclutadas por las Frac.

Este vástago de una riquísima familia de constructores, que anda asociado con una senadora desequilibrada y con un anacrónico náufrago del maoísmo, está siendo propulsado como carta supletoria del anciano jefe entregador en La Habana. Más peligroso entonces, desde el punto de vista electoral, por su opacidad e ignorancia, que revolucionarios sin tapujos como Petro, o títeres como De la Calle. En realidad, Fajardo no alcanza a marxista, porque simplemente es un ambicioso idiota útil, el compañero de ruta perfecto para encabezar el “gobierno de transición” de cuyos hilos tirará Timochenko.

                                                                                         ***

“Una de las perversiones de la cultura de lo políticamente correcto es vender la reescritura de la historia de manera angelical, pero no, en el fondo, con el fin de mejorar gracias a los nuevos conocimientos lo asentado desde tiempo atrás, sino con el de borrar, esto es, manipular, lo que no nos sea conveniente (…), así que, estigmatizamos o ensalzamos nuestros personajes preferidos o denostados, y lo mismo podemos hacer con acontecimientos, sucesos, instituciones, o lo que se nos ponga por delante de aquello que fue (y que para desgracia de muchos no se puede cambiar) y que se llama el pasado. La historia, los hechos históricos fueron, son absolutos”. Alfredo Alvar Ezquerra, investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), de Madrid.

¡Y pensar que algunos despistados empresarios vallunos suscriben carta de apoyo a su solapado paisano, el padre De Roux, para augurarle positiva labor en la “comisión de la verdad”!

-----------------------------------------------------------------------------

Sin coalición principista el CD no irá lejos

Por Eduardo Mackenzie

@eduardomackenz1

25 de diciembre de 2017

Si el Centro Democrático dejó de ser un partido de derecha y se convirtió en un partido “de centro”, su candidato presidencial no es lo que necesita Colombia.

El CD y, en términos más amplios, el uribismo, fue siempre un credo político de derecha. No de extrema derecha sino de derecha republicana a secas. En Colombia y en el extranjero el uribismo fue visto como una orientación que hacia parte de la corriente neo-conservadora, más basada en buscar soluciones a dificultades sociales concretas que en una doctrina particular.  El uribismo atrajo gran parte de sus dirigentes, militantes y adherentes de los partidos tradicionales colombianos, liberal y conservador. Las motivaciones centrales de los dos gobiernos de Álvaro Uribe respondían a ese ideario, con un programa sin ambigüedad de lucha contra la violencia del comunismo armado (Farc) y de lucha contra todas las formas del narcoterrorismo. Y de fomento de la libertad empresarial y de la reforma social. Ese combate nunca fue “de centro” ni de izquierda. Álvaro Uribe bautizó su política como Seguridad Democrática.

En sus memorias, el expresidente Uribe dice que sus dos mandatos  descansaron sobre un “Triángulo de Confianza” y que los componentes de éste fueron “la seguridad democrática, la confianza de los inversores [privados] y la cohesión social”. En ese libro el ex presidente evitó el tema del Centro Democrático, de su naturaleza y orientación. Sin embargo, al final del epílogo afirma que ese partido “define el equilibrio entre la Seguridad, la Inversión y la Cohesión Social”. Y concluye: “La pobreza y la inequidad de Colombia requieren seguridad como fuente de recursos, para superarlas.”

¿Tales definiciones son “de centro”? No. Para superar la pobreza y la inequidad es necesario, según Uribe, que la sociedad tenga márgenes aceptables de seguridad, factor que con la libertad favorece un aumento de la riqueza nacional. Por el contrario, el desorden, el caos, el control burocrático central y la guerra aumentan la miseria pues deprimen las posibilidades de crear y acumular riqueza. Para los partidos conservadores y liberales clásicos, sin seguridad la riqueza no  tiene chances de aumentar. Ni la izquierda ni el centro (o pantano, como llamaban  a esa posición durante la revolución francesa) ven la seguridad como un factor clave de aumento de la riqueza social. No le atribuyen mérito alguno en la superación de la desigualdad.

La izquierda espera, por el contrario,  superar la pobreza mediante la guerra social. Su sola salida: la destrucción del orden “burgués”, la supresión de la propiedad privada y la instauración de una pretendida “propiedad colectiva”. La colectivización de la producción y del consumo no puede existir sin que el poder central degenere en dictadura sin límites y cometa atrocidades a diario. 

Iván Duque, el candidato del Centro Democrático se dice ahora “de centro” y “de extremo centro”. Lo que declara en estos días de campaña electoral, es, en efecto, de centro. Hay en esa actitud una suplantación de programa, un cambiazo de valores, una transformación del “uribismo” en otra cosa, en una corriente nueva y nebulosa. Y propicia una especie de tabú respecto de lo que tiene que ver con la derecha. Todo eso con el consentimiento del expresidente Uribe.

Hace unos días Iván Duque envió a la revista Portafolio un artículo intitulado “El futuro”  donde dice: “(…) mi mayor deseo es representar a una nueva generación, defender unos principios y unos valores que creo firmemente son los que necesita Colombia”.  En ese texto se expresa, en efecto, no un jefe uribista sino un tecnócrata de centro. Allí Duque habla de “un país distinto, basado en principios de legalidad, emprendimiento y equidad”. Propone también la educación y servicios de salud para todos. El lenguaje es el de un progresista de Suecia o de una democracia apaciguada. Dice que su “gran compromiso” será “pasar las páginas de la impunidad, de la violencia, del populismo” y “construir un país que pase las páginas del derroche y de la asfixia tributaria”.

Allí agrega: “necesitamos hacer del empresario, del emprendedor y del comerciante, un socio para el progreso” y pide que “el Estado deje de ver [al empresario] con desconfianza”. El empresario como “socio” del Estado no es una visión liberal. Aquí el Estado define el rumbo y las empresas cumplen. Es el “planismo centralizado” tan criticado por Hayek, pues olvida que, en un  régimen de competencia, el sistema de precios es el que permite regular la oferta y la demanda sin tener que recurrir a la coordinación de un órgano central, el Estado. La empresa privada libre, independiente y socialmente responsable, no parece hacer parte de los esquemas de Duque. 

En su carta a Portafolio, Duque no dedica una sola palabra a los temas centrales de hoy: los infames acuerdos de La Habana, las Farc, el Eln, el narcotráfico, la JEP, la tragedia de Venezuela, el Foro de Sao Paulo. Nada hay sobre otros problemas de tremenda actualidad como la justicia corrompida y bajo influencia castrista,  la pobreza y la emergencia de amplias zonas del país donde el Ejército y la Policía sólo están autorizados a hacer presencia esporádica. A menos que la frase abstracta sobre “pasar la página de la impunidad, la violencia y el populismo” incluya mágicamente respuestas a esas duras realidades. Seamos serios. ¿No es eso una omisión, una evacuación precipitada de cuestiones capitales para los colombianos?

Es como si, en realidad, para el candidato del CD, los factores de sujeción de Colombia a la órbita cubana, plasmados en los acuerdos Farc-Santos, no existieran o hubieran sido superados en estos días de escaramuzas entre el Congreso y Santos. Es como si la destrucción del Estado de Derecho, y el control colectivista de la producción nacional, no hubieran sido pactados en Cuba.

Hay palabras en ese artículo del candidato presidencial cuya ausencia es escandalosa: paz, seguridad, narcotráfico, justicia, pobreza, inequidad. Ninguno de esos conceptos centrales, que le permitieron al uribismo diseñar políticas acertadas entre 2002 y 2010, aparece allí. ¡Y Duque habla del futuro de Colombia! ¿Por eso habla de querer un “país distinto”?

Duque nos dice que la paz ya está ganada y consolidada, y que las amenazas no existen. ¡La única vez que menciona la palabra seguridad es para hablar de “seguridad alimentaria”!

Esto no ocurre sólo en el texto para Portafolio. Durante la campaña en favor del No antes del plebiscito Duque fue de los que desmovilizó diciendo que el acuerdo de La Habana tenía cosas positivas. Con su frase “Ni trizas ni risas” él se burló del líder uribista más consecuente, el ex ministro Fernando Londoño Hoyos, y de los que votaron No el 2 de octubre de 2016. Después, cuando algunos propusieron construir una coalición para ganar las legislativas de marzo y la presidencia en mayo próximo con quienes abogaron por el No, Iván Duque dijo que él no haría ese tipo de campaña sino una con valores más positivos.

Quien encarna los valores del uribismo y va más allá, al combatir el relativismo moral, el olvido del valor de la vida y de la familia, al insistir en la necesidad de defender la dignidad de la persona y las libertades, la responsabilidad social del individuo, es el ex procurador Alejandro Ordóñez Maldonado. Él es quien debería ser el candidato presidencial de una gran coalición integrada por los sectores que luchan por ese programa, pues en ese zócalo de valores fundaron su posición contra los acuerdos de La Habana.

Duque representa a quienes evolucionan hacia el falso centrismo de los Trudeau y Obama haciendo creer que ellos encarnan la “marcha del mundo” y que el uribismo de hoy es algo que no era ayer.

Hoy no estamos solo ante una batalla electoral decisiva. Estamos ante una batalla por los valores que construirán a Colombia en los próximos 20 años.

Las tesis de Ordóñez son las únicas que pueden sacar al país del obscurantismo en que lo sumió Juan Manuel Santos. La alternativa a las posiciones de las diferentes caretas de la izquierda es él. La campaña sistemática contra Ordóñez en los medios, los intentos diarios para mostrarlo como “extremista”,  “muy radical” o “la caverna”, como dice alguien del CD, refleja no solo la angustia del “progresismo” ante la posibilidad de perder la continuidad del santismo: refleja la pérdida de reflejos y el horror moral que Santos y sus socios impusieron en el país.

El diagnóstico técnico de Duque no es la respuesta a la agenda del chavismo disfrazado. Su postura es un intento de acomodarse a corrientes nefastas y a las circunstancias creadas por el santismo. ¿Esas franjas no aplaudieron su designación como candidato del CD?

Tiene mucha razón Rafael Nieto Loaiza, ex precandidato presidencial del CD, cuando hace un llamado de atención (1) al uribismo: “No hay candidato ni partido capaz de ganar solo. Es indispensable una alianza. La coalición natural del centro a la derecha está en los que compartieron la gesta heroica del triunfo del No en el plebiscito.” El agrega algo aún más importante: que dejar por fuera a Alejandro Ordóñez “sería un error imperdonable”. Rafael Nieto Loaiza debe ser escuchado. Él tiene el mérito de ser el único precandidato que rechazó con fuerza la propuesta de Angelino Garzón, del 6 de septiembre pasado. Éste pidió que el CD se siente a dialogar con las Farc y acepte que haya una candidatura presidencial de izquierda con vicepresidencia del CD. ¿Algo como esto es lo que explica la febrilidad con la cual la izquierda, y el progresismo pastranista, quieren marginar a Ordóñez, un líder conservador respaldado por dos millones 200 mil firmas, que ha hecho una excelente campaña por todo el país y quien jamás aceptaría tan absurda componenda? 

Rafael Nieto tiene el coraje personal de pedir  un replanteo de la política de alianzas del CD pues la actual, centrada en Duque, no sirve. Lo dice sin rodeos: “el CD sin coalición no tiene garantía siquiera de pasar a la segunda vuelta”. Él reitera: “Ordóñez, además, ha recogido sectores importantes de conservadores, de la reserva activa de la Fuerza Pública y de los grupos católicos y cristianos, sin los cuales el triunfo es improbable. Y hay que sumar a las víctimas de los terroristas, a Jaime Castro y el grupo de Mejor No, a los arrepentidos del Si, a los abstencionistas.”

¿Podría el Centro Democrático cometer el error de desatender ese importante llamado? ¿Podría el pueblo colombiano cometer el error de no respaldar masivamente la candidatura de alguien como Alejandro Ordóñez Maldonado? Reflexionemos bien. Solo quedan dos meses para tomar el rumbo correcto y zafarnos de las trampas que hay en el camino.

(1).-http://www.rafanietoloaiza.com/la-alianza-nuevo/

----------------------------------------------------------------------------------

La alianza, de nuevo

Por Rafael Nieto Loaiza

http://www.rafanietoloaiza.com/la-alianza-nuevo/

23 de diciembre de 2017

El objetivo fundamental del próximo año no puede ser otro distinto a ganar la Presidencia, alejar el país del abismo y retomar el rumbo para construir la sociedad justa, segura y próspera que todos queremos. Si confundimos la meta, confundimos también el camino. Y el costo será monumental. Nos jugamos la democracia, la economía de libre mercado, el futuro de la Patria.

En consecuencia, acá no valen las vanidades, los egos, las aspiraciones personales. Todas ellas deben estar subordinadas al fin último de no elegir un nuevo gobierno del santismo y de la izquierda. Si se elige acá un gobierno de continuidad, de “transición” según denominación de las mismas Farc, el futuro que nos aguarda será cada vez más parecido al de nuestros vecinos.

¿Pensamientos catastróficos? ¿Tremendismo? ¿Demagogia dirigida a asustar para obtener mejores resultados electorales? Nada de eso. Basta mirar los hechos y verificar que ya vamos en ese camino: desconocimiento del valor del voto y de las mayorías, manoseo grosero de la Constitución y la ley, subordinación del legislativo al ejecutivo, cooptación de las altas cortes, manipulación ideológica del sistema de administración de justicia, impunidad para los cercanos y persecución judicial implacable de los contradictores políticos, la mentira como discurso oficial, centralismo exacerbado y abuso del presupuesto como instrumento electoral y de presión a las autoridades departamentales y municipales, alineamiento uniforme de los grandes medios de comunicación, uso de los organismos de control fiscal y societario como instrumento de persecución a empresarios e individuos que no se someten, desmantelamiento doctrinal y operacional de las fuerzas militares, corrupción desbordada, enquistada en la estructura gubernamental y liderada desde la Presidencia de la República, connivencia con el narcotráfico. Se dirá que hay diferencias, que en Venezuela la cosa es aguda y descarada, y es verdad, pero que allá lo descrito suceda en grado superlativo no significa que acá no ocurra, que los hechos no sean ciertos. Lo son. Y muestran el tamaño de la crisis y de los riesgos.

Así que si queremos frenar la deriva de “venezuelización” que llevamos es indispensable cambiar el rumbo en el 2018. Primero, las parlamentarias. Sea quien sea el próximo presidente, es fundamental obtener el mayor número de senadores y representantes comprometido con la República y con el libre mercado. O para gobernar o para hacer oposición, son indispensables.

Después, las presidenciales. Y en ellas la clave serán las coaliciones. En un panorama de fragmentación aguda, no hay candidato ni partido capaz de ganar solo. Es indispensable una alianza. La coalición natural del centro a la derecha está en los que compartieron la gesta heroica del triunfo del No en el plebiscito. El Centro Democrático (CD), los ex presidentes Uribe y Pastrana, Marta Lucía Ramírez. Pero también Alejandro Ordoñez. Dejarlo por fuera sería un error imperdonable Y sumamente costoso. Ordoñez, además, ha recogido sectores importantes de conservadores, de la reserva activa de la Fuerza Pública y de los grupos católicos y cristianos, sin los cuales el triunfo es improbable. Y hay que sumar a las víctimas de los terroristas, a Jaime Castro y el grupo de Mejor No, a los arrepentidos del Si, a los abstencionistas.

El discurso de que la alianza es desequilibrada porque ni Pastrana, ni Marta Lucía, ni Ordoñez tiene partido ni fuerza parlamentaria olvida lo importante: primero, que el adversario no está adentro sino afuera y, segundo, que sin ellos el CD es solo la más grande de las minorías y no puede llegar a la Presidencia. De hecho, el CD sin coalición no tiene garantía siquiera de pasar a la segunda vuelta. Si en política sumar es siempre importante (aunque no al costo de renunciar a los principios), en este caso lo es aún más.

De manera que la Alianza no solo es deseable sino que es indispensable. Hay que trabajar con prudencia, respetar a sus líderes, tratarlos con cuidado, dar garantías a todos. Tener siempre presente el fin último, los más altos objetivos de la Patria. De nuevo, insisto, no olvidar que lo que nos jugamos es el futuro.

-------------------------------------------------------------------------------------

Un vendedor de humo llamado León Valencia

Por Gustavo Rugeles

El Mundo, Medellín

http://www.elmundo.com/noticia/Un-vendedor-de-humo-llamado-Leon-Valencia/364940

24 de diciembre de 2017

Mercader del conflicto y de la paz desenmascarado por sus propios amigos.

No hay nada de malo en que una persona, incluso un desmovilizado, desarrolle su actividad económica de manera exitosa. El problema radica en que ese ejercicio se derive de los recursos del estado que son “sagrados” y más aun jugando con la honra de las personas, instrumentalizando la cizaña y el odio que le producen quienes no comparten sus ideas políticas y presentando como investigaciones, refritos que ya han publicado los medios de comunicación e inventando delitos de sangre. Es el caso de señor León Valencia Agudelo conocido en el monte como el “comandante Gonzalo”.

Dejó las armas como militante de la tenebrosa banda del Eln cuando vio que desde la vida civil podía encontrar un espacio para pontificar y señalar a otros desde un pedestal de la moral pública pelechando apoyos económicos de entidades de orden nacional, alcaldías y gobernaciones que le comieron cuento. En sus inicios como mercader del conflicto desde la fundación Arcoiris León Valencia lideró un grupo de verdugos integrado por Claudia López y el cuestionado exmagistrado auxiliar de la Corte Suprema Iván Velásquez que señalaron y judicializaron con métodos bastante cuestionados a buena parte del Congreso de la República por la llamada parapolítica. Su único fin era perseguir e intentar enlodar la presidencia de Álvaro Uribe. Nunca encontraron pruebas en su contra a pesar de inventar el “expediente alcantarilla” con el que metieron en el mismo costal a todos los investigados violando las garantías procesales. León y su grupo de investigadores instruían y el magistrado Velásquez ejecutaba.

León pasó a formar parte del staff de columnistas de la Revista Semana desde donde fustigó a sus enemigos políticos y enalteció a sus socios como ocurrió con el investigado exalcalde Santa Marta Carlos Caicedo al tiempo que éste lo llenaba de millonarios contratos. Así mismo ocurrió en el departamento de La Guajira donde sacó beneficio económico de la tragedia de los wayuu ejecutando contratos para la implementación de las medidas cautelares otorgadas por la Cidh, o en el departamento de Bolívar donde ganaron un contrato para temas de ganadería ¿Qué tanto sabe León Valencia de la problemática indígena o de ganadería?

Pero a León Valencia se le acabó su largo cuarto de hora. Aunque “izquierda no come izquierda” como me dijo una persona esta semana; es evidente que sus antiguos aliados lo dejaron solo. Primero fue su fulminante salida de la Revista Semana por orden de Felipe López y ahora un elaborado análisis de La Silla Vacía (un medio que siempre lo ha enaltecido) que desnudó sus imprecisiones.

Entre otras cosas el informe de León Valencia poco o nada dice de los candidatos de las Farc; tampoco de las investigaciones contra Carlos Caicedo, menos contra Sergio Fajardo y aunque señala a algunos candidatos por delitos de sangre no menciona que el aspirante al senado por la Coalición Colombia Iván Marulanda es hermano de Javier Marulanda quien fue condenado por narcotráfico en Estados Unidos, un claro ejemplo del doble rasero con el que León Valencia ha manipulado a la opinión pública enriqueciéndose con bocanadas de humo camufladas en la esperanza de muchos colombianos de alcanzar la paz.

Dato: El Coronell de la FAC Fredy Bonilla me solicita rectificación por la anterior columna Un cuestionado coronel a cargo de la seguridad aérea en Colombia. La respuesta es que esa solicitud no es procedente toda vez que cada afirmación se encuentra debidamente soportada y estaré atento a defender esa investigación ante cualquier tribunal.

Dato: Un diputado del Putumayo quien fue fórmula del ministro Guillermo Rivera afirma que las FARC financiaron su campaña al congreso. ¿Por eso su defensa contra derecho de las 16 circunscripciones de paz? ¿Esa declaración será tomada en cuenta en la JEP?

Dato: Felices fiestas y agradeciendo especial a los lectores de esta columna en el periódico EL MUNDO, Los Irreverentes, El Nodo, Correo Confidencial, El Telégrafo, Oiga Noticias, La Otra Cara, Periódico Debate, Río Noticias, Oiga Noticias, Radio Magdalena, Ruta Noticias y a quienes apoyan el esfuerzo de investigación que hacemos desde El Expediente. En el 2018 seguiremos cumpliendo con nuestro deber.

--------------------------------------------------------------------------------------------------

Guatemala inicia proceso para trasladar su embajada a Jerusalén

Noticias RCN, Bogotá

Afp

http://www.rcnradio.com/internacional/guatemala-inicia-proceso-trasladar-embajada-israel-jerusalen/

25 de diciembre de 2017

Guatemala trasladará su embajada en Israel a Jerusalén, en consonancia con la decisión de Washington condenada por la Asamblea General de la ONU y desatando el agradecimiento israelí y el rechazo palestino. “El Ministerio de Relaciones Exteriores recibe la instrucción presidencial (de Jimmy Morales) e inicia el proceso de ejecución de esta decisión de política exterior“, afirmó la cancillería guatemalteca en un comunicado.

El proceso se inició al día siguiente de que Morales anunciara que dio instrucciones a su canciller Sandra Jovel para realizar el traslado. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, saludó en un comunicado la “importante” decisión de Guatemala. “Otros países reconocerán a Jerusalén y anunciarán el traslado de su embajada (…) Es tan sólo un comienzo y es importante“, afirmó.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores palestino calificó en un comunicado de “acto vergonzoso” y “sin valor legal” la decisión de Guatemala, que “desafía los sentimientos de las iglesias en Jerusalén” y la resolución de la Asamblea general de la ONU. El papa Francisco pidió en tanto “paz para Jerusalén y toda la Tierra Santa” e instó a “alcanzar una solución negociada, que permita la coexistencia pacífica de dos Estados“. “En un completo acto de burla a la comunidad internacional, el Gobierno de Guatemala desconoce la Resolución de la Asamblea de la ONU y decide trasladar su Embajada a Jerusalén“, dijo el mandatario de Bolivia, Evo Morales, en su cuenta de Twitter.

 El exvicepresidente guatemalteco Eduardo Stein (2004-2008) advirtió que la decisión de Morales puede tener repercusiones económicas y afectar a unos de 45.000 pequeños productores de cardamomo del país, el primer exportador del aromático del mundo, del que las naciones árabes son sus principales compradores. Recordó que el expresidente Ramiro de León Carpio (1993-1996) tomó la misma decisión, pero se retractó cuando los países islámicos le cerraron las puertas al mercado guatemalteco. Morales hizo el anuncio al informar en redes sociales sobre una conversación que mantuvo con Netanyahu, a quien le prometió el traslado de la sede diplomática guatemalteca de Tel Aviv a Jerusalén.

Guatemala es el primer país después de Estados Unidos en anunciar el traslado de su embajada a Jerusalén, en medio de tensiones por la medida anunciada por el presidente estadounidense Donald Trump. El viernes, Morales defendió el apoyo de su país a Estados Unidos en su reconocimiento a Jerusalén como capital de Israel, un día después de que la Asamblea General de la ONU condenara esa decisión por amplia mayoría. “Guatemala es pro Israel históricamente“, dijo el gobernante guatemalteco. “En los 70 años de relación, Israel ha sido nuestro aliado“, dijo.

Pocas horas después, el portavoz del ministro de Relaciones Exteriores de Israel Emmanuel Nashon agradeció a Guatemala por esta “importante decisión“. “Estupenda noticia y una verdadera amistad!“, escribió Nashon en la cuenta de Twitter. Guatemala junto a Honduras, Togo, Micronesia, Nauru, Palau y las Islas Marshall se alinearon con Washington e Israel para rechazar la condena de la ONU.

“Es la ruta correcta”

Aunque sufrió una dura derrota en la ONU, Estados Unidos estimó haber limitado los daños, según Nikki Haley, embajadora de Washington ante el organismo internacional. Previo a la votación en la ONU, Haley había prometido “anotar los nombres” de los países que condenaran al suyo y tras la condena envió por Twitter una nota de agradecimiento a los 65 estados que, según ella, “no cedieron a los métodos irresponsables de la ONU”. De los 193 países que conforman la asamblea, 128 votaron a favor de la resolución, entre ellos numerosos aliados de Washington, como Francia y Reino Unido.

La polémica determinación del presidente Trump provocó tensiones entre israelíes y palestinos, quienes se congratularon por la abrumadora mayoría de países que condenaron el reconocimiento unilateral de Estados Unidos sobre Jerusalén como capital del Estado judío. “Esta decisión reitera que la causa justa de los palestinos goza del apoyo del derecho internacional (…) Vamos a proseguir con nuestros esfuerzos en la ONU y en otros foros internacionales para poner fin a la ocupación (israelí) y crear un Estado palestino con Jerusalén Este como capital“, afirmó el jueves el portavoz del presidente palestino Mahmud Abas. “Ninguna decisión de ninguna parte puede cambiar la realidad: Jerusalén es un territorio ocupado en términos del derecho internacional“, añadió el portavoz Nabil Abu Rudeina. Guatemala fue partícipe de la creación del Estado de Israel en 1947, primero como uno de los 11 miembros de la “Comisión Especial para el Problema de Palestina” y luego al votar a favor de la existencia de Israel en la ONU.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Israel estaría hablando con 10 países para mudar embajadas a Jerusalén

El Colombiano, Medellín

Efe

26 de diciembre de 2017

Después de que Guatemala anunciase este lunes que trasladará su embajada a Jerusalén, el Gobierno israelí dijo que está en conversaciones con por lo menos otros diez países para, potencialmente, hacer lo mismo, según medios locales.

La viceministra de Exteriores Tzipi Hotovely dio esta información en una entrevista a la radio Kan Bet pero declinó revelar de qué países se trataba, aunque el informativo de la noche de Canal 10informó que probablemente el próximo país en anunciar el traslado de embajada sea Honduras. Hotovely dijo también al diario israelí Haaretz que estas conversaciones se están centrando en el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y no tanto en la mudanza inmediata de las misiones diplomáticas.

El 6 de diciembre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció formalmente la capitalidad israelí de Jerusalén y añadió que en algún momento trasladaría a aquella ciudad la embajada de su país. Junto con Guatemala, Honduras fue uno de los nueve países que votaron con Estados Unidos la semana pasada en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en una resolución no vinculante que denunciaba la declaración de Trump. La resolución fue aprobada por mayoría y la ONU declaró la acción norteamericana “nula y vacía”. En contra de la resolución y a favor de Estados Unidos votaron, además de Guatemala, Israel y Honduras, las Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Palau y Togo. Nentayahu calificó el voto de “ridículo” en un vídeo publicado en su página de Facebook. Representantes políticos de Rumanía y Eslovenia también han apoyado el reconocimiento del mandatario norteamericano, según informó la plataforma de noticias Walla.

Guatemala ha sido el primer país en declarar que trasladará su legación diplomática a Jerusalén, la república Checa también reconoció Jerusalén Occidental como la capital israelí y lo mismo hizo Rusia en el mes de abril, según el diario The Times of Israel. La declaración de Trump sobre Jerusalén, que rompía con la tradición política norteamericana y desafiaba las advertencias internacionales, fue saludada por el Gobierno israelí y otros líderes del espectro político, y enfureció a los palestinos. Derivó en disturbios y enfrentamientos y hasta ahora ha habido 13 palestinos muertos.

Trump indicó que no especificaba las fronteras de la soberanía israelí en la ciudad y pidió que no se modificase el statu quo de los lugares santos de la ciudad. Israel conquistó Jerusalén Este en la Guerra de los seis días, en 1967, y la considera capital unida del país, en contra de la opinión de la comunidad internacional, mientras que los palestinos reivindican Jerusalén Este como la futura capital de Palestina.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Jérusalem: Trump et Israël « humiliés » par l’ONU? Pas du tout!

Par Luc Rosenzweig

Revue Causeur, Paris

https://www.causeur.fr/jerusalem-trump-israel-onu-vote-148597/

26 décembre 2017

Camouflet, humiliation, isolement : entre Le Monde, Libération, France Inter, c’est à qui trouvera le mot le plus blessant et le plus dépréciatif pour décrire la séquence onusienne consécutive à la décision de Donald Trump de mettre fin à l’infinie procrastination d’une décision du Congrès américain datant de 1995, reconnaissant Jérusalem comme capitale d’Israël, et décidant de lancer les études pour le transfert de l’ambassade des Etats-Unis de Tel Aviv à Jérusalem-Ouest.

Même pas mal !

Pour le profane, qui ne suit pas à la loupe l’évolution du volet diplomatique du conflit israélo-arabe, il n’y a pas photo: la résolution condamnant Washington a été adoptée à 14 contre 1 (véto américain) au Conseil de sécurité, et par 128 pour 9 contre, 35 abstentions et 21 non-participations au vote en Assemblée générale. Cela ressemble donc fort à une défaite humiliante, du genre de celles que, de temps à autre, les All Black néo-zélandais font subir au Quinze tricolore…

Pour ceux qui, en revanche, s’efforcent de ne pas avoir une mémoire de poisson rouge dans leur perception de l’évolution des rapports de force géopolitiques, et ne se contentent pas de métaphores sportives pour expliquer la marche du monde à leurs lecteurs, auditeurs et téléspectateurs, cette affaire est notablement moins pénible pour les Etats-Unis et Israël qu’on voudrait nous le faire croire.

Le vote du Conseil de sécurité était joué d’avance, car aucune des nations traditionnellement moins défavorables aux positions défendues par les Etats-Unis et Israël n’en fait actuellement partie. Comme le véto américain était certain (quelle nation, d’ailleurs, accepterait de se voir condamnée pour une décision relative à l’implantation de son ambassade dans un pays tiers ?), on a voté avec d’autant plus d’entrain que l’on était assuré que ce vote n’aurait aucune conséquence. Le « Trump bashing » étant la chose la mieux partagée dans nos contrées, on ramasse au passage quelques bénéfices de politique intérieure. C’est petit bras, d’accord, mais c’est humain.

Un vote pas si unanime

Quant au vote de l’Assemblée générale, qui, rappelons-le, n’a d’autre effet que symbolique, il a surpris désagréablement ceux qui pensaient que le monde entier serait témoin, comme d’habitude, de la mise au pilori d’Israël et des Etats-Unis, dont les soutiens seraient limités aux quelques Etats aussi microscopiques et dépendants à 100% de la manne financière des Etats-Unis, que Nauru, les Iles Marshall ou la Micronésie (« Mike who ? » avait, jadis, demandé Ronald Reagan que l’on informait des votes favorables à l’ONU). La formule d’Abba Eban, longtemps ambassadeur d’Israël aux Nations-unies, et figure historique des « colombes » israéliennes dans la gestion du conflit avec les Arabes, ne cessait de faire mouche : « Si l’Algérie mettait aux voix à l’Assemblée générale une résolution stipulant que la terre est plate et que c’est Israël qui l’a aplatie, elle serait votée à une écrasante majorité des pays membres de cette honorable assemblée ! ». Exagéré ? Caricatural ? Les récents votes de l’Unesco, organe de l’ONU, dont la Palestine – grâce à la France – est devenue membre à part entière, déniant tout lien des Juifs avec le Mont du Temple à Jérusalem, montrent que la permanence de cet état d’esprit ne relève pas seulement des fantasmes de sionistes radicaux.

Replacé dans son contexte historique, le dernier vote de l’Assemblée générale de l’ONU montre plutôt un renforcement du statut international d’Israël que le contraire et, en conséquence, un affaiblissement de la position palestinienne. Au total, 65 pays n’ont pas voté en faveur des contempteurs de Donald Trump et Benyamin Netanyahou. Qui peut dire aujourd’hui, par exemple, que le Canada de Justin Trudeau, le Mexique, l’Argentine ou l’Australie sont des pays totalement sous la coupe économique et politique de Washington, ou soumis à la pression d’un puissant lobby juif intérieur ? Qu’ils font partie de la secte des adorateurs de Donald Trump et du Likoud réunis ? Qui peut penser que ces nations peuvent être sensibles aux menaces de représailles économiques inconsidérément brandies par Nikki Halley, ambassadrice américaine à l’ONU, comme de vulgaires républiques bananières africaines ou sud-américaines ?

L’Europe à nouveau divisée

Et l’Europe ? Elle a montré une fois de plus que sa division sur la question est insurmontable : 6 pays membres de l’UE n’ont pas voté une résolution soutenue par la France et l’Allemagne, qui prétendent au leadership continental : la Pologne, la République tchèque, la Hongrie, la Roumanie, la Lettonie et la Croatie. Si Bruxelles avait quelques prétentions à se substituer comme médiateur au Proche Orient à des Etats-Unis récusés par Mahmoud Abbas, ce n’est pas gagné.

Israël, de plus, perçoit les dividendes d’une habile diplomatie africaine menée dans un contexte où ce continent est déstabilisé par la menace djihadiste. L’expertise de l’Etat juif en matière de lutte contre le terrorisme, mise au service de pays africains importants, comme le Kenya et la République démocratique du Congo – et même le Togo pourtant dans la sphère d’influence française – n’a pas été étrangère à leur vote de New-York. Même le Turkménistan, pays d’Asie centrale issu de l’ex URSS, très majoritairement musulman et turcophone, n’a pas suivi les consignes de vote de ses deux mentors, la Russie de Poutine et la Turquie d’Erdogan !

Obama n’existe plus

« C’est à la fin du marché qu’on compte les bouses. » Ce vieil adage de la France rurale devrait être médité par Mahmoud Abbas et ses soutiens inconditionnels. Et le compte est loin d’y être pour la direction palestinienne ! Non seulement l’initiative de Donald Trump n’a pas mis le feu dans les Territoires palestiniens et dans la rue arabe à travers le monde – contrairement aux prophéties apocalyptiques des commentateurs patentés – mais elle n’a pas, non plus, déclenché au sein de la communauté internationale une vague de reconnaissance de l’Etat palestinien. Venu à Paris pour quémander celle-ci, Mahmoud Abbas s’est vu opposer une fin de non recevoir par Emmanuel Macron, qui prend ainsi ses distances avec la stratégie de Laurent Fabius. Celui-ci avait fait voter, en décembre 2014, le principe de cette reconnaissance par le Parlement français – avec l’objectif de faire pression sur Israël – et convoqué en 2016, à Paris une conférence internationale sur la question israélo-palestinienne – qui fut un fiasco. Cela aurait dû, en bonne logique, déclencher la bombe diplomatique promise par Fabius, mais Macron ne voit pas les choses de la même manière, et fait preuve d’une saine prudence dans un dossier où il n’y a que des coups à prendre…

La stratégie de Donald Trump sur le dossier israélo-palestinien est disruptive, bousculant le statu quo diplomatique installé depuis le début du siècle, après l’échec des pourparlers de Camp David et de Taba. Rien ne garantit que cette stratégie réussisse, mais il est certain que celle de son prédécesseur Barak Obama, qui voulait tordre le bras des Israéliens, a échoué.

--------------------------------------------------------------------------------------------------

Trudeau quiere que yihadistas arrepentidos se conviertan en la voz contra el radicalismo en Canadá

Por Diana Vázquez

Actuall, Madrid

https://www.actuall.com/democracia/trudeau-quiere-yihadistas-arrepentidos-se-conviertan-la-voz-radicalismo-canada/

23/12/2017

Durante una entrevista televisada, el primer ministro canadiense destacó el valor de los terroristas que vuelven a zonas de conflicto y se arrepienten "porque suponen una extraordinaria voz".

El primer ministro de Canadá, el progresista Justin Trudeau, tiene varias polémicas abiertas en su país por Navidad, pero la más llamativa de todas proviene de una amable entrevista que le hicieron en la televisión y en la que él solo se metió en un berenjenal. Y es que preguntado por la lucha contra el terrorismo, Trudeau acabo diciendo que los yihadistas arrepentidos que vuelven al país tras luchar en el extranjero son de gran valor: “Sabemos que, en realidad, alguien que se ha comprometido y rechazado esa odiosa ideología puede ser una voz extraordinariamente poderosa para prevenir la radicalización en las generaciones futuras y los jóvenes dentro de la comunidad”, comentó a la periodista.

El primer ministro no entró en detalles sobre si en caso de que un excombatiente de Estado Islámico se arrepienta y vuelva a Canadá irá a la cárcel o no, pero en caso de que reniegue de esa “odiosa ideología”, podrá adoctrinar a los niños para que no sean tan malos como él. Lo curioso de este asunto es que en esa misma cadena, un mes antes el hombre a cargo de intentar rehabilitar a los radicales retornados que dicha tarea era casi imposible de realizar, sobre todo después de que un yihadista haya pasado por el campo de batalla.

Así, el ministro de Seguridad Pública Ralph Goodale declaró que “si quiere tener una buena y sólida esperanza de algún tipo de intervención exitosa en la rehabilitación de un yihadista, tiene que ser en una etapa mucho más temprana. Tienes que evitar el problema antes de que exista. Una vez que una persona ha estado en una zona de guerra, una vez que han participado activamente en actividades relacionadas con el terrorismo, la capacidad de cambiarlos es bastante remota”.

Vacaciones en la isla de un jefe religioso musulmán

Parece que además de sus declaraciones, sus vacaciones pueden jugarle una mala pasada, y es que según Mary Dawson, Comisaria de Conflicto de Interés y Ética de Canadá, Trudeau ha infringido el artículo 11 de la Ley sobre los conflictos de interés. En marzo y diciembre de 2016 el primer ministro gozó de unas vacaciones en familia en la isla privada del Aga Khan, líder religioso de los musulmanes ismaelitas.

Y claro, el artículo 11 dice que no se pueden aceptar regalos u otras ventajas susceptibles de provocar un conflicto de interés, como ir de vacaciones a la isla privada de un millonario, a no ser que se trate de familiares o amigos. El problema es que la Fundación de Aga Khan en Canadá ha recibido desde 1981 cerca de 330 millones de dólares canadienses (unos 219 millones de euros) para varios de sus proyectos., también en los últimos años. Pero el señor Trudeau ha salido rápidamente para responder a las acusaciones y decir que el multimillonario Khan era amigo de su padre y también suyo. Todo solucionado.

---------------------------------------------------------------------fin-----------------------------------------------------------------------

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes