Facebook

     SiteLock

Última hora
Tres retos del Centro Democrático - Viernes, 15 Diciembre 2017 04:29
Una alianza para reconstruir a Colombia - Viernes, 15 Diciembre 2017 04:29
El gobierno del poquito - Viernes, 15 Diciembre 2017 04:29
La violencia sexual en las Farc - Viernes, 15 Diciembre 2017 04:29
¿Cuál es la diferencia? - Viernes, 15 Diciembre 2017 04:29

Las atrocidades de las Farc que Colombia no olvida Destacado

  • Domingo, Dic 03 2017
  • Escrito por 

 

 

 

COLOMBIAN NEWS

2 de diciembre de 2017

1.    No nos pueden quitar el ejercicio de Derechos Políticos: Fernando Londoño

2.    14 exmiembros del secretariado de Farc acuden a la JEP para poder participar en política

3.    Cuatro generales renuncian tras designación de nuevo comandante de las FM

4.    Por atender la JEP se está destrozando la justicia ordinaria: Fiscal General

5.    Mitos y realidades de la huelga de las bananeras

6.    Diez atrocidades por las que las Farc no pueden negar ser victimarios

7.    Farc dice que Congreso colombiano “desfiguró acuerdo” con el Gobierno

8.    ¿Por qué Sergio Fajardo quería hacer coalición con partidos del Foro de Sao Pablo?

9.    El punto decisivo es la tenencia de la tierra 

 

No nos pueden quitar el ejercicio de Derechos Políticos: Fernando Londoño

Por Fernando Londoño Hoyos

La Hora de la Verdad

Editorial

Radio Red RCN, Bogotá

29 de noviembre de 2017 

Dice el artículo 23 de la Convención Americana de Derechos Humanos que nadie puede perder los derechos políticos en América, sino mediante sentencia ejecutoriada de juez competente. Ahora quieren decir algunos que esa garantía de los Derechos Humanos solo cubre a quienes han ejercido cargos de elección popular. Nada más lejos de la realidad, léanlo, artículo 23 Convención Americana de Derechos Humanos…

Escuche el editorial completo:

http://lahoradelaverdad.com.co/editorial/no-nos-pueden-quitar-el-ejercicio-de-derechos-politicos.html

----------------------------------------------------------------------------------------------------

14 exmiembros del secretariado de Farc acuden a la JEP para poder participar en política

RCN Radio, Bogotá

http://www.rcnradio.com/nacional/14-exmiembros-del-secretariado-de-farc-acuden-a-la-jep-para-poder-participar-en-politica/

1 de diciembre  de 2017

Jefes de las Farc como Pablo Catatumbo y Victoria Sandino acudieron ya a la sede de la Justicia Especial para la Paz para firmar el compromiso con las víctimas que les permitirá participar en política y llegar al Congreso el próximo año. RCN Radio conoció que los desmovilizados acudieron un día después de haberse aprobado en el Congreso la conciliación de la ley estatutaria de la JEP, que fue enviada a revisión de la Corte Constitucional. 

Tras firmar el documento, Sandino afirmó: “dando cumplimiento a lo pactado en La Habana, he venido a suscribir el acta ante la JEP que me otorga la garantía para participar en política y sobre todo para inscribir mi candidatura al Senado de la República”. Según quedó estipulado en la norma, los desmovilizados que quieran postular su nombre a cargos de elección popular, deberán comprometerse a reparar a las víctimas y a cumplir todo lo que se pactó en Cuba.

Recordemos que el acuerdo entre las partes estableció que habrá cinco curules directas para las Farc en el Senado y otras cinco en la Cámara de Representantes. La Secretaria Jurídica de la Justicia Especial de Paz confirmó que 14 exmiembros del secretariado de las Farc han firmado este compromiso de sometimiento a esta jurisdicción. Según confirmó la JEP, quienes han firmado tienen derecho automáticamente a hacer política y ninguna sanción impuesta por dicha jurisdicción los inhabilitará para hacer política ni los limitará de ningún derecho activo o pasivo de participación en Política.

Así mismo indicaron que tal y como quedó establecido en el acuerdo de paz, quedan suspendidas las condenas derivadas de delitos de competencia del tribunal para la paz impuestas por la justicia ordinaria o disciplinaria, hasta que estas condenas hayan sido tratadas por la Jurisdicción Especial para la paz. Quienes firmaron con el nombre como aparece en sus documentos de identidad, pero entre los firmantes están Pablo Catumbo, Ivan Marquez, Jesus Santrich, Victoria Sandino, entre otros: 1. Seuxis Paucivas Hernández Solarte. 2. Iván Luciano Márquez. 3. Fabián Ramírez 4. Jaime Alberto Parra Rodríguez. 5. Pablo Catatumbo Torres Victoria. 6. Victoria Sandino. 7. Jaison Edwin Murillo Pachón.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Militares renuncian tras designación de nuevo comandante de las FM 

El Mundo, Medellín

http://www.elmundo.com/noticia/Militares-renuncian-tras-designacion-de-nuevo-comandante-de-las-FM/363664

1 de diciembre de 2017

El nuevo comandante de las Fuerzas Militares colombiana lleva 36 años portando el uniforme. Inconformes con la decisión del presidente Juan Manuel Santos de nombrar al general Alberto José Mejía como nuevo comandante general de las Fuerzas Militares, ocho uniformados del Ejército presentaron este viernes la renuncia a su cargo. Los oficiales que pidieron la baja son el general Juan Carlos Salazar, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares; el general Carlos Rojas Tirado, comandante del Comando Estratégico de Transición; el general Leonardo Pinto, Jefe de Estado Mayor Generador de Fuerza en el comando del Ejército y el general Marcolino Tamayo, jefe de la Subjefatura de Estado Mayor Conjunto Administrativo.

Asimismo, el general Martín Nieto, jefe del Comando de Inteligencia; el general Mauricio Zúñiga, jefe de inteligencia del Ejército; el general Jorge Suárez, comandante del Comando Conjunto No. 3 y el general Jorge Humberto Jerez, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega.  En este punto, cabe recordar que el nuevo comandante de las Fuerzas lleva 36 años como militar, tiene tres Maestrías: en Asuntos de Seguridad Internacional de la Escuela Naval de Postgrados (Monterey, California, EE. UU.), en Estudios Estratégicos del Colegio de Guerra del Ejército de los Estados Unidos (Carlisle, Pensilvania) y en Seguridad Nacional de la Escuela Superior de Guerra de Colombia.

------------------------------------------------------------------------------------------

Por atender la JEP se está destrozando la justicia ordinaria: Fiscal General

RCN Radio, Bogotá

http://www.rcnradio.com/nacional/fiscal-advierte-atender-la-jep-se-esta-destrozando-la-justicia-ordinaria/

29 de noviembre de 2017 

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez advirtió que por estar ocupados en los últimos años en sacar adelante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) se está prácticamente destrozando la justicia ordinaria que se ocupa de los delitos de los ciudadanos de a pie. El jefe del ente investigador sostuvo que no se puede olvidar que otro de los principales retos que tendrá la justicia ordinaria en el posconflicto es el desmantelamiento de las denominadas bandas criminales. “Estamos destrozando el concepto de justicia ordinaria que es el de la justicia del colombiano medio. En los últimos cuatro años nos hemos ocupado de la JEP, los otros ocho años de justicia para los paramilitares y no estamos pensando en la justicia ordinaria la del ciudadano de a pie”, aseguró el Fiscal General. 

Igualmente aprovechó la oportunidad para cuestionar el hecho que la JEP no va a resolver los problemas de las regiones más apartadas y con problemas de acceso eficaz a la justicia como la Amazonia y el Guaviare. “A la justicia ordinaria la estamos fracturando, la estamos extinguiendo (…) En lo que no se puede seguir es en el modelo de una justicia especializada abandonando la justicia ordinaria”, manifestó. 

En su concepto, la Fiscalía no va a permitir que se piense por ejemplo en tres o cuatro años en tener una justicia especial para las bandas criminales. “Como ese es el nuevo modelo de perturbación social, de criminalidad, de afectación de convivencia social, entonces también vamos a necesitar una especial para las Bacrim, no, ni más faltaba, vamos a demostrar desde hoy que es con el modelo de justicia ordinaria que vamos a poder confrontar estas modalidades de criminalidad”, agregó.

Martínez Neira le hizo un llamado de urgencia a Planeación Nacional y al Ministerio de Hacienda para que se interesen por la justicia, puesto que en las últimas cifras se reveló que hay 112 mil audiencias represadas. “Necesitamos que nos coordinemos todos, planeación con estos trabajos de política pública, el Ministerio de Justicia, el Consejo Superior de Judicatura en una mesa en donde tomemos definiciones tempranas, porque si no esto va a colapsar muy rápido, pero necesitamos que a esta mesa asista el ministro de Hacienda con su chequera popocha” enfatizó el Fiscal General.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Mitos y realidades de la huelga de las bananeras

Por Eduardo Mackenzie

@eduardomackenz1

https://twitter.com/eduardomackenz1/status/936758857853894656

1 de diciembre de 2017

La secta mamerta se ha movilizado con gran nerviosismo para responderle a María Fernanda Cabal. Lo que  improvisan en revistas y periódicos, pero sobre todo lo que lanzan en las redes sociales para tratar de contradecir las acertadas afirmaciones de la representante del Centro Democrático sobre la huelga de las bananeras de 1928, es muy revelador: no tienen argumentos. Casi siempre anónimas,  esas respuestas son una colección de frases rabiosas donde hay de todo: ignorancia, confusión y cobardía intelectual y, más que nada, machismo y misoginia virulentos. Los mamertos ofrecen lo que tienen. Por eso han fracasado en su labor proselitista: el país rechaza sus mentiras y su partido no es más que un esqueleto sin vida. 

La furia de esa gente muestra que ese tema, la huelga insurreccional de las bananeras, es esencial para el dispositivo de combate de ellos: necesitan ocultar quién organizó ese choque violento contra la fuerza pública,  qué objetivos tenía esa feroz operación. Tras el fracaso de la asonada, donde la masa obrera fue explotada como fuerza de choque,  como ganado sacrificial, había que servirse de ese episodio para justificar más tarde las violencias que el comunismo desataría contra Colombia  durante más de 80 años.  No quieren que alguien destruya esa leyenda, ese mito tan útil por su impacto moral y psicológico sobre la ciudadanía. 

El comunismo  colombiano ha obrado siempre así: agrede a la sociedad civil y al Estado, y transforma enseguida al agresor en víctima y señala a ésta como el agresor. Ello busca que la sociedad democrática, ante tal inversión de conceptos y de hechos, baje la guardia y se habitúe y hasta tolere las atrocidades. Pretende que, al final, nadie sepa dónde está el bien y dónde está el mal y la justicia termine siendo una parodia de justicia. 

Hoy hacen lo mismo pero a una escala más vasta. El pacto Farc-Santos intenta llevar a la picota (ante los jueces rojos de la abominable JEP) a los oficiales de la fuerza pública y a los dirigentes políticos que luchan y lucharon por la defensa de las instituciones democráticas contra la subversión castro-comunista.

Por eso la polémica sobre la huelga de 1928 cobra hoy tanta fuerza. Este es el segundo artículo que escribo en esta semana sobre eso (1). Lo curioso es que los defensores de la versión mamerta imitan al perro que se muerde la cola: giran alrededor de lo mismo, de tres o cuatro embuchados, sin salir de la ficción y evitando los escollos, los verdaderos elementos de ese episodio.

Callan, por ejemplo, que Jorge Eliecer Gaitán, un joven diputado liberal en 1929, hizo mucho para ocultar el papel comunista en esa huelga violenta. Ocultan el hecho de que Gaitán no quiso que el parlamento abriera una investigación en debida forma sobre esos tristes acontecimientos. Él se opuso a eso. Él sabía lo que decían los testigos presenciales, conocía lo que habían registrado las autoridades civiles y religiosas locales y la prensa local sobre la huelga, sobre el uso de machetes, garrotes y pistolas y fusiles que los agitadores habían blandido contra los agricultores y sus familias. Él sabía que la negociación laboral había sido saboteada. Gaitán, empero, evitó que esos hechos fueran incluidos en un protocolo oficial del parlamento y quedaran para la historia. El buscaba sólo una cosa: acusar y derribar, si era posible, al gobierno del conservador Miguel Abadía Méndez y lograr que los responsables materiales e intelectuales de la bárbara huelga fueran liberados, cosa que consiguió casi en su totalidad. Ese régimen garantista, respetuoso del derecho de defensa, es mostrado por los propagandistas stalinistas como un  “gobierno fascista”. 

En lugar de buscar en la prensa regional y nacional --y en otros archivos, oficiales y partidarios--, los hechos de esa huelga, y de otros episodios de la violencia que ha sufrido Colombia durante décadas, los mamertos se contentan con las viejas falacias. Hay personas que van a las bibliotecas a destruir páginas y artículos enteros donde hay información valiosa para los historiadores. El investigador social Carlos Romero Sánchez descubrió eso en 2011 y el diario El Colombiano, de Medellín, víctima de depredadores en una biblioteca de Bogotá, constató eso y publicó un artículo al respecto. 

Si los archivos de la Cámara de Representantes de Colombia no han sido saqueados, el historiador serio encontrará allí las protestas  de personalidades civiles, militares y eclesiásticas de Santa Marta y alrededores contra las fabulaciones del joven diputado Gaitán. En mi libro sobre las Farc (2), donde dedico 24 páginas a esa huelga,  transcribo una de esas protestas, la del obispo de Santa Marta: “¿Cómo es posible que los crímenes horribles de que se habla en el Congreso hayan podido cometerse sin que nadie haya sido informado hasta hoy? Y si alguien supo ¿por qué esa persona no emitió la menor protesta?”. 

Después los mamertos nos vienen con el cuento de que “se sabe muy poco” de la huelga de las bananeras y que Gabriel García Márquez, al escribir en una novela, sin tener la menor prueba, que allí el gobierno había matado a tres mil personas, no había hecho sino acudir a una licencia “literaria”. Falso. El mintió descaradamente para alimentar la quimera con ese grano de arena. 

Ese tipo de juegos macabros con la realidad histórica del país es lo que ellos llaman ahora “repensar la huelga de las bananeras”. Ellos han “repensado” también el 9 de abril, los crímenes de la banda de Tirofijo, la fundación de las Farc y la “segunda Violencia”. Más recientemente, han “repensado” el secuestro y asesinato de Gloria Lara, el asalto al palacio de justicia de Bogotá, el fracaso de la negociación de paz del Caguan y del acuerdo de Los Pozos, los atentados de El Nogal y de Bojayá, el atentado contra Fernando Londoño Hoyos, la bomba en Santo Domingo, la matanza de rehenes del 5 de mayo de 2003, el secuestro y asesinato de la niña Daniela Vanegas, en 2004, y muchas más salvajadas, explosiones, extorsiones, sin hablar de los cientos de asaltos y destrucciones y, sobre todo, de los 39 058 secuestros cometidos por las Farc entre 1970 y 2010. 

Esos crímenes no fueron tratados seriamente por el Grupo de Memoria Histórica, de 2013, ni lo será (lo contrario nos sorprendería) por  la curiosa Comisión de la Verdad que presidirá Francisco de Roux. 

Para rebatir lo dicho por la parlamentaria Cabal y por el suscrito, un diario bogotano (3)  interrogó a tres profesores de historia. ¿Tres puntos de vista diferentes? ¿Tres estudiosos del caso discutido? No. Los tres peroraron en abstracto. Y dijeron lo mismo. Nicolás Pernett, de la Universidad Nacional,  repitió la soflama de que el Estado colombiano “actuó en contra de los trabajadores” de las bananeras, y que la huelga había estallado por las “condiciones del trabajo en esa región”. Ridículo.  Las motivaciones subversivas de la huelga de 1928 son evidentes y pocos se atreven a cuestionar ese punto. Claudia Díaz, licenciada en Filosofía e Historia de la Universidad La Gran Colombia,  también parece ignorar que el Komintern había dirigido cada tramo de esa insurrección fracasada. Ella adujo que allí sólo había contado un factor económico-social: “la tenencia de la tierra”. Según ella,  esa tenencia “se convierte en un detonante constante de violencia”. ¿En general? Luego habría, según ese esquema, que abolir la tenencia de la tierra y la propiedad privada de la tierra, e ir hacia el colectivismo más absoluto,  para eliminar “la violencia”. El determinismo marxista y la culpabilización anticapitalista saltan a la vista. En la huelga de las bananeras esa cuestión de la tenencia de la tierra no jugó, ni de lejos, el papel “detonante”. 

Otro historiador de la Universidad Nacional, Néstor Cardozo, descarta en forma pedante lo dicho por la congresista Cabal. Pretende que ella “se basó en un solo autor para desmentir un acontecimiento”. Ese autor soy yo, pero Cardozo no ha leído ni una línea de lo que yo expongo en el citado libro. Cardozo pide a quienes “quieran tener una opinión informada de este acontecimiento” examinar la prensa de la época y el debate de Gaitán ante el Congreso. Precisamente, son esos los elementos que yo consulté, entre otras fuentes, incluidas varios tipos de notas diplomáticas. Mis afirmaciones sobre la huelga de las bananeras son públicas desde 2007. Ningún historiador, universitario o no, las ha cuestionado desde entonces. 

La pretensión de que solo los “historiadores de universidad” poseen la verdad sobre la historia, es tan cuestionable como creer que la “verdad histórica” solo puede salir de una “comisión de la verdad”  o de un “grupo de memoria histórica”.  ¿Quién es historiador y quien no lo es? ¿Dónde están los libros de historia de esos profesores de historia? ¿Dónde están sus ensayos sobre la huelga de las bananeras?

Esos tres profesores acusan a María Fernanda Cabal de negar el episodio de 1928 cuando ella solo cuestiona la construcción ficcional o “mítica” colateral, la recreación imaginaria del episodio, para hacer  demagogia política. Los tres profesores son negacionistas. Niegan el hecho central de ese acontecimiento: las destrucciones y la marcha de gente armada sobre Ciénaga y la voluntad de los agitadores de la IC de que eso terminara en un choque sangriento con la fuerza pública. Los huelguistas días antes habían desarmado a un grupo de policías. El Ejército detuvo la columna armada e impidió que ésta se tomara a Santa Marta, la cual debía ser convertida en bastión revolucionario en conexión con los émulos de ellos en Venezuela. ¿Cuántas vidas habría costado desalojarlos de ese puerto?  Los tres profesores no sospechan siquiera que eso era lo que ocurría en esa huelga. Por fidelidad ideológica se niegan a admitir que Colombia era en ese periodo objeto de operaciones subversivas duras de Moscú y de la Tercera Internacional.

Marx da la justificación teórica para que los comunistas adulteren los hechos históricos, cuando dice: “cada cosa parecía llevar en si el germen de su exacto contrario”.  “Repensar” es hacer eso, tomar la cosa, el hecho histórico, y presentarlo como su exacto contrario, pues éste, cree Marx, estaba en germen. Tal receta les permite a  nuestros historiadores universitarios seguir la consigna de Gaitán: no hubo comunismo en la insurrección, “eso fue un invento de Rengifo”.

Paul Ricoeur decía que el mito es “revelación de mundos inhabituales […] apertura sobre otros mundos posibles que transcienden los limites definidos por nuestro mundo real”. Es hora de que el mundo universitario colombiano se libere de la camisa de fuerza del marxismo y de los mundos imaginarios que éste provee. En caso contrario, ampliará la distancia entre él y el país real.

Notas

(1).- Ver Manipular el pasado para maniobrar el presente, por Eduardo Mackenzie. 29 de noviembre de 2017: http://www.periodicodebate.com/index.php/opinion/columnistas-nacionales/item/17313-manipular-el-pasado-para-maniobrar-el-presente/

(2).- Las Farc fracaso de un terrorismo (Random House-Mondadori, Bogotá, 2007,  página  59).

(3).- http://www.eltiempo.com/politica/congreso/historiadores-responden-a-maria-fernanda-cabal-tras-decir-que-masacre-de-las-bananeras-es-un-mito-156666

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Diez atrocidades por las que las Farc no pueden negar ser victimarios 

Revista KienyKe, Bogotá

https://www.kienyke.com/politica/las-atrocidades-de-las-farc

24 de julio del 2013 

Los principales voceros de las Farc se empeñan en negar que su accionar ha dejado miles de víctimas en Colombia. Inclusive dicen que en vez de ser victimarios, la organización debería ser considerada como ‘víctima’. Estas declaraciones, que desconocen el dolor que el grupo ha causado en el país, ha sido uno de los principales motivos de crítica contra el proceso de paz que adelanta el Gobierno con ellos en Cuba. 

Las más recientes declaraciones de ‘Iván Márquez’, el jefe negociador de las Farc en La Habana, no son señal alentadora sobre una posible voluntad guerrillera de pedir perdón a sus víctimas, como gesto de paz si se logra un acuerdo. “Las víctimas son víctimas del conflicto”, dijo Márquez a RCN Radio, tratando de lavarle las manos al grupo por sus responsabilidades. 

Hechos como este, y la reciente masacre de 15 militares en Arauca que fueron ultimados con tiros de gracia, generan un manto de críticas a los diálogos de paz que se reinician este 28 de julio. En esta ronda, continuarán las discusiones sobre participación política de los guerrilleros que se desmovilicen, y desde ya hay cuestionamientos sobre la posibilidad de que algunos miembros de la insurgencia, que se ha comprobado son responsables de atrocidades, puedan subir a cargos públicos sin responder por sus crímenes. Para evitar que quienes han sufrido los vejámenes de esta guerra queden relegados, legisladores como el senador y presidente del Congreso Juan Fernando Cristo, han planteado incluso que una comisión de víctimas de las Farc vaya a La Habana y sienten su voz para obtener reparación. Reconocer que han sido protagonista del terror sería tan solo el primer paso. Y es que el prontuario de sus actos no es minúsculo. 

1. Masacre de Bojayá (Chocó, 2002) 

El acto que el país no olvida fue la masacre en Bojayá (Chocó) que dejó 119 víctimas, todas civiles, como consecuencia de un combate entre guerrilleros de las Farc y grupos paramilitares de las AUC. La tragedia fue el 2 de mayo de 2002, cuando cientos de familias campesinas se refugiaron en la iglesia del pueblo ubicado sobre el río Atrato para esconderse del enfrentamiento. Las Farc hicieron lanzamiento de pipetas de gas para obligar al repliegue paramilitar y uno de estos “cilindros bomba” atravesó el techo de la iglesia e impactó sobre el altar. También resultaron heridos 98 ciudadanos. Gran parte de las víctimas eran menores de edad. 

Como consecuencia de la masacre, los sobrevivientes que lograron escapar se internaron en la selva para salvar sus vidas, guiados especialmente por sacerdotes que no perecieron. Además del desplazamiento masivo, el pueblo quedó prácticamente destruido. 

2. El Nogal, Bogotá (2003) 

El atentado terrorista al Club El Nogal dejó ver que la Capital no escaparía del horror provocado por las Farc. El ataque fue el 7 de febrero de 2003 a las 8:35 de la noche. Un vehículo cargado con más de 200 kilogramos de explosivos detonó destruyendo la edificación en la que había, en ese momento, unas seiscientas personas.  36 civiles murieron y más de doscientas resultaron heridas. 

Inicialmente las Farc negaron su participación en el atentado, pero información contenida en los computadores del abatido cabecilla subversivo alias ‘Mono Jojoy’ comprobaron la responsabilidad de la columna móvil Teófilo Forero.  Por este hecho hay condenas de 40 años de prisión contra los máximos líderes de las Farc, incluyendo a alias ‘Iván Márquez’ y ‘Timochenko’.

3. Masacre de los Diputados del Valle (2007) 

La operación de secuestro de doce diputados del Valle del Cauca, el 11 de abril de 2002, es reconocida como una trama casi cinematográfica de engaño y terror, incluso registrada en video. Un comando guerrillero se hizo pasar por miembros del ejército y entró a la Asamblea departamental evacuando el edificio por una falsa amenaza de bomba. Los subversivos se llevaron a los doce diputados en un vehículo especial. Cuando ya han salido de Cali les avisan que han sido engañados y que están en poder de las Farc. 

Los diputados estuvieron en cautiverio más de cinco años. Once de ellos fueron asesinados en junio de 2007 y el único sobreviviente fue Sigifredo López, quien permaneció otros dos años secuestrado. Las Farc inicialmente dijeron que los legisladores del Valle del Cauca perecieron en una acción de Fuego Cruzado. Después se estableció que fueron acribillados, varios de ellos por la espalda. 

4. Correos humanos-bomba 

Entre las acciones más criticadas por la comunidad internacional se encuentra la táctica de las Farc de usar seres humanos como emisarios de explosivos. En julio 28 de 2009 una joven de 20 años, identificada como Johana Jossa, fue usada para llevar explosivos contra la estación de Policía de Samaniego (Nariño). La carga que llevaba la mujer estalló al entrar al edificio. Ocho agentes resultaron heridos. 

Es aún más indignante resultó el uso de un menor de edad en uno de los ataques de autoría guerrillera. Así sucedió en marzo de 2012 cuando Heriberto, un niño de 12 años, fue engañado para llevar un paquete bomba a un cuartel en El Charco (Nariño), el cual fue detonado cerca de los militares, provocando la muerte inmediata del menor y heridas a dos uniformados. A Heriberto lo convencieron de llevar la encomienda a cambio de mil pesos. En otras oportunidades, las Farc han usado incluso “burros-bomba” para sus atentados.

5. Minas antipersonal

Las Farc han sido responsabilizadas de sembrar minas antipersonal en prácticamente todos los departamentos del país. Entre 1990 y junio de 2013 han muerto 10.445 personas por caer en campos minados. El 62% de las víctimas han sido de la fuerza pública, mientras que el 38% fueron civiles. Antioquia, Meta, Caquetá, Norte de Santander, Cauca, Nariño y Putumayo son los territorios más afectados por la siembra de estos explosivos y entre 2002 y 2011 el número de víctimas no era inferior a 550 cada año, según datos de la Vicepresidencia de la República. 

El Gobierno, en el marco del proceso de paz, ha exigido a las Farc que “den la cara” a las víctimas civiles por minas antipersonal y que “dejen de usarlas inmediatamente”. Además pidieron claridad de la ubicación de los campos minados, ya que el silencio guerrillero sobre su ubicación sigue cobrando al menos una víctima diaria. 

Es más grave aún que los guerrilleros sofisticaran su estrategia con minas antipersonal y las hicieran más crueles. Armaron los artefactos con excrementos para, además de garantizar la mutilación, lograr causar infecciones mortales y daños en la salud irreversibles. La mayoría de estos artefactos son usados en regiones con alta presencia campesina y en terrenos donde hay cultivos ilícitos, procurando evitar la acción oficial para intervenirlos. Además amarran las minas a las matas para quien intente erradicarlas resulte seriamente afectado. Es importante señalar que no son solo militares o policías los que se acercan a estos campos donde hay explosivos. También campesinos y en especial menores de edad.

6. Tomas guerrilleras que arrasaron poblaciones 

Son varias las poblaciones que resultaron en medio de los ataques de las Farc contra el ejército, la policía u otras instituciones de Gobierno. Si bien la guerrilla argumenta que sus acciones tenían el propósito de replegar a la fuerza pública y tomar el control de las regiones, los efectos colaterales dejaron cientos de víctimas civiles, miles de desplazados y pueblos prácticamente en ruinas. No se olvida la mítica toma de Mitú (Vaupés) adelantada por más de 1.500 guerrilleros contra 120 policías. 40 miembros de las fuerzas oficiales y 11 civiles murieron. 38 militares fueron secuestrados, y varios de ellos dudaron décadas en cautiverio. Tampoco se olvida las sangrientas incursiones de las Farc a Puerto Saldaña (Tolima -2000) que dejó 27 muertos, incluyendo niños, y 394 casas afectadas por los cilindros bomba. La toma de Granada (Antioquia) en diciembre de 2000, en la que un carro bomba fue detonado en el centro del pueblo, y los demás ataques con explosivos sumaron 110 casas destruidas, 55 locales comerciales, daños en el hospital municipal y 19 muertos. 

Además la cruenta toma del corregimiento de Arboleda (Caldas), que también incluyó ataques con carro bomba y frecuente lanzamiento de cilindros. Una de las que lideró la toma, alias Karina, reconoció a KienyKe la exageración de las Farc en esa oportunidad y otras tomas con víctimas civiles. (Vea también: “Yo iba pa’l infierno”). 

Otros municipios víctimas de este horror han sido Nariño, Caicedo en (Antioquia), San Jacinto y Macayepo (Bolívar), Toribío y Jambaló (Cauca), Miraflores (Guaviare), Puerto Rico (Meta), Cartagena del Chairá (Cauquetá), Algeciras (Huila), entre muchos otros.

7. Secuestro: vidas y familias destruidas 

La imagen de un campo de concentración en la selva, con alambradas de púas y grupos de personas encadenadas, que llegaron a estar secuestrados hasta 15 años, permanece indeleble en la memoria colombiana. Ha habido miles de secuestros en Colombia. Cifras y Conceptos con el Centro Nacional de Memoria Histórica publicaron este año un informe en el que dicen que entre 1970 y 2010 fueron secuestradas 39.058 personas; el 37% de dichos plagios, más de 14 mil, fueron cometidos por las Farc. 

Fondelibertad dice que entre 1999 y 2000, considerados años de recrudecimientos de las acciones guerrilleras, fueron plagiadas unas 6.800 personas, y que entre 1996 y 2000 hubo 10 secuestros por día. 

Hasta finales del año pasado, según reportes de la Fundación Nueva Esperanza, habría aún 694 colombianos en poder de las Farc, no obstante haber asegurado renunciar a esta práctica de guerra en febrero de 2012. 

8. Terrorismo que afecta a la población civil 

Aunque las Farc dijeron hace un año que sus acciones bélicas no tenían por objetivo a la población civil sino a agentes estatales y grupos paramilitares, está claro que la gran mayoría de los operativos terroristas terminan afectando a ciudadanos del común. Por citar algunos ejemplos, las acciones con explosivos contra la policía en Tumaco (Nariño), atribuidos a las Farc, han dejado a decenas de familias damnificadas, víctimas mortales y heridos civiles. 

Un sábado de julio de 2011 hubo un grave ataque con un carro-bomba en Toribio (Cauca), frente a un mercado civil, en el que murieron cuatro personas, resultaron heridas más de cien y en ruinas 80 casas. Esta población ha sido reiteradamente hostigada por subversivos. 

Villavicencio ha sido objetivo de varios ataques con petardos, entre ellos uno de abril de 2002 que causó 14 muertos, varios ellos menores de edad. El artefacto estalló un domingo y generó un centenar de heridos y cuantiosos daños materiales en viviendas. 

Otras poblaciones como Ituango (Antioquia), Villa Rica (Cauca), Cajamarca (Tolima), Neiva (Huila), Florencia (Caquetá), Buenaventura (Valle), y grandes capitales como Bogotá, Cali y Medellín. Muchas otras poblaciones han sido testigos del terror con explosivos. 

9. Reclutamiento de menores, verdad confesada

En entrevista con KienyKe alias ‘Karina’, una de las máximas cabecillas de los frentes Quinto y 47, confesó que en las filas guerrilleras es una práctica común el reclutamiento de menores de edad. Incluso ella ingresó a la guerrilla a los 16 años. Es innegable la presencia de menores de 18 años en la guerrilla, y las prácticas para llevárselos a la selva también son conocidas. Tienen que ver con engaños sobre oportunidades laborales, amenazas a los padres para que entreguen a sus hijos o se los llevan sin dejar rastro. Esta práctica es para muchos considerado un secuestro de menores de edad. Algunos informes señalan que habría entre 18 y 20 mil menores enlistados en grupos armados ilegales en Colombia, aunque varios de ellos entraran siendo niños y hoy ya sean adultos.

10. Desplazamiento forzado y extorsión

La Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento, Codhes, informó que entre 1985 y 2012 fueron desplazados por efecto de la violencia 5’701.996 personas. No obstante el estudio cuenta la actividad de más grupos armados ilegales además de las Farc, como el ELN, paramilitares (antes AUC) y Bandas Criminales. Muchos de los eventos de desplazamiento se dan por combates entre ilegales y fuerzas del estado. Además hay numerosas víctimas de las Farc por extorsión. La guerrilla ha hecho cobro de dineros a comerciantes, industriales, empresarios, ganaderos y campesinos. La negativa al pago de esa ‘vacuna’ podría significar un atentado terrorista, asesinato o secuestro de la víctima.

Otros artículos con información sobre las atrocidades de las Farc:

http://www.dw.com/es/los-peores-atentados-de-las-farc/g-19206538

http://www.elmundo.es/america/2012/10/18/colombia/1350529868.html

http://www.semana.com/nacion/articulo/los-crimenes-olvidados-de-las-farc/436157-3

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Farc dice que Congreso colombiano “desfiguró acuerdo” con el Gobierno

Al Día y a la Hora

https://www.noticiasaldiayalahora.co/internacionales/farc-dice-congreso-colombiano-desfiguro-acuerdo-paz-gobierno/

1 diciembre, 2017

El número dos de la FARC, alias “Iván Márquez”, aseguró este viernes que el Congreso colombiano desfiguró lo pactado con el Gobierno en el acuerdo de paz firmado hace un año y criticó a los parlamentarios por no considerar la paz como “el más elevado de todos los derechos”, reseñó Efe.

“El desarrollo normativo del acuerdo paz de La Habana, base de la construcción de nuestro futuro, transfiguró por momentos los edificios del Congreso en un mercado de transacciones de vicios y ambiciones que terminaron desfigurando lo pactado”, afirmó “Márquez” al hacer un balance de la implementación del acuerdo de paz tras un año de la firma. En ese sentido criticó “la poca visión y la insensibilidad” de algunos legisladores que considera que “no alcanzaron a ver o considerar que la paz es el más elevado de todos los derechos, el derecho síntesis sin el cual no será posible la materialización de otros derechos”.

La plenaria del Senado aprobó este jueves por mayoría el informe de conciliación de la Ley Estatutaria que reglamenta la aplicación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en el último día del “fast track”, el mecanismo de vía legislativa rápida para tramitar leyes y normas para la implementación del acuerdo con las FARC. En la conciliación quedaron consignados los nuevos requisitos para los magistrados de la JEP, los cuales ya fueron designados. Igualmente, con lo aprobado en el Senado se habilitó la participación en política de los exguerrilleros de las FARC, pero antes deben someterse ante la JEP, comprometerse a decir la verdad y reparar a las víctimas. “Allí se ha desvertebrado el concepto de JEP que habíamos convenido con el Gobierno en La Habana, ahora aparece como una jurisdicción especialmente concebida para las FARC, para una de las partes, cuando su presupuesto inicial era que este sería un componente de (…) justicia, reparación y no repetición para todos los involucrados en estos crímenes”, afirmó.

Le pidió al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, que salve “lo que debería ser la más grande obra de su Gobierno”, el proceso de paz. “El proceso de paz atraviesa un momento de crisis que puede ser pasajera si el Presidente de la República, haciendo uso de sus potestades constitucionales, asume exclusivamente las riendas de su conducción”, agregó el exguerrillero.

------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Por qué Sergio Fajardo quería hacer coalición con partidos del Foro de Sao Pablo?

Por Ariel  Peña

Periódico Debate, Bogotá

1 de diciembre de 2017

El  ex-gobernador de Antioquia Sergio Fajardo “candidato  Alternativo” (definición propia del foro de Sao Pablo y del  socialismo del siglo XXl), que  hacia parte de una  coalición con  otros dos aspirantes que son: Claudia López del Partido Verde, organización política afiliada internacionalmente  al foro de Sao Pablo fundado en 1990 por el  tirano de Fidel Castro y Luis Ignacio Lula Da Silva, de la misma manera el Polo Democrático del senador Jorge Robledo también tiene su membrecía en esa logia castro-chavista, resaltando que el senador al ser la máxima figura del Moir, ideológicamente se identifica  con el marxismo leninismo maoísmo, del cual no conocemos que haya abjurado.

Actualmente el foro de Sao Pablo es el soporte en Latinoamérica de la dictadura marxista en Venezuela de Nicolás Maduro, y así lo ha hecho saber en sus diferentes declaraciones, entonces no importa que la llamada “opción ciudadana” de la que hacían parte hasta hoy, Fajardo, Robledo y Claudia López hayan hecho pronunciamientos en contra de lo que ocurre en Venezuela, porque el Partido Verde y el Polo siguen siendo  del foro de Sao Pablo y de ahí surge la pregunta ¿qué opina el ex-alcalde de Medellín Sergio Fajardo de que esos  políticos con los que quería hacer una coalición  pertenezcan  al foro de Sao Pablo? Porque  es bueno que los candidatos disipen ambigüedades, pues cuando se habla  del poder de las ideas también es importante saber ¿cuáles? Ya que lo del foro de Sao Pablo no es un juego, al convertirse en  la peor desgracia para varios pueblos de la región. 

Cuando los candidatos de marras denuncian la corrupción, hay que recordarles que el foro de Sao Pablo es el componente político e ideológico de la corrupción de Odebrecht,  y que Lula Da Silva ex presidente de Brasil fungió como padrino para que mediante sobornos a gobiernos y funcionarios de 12 países latinoamericanos, se pudiera comprar  afinidades con el proyecto político del socialismo del siglo XXl, resaltando que para el marxismo la corrupción es otra forma de lucha, teniendo  no solo el  ejemplo ya expuesto, sino que además a nivel mundial se puede asegurar sin temor a equivocarnos que los gobiernos más corruptos son los que dirigen las dictaduras comunistas como: Cuba, Venezuela, Norcorea, China y Vietnam.

El Candidato presidencial Sergio Fajardo que pertenecía al bloque anticorrupción con López y Robledo, tiene investigaciones por sobrecostos en obras durante su administración en  Antioquia y además dejó al departamento con un  gigantesco déficit, lo que demuestra que  para combatir la corrupción hay que  autoexaminarse en la  gestión pública, porque no se puede proclamar ser luz a nivel nacional, pero tinieblas en la comarca, y en ese orden de ideas hay que agregar que el eclecticismo y la indecisión del candidato paisa frente al foro de  Sao Pablo no es un buen augurio, ya que el comunismo totalitario con el disfraz del cambio   anda como león rugiente buscando a quien devorar, con esto estamos parafraseando un verso de  la Biblia.

Hay que recordarle al Doctor Sergio Fajardo que  en el XXlll encuentro del foro de Sao Pablo realizado del 15 al 21 de Julio en Managua Nicaragua, se apoyo irrestrictamente a las dictaduras venezolana y cubana que es a la forma de gobierno a donde quieren llevar a Colombia, insistiendo de manera paranoica en  un socialismo de corte marxista que ha demostrado sin atenuantes ser un fracaso antropológico e histórico, por eso se le debe recordar al ex-alcalde de Medellín aquel refrán popular que dice: “dime con quién andas y te diré quién eres”, ello a propósito  de la  malograda coalición con el Partido Verde y el Polo, miembros indiscutibles del foro de Sao Pablo

La ideología marxista leninista del foro de Sao Pablo no tiene ninguna duda, y de ese esperpento  también hacen parte los Progresistas de Gustavo Petro y otros partidos más pequeños en Colombia de lo que se conoce como izquierda, sin olvidar que  también estuvieron en su fundación en 1990 las Farc y el Eln, luego la postura de los demócratas ante esa organización castro-chavista debe de ser de total rechazo. Curiosamente en Colombia los denominados grandes medios de comunicación nunca hacen referencia al foro de Sao Pablo especialmente en los programas de opinión, no se sabe si de adrede o por ignorancia sobre el tema.

Así que  el poder de la decencia, surge únicamente cuando se conocen a las personas y a los movimientos con los que se pretende hacer alianzas políticas, porque  la  ética no aparece aleatoriamente, sino que es parte de una concepción humanista que necesariamente tiene que rechazar al totalitarismo que en Latinoamérica encarna el marxismo leninismo a través del foro de Sao Pablo, por lo que el candidato Fajardo le debe explicar a la ciudadanía la  cercanía que tuvo con grupos que pertenecen a un espantajo que le ha hecho mucho daño a la región como indudablemente ocurre con  el foro de Sao Pablo.

Volvemos a preguntar: ¿el Partido Verde, El Polo  y Progresistas de Gustavo Petro, cuándo se van a desafiliar del foro de Sao Pablo? Porque el marxismo leninismo esta en las antípodas de la democracia y la libertad.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

El punto decisivo es la tenencia de la tierra 

Por Lilia Guerrero

La Otra Opinión, Bogotá

27 de noviembre de 2017

Es un deber ineludible conducir la discusión hacia el punto en que debe centrarse la atención en momentos tan decisivos para la vida nacional: la tenencia de la tierra

El problema de la tenencia de la tierra, tan sentido a lo largo de nuestra historia y que debe recibir la mayor atención si se tiene en cuenta la forma despectiva como la interpreta el señor Santos, es quizás el punto que al final habrá de definir el derrotero de nuestra sufrida Colombia. Una salida fundamental al prolongado atraso del país básicamente consistiría en la mecanización del campo. Esto para aquellos a quienes realmente les interesa el desarrollo de la patria, tan largamente estancado como consecuencia de la inoperancia y ambiciones personales de una clase dirigente prepotente (con muy escasas pero brillantes excepciones); y de los atropellos y atroz proceder de unos cuantos tipos quienes durante cincuenta años, disfrazados de socialistas, además de sembrar el terror entre la población entorpecieron el normal avance de la Patria.

Mientras en países como Alemania toda una plantación es atendida por un sólo hombre que dispone de la maquinaria apropiada, aquí se está proponiendo, en pleno Siglo XXI, la muy “brillante” idea de darle a cada campesino su metro de tierra y un azadón con la peregrina postura de eliminar a una clase social de los centros de decisión, suplantándola por pequeños productores.  En otras palabras, para quienes proponen esta solución Colombia sólo merece la producción “en pequeño”, intentando así imponerle al campesinado colombiano un atraso aún mayor, vergonzoso, de incalculables y funestos resultados.

Cuando ya se habla en el mundo entero de la inteligencia artificial, que reemplazaría al hombre en sus respectivas labores (lo que no significa una salida a los grandes problemas del atraso) nuestra muy inteligente dirigencia nos propone devolvernos algunos siglos, eliminando la escasa producción avanzada en el campo con la que cuenta el país actualmente, reemplazándola por el azadón y el “pedacito de tierra”, lo que en términos sencillos equivale a regresar al campesino a su más primitiva forma de producción agraria.  Desde el punto de vista del señor Santos, esto no le pasaría por la mente si estuviese hablando de Inglaterra, “donde viví los mejores años de mi vida”, según manifestó en una ocasión durante un programa de televisión hace algunos años.  

Más grave que plantear una posición tan infame sería que alguno de los candidatos a la Presidencia para el año 2018 estuviese hablando de un absurdo similar.  Afortunadamente, Colombia cuenta actualmente con destacadas figuras patrióticas quienes han demostrado su decisión de enfrentar con valor tal peligro y de buscar con sus posiciones políticas el avance, no el atraso de nuestra sociedad.  

Es bueno recordarle al país el hecho de que a pesar de una clase dirigente, casi siempre manejada por la élite bogotana, y de quienes durante cincuenta años han contribuido a entorpecer el desarrollo de Colombia, su gente valiosa, pensante, trabajadora, emprendedora, junto con una dirigencia patriótica, sabrá salir airosa de la asechanza que le tienden desde el eje Cuba-Venezuela-Irán-Rusia su retrógrada y abusiva visión del mundo. 

¡Toda Colombia a defender los valores de la Patria: la democracia, la libertad, el desarrollo y en contra de cuanto candidato intente sumarse a las posturas del atraso! ¡Ya hemos tenido suficiente de ellas con las del Sr. Santos y las de los señores de las Farc!  ¡Llegó el momento de trabajar por el presente de Colombia y por sus generaciones futuras!

-------------------------------------------------------------fin----------------------------------------------------

 

 

 

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes