Facebook

     SiteLock

Última hora
Carta al expresidente Pastrana - Jueves, 18 Enero 2018 04:21
Rebelión anticomunista en Caracas - Jueves, 18 Enero 2018 04:18
Mi lugar - Jueves, 18 Enero 2018 04:16
¿Dictadura de los jueces en Colombia? - Jueves, 18 Enero 2018 04:08

Santos reúne las condiciones para ser juzgado y destituido Destacado

  • Domingo, Dic 10 2017
  • Escrito por 

COLOMBIAN NEWS

9 de diciembre de 2017

1.    Las gracias del tirano tahúr

2.    ¡En manos de bandidos!

3.    La resurrección del conejo

4.    Cadena de desastres 5

5.    Respetar competencias en Estado de Derecho

6.    Generales, a la baja

7.    Admitir el fracaso de la negociación con el Eln

8.    El Eln reconoce su responsabilidad en la matanza en Magüí Payán

9.   Trump's Recognition of Jerusalem Reflects Reality, Bipartisan U.S. Consensus

Las gracias del tirano tahúr

Por  Darío Acevedo Carmona

El Espectador, Bogotá

Periódico Debate, Bogotá

5 de diciembre de 2017

Los tiranos imponen su voluntad a como dé lugar, se inventan leyes o las interpretan a su amaño. Una y otra vez y cada vez más descaradamente, Juan Manuel Santos procede como un tirano, como dictador de una “banana republic” y se reafirma en su papel de abrecaminos del modelo castrochavista en Colombia.

Sus atropellos a la democracia y a la institucionalidad han superado con creces todas las barreras posibles de la ignominia. Primero desconociendo el resultado del plebiscito en el que los colombianos que votaron bajo las reglas del juego por él impuestas le dijeron No a su propuesta de paz. Ahora amenaza con dar el paso del aventurero enloquecido que quiere hacer de la derrota su victoria retorciendo el resultado adverso del Congreso. El castillo de naipes que había forjado a punta de mermelada se le está derrumbando en un Congreso que, en demostración inusual de autonomía, le negó las mayorías a la ley que estipulaba la creación de “16 circunscripciones especiales de paz” en zonas de conflicto que en realidad caerían en manos de las Farc en vez de ser espacios de representación para las víctimas del conflicto.

Lo que están tratando de imponer con rebuscadas interpretaciones de códigos, artículos de la Constitución y hasta ecuaciones matemáticas es tan abyecto que no han mostrado el más mínimo rubor al decir que el Gobierno tenía “un as bajo la manga”, típica expresión de tramposos, tahúres y fulleros, similar a la de jugar con los dados marcados. Santos ha violentado todos los umbrales de la decencia de la ética y de la moral y por ello pretende ubicarse por encima de todo, como un ser amoral, al pensar que su palabra empeñada a los criminales de guerra en La Habana y en Bogotá es la palabra del Estado colombiano y creyéndose a lo Luis XIV que él es el Estado, que ser jefe de Estado es lo mismo que ser el Estado.

A quienes nos acusan de querer volver a la guerra y de exagerar o fantasear con el peligro castrochavista, les decimos que el mejor argumento para demostrar la pertinencia de nuestros temores nos lo proporciona quien hoy ejerce de presidente de la República. Él con sus actuaciones no solo ha pisoteado la Constitución nacional y la institucionalidad, sino que le ha abierto la puerta de la política a quienes quieren implantar ese modelo en Colombia.

El presidente Santos, o más bien, el tirano, el dictador, el campeón de la arbitrariedad vestida de galas, quiere notificar a la población que dos por dos son seis, que donde por reglamento solo se pueden hacer dos votaciones se pueden hacer tres, que donde una vez se cierra el tiempo de votación hay forma de abrirle el margen para que un amigo salve el proyecto con su voto en extra tiempo, que la mitad más uno de 99 es 50 y no 50 y medio que se acerca al siguiente número entero, es decir, 51. Solo un presidente arbitrario y uno que otro consueta pueden entender al revés el artículo 134 de la Constitución y su parágrafo transitorio que claramente estipula el régimen de faltas absolutas y temporales de los congresistas y de la pérdida de investidura por condena, situación en la que aún no están los tres congresistas investigados con los cuales, supuestamente, se rebajaría el quórum del Senado de 102 a 99.

No hay necesidad de citar a este u otro sabio de la ciencia política para pensar que este hombre ha causado un daño a la democracia comparable al de cualquiera otro de los sátrapas del socialismo del siglo XXI. ¿Con qué, o cómo, le vamos a cobrar a Juan Manuel Santos haber hecho añicos la Constitución, la justicia, la separación de poderes? No nos ha dejado el maestro de las trampas otro camino que el de salir a las calles a exigir su renuncia y al de pedirle a la Corte Constitucional que se amarre los pantalones y de muestras de autonomía y rechace la presión de los grandes medios y del Ejecutivo para convertir nuestra Constitución en un papirote.

Golpe tras golpe Santos se ratifica como un auténtico golpista escondido con el disfraz de la paz. Reúne ya todos los méritos para ser juzgado y destituido.

Coda. Dice el exmagistrado de la Corte Constitucional José Gregorio Hernández: “El Acto Legislativo 2 de 2015 señala que, “para efectos de conformación de quórum” (no de mayorías) “… se tendrá como número de miembros la totalidad de los integrantes de la Corporación con excepción de aquellas curules que no puedan ser reemplazadas”.  La norma no es aplicable a las faltas temporales de quienes, aún no condenados, tienen orden de captura en su contra. Así que, al tenor del artículo 375 de la Constitución, para un Acto Legislativo, “la aprobación requerirá el voto de la mayoría de los miembros de cada Cámara”. Son 102 miembros del Senado, y la mitad más uno es 52, no 50 votos”.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡En manos de bandidos!

Por Cristina De Toro

El Colombiano, Medellín

8 de diciembre de 2017

“Esperamos que el presidente sepa encontrar pronto la senda para salir pronto (sic) de este momento de crisis en el que se encuentra el proceso de paz”. Insustanciales palabras si las hubiera dicho cualquiera de los defensores de la funesta componenda de La Habana, sin embargo, habiendo salido de la boca del narcoterrorista de las Farc alias Iván Márquez, poco después de que el Senado hundiera el proyecto de ley que creaba esas 16 Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz para la Cámara de Representantes en los periodos 2018-2022 y 2022-2026”, que son decisivas para que los narcoterroristas puedan llevar a cabo sus planes para la toma del poder, sabemos que contienen una orden perentoria para que el señor Juan Manuel Santos, a la mayor brevedad, recurra, como lo ha hecho en tantas otras ocasiones, a cualquier argucia que le permita retorcer la norma para poder pasar por encima de esa decisión del Congreso.

Ahora bien, como toda orden que ellos dan va acompañada de sus respectivos chantajes y amenazas, tampoco demoró alias Jesús Santrich en decirle que “el Estado está sembrando las condiciones para que resurja la violencia”, y en coaccionarlo mostrándole de qué manera pueden afectarle la mesa de negociaciones que tienen con los criminales del ELN, advirtiéndolos de que tengan cuidado, que “tienen que pensar muy bien lo que va a firmar porque lo que se está observando en este momento es el incumplimiento en la práctica a este acuerdo que se firmó con las Farc”.

El señor Santos, desde el momento en el que entregó el país a cambio del premio Nobel de Paz, para saciar su patológica vanidad, no tiene más alternativa que cumplir a rajatabla con todas las exigencias de esos rufianes. De allí que, a partir del hundimiento de las curules, hemos visto cómo en cuanta intervención que ha tenido, no ha parado de advertirnos que él va a hacer lo que sea y como sea, con tal de rescatarlas: “el Senado se equivocó (...) acudiremos a las Cortes (...) pelearemos porque ese proyecto sea aprobado por las víctimas y porque fue uno de los compromisos hechos en la mesa de negociaciones (...) la ley y la conveniencia están de nuestra parte, la democracia tiene caminos, vamos a seguir luchando para cumplir con los acuerdos y para cumplir con la paz”.

A marcha forzada tiene trabajando ya ese nauseabundo engranaje que ha desdibujado por completo la moral, la ley, la institucionalidad, la separación de poderes, etc. “Ad portas” estamos de presenciar otra de esas nauseabundas piruetas con las que le “tuerce el pescuezo” a la ley cuando esta no lo favorece, como cuando se robó el plebiscito.

Cuánto me duele ver mi patria ¡en manos de bandidos!

----------------------------------------------------------------------------------------------------

La resurrección del conejo

Por Paloma Valencia Laserna

Periódico Debate, Bogotá

http://www.periodicodebate.com/index.php/opinion/columnistas-nacionales/item/17413-la-resurreccion-del-conejo/

9 de diciembre de 2017

Las curules que se hundieron en el congreso quisieron revivir. Se trataba de la momia del conejo; la muestra de que este gobierno no tiene ningún respeto por la ley y la constitución. Les parece que se trata de obstáculos formales frente a su propósito: La Paz.

Este es el gobierno de la trampa. Van y vienen las tretas, lo fraudes, la corrupción. Acomodan las normas electorales para beneficiarse en las siguientes elecciones: lo hicieron con el plebiscito y lo querían hacer con la reforma prolífica, que se hundió. Y ni hablar de las elecciones, más de 46 mil millones de Odebrecht que les permitieron robarse las elecciones presidenciales, y el conejo del plebiscito. No les alcanzo la mermelada, las trampas en la ley, la comunidad internacional, les ganamos e igual se robaron el resultado: implementaron los acuerdos negados por los colombianos. Ni para que repetimos lo que significó el fast track; con el que se modificó la Constitución con la facilidad con la que se aprueba una ley estatutaria.

Lo de las curules para las Farc era una nueva trampa. Primero, presentaron un texto que no recogía ni el de senado ni el de cámara. Un texto nuevo y lo sometieron a votación. La denuncia de la irregularidad por parte de nuestro senador Honorio Henríquez hizo que pese a haberla votado, tuvieran que cambiarla. La sometieron con el nuevo texto otra vez y tampoco fue aprobada. La ley admite dos votaciones de conciliación, pero eso no impidió que la llevaran una tercera vez. Ahí vino la ya célebre discusión en torno a la mayoría y el quórum.

La ley permite la disminución del quórum por impedimentos y suspensiones de congresistas. Este  es necesario para discutir y votar un proyecto. Sin embargo, el concepto de mayoría calificada tal y como lo define el reglamento del Congreso es mayoría de los miembros, es decir ahí no importa si hay o no impedimentos o congresistas suspendidos. El concepto es claro: de los miembros.

La votación se hizo con un quórum reducido, pero aquello no implicaba que las mayorías requeridas para modificar la Constitución pudieran alterarse. Así lo reconoció el Presidente del Congreso en el primer acto desde hace mucho tiempo que le da un respiro a la confianza en las instituciones.

También mentía el gobierno al decir que las 16 curules eran para las víctimas. Están diseñadas para que las elecciones tengan en cuenta solo aquellos municipios donde las Farc tiene presencia armada. Así las cosas, ellos iban a tener las 10 curules que les regaló Santos y otras 16 que obtendrían a través del poder armado de las disidencias. Todos sabemos que las Farc dicen que son víctimas del Estado, del régimen, de la injusticia. Y con ese título era que pretendían ocupar las curules de víctimas.

El Centro Democrático propuso y ya está en marcha un proyecto para que esas curules sean para las víctimas de las Farc y otros grupos armados, y que incluyan a los miembros de las Fuerzas Armadas que fueron sujetos pasivos de delitos de lesa humanidad o violaciones al derecho internacional humanitario.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Cadena de desastres 5

Por Fernando Londoño Hoyos

Las 2 Orillas, Bogotá

9 de diciembre de 2017

Le sorprenderá, amable lector, que incluyamos en la cadena de desastres de este gobierno incompetente y ladrón el tema de la infraestructura, del que tanta publicidad hace.

Bogotá concentra más del 30% del PIB de la Nación y en ella y a su alrededor vivimos, muy mal, cerca de nueve millones de colombianos. Pues Bogotá concentra gran parte de este nuevo desastre.

Para bajar de la altiplanicie al Río Magdalena se construye, desde hace muchos años, la llamada Ruta del Sol I, que pasando por Villeta iría a Guaduas y luego a caer a la ribera del Río. La ruta a Villeta la dejó casi concluida el Presidente Uribe y Santos terminó lo poco que faltaba y lo ha celebrado como si fuera el túnel del Canal de La Mancha. Pero llega el viajero a Villeta y para seguir a Guaduas se conecta con la procesión interminable de tracto camiones que van para Medellín y la Costa. Son 23 kilómetros que no han mejorado de lo que teníamos hace 60 años. Por entonces, el trayecto tomaba 40 minutos, 20 de ascenso y los otros 20 en descenso a Guaduas. Hoy es imposible predecir el tiempo que tarde un automóvil. ¿Dos horas? ¿Tres? Todo depende del tráfico del momento. Ya se perdió, con creces, la ganancia de la doble calzada a Villeta.

Suponiendo que se llegue finalmente a Puerto Salgar o La Dorada, el camino ya se llama Ruta del Sol II. Si, amigos. La carretera que le adjudicaron a Odebrecht, para que repartiera coimas y financiara la campaña de Santos. A estas alturas, quedando claro que no hay carretera, tampoco hay quién la construya.  Aguas abajo del Magdalena, empieza la Ruta del Sol III, que finalmente nos comunicará con el Caribe. Pues los contratistas abandonaron la obra y dejaron en la quiebra miles de personas que le sirvieron de arrendadores, proveedores, contratistas en general. Un pueblo entero, Bosconia, quedó en la ruina. Y nadie sabe como se recuperará y continuará la vía.

Mientras la carretera viene a tan mal andar, el Río quedó peor. El contratista que debía dragarlo y abrir ese camino hermoso para la navegación permanente también quebró. Odebrecht, otra vez. Ocaña Gamarra debía construirse para comunicar el Oriente del país con el Magdalena. Otro desastre. Ese teatro de otro robo también quedó en ruinas. A Girardot se llega por una doble calzada iniciada por Uribe y mal terminada por Santos. No tiene señales divisorias pero sí malos peraltes y visibles fallas del pavimento.

Siguiendo ahora hacia la Cordillera Central, para remontarla y bajar a Calarcá y tomar el camino hacia Pereira y Manizales o hacia Cali. Para ello es menester buscar el Túnel de La Línea que diseñó el Ministro Andrés Uriel Gallego, y que los charlatanes de Santos no han sido capaces de terminar. Vargas Lleras prometió entregar toda la obra a finales de 2.016. Hoy no se sabe cuándo podrá estar lista. Va otro desastre. La carretera hacia Buenaventura no concluye y en los últimos kilómetros, que no están adjudicados, se pierde lo ganado en el resto del trayecto. Pero con el mismo destino se espera construir la vía Mulaló Loboguerrero. Pues no ha comenzado. Está pendiente de una consulta popular en el sitio llamado La Cumbre. Pues 500 o mil personas tienen paradas a millones.

En Antioquia no se termina el Túnel de Oriente, que sacará a Medellín de su lindo y profundo valle, porque la obra no se podía ejecutar con los diseños que dejó Luis Alfredo Ramos. El ecologista Santos paró los trabajos largo tiempo, para concluir que lo dispuesto por Ramos estaba bien hecho. Otro desquite con Antioquia. Como se desquitó parando las autopistas de la Montaña y remoloneando con el camino a Urabá. De Caldas se desquitó Santos parando el aeropuerto de Palestina o del Café que dejó financiado el Ministro Oscar Iván Zuluaga. Pero no midió que esa pequeñez de su pequeña alma lo llevó a dejar enclaustrada la región más cafetera del país y le quitó al triángulo, Manizales-Pereira-Armenia la oportunidad de disponer del que debería ser el mayor aeropuerto del Occidente.

¿Dónde está la carretera de la Soberanía que conecte el norte de los Llanos orientales con el centro del país? ¿Dónde las dos que conectarían con Colombia al olvidado Chocó? ¿Dónde las que abran los llanos orientales al Pacífico? ¿Dónde las obras que sirvan de respiro y alivio al Río Magdalena cuando se crezca como probablemente se crecerá el año próximo con el fenómeno de La Niña? La infraestructura de Colombia es un desastre. Nos endeudaron en cuarenta mil millones de dólares para que no se construyera nada contra esa fortuna fabulosa. Se nos robaron treinta mil millones de dólares de la bonanza petrolera y seguimos en la cola del desarrollo vial de América.

---------------------------------------------------------------------------------------------------

Respetar competencias en Estado de Derecho

Por José Gregorio Hernández G.

Periódico Debate, Bogotá

http://www.periodicodebate.com/index.php/opinion/otras-opiniones/item/17404-respetar-competencias-en-estado-de-derecho/

8 de diciembre de 2017

En cuanto a la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado, sus conceptos no son vinculantes. No son fallos, como en apariencia lo estima el actual gobierno.

Vale la pena recordar la reiterada posición de la Corte Constitucional en torno al carácter rígido de la Constitución de 1991. A pesar de las muchas  enmiendas  que se le han introducido en estos veintiséis años, no es una constitución consuetudinaria, y por tanto, carece de la flexibilidad propia de esa modalidad constitucional, lo cual implica que su modificación, por sencilla o intrascendente que sea, exige todos los requisitos previstos en sus disposiciones, sin los cuales la reforma no se produce.

Así, en  la Sentencia C-222 del  29 de abril de 1997, la Corte señaló:

“…con independencia del procedimiento que se utilice, lo cierto es que la Constitución, al establecer requisitos y trámites más complejos que los previstos para la modificación de las leyes, preserva una estabilidad constitucional mínima, que resulta incompatible con los cambios improvisados o meramente coyunturales que generan constante incertidumbre en la vigencia del ordenamiento básico del Estado.

En el caso específico de los actos legislativos, mediante los cuales el Congreso de la República ejerce su poder de reforma constitucional, la propia Carta ha señalado los requisitos que deben cumplirse, los cuales son esenciales para la validez de la decisión y que, por corresponder cualitativamente a una función distinta de la legislativa, son también más difíciles y exigentes”

Como lo hemos expresado en varios escritos, una cosa es el Poder Constituyente, que según el artículo 3 de la Carta reside esencial y exclusivamente en el pueblo (Constituyente primario u originario), y otra muy distinta es el poder de reforma, que puede ser asignado a un órgano constituido, como el Congreso. Aunque en el caso de la Constitución colombiana no hay cláusulas pétreas o inmodificables, el Congreso -en cuanto habilitado para reformar la Constitución- ejerce una competencia, y eso significa que no recibe ni es depositario del poder originario; no sustituye al pueblo, y, para asumir esa competencia y para que sea válida, legítima y eficaz, y para que rija en efecto una reforma constitucional introducida mediante acto legislativo, es necesario que, con claridad y sin lugar a dudas o a interpretaciones, hayan sido cumplidos en su totalidad los procedimientos, solemnidades, debates y trámites exigidos en la propia Constitución

Ahora bien, el poder de reforma reside en el Congreso, no en el Ejecutivo, ni en la Rama Judicial, de suerte que, aunque pueda existir alguna duda, discusión o controversia  acerca de si se cumplieron o no las exigencias constitucionales para una reforma constitucional en un caso concreto, no es el Gobierno, ni tampoco los jueces o tribunales contencioso administrativos, ni los jueces y tribunales que integran la jurisdicción ordinaria, los llamados a decidir si tales requisitos se cumplieron o no, ni les es dable -porque carecen de competencia- declarar que se ha aprobado una reforma constitucional que el propio Congreso, titular de la competencia, ha declarado que no fue aprobada.

El único tribunal competente para pronunciarse sobre el tema, y eso, no en cuanto a un proyecto que se diga por el Congreso  no aprobado -por  ende inexistente-, sino exclusivamente  respecto a un acto legislativo promulgado, es la Corte Constitucional, guardiana de la integridad y supremacía de la Constitución, cuyo artículo 241, numeral 1, así lo prevé. Como también lo hizo, para las reformas introducidas por  el denominado proceso abreviado (Fast track), el  Acto Legislativo 1 de 2016.

La Corte Constitucional no podría fallar que un acto legislativo que, según el Congreso, no fue aprobado, sí lo fue, pues si así lo llegase a declarar, invadiría la órbita del Congreso y se arrogaría, ella, el poder de reforma y hasta el Poder Constituyente. Y si tal restricción de competencia vale hasta para la Corte Constitucional, mucho más respecto a los demás jueces y tribunales.

En cuanto a la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado, sus conceptos no son vinculantes. No son fallos, como en apariencia lo estima el actual gobierno

Hay que respetar las jurisdicciones y competencias en el Estado de Derecho. Y hay que respetar la intangibilidad de la Constitución, que no debe ser "manoseada". 

------------------------------------------------------------------------------------------------

Generales, a la baja

Por John Marulanda *

El Colombiano, Medellín

http://www.elcolombiano.com/opinion/columnistas/generales-a-la-baja-HG7822339

7 de diciembre de 2017

La obsecuencia del actual Mando Militar al desprestigiado gobierno Santos, ha sido criticada por amplios segmentos de la Reserva Activa, aceptada por otros y mirada con silenciosa prudencia por grupos de Retirados. Cuando ocho Generales del Ejercito solicitaron su baja (la Armada y la Fuerza Aérea permanecieron en silencio) horas después que se nombrara un nuevo Comandante General, no faltaron las conjeturas dado el complejo contexto económico-socio-político y de seguridad pública de hoy. El video de la lisonja del General Mejía al hijo del presidente fue visto como un acto “entreguista” de una institución de 200 años de tradición e historia.

No es bueno para la moral institucional engrandecer un soldado de mentirillas de la realeza bogotana, mientras cientos de soldados del pueblo han muerto o viven amputados esperando reconocimiento y apoyo. A eso se agregan recientes casos de corrupción en la Fuerza y un libelo que circula en las redes sobre malos manejos en la Aviación del Ejército. Sin contar las acusaciones sobre ejecuciones extrajudiciales que tiene emproblemada la visa a Estados Unidos del recién salido Comandante de las Fuerzas Militares según el Miami Herald.

Por otra parte, dedicar militares a cuidar calles y a combatir delincuentes comunes, implica grandes riesgos además de la desnaturalización de su función. Es error consuetudinario creer que nuestros soldados “sirven para todo” o que son una mano de obra parásita que tiene que ser empleada en algo. Esas equívocas percepciones se pagan caro, como en el caso del submarino argentino, más aun con las serias amenazas estratégicas que afronta Colombia.

Su policivización, debilitará más a nuestros militares, actualmente sin herramientas jurídicas que los protejan de un enemigo poderoso y hábil como es el narcotráfico, en el primer país productor de cocaína en el mundo, no sobra repetirlo. Con todo lo anterior y la nueva doctrina Damasco maquinada en La Habana según la estrategia del Foro de Sao Paulo, nuestras FF. MM. se están deslizando perceptiblemente a lo que puede llegar a ser una servil y corrupta guardia pretoriana de una elite cleptócrata comunista, como en Venezuela.

A pesar de todos estos indicios preocupantes, solo queda llamar a la Unidad, Obediencia y Subordinación de nuestra tropa a su Comandante Constitucional y a sus Mandos Naturales, mientras llega un gobierno sensato que re encauce el país por la ruta de la verdadera democracia sin trampas, con justicia eficaz y tranquilidad ciudadana.

COTA: los hijos de Napoleón, los artilleros, celebraron el día de Santa Bárbara y la Infantería, la Reina de las Armas, en su efemérides recordó al defensor por antonomasia de la democracia, el General de División antioqueño José María Córdova, opositor a los designios totalitarios de Bolívar y asesinado a sablazos por un europeo mercenario.

* Miembro Acore Antioquia.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Admitir el fracaso de la negociación con el Eln

El Mundo, Medellín

Editorial

http://www.elmundo.com/noticia/Admitir-el-fracaso-de-la-negociacion-con-el-Eln/364030

8 de diciembre de 2017

El presidente enfrenta las posibilidades de insistir, ofreciendo mayores gabelas a la contraparte para dejarla en la mesa, o de reconocer que los apenas cinco meses de capacidad política que le quedan son insuficientes para encarar una conversación difícil y riesgosa.

Las renuncias de Juan Camilo Restrepo, su presidente, y de otros tres importantes negociadores -el general (r) Eduardo Herrera Verbel, el empresario Juan Sebastián Betancur y el político José Noé Ríos- enfrentan al país con la profundización de la crisis con las negociaciones con el Eln. También lo hacen con la necesidad de exigirle al doctor Santos que admita la situación y, por tanto, evite decisiones que la maquillen, como pretende, o, peor aún, lo lleven a cesiones y concesiones superiores a las que se le hicieron a las Farc. Los síntomas de esta crisis, que los conocedores de esa guerrilla habían anunciado desde el inicio mismo de las negociaciones, se han manifestado a lo largo del proceso dentro de esa organización y acaban de evidenciarse en los círculos próximos al presidente Santos, situación que ha deteriorado una negociación de suyo difícil.

La renuencia del Eln para instalar la mesa de conversaciones a la que fue invitado en 2012, pero apenas llegó en febrero de 2017, fue el primer significativo síntoma del desinterés de varios grupos de esa organización por construir un acuerdo de paz, así fuera en los irrazonables términos pactados con las Farc en el acuerdo del Teatro Colón. El único fruto de once meses de diálogos ha sido un acuerdo de cese al fuego que, como aquí expresamos, limitó la capacidad de la fuerza pública para contener la violencia en las zonas donde actúa esa organización, pero no la de sus líderes más violentos para seguir perpetrando crímenes de lesa humanidad, como el asesinato del gobernador Aulio Isarama Forastero, de la etnia Embera Dóbida, en Alto Baudó, y la masacre, atribuida a ese grupo, de trece personas en Magüí Payán, Nariño. Ello, además de acrecentar su actividad para tomarse hombres y zonas de las Farc. El Eln es, así, el primer y mayor responsable de la crisis en estas negociaciones.

Importantes voceros cercanos a las partes y al proceso han denunciado, en interpelaciones que merecen respuesta del Gobierno, interferencias de agentes oficiosos que se presentan como puentes entre el Gobierno y el Eln, que pujan, sin encontrar plena resistencia en la Casa de Nariño, porque el Gobierno amplíe sus concesiones a esa organización, particularmente en materias complejas como los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. A las actuaciones del expresidente Ernesto Samper, el senador Iván Cepeda y el inefable Álvaro Leyva, atribuyen la renuncia del jefe negociador, Juan Camilo Restrepo.

Puesto ante una encrucijada que el país podría aprovechar para un paréntesis que le permita exigir al Eln negociar en los términos de la Constitución y los derechos humanos, el doctor Santos se muestra proclive a darle oxígeno al proceso, -¿y más gabelas al Eln?-. Su afán por firmar un acuerdo, que puede ser menos digno que el del Teatro Colón, no es responsable con los precedentes de la negociación, mucho menos con la realidad de un gobierno al que difícilmente le quedan cinco meses de capacidad política, aquellos que separan a enero, fecha del próximo encuentro de negociadores, a la primera vuelta de las elecciones presidenciales, fecha en que, sean quienes sean los candidatos a segunda vuelta o el ganador, concluyen sus potestades para gobernar.

--------------------------------------------------------------------------------------------

El Eln reconoce su responsabilidad en la matanza en Magüí Payán

El Mundo, Medellín

Efe

http://www.elmundo.com/noticia/Eln-reconoce-su-responsabilidad-en-la-matanza-en-Magui-Payan/364074

8 de diciembre de 2017

El grupo insurgente reconoció la autoría de la masacre, indicando que esta se dio en medio de una confrontación contra un grupo guerrillero que opera en la zona. La guerrilla Eln reconoció este viernes su responsabilidad en la masacre de trece personas en Magüí Payán (Nariño) y confirmó que se produjo en medio de un combate con un grupo criminal disidente de las Farc.

Según un comunicado del frente de guerra suroccidental del Eln distribuido en sus redes sociales, el combate que se produjo en el caserío de Pueblo Nuevo, municipio de Magüí Payán, el pasado 27 de noviembre, los enfrentó con las autodenominadas guerrillas unidas del pacífico (gup), que "están aliados con las mafias del narcotráfico". Según la versión de ese frente del Eln, llegaron hasta Pueblo Nuevo para "aclarar el comportamiento agresivo" que, según ellos tienen con las comunidades de la zona, cuando los miembros del gup abrieron fuego contra ellos.

Comenzó entonces un combate que terminó con la muerte de diez miembros de la banda criminal disidente de las Farc entre los que se encontraban cuatro de sus cabecillas, a los que identifican como Samuel, Álvaro, MarcosT. Según su versión, los miembros del gup dispararon contra los vecinos del caserío y mataron a dos de ellos, además de herir de gravedad a otros tres. Tras el combate, en el que las autoridades confirmaron que hubo trece fallecidos, cerca de 71 personas que forman parte de seis comunidades negras se vieron obligadas a abandonar sus hogares.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Trump's Recognition of Jerusalem Reflects Reality, Bipartisan U.S. Consensus

By Julie Lenarz

The Daily Tip, Washington D.C

The Tower Magazine, Washington D.C

http://www.thetower.org/5727-trumps-recognition-of-jerusalem-reflects-reality-bipartisan-u-s-consensus/

December 8, 2017

Jerusalem has been met with anger, especially in the Arab world. Media outlets, organizations, and individuals have competed with one another in misrepresenting the crux of his announcement made in a landmark speech at the White House on Wednesday. Contrary to what one might take away from the coverage of the event over the past 48 hours, President Trump didn’t reinvent the wheel. Rather, he honored a bipartisan commitment made over 20 years ago, finally aligning U.S. policy with reality.

Since the early days of the state, Jerusalem has been the capital of Israel. By any measure of substance, Jerusalem is obviously Israel’s capital.

Joshua S. Block, The Israel Project’s President and CEO, praised President Trump’s decision in a press release on Wednesday. “The recognition of Jerusalem as the eternal, undivided capital of Israel – the nation state of the Jewish people – is a welcome, long overdue acknowledgment of historic, religious and political realities, that enjoys broad bipartisan support across political lines in both the United States and Israel,” Block stated.

Block’s sentiment was echoed by New York Rep. Eliot Engel, the leading Democrat on the House Foreign Affairs Committee. Welcoming the President’s decision, Engel noted: “I support the decision to recognize Jerusalem as the eternal capital of Israel and to move the U.S. embassy there. This decision is long overdue and helps correct a decades-long indignity.”

To read the complete essay please click here:

http://www.thetower.org/5727-trumps-recognition-of-jerusalem-reflects-reality-bipartisan-u-s-consensus/

----------------------------------------------------------------fin--------------------------------------------------------------------

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes