Facebook

     SiteLock

Última hora
Verdad e Historia I - Martes, 21 Noviembre 2017 07:30
El Centro Democrático es el centro - Martes, 21 Noviembre 2017 07:09
La paz en veremos - Martes, 21 Noviembre 2017 07:09
La difícil decisión de Álvaro Uribe - Martes, 21 Noviembre 2017 07:09
Una Justicia de terror - Martes, 21 Noviembre 2017 07:09

Un paso más de Colombia hacia el narco-Estado Destacado

  • Sábado, Oct 28 2017
  • Escrito por 

COLOMBIAN NEWS

27 de octubre de 2017                -1- 

1.     Podría haber excarcelación por cultivos de coca de hasta 3,8 hectáreas

2.     Fedegán cuestiona proyecto de ley que despenaliza cultivos de coca

3.     La DEA cree que oferta de coca seguirá creciendo hasta al menos el 2018

4.     Se cumple la profecía    

5.     La soledad de Piedad Córdoba

6.     La oposición venezolana gana el premio Sájarov del Parlamento Europeo

7.     Venezuela: Cerca de 300.000 niños podrían morir de hambre

Podría haber excarcelación por cultivos de coca de hasta 3,8 hectáreas

El Tiempo, Bogotá

http://www.eltiempo.com/justicia/investigacion/proyecto-del-gobierno-despenalizaria-cultivos-de-coca-marihuana-y-amapola-144900

26 de octubre de 2017

El proyecto forma parte de lo acordado con las Farc en La Habana. La polémica propuesta está en un proyecto de despenalización presentado por el Gobierno.

Los campesinos que tengan cultivos de entre 18 metros cuadrados y 3,8 hectáreas de coca; 18 y 84 metros de marihuana y 0,8 y 3.840 metros cuadrados de amapola no irán a la cárcel. La pena para esa conducta ilegal pasa de entre seis y 12 años a entre uno y cuatro años, lo que convierte el delito en excarcelable. Ese es uno de los puntos claves del proyecto de ley sobre “tratamiento penal diferenciado” para cultivadores ilegales radicado este martes por el ministro de Justicia en el Congreso y que en esencia busca minimizar el impacto penal sobre los eslabones más débiles en la cadena del narcotráfico.

Pero se trata de una iniciativa polémica porque los expertos en cuanto a cultivos advierten que el área de coca que sería despenalizada es, en la práctica, mucho mayor que la que cultivan la mayoría de familias que viven de las narco-siembras.

El proyecto, que forma parte de lo acordado con las Farc en La Habana, plantea esas gabelas por un año, durante el cual los cultivadores deben manifestar su intención de terminar con la actividad ilegal y acogerse a los programas de sustitución de cultivos. Y, tras esos 12 meses de verificación sobre la no reincidencia de los cultivos, se procedería a la extinción de la acción penal: es decir, se borraría el delito y todos sus registros.  Los datos del Sistema Integrado de Medición de Cultivos Ilícitos (Simci) de Naciones Unidas, que es el registro oficial de todas las cifras de narcotráfico en Colombia, señalan que en el 2016 había en el país 106.900 familias que vivían de los narco-cultivos.

Esa misma medición detectó 146.000 hectáreas sembradas con la hoja de coca: si se asumiera que esas familias son las únicas responsables de los cultivos –algo que no es así, porque hay miles de hectáreas de siembras industriales, directamente manejadas por narcotraficantes–, el promedio de un cultivo por familia sería de 1,4 hectáreas.  De allí que casi triplicar esa medición hasta 3,8 hectáreas genere fuertes reservas.

Álvaro Balcázar, quien asesoró al Gobierno en el punto 4 del acuerdo de La Habana, referente a narcotráfico, asegura que los campesinos no tienen más de una hectárea de coca, califica la propuesta del Gobierno de “inoportuna” y advierte que podría dar lugar, incluso, a una nueva disparada de las siembras de coca. Esta ley permitirá que con relativa rapidez superemos el tema de los cultivos

En el 2012, dice, los cultivos estaban en descenso y no superaban las 50.000 hectáreas. “Se quería promover una política de sustitución voluntaria, crear un clima que favoreciera la participación de los campesinos en la sustitución voluntaria. Sin embargo, una vez firmado el acuerdo, este tema fue entendido erróneamente; incluso, las Farc lo propagaron de manera tramposa diciendo que solo quienes tuvieran cultivos iban a recibir beneficios. Eso impulsó de una forma extraordinaria los cultivos”, dice Balcázar. Y agrega: “Una medida que era positiva y se justificaba hace cuatro años refuerza hoy la expectativa de impunidad y de buen negocio”.

El artículo también tendrá oposición del fiscal Néstor Humberto Martínez, quien le dijo a El Tiempo que se trata de una señal equivocada que puede dar lugar a repetir situaciones como las del Catatumbo, donde hace cuatro años el Estado decidió dejar de actuar contra los cultivos y donde hoy la coca experimenta los crecimientos más grandes de todo el país.

Autoridades antinarcóticos consultadas por este diario comparten las preocupaciones. “Como está, este proyecto de ley prácticamente autoriza y motiva a sembrar la coca”, dijo un alto oficial de la Fuerza Pública. Los cálculos de la Policía señalan que de 3,8 hectáreas de coca se pueden extraer hasta ocho kilos de base de coca por cosecha, y hay cuatro cosechas al año. Por kilo de base se pagan 2 millones de pesos, lo que representaría un ingreso ilegal de al menos 64 millones de pesos al año. Hoy los planes de sustitución ofrecen al campesino, en total, 37 millones de pesos.

El Gobierno se defiende diciendo que para precisar quién es un cultivador en pequeña escala se tuvo en cuenta la cantidad de área sembrada para obtener beneficios de hasta dos salarios mínimos. En ese sentido, señala que si bien es cierto en muchas regiones del país, para el caso de coca es menos de una hectárea, y en otras regiones como Caquetá y Putumayo el cultivador necesita casi 3,8 hectáreas para lograr esas ganancias. De acuerdo con el proyecto, solo podrán acceder al tratamiento penal diferenciado las personas que “ostentan alguna relación jurídica, formal o precaria con el predio, financian para su propio beneficio las fases de cultivo (...) En consecuencia, no podrán acceder al tratamiento penal diferenciado aquellos financiadores de las plantaciones, sus semillas o cosechas cuya pertenencia a una organización criminal sea comprobada, o a terceros financiadores”.

Por su parte, Eduardo Díaz, director de la Agencia para la Sustitución de Cultivos Ilícitos, dice que lo que busca el proyecto es no seguir confrontando a los pequeños campesinos como si fueran narcotraficantes. Dice que no se gana nada metiéndolos a la cárcel sin proponerles una alternativa de desarrollo. Indica que la ley tiene un plazo de un año en el que los campesinos se podrán acoger a los programas de sustitución y que deben demostrar su adherencia al proyecto para recibir los beneficios penales. Después de firmado el compromiso tienen hasta 45 días para acabar con el cultivo. “Esta ley permitirá que con relativa rapidez superemos el tema de los cultivos”, afirma.

La propuesta, que será estudiada vía fast track en el Congreso, también beneficia a quienes estén detenidos preventivamente o ya hayan sido condenados. A ellos se les suspenderá el procedimiento penal. Otra iniciativa del paquete de paz, la que alivia las condenas de mujeres cabeza de familia que han caído en el narcotráfico, también genera polémica. El Fiscal ha dicho que esa propuesta no protege a las mujeres sino que permite que sean instrumentalizadas por las organizaciones del narcotráfico.

¿Qué está pasando con las narco-siembras?

1. En 80 por ciento va la meta de erradicación forzada

Hay ‘ruido’ por los dos tiempos que existen en los planes contra la coca. Por un lado, los equipos de erradicación forzada integrados por el Ejército y la Policía avanzan hacia la meta de destruir 50.000 hectáreas de coca en el año. Ya van en 40.000 y podrían pasar del tope. Pero los planes de sustitución no van al mismo ritmo, al punto de que la meta de 50.000 hectáreas de coca sustituidas se cumpliría solo el próximo mayo.

2. Sustitución voluntaria no va ni en 35 por ciento

28.372 familias han firmado los pactos de sustitución, equivalentes a 22.872 hectáreas de coca. De ellas, 6.447 familias están en Tumaco. El pacto es clave porque implica el compromiso de comunidades enteras para desterrar los cultivos ilegales con el apoyo del Estado. La sustitución de los cultivos se verifica por la ONU dos meses después de firmado el pacto. Por eso, las cifras este año van a terminar en rojo en ese campo. Las familias reciben en total 37 millones de pesos, un millón mensual por un año, para sobrevivir y el resto para implementar el programa productivo.

3. La coca está creciendo en algunas regiones

Aunque los ojos del país están puestos en zonas convulsionadas como Nariño y Guaviare, allí están operando los planes de erradicación forzosa y despegó la sustitución. Por eso es probable, incluso, que al final del año en las zonas se halle menos coca, algo que sería histórico al menos en el caso de Nariño. En regiones como el Catatumbo y el noreste antioqueño, la coca está creciendo de la mano de las bandas criminales, como el ‘clan Usuga’, y de la guerrilla del Eln.

El Catatumbo, bomba de tiempo

Hace cuatro años que en el Catatumbo no se erradican los cultivos de coca, en cumplimiento de acuerdos entre el Gobierno y organizaciones campesinas de la zona. Ese fue uno de los puntos acordados para levantar el paro agrario de agosto de 2013.

“Caminamos sobre matas de coca”, dijo a EL TIEMPO un alto jerarca de la Iglesia católica, para quien la problemática social y económica es grave en la región. El Simci reportó un crecimiento del 115 por ciento en los narcocultivos: pasaron de 11.527 hectáreas en 2015 a 24.831 en 2016. La zona más afectada es Tibú con 12.787 hectáreas. “En el pasado la negociación que se hizo en Tibú dio como resultado entregarle todo el territorio al narcotráfico”, señaló el fiscal Néstor Humberto Martínez. Allí son fuertes ‘los Pelusos’ y el ‘clan Úsuga’.

------------------------------------------------------------------------------------ 

Fedegán cuestiona proyecto de ley que despenaliza cultivos de coca

Contexto Ganadero, Bogotá

http://www.contextoganadero.com/politica/fedegan-cuestiona-proyecto-de-ley-que-despenaliza-cultivos-de-coca

27 de octubre 2017

El presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie, califica de insólito despenalizar los cultivos de coca de hasta 3,8 hectáreas. El proyecto de Ley fast track 13 de 2017 otorga tratamiento penal diferenciado para pequeños cultivadores de cultivos que sirvan para producir cocaína, marihuana, morfina y heroína.

 "Cuando el país está en la mira del Congreso y el Gobierno de Estados Unidos por el crecimiento de los cultivos de coca a partir de las negociaciones con las Farc y que cuando está en vilo la continuidad de la ayuda de ese país, el Gobierno Santos decide ‘fastraquear’ un proyecto de ley que despenaliza los cultivos de coca de hasta ¡3,8 hectáreas!. ¿A quién se le ocurre?", señala Lafaurie Rivera. "Menos mal que la Corte Constitucional le desató las manos al Congreso para que allí se detenga lo que califica como 'política de promoción del cultivo de coca en Colombia'" advierte. Lafaurie señala que este proyecto es el resultado de la presión de las Farc al gobierno “en la omnipotente Comisión de Seguimiento al cumplimiento del Acuerdo Final”.

Qué se entiende por pequeño productor

“Es una vergüenza –añadió–. Nunca estuvimos de acuerdo con la despenalización de los pequeños productores, es más, nunca estuvimos de acuerdo con el sinsentido de negociar la política antidrogas del país con el principal cartel del narcotráfico, pero aún dentro de esa nefasta realidad, o “ya entrados en gastos” como ahora se dice coloquialmente, uno esperaría algo de sindéresis en el Gobierno para decidir qué se entiende por pequeño productor o minifundista”.

Según los expertos de la Policía antinarcóticos, esa extensión de cultivo de coca no solo es mucho menor al promedio de los pequeños cultivadores, sino que generaría ingresos anuales de 64 millones de pesos. Para Lafaurie, es algo con lo que no alcanza a soñar siquiera un campesino minifundista. “Según el proyecto –precisó el dirigente gremial–, el beneficio de despenalización es por un año, pero ya conocemos los tiempos de este Gobierno, si la entrega de armas ya va hasta abril de 2018. En un año, no hay ninguna posibilidad de que a los miles de cultivadores en ese rango se les puedan ofrecer los beneficios de la sustitución, que además no alcanzan a la mitad de lo que reciben sembrando coca. No hay recursos; el presupuesto del sector agropecuario para 2018 fue el más recortado, pero tampoco hay institucionalidad para controlar semejante despropósito”.

“Ya veo a los pequeños agricultores y ganaderos del trópico bajo volteándose al rentable cultivo de coca –concluyó el presidente de FEDEGÁN–. Ya veo la fragmentación de cultivos industriales con testaferros posando de pequeños productores. Ya veo a Colombia cruzando la barrera de las 200.000 hectáreas, aunque la ONU nos rebaje siempre una tajada, para tranquilidad del Gobierno”. A lo anterior habría que agregar que según el proyecto de ley, “El cultivo, conservación y financiación del cannabis no será punible cuando se haga con fines médicos o científicos, siempre y cuando quien realice estas actividades tenga las licencias otorgadas, ya sea por el Ministerio de Salud y Protección Social o el Ministerio de Justicia y del Derecho, según sus competencias”, que abre esa puerta que señala Lafaurie.

-----------------------------------------------------------------------------

La DEA cree que oferta de coca seguirá creciendo hasta al menos el 2018

Por Sergio Gómez Maseri

@sergom68

Corresponsal de El Tiempo

http://www.eltiempo.com/mundo/eeuu-y-canada/colombia-no-alcanzara-meta-de-erradicacion-de-coca-segun-la-dea-143994/

24 de octubre de 2017

Informe dice que incremento se debe a la decisión de no erradicar en zonas controladas por las Farc.

WASHINGTON.- La bonanza cocalera que se viene registrando en Colombia y el aumento del consumo de esta droga en Estados Unidos seguirá en ascenso hasta al menos el 2018, dijo este lunes la DEA al hacer entrega de su informe correspondiente al año 2017. En el informe, donde se evalúa las tendencias de las drogas ilícitas en EE. UU. y el mundo, la DEA también indica que la sobredosis por el uso de esta sustancia también seguirán creciendo dado el incremento en la oferta y la pureza de la droga. "EE. UU. puede esperar ver niveles crecientes de oferta y consumo por lo menos hasta el 2018. En la medida que los cultivos de coca y la producción se incrementan en Colombia, se verá un incremento en el número de muertos, en el número de iniciados por primera vez, decomisos y positivos en los sitios de trabajo", sostiene el informe al hacer su evaluación sobre lo que se viene a futuro.

En el reporte la DEA sostiene, además, que ya existen algunos indicadores que apuntan a que las muertes y el número de nuevos iniciados en el uso de esta droga están a los mismos niveles del 2007, el año en que los cultivos ilícitos comenzaron a caer en el país.  Esa tendencia a la baja se mantuvo hasta el 2013, pero desde entonces los cultivos y la producción se han disparado, generando tensión entre la nueva administración republicana de Donald Trump y el Gobierno colombiano. Desde comienzo de este, las autoridades se fijaron la meta de erradicar 100.000 hectáreas en el 2017. Pero el pronóstico de la DEA -de crecimientos hasta al menos en 2018-, parece indicar que esos esfuerzos no serían suficientes.

El documento sugiere, como ya lo había hecho el departamento de Estado en su informe de marzo de este año, que el incremento se debe a la decisión del Gobierno de no erradicar en zonas controladas por las Farc para no afectar las negociaciones de paz, entre otras cosas.  Así mismo, responsabiliza a este grupo por incentivar la producción entre la población campesina bajo la promesa de que recibirían más dinero del gobierno una vez se comenzaran a implementar los acuerdos. Por otra parte, la DEA afirma haber documentado a un incremento del tráfico hacia la Florida y explica, citando investigaciones realizadas, que los narcos incrementaron las exportaciones para tratar de sacar toda la coca posible de las zonas controladas por las Farc antes de que entraran en vigor los acuerdos.

Y en un segmento, que titula "las implicaciones del proceso de paz en el tráfico de drogas", la DEA dice que el impacto de los acuerdos en el negocio es aún "incierto" pese a que las Farc prometió abandonar todas sus actividades ilícitas.

En otro aparte, insisten que durante el 2016 el grupo siguió traficando con drogas en alianza con las bandas criminales. Esta misma acusación, con las mismas palabras, estaba incluida en el informe de la DEA del año pasado, donde se evaluó el 2015.  Será interesante ver si el año entrante, cuando entregue su evaluación del 2017, vuelve a llegar a la misma conclusión pues eso implicaría que las Farc, pese a firmar el acuerdo de paz en noviembre del 2016, continuó en el negocio durante el año en curso. La agencia antidrogas menciona a su vez cambios en los patrones de los narcotraficantes y documenta haber en encontrado cargamentos de coca anclados en el fondo del mar a unos 80 kilómetros de la costa. La idea, dice la DEA, al parecer es romper la cadena de la custodia de la droga y así hacer más difícil el monitoreo de barcos sospechosos en alta mar.

-----------------------------------------------------------------

Se cumple la profecía    

Por Sofía Gaviria Correa

El Mundo, Medellín

http://www.elmundo.com/noticia/Se-cumple-la-profecia/361644

25 de octubre de 2017

Según César Gaviria, las curules que los congresistas nos hemos ganado con nuestro propio patrimonio, nuestro propio riesgo y nuestros méritos, le pertenecen a él, y nuestras conciencias también son de su propiedad.

“Allí se dice libertad de cultos/ y se persigue con furor al clero./ Allí se dice libertad de prensa/ y hasta se ataca el libre pensamiento./ Y se dice también leyes penales/ y el crimen goza grandes privilegios./ Casa de reclusión también se dice/ y no hay una mujer... pero hay ‘progreso’./ Así se insultan libertad y Antioquia/ y eso se llama liberal gobierno”.

Nunca pensé que algún día estaría de acuerdo con estos versos que, en el siglo antepasado, escribió Epifanio Mejía, el poeta del “Oh libertad que perfumas”. Pero hoy, al ver en lo que se ha convertido la Dirección Nacional Liberal, me parecen proféticos del comportamiento sectario y totalmente antiliberal de César Gaviria y sus cuatro alter egos. Me sobrecoge constatar que las palabras del vate antioqueño, que murió en el manicomio, se materializarían en pleno siglo XXI. Cada uno de sus versos refleja la actualidad del Partido Liberal: se coarta la libertad de pensamiento, se persigue con furor toda convicción religiosa, se prodigan privilegios impensables al crimen y se bloquea toda aspiración de las mujeres liberales a la más alta dignidad del Estado.

De manera arbitraria y abusiva, una vez, sin cumplir los requisitos estatutarios, fue ungido “director único del Partido”, Gaviria expidió una resolución mediante la cual exige que todo candidato liberal, en cualquier elección, renuncie a su derecho a la libertad de opinión, al disenso, al libre desarrollo de la personalidad, al derecho a elegir y ser elegido, a la objeción de conciencia y a la responsabilidad e independencia mínimas. Esto dista mucho de la forma en que ejercían su liderazgo los grandes dirigentes del partido, que  dedicaron su vida a construir una estructura seria con trascendencia, como un legado para las generaciones por venir, no para solucionar las necesidades clientelistas de un séquito de oportunistas. ¿Qué tal las “amables discrepancias” de Turbay Ayala y Lleras Restrepo, o de Alfonso López Pumarejo y Eduardo Santos, por solo citar dos ejemplos?

Pero, según Gaviria, las curules que los congresistas nos hemos ganado con nuestro propio patrimonio, nuestro propio riesgo y nuestros méritos, le pertenecen a él, y nuestras conciencias también son de su propiedad, porque ha decretado que su “manifiesto” nazi será prerrequisito firmado “bajo la gravedad del juramento” para cualquier aval a cualquier candidato.

Esto no atenta solamente contra los derechos fundamentales y contra la democracia, sino contra la esencia de los partidos. Los partidos políticos, especialmente uno que, desde hace 170 años, lleva el nombre de Liberal, deben representar y canalizar las expresiones más diversas de la sociedad, para contribuir al bien común y a un desarrollo social civilizado que beneficie a todos los sectores de la sociedad.

El presidente Carlos Lleras Restrepo definía el liberalismo como una coalición de matices, y el doctor López Michelsen, como un partido de minorías. Ese es el enfoque que el Liberalismo ha perdido y que tiene que rescatar si quiere volver a ser la primera fuerza del país: el del reconocimiento a los territorios y a la diversidad.  Tenemos que cambiar la senda actual del Partido, para que este vuelva a defender la maravillosa multiculturalidad de nuestro país, a impulsar la libertad de pensamiento y de determinación de los ciudadanos,  a luchar por la igualdad en el acceso a las oportunidades, la participación política de la mujer y de los representantes de las víctimas y de todas las minorías y poblaciones vulnerables. En una palabra: la prioridad tiene que volver a ser el triunfo de la democracia real y no de los intereses enmermelados y clientelistas.

Cuando estos, violando el principio fundador del liberalismo colombiano, de que nadie está por encima de la ley, cooptan excluyentemente todos los espacios de dirección de la colectividad y no permiten que se reflejen todos los matices, los sectores y los anhelos sociales, no se puede decir que existe democracia interna, y menos, cogobierno.

Sin democracia en los partidos, desaparecen los partidos. Por esto, no desfalleceremos en nuestra lucha por que el Partido Liberal vuelva a ser el partido de todos los liberales. Este es el momento de renovar el partido, de superar los lunares vergonzosos de su historia reciente y de volver a la senda de su ideología.  Es la hora de dar a conocer con orgullo los beneficios que el Liberalismo ha aportado a Colombia,  para que los más jóvenes los conozcan, para que los mayores los reconozcan y para que los ideólogos liberales que nos inspiran tengan su debido lugar en nuestra historia, por haber contribuido en forma sustancial a esos trascendentales aportes. 

P.S 1: Desde ahora, afirmo con vehemencia que cualquier persona que pretenda firmar el manifiesto nazi de la supuesta “Dirección Liberal” debe ser rechazada en las urnas, porque al firmar esa afrenta a la democracia renuncia a su deber de representar con criterio y con rigor a la sociedad, y entrega un cheque en blanco a cualquier negociador que haya demostrado poco interés en defender y representar al Estado y solo ve por sus intereses personales. El Manifiesto Nazi de Gaviria es un atraco a la buena fe de los electores.

P.S 2:  Si se persiste en hacer la consulta liberal tal como está, el 19 de noviembre, con la flagrante dilación que ha sufrido el fallo de mi tutela, y tras haber excluido a Viviane Morales y a Juan Manuel Galán,  haría de esta un espectáculo antidemocrático y demasiado costoso, al dilapidar 85.000 millones de pesos en una consulta espuria. Sin embargo, veo a los doctores Serpa, Cristo y cómplices empecinados en este atropello, por lo cual exigiría que, si la justicia no detiene a tiempo esa consulta, gracias a mi tutela, todos los colombianos de bien debemos exigir que se incluya el voto en blanco en el tarjetón, que permita que los colombianos que nos hemos sentido vulnerados y rechazamos esa consulta mostremos nuestras mayorías.

----------------------------------------------------------------------------------

La soledad de Piedad Córdoba

Por Laura Ardila Arrieta y Jineth Prieto

La Silla Vacía, Bogotá

http://lasillavacia.com/la-soledad-de-piedad-63158/

26 de octubre de 2017

Cuando no estaba de moda hablar de paz y pocos en el país se atrevían a defender públicamente la salida negociada al conflicto, Piedad Córdoba soportaba silbatinas e insultos en la calle por hacerlo y por supuestamente ser de las Farc. Ahora que la ex guerrilla entró a la legalidad y esa presunta relación podría por fin destaparse, la exsenadora trata de sacar adelante una aspiración presidencial a la que los farianos decidieron no sumarse. Al menos, por ahora.

No sólo el partido de la Farc. La Marcha Patriótica, el Partido Comunista, el Congreso de los Pueblos, la UP y Juventud Rebelde, movimientos y colectividades con los que ella trabajó durante los últimos años y a los que les entregó buena parte de su patrimonio político, también se marginaron de acompañarla de manera oficial. El dato nos lo confirmaron tanto fuentes de esos grupos como la propia Córdoba, quien nos aseguró: “(Ellos) están en todo su derecho de tomar las decisiones políticas que quieran, pero sí es cierto: a mí no me están acompañando. Entiendo que respaldarán a (el liberal Humberto) De la Calle, aunque no lo puedo confirmar”.

Aunque la aspirante no dijo nada al respecto, otras fuentes de su movimiento Poder Ciudadano agregaron fuera de micrófonos que el hecho la tiene a ella “muy sentida”, pues tras militar en la misma orilla respaldando marchas o iniciativas como la Cumbre Agraria, o haciendo gestiones para garantizar la salida del semanario Voz del Partido Comunista, Piedad esperaba que todo ese sector izquierdista se sumara sin dudar a su nueva empresa electoral.   Que no lo hayan hecho es llamativo porque, además, en el imaginario colectivo sí quedó la idea de que Piedad es la candidata de varios de ellos. O al menos “la de las Farc”, como le siguen cuestionando algunos en la calle.

Las fuentes de esos partidos y movimientos a las que consultamos para esta historia coincidieron en responder que, aunque es cierto que Piedad quedó sola, eso no pasó por un rechazo a ella, sino porque el resto coincidió en apostarle mejor a un candidato presidencial de convergencia que agrupe a todas las aspiraciones que defienden el Acuerdo de Paz. Eso, por ahora, no lo logra Córdoba, quien arrancó sin buscar consensos, no contempla alianzas y asegura que irá hasta el final de la contienda.

Carlos Lozano, dirigente comunista, nos lo explicó así: “Respeto la decisión de Piedad, pero no es el momento de candidaturas propias nuestras cerradas, sino de abrirse. La idea es sumar. Se impone la necesidad de un Gobierno de transición, en el que ella cabe por supuesto, que debe surgir de una coalición”. Mientras que la presidenta de la UP, Aída Avella, añadió por su lado: “Yo creo que las candidaturas es mejor conversarlas. En la defensa de la paz, es mejor un candidato común que 20”.   Parecida fue la versión del senador del Polo y dirigente del Congreso de los Pueblos, Alberto Castilla, quien nos aseguró que lo que están buscando en ese sector es una candidatura de convergencia y que por ahora las bases de su movimiento se sienten más identificadas con la propuesta de los NiNi. “Necesitamos una candidatura que nos agrupe y que no sea ni cercana a Santos ni cercana a Uribe”, explicó.

Y, por último, en sentido similar se pronunció Andrés París, miembro de la Dirección Nacional de la Farc y de la comisión de estrategia política que dirige Iván Márquez en ese partido: “En este momento, no hay ningún vínculo con la campaña de ella, fuera del respaldo que le damos a todas las aspiraciones de los que defienden los acuerdos”. París agregó que en la más reciente reunión de la Dirección Nacional fariana se ventiló la posibilidad de que la ex guerrilla fuera a las presidenciales con un candidato propio, pero que eso no se ha concretado ni hay nombres definidos aún. La posición de la Farc es la más particular en esta historia, dada que es esa relación la que más le ha costado a Piedad Córdoba, políticamente hablando.

Del amor al...

Dentro del hoy partido Farc a quien más ha sido cercana Piedad es a Iván Márquez y a Jesús Santrich, luego de que se los presentara el fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez, en la época de los acuerdos humanitarios que lideró Córdoba y gracias a los cuales recobraron su libertad 35 secuestrados de la guerrilla (entre uniformados y políticos). De esa época es muy recordada (y criticada) la foto de Piedad junto a Márquez, y a otros líderes farianos, sonriente y con unas rosas en la mano, en momentos en los que varios colombianos llevaban años pudriéndose en la selva a manos de las Farc.

Entonces, arreciaron en su contra los insultos en la calle y por redes y los cuestionamientos mediáticos. (Por ejemplo, un editor de Semana sacó una columna titulada ‘¿De qué se ríe Piedad Córdoba?’). Pero de esa imagen se pasó a la de unas flores solas que llegaron de parte de Córdoba al reciente congreso fundacional del partido Farc, al que la exsenadora no asistió porque ya en ese momento sabía que allí no consideraban respaldar su candidatura presidencial. Sobre las razones para que ese apoyo jamás se concretara hay dos hipótesis dentro de la campaña de Piedad.

Por un lado, dicen que debido a que ella viene del Partido Liberal “no es confiable” y por eso no le podían entregar un proyecto tan grande como el de la candidatura presidencial; y por otro, creen que la distancia se concretó porque ella nunca les consultó sus planes de irse por firmas. Cualquiera que sea la verdadera, o incluso si ninguna lo es (la Farc niegan que exista alguna resistencia a su aspiración), una fuente conocedora nos contó que ella se sigue hablando con amabilidad con sus amigos Márquez y Santrich, pero que la ruptura en términos de apuestas electorales por el momento “es total”.

La campaña

Desde que a mediados de junio lanzó formalmente su aspiración presidencial y dijo que recogería firmas para entrar en la carrera, Piedad Córdoba empezó a recorrer el país para hablar con sus bases. Su plataforma política está basada en los colectivos de víctimas, comunidades afro, Lgbti, y minorías sobre las que empezó a ejercer una suerte de liderazgo desde que se acercó a Marcha Patriótica (movimiento que desde su creación ha sido afín políticamente a las Farc), luego de renunciar al Partido Liberal. Precisamente fue en Marcha que creó Poder Ciudadano, como el ala más progresista de ese movimiento y lo consolidó como su marca.

Una fuente que lo sabe de primera mano le dijo a La Silla que aunque Piedad entró con cierta fuerza en ese movimiento y se convirtió en su cara más visible durante varios años, realmente la relación no fue tan fluida. “El problema era de celos. Ellos decían que el grupo (de Piedad) había llegado para quedarse con Marcha y a robarle las bases, y eso no era verdad, simplemente era un trabajo que se hacía en conjunto”, explicó esa fuente. Además, la comunicación tampoco funcionaba mucho porque en Poder Ciudadano existía la sensación de que una cosa era lo que se decía en las reuniones y otra la que las directivas de Marcha hacían. Intentamos hablar con Marcha para conocer su posición, pero sus líderes no respondieron ni las llamadas ni los mensajes que les dejamos.

En el tiempo que lleva recorriendo el país, Piedad, según los reportes de su campaña, ha estado prácticamente en todos los departamentos, a excepción de Casanare, Guainía y el Amazonas. En ellos, ha hecho pequeñas reuniones con los que -dice- son los amigos que ha sumado a lo largo de su carrera política. “Yo tengo algo a mi favor y es que nunca dejé de hacer política a pesar de todo lo que sucedió (el entonces procurador Alejandro Ordóñez la destituyó e inhabilitó por 18 años, señalándola de ser alias “Teodora Bolívar” de las Farc; sanción que luego tumbó el Consejo de Estado al considerar que ésta se debió a “conjeturas que no fueron demostradas”). Eso ha hecho que sea fácil para mí la recolección de firmas”, le dijo a La Silla Córdoba sobre su precandidatura.

Dentro de sus apoyos en las regiones no hay figuras conocidas a excepción del nororiente del país, en donde, como contó La Silla, está respaldándola la ex congresista condenada por vender su voto para permitir la reelección de Álvaro Uribe, Yidis Medina, quien está encargada de dirigir la recolección de firmas en Santander, Norte de Santander y Cesar.

Sobre ese apoyo en particular, Córdoba dice que se conocen desde que coincidieron como víctimas en las chuzadas del DAS y que Yidis fue la que la buscó para apoyarla en la aspiración presidencial. Sin embargo, dado su distanciamiento con Marcha, Córdoba tiene en contra que en regiones claves para su aspiración, como el Catatumbo en Norte de Santander, en Nariño, o en Caquetá, en las que figuró en momentos en los que las Farc estaban alzadas en armas gracias a su intermediación con los acuerdos agrarios y a las liberaciones de secuestrados, ya no tiene la puerta tan abierta. En esos territorios Marcha tiene mucha influencia en organizaciones campesinas, y como no hay directriz para apoyarla no le están ayudando a recoger firmas, algo que puede mermarle el arranque.

Sobre la plata que ha gastado recorriendo el país hablando de la necesidad de reindustrializarlo para devolverle fuerza a la estructura económica nacional y de renegociar la deuda externa, así como los tratados de libre comercio para conseguir la plata para aterrizar los acuerdos de La Habana, Córdoba no da detalles. “La mayoría son recursos propios y los aportes de los voluntarios. Nosotros solamente pagamos camisetas, gorras y fotocopias y para una gaseosa porque no tenemos más”, le dijo a La Silla la precandidata. “Aún no tenemos cuentas de cuánto hemos gastado o vamos a gastar”. En la campaña de Piedad tienen la meta de recoger un millón de firmas (necesita al menos 370 mil). El tiempo dirá si sin el apoyo de la Farc y de los movimientos a los que en los últimos años se acercó, le alcanza la gasolina para hacerlo.

------------------------------------------------------------------------------------------------

La oposición venezolana gana el premio Sájarov del Parlamento Europeo

La Patilla, Caracas

Efe

26 de octubre de 2017

El Parlamento Europeo concede a la oposición venezolana el premio Sájarov a la Libertad de Conciencia en apoyo a su lucha por la democracia.

El Parlamento Europeo  decidió este jueves entregar el premio Sájarov a la Libertad de Conciencia a la oposición venezolana, representada por la Asamblea Nacional y su presidente, Julio Borges, así como por los dirigentes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma. La oposición venezolana, confirmaron a Efe fuentes de la Eurocámara, se impuso a los otros dos finalistas, la activista guatemalteca por los derechos humanos Aura Lolita Chávez Ixcaquic y el periodista Dawit Isaak, encarcelado en 2001 en Eritrea.

En la candidatura, a propuesta del Partido Popular Europeo (PPE) y del grupo de los liberales (ALDE), figuran también dirigentes como Yon Goicoechea, Lorent Saleh, Alfredo Ramos y Andrea González, considerados “presos políticos” por la Eurocámara. El eurodiputado del PP José Ignacio Salafranca afirmó tras conocerse la decisión que se trata de “un gesto de alto valor simbólico” que “contribuirá a restaurar la libertad, la democracia, la paz y los derechos humanos en Venezuela”. El PPE abogó por la oposición venezolana por representar, según apuntó Salafranca en un comunicado, “a un grupo de hombres y mujeres valerosos que no tienen miedo, que no se rinden, que hostigados, golpeados, encarcelados, o inhabilitados luchan por su libertad y por su dignidad”.

Desde ALDE, la eurodiputada Beatriz Becerra felicitó a los premiados y consideró que “este reconocimiento animará a los venezolanos a continuar con su defensa pacífica y ejemplar de la libertad y el Estado de Derecho” frente a los “abusos” del presidente del país, Nicolás Maduro. “Ahora es más importante que nunca que permanezcan unidos y que no se rindan a las manipulaciones y abusos del dictador Maduro”, afirmó. Para Becerra, el Sájarov es “una herramienta de activismo político”. “Significa que los ciudadanos europeos, representados en su Parlamento, dan su apoyo a la causa de una Venezuela libre y democrática”, añadió.

El galardón se entregará en una ceremonia el 13 de diciembre en Estrasburgo. El vencedor obtiene 50.000 euros, además de un diploma honorífico. El premio Sájarov a la Libertad de Conciencia ha sido concedido a personalidades como el líder sudafricano Nelson Mandela, opositores al régimen cubano como las Damas de Blanco o Guillermo Fariñas y plataformas como la española ¡Basta Ya!, entre otros. El año pasado fueron galardonadas las activistas yazidíes Nadia Murad Basi Taha y Lamiya Ayi Bashar, víctimas de la esclavitud sexual perpetrada por el grupo yihadista Estado Islámico en Irak.

------------------------------------------------------------------------------------------------------ 

Venezuela: Cerca de 300.000 niños podrían morir de hambre

El Mundo, Medellín

Efe

http://www.elmundo.com/noticia/Cerca-de-300-000-ninos-podrian-morir-de-hambre-en-Venezuela/361655

25 de octubre de 2017

La ONG internacional Cáritas expuso cifras alarmantes sobre desnutrición infantil en Venezuela y denunció que el régimen de Nicolás Maduro esconde información al respecto.  Más de cuatro millones de venezolanos comen una sola vez al día o a veces cada dos días.

En rueda de prensa, Susana Rafalli, representante de Cáritas, una ONG internacional de la iglesia católica, denunció la grave situación alimentaria de los niños venezolanos. Según la ONG, cada semana están muriendo en Venezuela entre cuatro y cinco niños por desnutrición. Rafalli sostuvo que si esta problemática se mantiene unos 280.000 niños pueden morir literalmente de hambre en el vecino país en los próximos años. "La desnutrición infantil grave ha llegado al 15% en el mes de agosto pasado, por lo que declaramos la emergencia humanitaria. Y el 33% de la población infantil ya presenta retardo en el crecimiento. Este daño tanto físico como mental les acompañará toda su vida, es irreversible ya", sostuvo Rafalli. Quien detalló que la mortalidad infantil ha crecido en un 25% cada año en Venezuela.

La ONG entregó además una cifra desoladora que señala que más de cuatro millones de venezolanos comen una vez al día y a veces cada dos días. Y el 80% de los treinta millones de habitantes solo come dos veces al día.  Cáritas se ha centrado en atender la población más pobre, en cuatro estados: el Distrito Capital (Caracas), Vargas, Miranda y Zulia, que presentan un déficit nutricional del 70% mientras el 8% de los niños en dichas poblaciones evidencian desnutrición grave. De paso, la ONG anunció presencia próximamente en otros diez estados.

El problema para realizar una mejor labor, según Cáritas, es que el régimen de Nicolás Maduro oculta desde hace tiempo la información oficial del Ministerio de Salud con el fin de negar la crisis humanitaria en el país, posición que dificulta que organizaciones como esta puedan mitigar un poco la situación.

------------------------------------------------------fin-----------------------------------------------------

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes