Facebook

     SiteLock

Última hora
El palo en la rueda - Lunes, 11 Diciembre 2017 03:58
Columna/ Corrupción y ética - Lunes, 11 Diciembre 2017 03:58
¡Paso de vencedores! - Lunes, 11 Diciembre 2017 03:58
Haciendo cuentas alegres - Lunes, 11 Diciembre 2017 03:58
Los afanes de Santos - Lunes, 11 Diciembre 2017 03:58

¿La JEP podrá actuar durante 12 años sin que el país abra la boca? Destacado

  • Viernes, Oct 13 2017
  • Escrito por 

COLOMBIAN NEWS

12 de octubre de 2017

1.   Los próximos tres gobiernos no podrán modificar acuerdo de paz con las Farc

2.   Comandante de las FARC afirma que la mayoría de los guerrilleros está “en el monte”

3.   Tumaco: ¿Se repetirá una histórica injusticia?

4.   Sofía Gaviria inscribe precandidatura presidencial y se niega a firmar el “Manifiesto liberal”

5.   La curiosa filosofía de la “justicia prospectiva”

6.   Grandes manifestaciones en Bolivia contra Evo Morales por intento de perpetuarse en el poder

7.   "Hay una gigantesca mentira alrededor del Che": Jacobo Machover

Los próximos tres gobiernos no podrán modificar acuerdo de paz con las Farc

Noticias Caracol, Bogotá

http://caracol.com.co/radio/2017/10/12/politica/1507763909_791119.html

RCN Radio, Bogotá

http://www.rcnradio.com/nacional/en-firme-blindaje-a-los-acuerdos-de-paz-proximos-gobiernos-no-podran-modificarlos/

El Mundo, Medellin

http://www.elmundo.com/noticia/Corte-Constitucional-avalo-blindaje-de-acuerdos-de-paz/360949

11 de octubre de 2017

La Corte Constitucional avaló el 'blindaje jurídico' de los acuerdos de paz, deberán ser cumplidos a cabalidad durante los próximos 12 años.

Aunque la sala plena de la Corte Constitucional por unanimidad dio vía libre al acto legislativo 02 de 2017 que blinda los acuerdos de paz con las Farc porque satisfacía los presupuestos de conexidad establecidos, el presidente de la Corte, Luis Guillermo Guerrero, determinó que el acuerdo no entrará en el bloque de constitucionalidad, es decir no hará parte de la constitución.

Con una decisión unánime, el tribunal aprobó el acto legislativo número dos de 2017. En este se establece que los acuerdos de paz deben ser cumplidos a cabalidad durante los próximos 12 años por los gobiernos y que todos los organismos del Estado deben cumplir e implementar los acuerdos firmados con las Farc. La sala plena aprobó el acto legislativo 02 de 2017 que establece que durante los próximos 12 años los diferentes gobiernos deben cumplir con los acuerdos de paz. Así mismo establece que, "Las instituciones y autoridades del Estado tienen la obligación de cumplir de buena fe con lo establecido en el Acuerdo Final. En consecuencia, las actuaciones de todos los órganos y autoridades del Estado deberán guardar coherencia e integralidad con lo acordado, preservando los contenidos, el espíritu y los principios del Acuerdo Final". La votación en la sala fue por unanimidad, es decir 9 - 0.

El presidente de la Corte Constitucional, Luis Guillermo Guerrero explicó la decisión y afirmó que se aclara que los acuerdos no entran al bloque constitucional pero seguirán siendo un referente. "El acuerdo no tiene en sí mismo el valor normativo, sino que requiere su incorporación a la constitución cómo se ha venido haciendo: a través de reformas constitucionales, de normas con fuerza de ley, leyes aprobadas en el Congreso o reformas que el gobierno ha venido expidiendo a través d ellas facultades especiales", dijo el presidente.

La CC textualmente señaló: “Las instituciones y autoridades del Estado tienen la obligación de cumplir de buena fe con lo establecido en el Acuerdo Final. En consecuencia, las actuaciones de todos los órganos y autoridades del Estado deberán guardar coherencia e integralidad con lo acordado, preservando el espíritu y los principios del Acuerdo Final”. Y su artículo 2 señala “El presente Acto Legislativo deroga el artículo 4 del Acto Legislativo número 01 de 2016 y rige a partir de su promulgación hasta la finalización de los tres periodos presidenciales completos posteriores a la firma del Acuerdo Final”. Dicho punto fue discutido en La Habana con el fin de que el acuerdo no fuera modificado por el gobierno de turno fuera o no opositor al gobierno Santos.

El Comisionado para la Paz saludó el fallo de la CC

La Oficina del Alto Comisionado para la Paz destacó el sentido del fallo anunciado por la Corte Constitucional, porque “fija que el acuerdo final no reemplaza ningún pilar constitucional y tiene como propósito brindar estabilidad y seguridad jurídica”. Según un comunicado emitido por esta oficina, “el anuncio de la Corte es una invitación a las autoridades y a la institucionalidad en general, a adoptar el acuerdo final como un referente de interpretación a la hora de ejecutar las leyes de implementación, y constituye una garantía jurídica para que los desarrollos normativos de la implementación sean fieles al espíritu del acuerdo final”.

Adicionalmente, reitera que la decisión del Alto Tribunal Constitucional es un mensaje de tranquilidad para los ex combatientes de las Farc, sobre la solidez jurídica de las leyes de implementación que se derivan de esto. El Acto Legislativo 02 de 2017 “reitera a la sociedad que lo acordado se hizo bajo los postulados del ordenamiento jurídico colombiano y de los principios del Estado social y democrático de derecho, y que en su conjunto debe cumplir con lo acordado con las Farc”, acotó el texto.

Lea aquí el comunicado completo de la Corte:

http://caracol.com.co/radio/2017/10/12/politica/1507763909_791119.html

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Comandante de las FARC afirma que la mayoría de los guerrilleros está “en el monte”

Por Felipe Fernández

Panam Post, Miami

Con RCN Noticias, Bogotá

https://es.panampost.com/felipe-fernandez/2017/10/11/comandante-de-las-farc-afirma/

11 de octubre de 2017

En una primera entrevista que entregan a un medio de comunicación, disidentes de la columna Daniel Aldana de las FARC aseguraron que nada tuvieron que ver con los hechos registrados en la vereda Tindal zona rural de Tumaco, Nariño, donde murieron al menos 6 campesinos y 23 más resultaron heridos.

El comandante guerrillero negó que hayan lanzado cilindros bomba o disparado ráfagas de fusil contra la fuerza pública y comunidad que se encontraba en ese momento protestando contra la erradicación de cultivos ilícitos. “No lanzamos cilindros contra la policía ni la comunidad, ¿dónde están las pruebas que dicen que hemos lanzado cilindros? Todos los medios dicen que fueron baleados. ¿Dónde están las esquirlas que fueron cilindros lo que hemos lanzado?”. Y agregó que no se encontraban en el lugar cuando sucedió la tragedia, “no estábamos en la zona, llegamos después de lo causado y no hicimos nada”, relato Fabian, jefe guerrillero.

Asimismo, manifestaron no ser disidentes de las FARC, sino uno de los frentes activos denominado Oliver Sinisterra, “No somos disidentes, somos uno de los frentes activos denominado Oliver Sinisterra”. Además, el jefe guerrillero explicó las razones del por qué no se acogieron al proceso de paz. “No nos acogimos al proceso de paz por el motivo de que hay unos pocos comandantes en las zonas veredales que son los únicos que están recibiendo los beneficios. La mayoría de la guerrillerada todavía está en el monte en distintos frentes aún luchando por la causa”.

Alias ‘Guacho’, en una declaración retomada por twitter  el ll de octubre, dijo: “Contamos ahorita con 250 unidades armadas aparte de la milicia que tenemos por fuera". "Disidentes no. Nosotros ahorita seguimos activos al frente de Oliver Sinisterra, entonces no somos disidentes, somos guerrilleros activos todavía”.

Tras la polémica de la pertenencia o no de alias ‘Guacho’ a las FARC, ratificó a noticias RCN que sí estuvo en la Zona Veredal de Normalización y Transición (ZVNT) de El Playón y que volvió a la insurgencia debido a que los beneficios del proceso de paz son para los altos mandos de esa guerrilla. “Nosotros no nos acogimos al proceso de paz, no era porque no estuviéramos de acuerdo, sino que hubo una desigualdad en los guerrilleros medios y la tropa. No hay una igualdad para todos, solamente los altos mandos guerrilleros son los que van a ser beneficiados”, explicó alias ‘Guacho’. Las autoridades colombianas acusan a alias ‘Guacho’ de ser el artífice de la muerte de 6 personas y 21 heridos tras haber lazando junto a otros disidentes cilindros bomba y ráfagas de ametralladora en la zona de protesta.

Video: un grupo de hombres armados dicen ser un frente activo de las FARC. El frente se llama Oliver Sinisterra:

https://es.panampost.com/felipe-fernandez/2017/10/11/comandante-de-las-farc-afirma/

--------------------------------------------------------------------------------------------

Tumaco: ¿Se repetirá una histórica injusticia?

Por Juan José García C.

10 de octubre de 2017

Los hechos acaecidos en Tumaco, el jueves 5 de octubre, llama nuestra atención, porque nos parece, que se puede estar repitiendo la misma situación de Santo Domingo (Arauca)  donde murieron 17 personas en 1998. Después fueron condenados injustamente el piloto César Romero Padilla y el copiloto Johan Jiménez Valencia, a 360 meses de prisión.

La misma injusticia que se repite una y otra vez, por estrategias y planes de los astutos y perversos narco terroristas de las Farc y ELN, que se valen de falsos testigos, o de hacer aparecer a los bandidos, como pacíficos campesinos. ¿No están detenidos injustamente el señor General Arias Cabrales y el mejor soldado de América el Coronel Mejía, con falsos testigos, los que habrán de pulular y proliferar con la JEP?

La teoría expuesta en CNN por el destacado periodista Herbin Hoyos de “Las Voces del Secuestro” sobre lo acaecido en Tumaco, debe ser alienable y digna de atención.  Tumaco, sufre todos los males habidos y por haber. Cultivo de coca, centros y laboratorios de producción de coca, rutas de envío ilegales, bandas criminales, carteles de la droga, narco guerrilla, gran flujo de población flotante, que llega de todas partes de país en busca de trabajo, robos, peleas entre los mismos recogedores y erradicadores de hoja, crímenes y asesinatos. Y no debemos olvidar que hay unos responsables de esta situación, el gobierno y las Farc, que en el farragoso documento de 301 páginas firmado en La Habana, dejaron como delito conexo a la rebelión, el narcotráfico. Por eso Colombia se convirtió en un mar de coca, como bien dijo el ex Procurador Alejandro Ordóñez. Por el Océano Pacífico sale cada año un promedio de 200 toneladas de cocaína.  La droga es la raíz de todos los males, Tumaco es el paradigma de un negro futuro para la nación.

No quisiera estar en la ambivalente situación, que hacia el futuro se les debe presentar a los comandantes en todos los niveles; se viene la JEP, que tendrá los ojos escrutadores de los magistrados extranjeros y demás mamertos elegidos, para caer como hienas a los diferentes mandos. Neutralizar a la Fuerza Pública, perseguirla, enjuiciarla y condenarla. El Foro de Sao Paulo es muy claro. Los cultivadores de la coca, no van a dejar que su próspero negocio se venga abajo. Por eso luchan, colocan minas y enfrentan a la fuerza pública. La erradicación manual es un total fracaso y es muy triste ver a un ejército, el mejor del mundo, doblegado,  erradicando manualmente las matas de coca y exponiendo sus vidas, porque hay intereses, que presionan para que no haya fumigación aérea. 

Los cocaleros, se arman para defender sus cultivos, y a los campesinos inermes que viven de un salario, quedan entre dos fuegos, como muy seguramente ocurrió en el Tumaco.  Se trata de inculpar a la fuerza pública, y para eso la prensa, los medios enmermelados, los políticos de oficio como Iván Cepeda, Roy Barreras, Benedetti,  Teodora, Marcha Patriótica  y muchas ONGS, arman escándalos y alharacas con tal de desprestigiar y enjuiciar a los miembros de la Fuerza Pública. Esperemos que comience a funcionar la JEP. Pero cuando los criminales farianos o del ELN masacran, emboscan y rematan a policías y soldados, el asunto pasa de la largo, ¿Será que hay ciudadanos de primera y segunda?      

Lo que es inconcebible, es el cinismo del presidente Santos, quien afirmó: "No vamos a bajar la guardia contra el narcotráfico, combustible de la violencia durante tantos años". Santos agregó que el Gobierno no permitirá "que organizaciones al margen de la ley intimiden o presionen a la comunidad".

El presidente Santos, quien firmó y aceptó que el narcotráfico fuera delito conexo a la rebelión, dice que el narcotráfico es el combustible de la violencia, y él le prende el fósforo? ¡Lo que faltaba, que sea pirómano, para que termine con lo poco que ha dejado de la nación!

----------------------------------------------------------------------------

Sofía Gaviria inscribe precandidatura presidencial y se niega a firmar el “Manifiesto liberal”

Por Sergio Esteban Vélez

10 de octubre de 2017

La senadora liberal acudió al Tribunal Administrativo de Cundinamarca, para que sea declarada la ilegalidad e ilegitimidad del documento. Su precandidatura presidencial dependerá del veredicto judicial.

BOGOTA.-  Ante la exigencia de la Dirección Nacional Liberal de que todo aquel que quiera ser candidato por esa colectividad a la presidencia de la República debe suscribir el llamado “Manifiesto liberal”, la senadora Sofía Gaviria, presentó una acción de tutela ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, para que este derogue el mencionado requisito.

La parlamentaria, quien, hasta hace pocos días, fue codirectora nacional de ese partido, se negó a firmar el “manifiesto”, al momento de inscribir su precandidatura presidencial y  señaló el sentido “antidemocrático” del mismo, que “atenta contra el principio básico del Liberalismo, que es el respeto al disenso”. Así mismo, “como mujer y como senadora” manifestó su solidaridad con su colega Viviane Morales, quien hubo de declinar su aspiración a la precandidatura presidencial por el Partido Liberal, al negarse a firmar el “manifiesto”.

La senadora demanda ordenar al Partido Liberal Colombiano suspender toda actuación o decisión tendiente a la aprobación del “Manifiesto”  del Partido Liberal Colombiano y anular el numeral octavo del mencionado manifiesto, que exige a todo candidato liberal “apoyo sin condiciones a la implementación del acuerdo suscrito por el gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc para terminar el conflicto armado (...) y apoyo a cualquier otro acuerdo que se suscriba con otra organización guerrillera”. Respecto de este punto, la congresista afirmó: “Desde ningún punto de vista aceptaré que se me imponga, como representante de las víctimas, firmar un manifiesto que hipoteca la conciencia y la libertad de los candidatos a criticar y a tener objeciones sobre la implementación y el desarrollo de un acuerdo firmado con las Farc, que el pueblo negó a través del plebiscito, y de posibles acuerdos futuros, cuyo alcance aún no está definido. Ningún ciudadano y mucho menos un congresista puede enajenar su voluntad “sin condiciones”, especialmente, sobre hechos inciertos. Es absurdo y ofensivo siquiera proponerlo. Proponerlo sólo se explica desde la abyección absoluta de quien ha renunciado a su propio criterio”.

Mediante la acción interpuesta, la senadora busca que sea declarada la ilegalidad e irregularidad de la aprobación del dicho manifiesto y que sea protegido su derecho a elegir y ser elegida: “Este derecho no puede ser impedido con artilugios ni estratagemas que lesionan las posibilidades de participación política de los aspirantes, y con mayor razón, de aquellos que ya han sido elegidos o que tienen una militancia histórica en sus respectivos partidos”, consigna la senadora en la acción de tutela.

La congresista considera que el “manifiesto” lesiona, además, sus derechos a la libertad de expresión, al libre desarrollo de la personalidad, a la libertad de opinión y a la libertad de disenso: “No somos borregos: somos representantes de miles de colombianos, que esperan de nosotros criterio y buen juicio en su representación”. “Basada en ese principio fundamental, considero necesario protestar contra el matoneo machista de quienes equivocadamente han exigido igualar liberalismo a santismo y coartar la libertad de expresión de quienes, fieles a la doctrina de nuestros grandes ideólogos, disientan de este absurdo”, continúa la legisladora.

Al mismo tiempo, la senadora antioqueña pretende que sea reconocido, como víctima de las Farc, su derecho a la objeción de conciencia y apela a la protección que legalmente se concede a la participación política de las víctimas, especialmente de las mujeres, y pide sea garantizada la defensa reforzada a la participación con equidad de género, a la igualdad, al pluralismo y a la no discriminación.  “¿Les van a garantizar, sin necesidad de votos, diez curules a las Farc, pero mi partido, si quiero postularme, pretende exigirme renegar a mis derechos, como víctima, de criticar los despropósitos de este proceso?”, lamenta la parlamentaria.

“El principio liberal de búsqueda de la paz negociada no está en discusión. Lo que estará siempre en discusión es la forma en que se negocie y los principios que se negocien, como la justicia, la verdad, la equidad, el derecho a la reparación integral de las víctimas, la igualdad ante la Ley y los avances internacionales en jurisprudencia sobre crímenes de lesa humanidad”, concluyó la senadora Sofía Gaviria. La continuidad de la precandidatura de Sofía Gaviria dependerá de la decisión del tribunal sobre esta tutela.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

La curiosa filosofía de la “justicia prospectiva”

Por Eduardo Mackenzie

@eduardomackenz1

Periódico Debate, Bogotá

11 de octubre de 2017

El senador José Obdulio Gaviria, del Centro Democrático, llamó la atención hace unos días sobre una frase rara que encontró en el artículo 4 del proyecto de ley estatutaria que pretende reglamentar la JEP (Jurisdicción Especial de Paz). El sugiere, con gran timidez, que esa frase no salió del cacumen de los redactores del reglamento sino que éstos la hallaron en alguna parte y la incorporaron ilícitamente al citado artículo 4. Según el senador, la frase original viene “de un texto de un autor de 1949”. Gaviria acusa indirectamente a los redactores del reglamento de haber plagiado a un autor poco conocido lo que muestra, según él, que no sólo ese artículo 4, sino la reglamentación y la misma JEP tienen orígenes dudosos.

El senador Gaviria tiene razón. Por eso vale la pena mirar ese misterioso episodio de plagio en forma detallada. Pues hay sorpresas. Veremos que no es cuestión únicamente de plagio, ni de la manipulación de un concepto de un jurista ajeno a las negociaciones en La Habana, sino de incorporación de ideas que vienen de una franja de pensamiento antiliberal muy problemática.

El debate de fondo es el siguiente: ¿Es aceptable o no la idea de que “la humanidad futura tiene derechos”? Mi respuesta es: No. Esa idea, precisamente, contradice todas las reglas de Derecho. Empero, esa idea, aparentemente generosa, es lo que está en juego cuando ellos hablan de “justicia prospectiva”. Es lo que tratan de introducir, de manera artera, los inventores de la JEP y de su ley reglamentaria, como lo veremos más adelante.

La frase del artículo 4 del proyecto de ley estatutaria, señalada por José Obdulio Gaviria, es la siguiente: “Un paradigma orientador de la Jurisdicción Especial para la Paz es la idea de que la comunidad política no es solo una unión de coetáneos, sino también un vínculo entre generaciones que se eslabonan en el tiempo. La Justicia es prospectiva en cuanto considera que una época influye ineluctablemente sobre las posteriores”.

En el acuerdo final-final de noviembre de 2016 la justicia prospectiva aparece dos veces, pues ésta otorgaría, según las Farc, el derecho “a la exención de responsabilidad por las acciones cometidas por las generaciones precedentes”. En otras  palabras, la justicia prospectiva sería la base conceptual que justificaría la inacción voluntaria de la justicia penal colombiana, es decir el derecho a la impunidad total respecto de los crímenes y atrocidades cometidos por los jefes y combatientes, armados y no armados, de las Farc. La frase clave sobre la “exención de responsabilidad por las acciones cometidas” aparece dos veces en el acuerdo final-final entre Santos y las Farc.

Si ese es el alcance asombroso que el acuerdo final le da a la “justicia prospectiva” resulta que, en realidad, ese concepto, tomado de un artículo de 1949, intitulado “Sobre la justicia prospectiva”, de Juan Lambías de Azevedo (1907-1972), un jurista y filósofo paraguayo, no tiene el propósito de garantizarle a nadie la impunidad de sus crímenes.

El jurista Azevedo dice lo siguiente: “El paradigma orientador ha de ser aquí el pensamiento de que la comunidad política no es sólo una unión de coetáneos sino también un vínculo entre generaciones que se eslabonan en el tiempo.”

El redactor o los redactores de la reglamentación de la JEP, y del acuerdo final, tomaron la frase de Azevedo ocultando que era de él (¿Cuántas copias y abusos de este tipo hay en la reglamentación y en todo el andamiaje de la JEP?)—y la acomodaron a su antojo. Le antepusieron la expresión “de la Jurisdicción Especial para la Paz”, aunque el texto de donde viene esa noción no tiene que ver con el adefesio de la JEP, para dar la impresión que ésta es un conjunto aceptable de normas.

La frase “La Justicia es prospectiva en cuanto considera que una época influye ineluctablemente sobre las posteriores” también fue una amalgama. La frase exacta del jurista paraguayo, en otra parte de su artículo, fue: “la experiencia que ilumina esta nueva dimensión de la justicia no es, desde luego, la trivial comprobación de que una época influye ineluctablemente sobre las posteriores, sino la elevación de este hecho al plano del conocimiento y a su consiguiente y ulterior utilización.”

La afirmación de que “una época influye ineluctablemente sobre las posteriores”, y aquello de que “en las generaciones futuras recaen los efectos de la voluntad de las generaciones actuales”, es una majadería, una obviedad, una “trivialidad”, como lo admite Azevedo. 

Lo que no está claro es la cuestión de saber de qué naturaleza es esa influencia, si la influencia de lo presente sobre el futuro es “ineluctable”, si puede conocer rupturas, si hay saltos civilizacionales positivos o negativos que no son automáticamente el resultado de una “época” anterior. Y, sobre todo, si esa influencia puede justificar lo injustificable: la impunidad para los crímenes de lesa humanidad y para los crímenes de guerra. Sobre eso Azevedo no dice una sola palabra.

Azevedo era un admirador del filósofo alemán Carl Schmitt (1888-1985), sobre todo de sus trabajos sobre el concepto de decisión. Carl Schmitt, funcionario un tiempo en el seno del III Reich hitleriano, proponía una “ética de la decisión”. El sostenía que “la decisión política por sí misma hace bueno el acto, con indiferencia de los principios”. Soberano es quien decide fuera de toda norma, decía. Schmitt es visto como un rival de Hans Kelsen, como un legitimador del poder central arbitrario, pues los principios, según él, no valen ante la decisión, la cual es en sí un acto bueno.

Azevedo también sufrió la influencia de Adam Heinrich Müller (1779-1829), un político alemán pro Estado, adversario de las ideas liberales de Adam Smith. En su artículo, Azevedo evoca un precepto de Müller: “una generación no puede gozar de libertad absoluta frente a las posteriores”.

Azevedo acepta esos enfoques antiliberales y los convierte en eje de su especulación jurídica. El dice que “la doctrina marxista-soviética de la dictadura del proletariado se fundamenta en que tal medio es necesario para que en etapas ulteriores pueda verificarse el beatífico ‘salto a la libertad’” y que eso “resultó históricamente exacto”.  Para el caso colombiano deberíamos interpretar ello así: la impunidad para las Farc (condensada en la JEP) es un medio necesario para que en etapas ulteriores pueda verificarse un beatífico “salto a la libertad”.

No es una casualidad que ellos, a través de la curiosa producción del jurista paraguayo, hayan invitado a su acuerdo final y a su JEP al sulfuroso Carl Schmitt.

En su texto, Azevedo explica qué es la “justicia prospectiva”. Él dice: “En cuanto la eficacia histórica de las actuaciones se hace consciente y una generación decide por otras y para otras, la relación que entre ellas se establece queda sometida a la férula de la justicia.” Y agrega: “Cuando una generación decide para otra, es claro que este ‘decidir para’ puede ser tanto un decidir a favor como un decidir contra.”

Lo más interesante es que ese trio tan poco favorable a la libre empresa y al desarrollo del Derecho frente al poder y en vista de las consecuencias futuras --Adam Müller, Carl Schmitt y Juan Lambías de Azevedo--, tiene un cuarto profeta, que agravó esas desviaciones y produjo una filosofía basada en el miedo.

Alumno de Husserl y de Heidegger, Hans Jonas (1903-1993) es el inventor del “principio de precaución”, la piedra filosofal de los movimientos verdes anticapitalistas. El concepto central de él es idéntico a los anteriores: “el futuro”. Su postulado general es: las consecuencias de la tecnología pueden ser desastrosas.

“La humanidad posee el poder tecnológico de la autodestrucción: toda  la humanidad es objeto de la responsabilidad. La humanidad es vulnerable ante las acciones de uno o más individuos”, escribe Jonas. “Este es un derecho de las futuras generaciones. Por lo tanto, estamos en deuda con ellos y con el futuro”, agrega.

Los admiradores de Jonas ven en ello una “ética de la responsabilidad”.  En realidad, esa filosofía busca impedir o paralizar toda acción de progreso industrial y desarrollo tecnológico y económico capitalista. Para ello ya no invocan la explotacióndel hombre por el hombre sino un temor a las consecuencias futuras. “Para ellos el miedo es un motor”, replican los críticos de Hans Jonas.

La finalidad del discurso fatalista, y su mórbida inclinación por la catástrofe, es que el ser humano debe abstenerse de actuar, de buscar, de crear, de innovar, pues todo eso puede tener consecuencias negativas en el futuro. Lo que debe primar es, pues, el “principio de precaución”.

La guerra de los partidos verdes en Europa contra el capitalismo toma así la apariencia de un combate legítimo contra el desarrollo industrial, contra el desarrollo agrícola, contra la agricultura OGM, contra la aplicación civil de la energía nuclear, contra la construcción de nuevos aeropuertos, contra la extracción de hidrocarburos, etc. Empleando el “principio de precaución” los verdes y los socialistas crearon verdaderas crisis en el Reino Unido, Suiza, España, Portugal y Francia con la decisión del sacrificio total de hatos y rebaños ante la aparición en éstos de dos o tres casos de encefalopatía espongiforme bovina, hasta que España y Suiza abandonaron, años después, ese método y escogieron el sacrificio selectivo, en vista de los efectos desastrosos sobre las economías rurales respectivas.

El ensayista francés Pascal Perri dice que el “principio de precaución” exagera el riesgo, nos hace tener miedo de nosotros mismos. El estima que “la hipertrofia de la amenaza nos transformará en bestias asustadas, dispuestas a caer en las manos del primer gurú que se aparezca”.

Si los primeros homo erectus hubieran aplicado el principio de precaución, si se hubieran imaginado los futuros incendios de sus caseríos, campos y bosques, hace 1.600.000 años, no habrían inventado el fuego y no habrían llegado a ser homo sapiens. Si los armadores hubieran previsto el naufragio del Titanic se habrían abstenido de desarrollar la industria naval. Solo mediante el riesgo, la inventividad y del desafío a lo desconocido, el hombre ha perfeccionado su humanidad.

Lo de la “justicia prospectiva” es de ese orden. En el caso colombiano, ese concepto es utilizado para propiciar la parálisis del derecho, de la acción de la justicia, para impedir que ésta innove y perfeccione sus criterios en el contexto de un proceso “de paz”, pues todo eso podría tener “consecuencias negativas en el futuro”.

La “justicia prospectiva” serviría para desafiar y congelar el derecho e instaurar un anti derecho, con el cuento de que así las generaciones futuras tendrán “derechos fundamentales”. En otras palabras: el no castigo de los peores criminales del país, la impunidad para las conductas más destructivas de la paz, de la  convivencia ciudadana y del progreso del país, sería una necesidad para que las futuras generaciones “tengan derechos”. La JEP, ese compendio de anti Derecho, esa caza masiva de brujas que perfila, sería indispensable para construir un futuro. Por eso el acuerdo final proclama sin rodeos que la justicia prospectiva exige “la exención de responsabilidad por las acciones cometidas por las generaciones precedentes” (léase las generaciones de Tirofijo-Timochenko). Ese es el gran sofisma que se esconde en la fórmula de la “justicia prospectiva”.

Los redactores del acuerdo final-final se sirven del futuro abstracto para justificar el acto presente de destrozar el derecho y la justicia. El hecho real del debido proceso es permutado por un ausente: el futuro incierto. La maniobra es hábil y casi indetectable.

¿Es cierto que “la humanidad futura tiene derechos”?

La respuesta es que, obviamente, en el futuro, si no hablamos de un futuro de aniquilación, deberá existir un sistema cada vez más perfeccionado de Derecho. Y es obvio que el derecho que leguemos servirá de base a las futuras generaciones. Pero eso es una cosa. Otra es decir que los ausentes, las personas no existentes, o que solo lo serán en el futuro, son también sujetos de derecho hoy y aquí.

La justicia de Occidente descansa sobre el supuesto de que el derecho sirve a los presentes, a la persona particular, y provee respuestas a los problemas existentes. La creación de derecho no tiene por objeto sancionar los delitos y conflictos del futuro, inexistentes. Crear un derecho para las personas futuras no tiene sentido. El derecho es una ciencia positiva, no adivinatoria. Sólo el individuo real, no un ser genérico (la llamada “generación futura”), pueden disfrutar de derechos; solo él puede reivindicar derechos. Pascal Perri subraya: los ausentes, o los presentes hipotéticos del futuro, no tienen personería jurídica, no pueden tenerla. 

La argucia de los verdes consiste en tomar hechos conocidos --como el calentamiento de la Tierra, las epidemias, las desigualdades sociales, el progreso social no uniforme--, para trabajar fragmentos de verdad y presentarlos luego como una verdad acabada. A la opinión pública no le queda sino acoger esas construcciones imaginarias. 

Las campañas de tales extremistas contra quienes critican esos trucos y excesos son de gran violencia verbal y física. Acusan a sus rivales de ser culpables, irresponsables y “fascistas”. En Colombia es lo mismo: los inventores de la JEP acusan a sus adversarios de ser “guerreristas” y “fascistas”. Los burdos epítetos, y los sofismas jurídico-filosóficos, van fácilmente de un continente a otro pues la operación anticapitalista es una sola y en todas tardes. Luego el combate contra eso no puede ser sino global.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Grandes manifestaciones en Bolivia contra Evo Morales por intento de perpetuarse en el poder

Por Karina Martín

Panam Post, Miami

https://es.panampost.com/karina-martin/2017/10/11/manifestaciones-en-bolivia/

11 de octubre de 2017

El pasado martes 10 de octubre, miles de bolivianos salieron a las calles a protestar contra el intento ilegal del presidente Evo Morales de reelegirse para el cargo. Las movilizaciones que se llevaron a cabo en las nueve capitales del país advertían al mandatario que no permitirán una nueva participación en elecciones.  “No es No”, era una de las consignas que se escuchaban en las calles de Bolivia, en referencia al triunfo de la oposición por el ‘no’ en el referéndum constitucional que rechazaba la reelección del actual presidente.

El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Fernando Cuéllar, quien abrió la lista de discursos en la plaza 24 de Septiembre de Santa Cruz, manifestó lo siguiente: “Nada más lejos de un Gobierno democrático que un Gobierno que aspira a mantenerse en el poder a perpetuidad, cuando esto sucede la democracia se transforma en totalitarismo. Por eso apoyamos con vehemencia y firmeza la vigencia plena de los derechos humanos, y creemos que la movilización ciudadana es y siempre será el arma más poderosa para evitar los excesos y defender el derecho a vivir en una sociedad libre, justa, solidaria, con paz y armonía”.

La manifestación coincidió con la conmemoración de los 35 años continuos de democracia en Bolivia con el inicio de la presidencia de Hernán Siles Zuazo y tras 18 años de dictadura. Por su parte, el presidente Morales tildó de recicladores de la dictadura a quienes salieron a defender la democracia. “Los mismos que abusaron de la democracia para reciclar la dictadura y negociar el voto en cuoteos de poder, ahora dicen ser sus defensores”, escribió el mandatario a través de su cuenta oficial de Twitter.

Fotos:

https://es.panampost.com/karina-martin/2017/10/11/manifestaciones-en-bolivia/

------------------------------------------------------------------------------------------------------

"Hay una gigantesca mentira alrededor del Che": Jacobo Machover

Entrevista de Mar Pichel

BBC Mundo, Londres

http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-41513971

6 de octubre de 2017

"Hay una gigantesca mentira alrededor del Che": Jacobo Machover, el escritor cubano que califica de asesino a Ernesto Guevara a 50 años de su muerte.

Han pasado 50 años desde la muerte de Ernesto Guevara, el 9 de octubre, a manos del Ejército boliviano, pero el Che sigue despertando pasiones. Jóvenes de todo el mundo visten camisetas con su imagen, y su figura, elevada a categoría de mito, fue objeto de numerosos estudios y biografías. "El Che llegó a ser el amigo incómodo de Fidel para los soviéticos", dijo el periodista Jon Lee Anderson. Pero Ernesto "Che" Guevara también tiene detractores que acusan al guerrillero argentino de ser una persona sanguinaria y un asesino sin piedad. En BBC Mundo quisimos conocer la visión de uno de ellos, el periodista y escritor cubano exiliado en Francia Jacobo Machover, autor de "La cara oculta del Che" (2008).

En su libro usted pretende desmitificar la figura del Che, ¿por qué considera que esto era importante?

Se trata de una figura que ha sido magnificada por todas partes del mundo. Se lo considera un héroe revolucionario, un romántico, un humanista, cuando en realidad en mi país, en Cuba, ha sido uno de los principales responsables de las ejecuciones que se produjeron en 1959 e incluso antes, cuando estaba en la Sierra Maestra luchando con Fidel Castro. A mí me parece que es una vergüenza seguir mostrando afiches y camisetas con la cara de alguien que es un verdadero asesino, y sin ninguna razón, de gente que no había sido juzgada. Cuando había juicios, duraban media hora o ni siquiera eso y la gente era condenada a muerte sistemáticamente bajo pretexto de haber sido esbirros de la dictadura de (Fulgencio) Batista, pero eso no era comprobado. No fueron juicios dignos.

¿Por qué el Che sigue siendo un mito 50 años después?

Creo que sigue siendo un mito porque no se sabe toda la verdad. No se sabe suficientemente en todo caso. Digamos que quien creó el mito del Che Guevara fue por un lado Fidel Castro y, por otro lado, una serie de intelectuales europeos, norteamericanos, y latinoamericanos también, que lo elevaron a la categoría de un ser perfecto, el ser más completo de nuestra era, como dijo el filósofo francés Jean Paul Sartre. Creo que hay una gigantesca mentira alrededor de ese hombre que le profería un culto a la muerte desde siempre, desde incluso antes de ser revolucionario y estar con las tropas de Fidel Castro y luego en Bolivia.

El Che Guevara escribía en su diario de viajes por América Latina durante su primer viaje en 1951-1952: "Degollaré a todos mis enemigos", lo que da una idea de la patología de ese hombre. Él escribe en su mensaje a la Tricontinental en 1967, poco antes de morir en Bolivia, que el revolucionario debe ser una máquina de matar. Todos sus discursos están llenos de ese tipo de culto a la muerte, la muerte de los demás, no de la suya. Él declaraba en las Naciones Unidas en 1964: "Hemos fusilado, fusilamos, y seguiremos fusilando mientras sea necesario", es algo que es absolutamente inadmisible. No entiendo como los que han leído esas palabras o las han escuchado y han leído los diferentes libros sobre el tema siguen admirando al Che.

Pero incluso alguno de sus más fervientes críticos, como miembros de la CIA, reconocen que era un hombre dispuesto a morir por sus ideas…

No es una cualidad morir por sus ideas. Incluso hoy en día los fanáticos islamistas están dispuestos a morir por sus ideas. Para mí no es una cualidad. En mi libro, cito el testimonio de un ex agente de la CIA, Félix Rodríguez, que fue uno de los que capturaron al Che Guevara. Él cuenta un diálogo entre los dos en el que el Che se vuelve un poco humano: le tiene miedo a la muerte. Incluso cuando es capturado por el Ejército boliviano él grita: "No disparen. Soy el Che Guevara. Valgo más vivo que muerto". Es en ese último momento que se vuelve un poco más humano. Ahora, si él estaba dispuesto a morir por sus ideas, lo que yo le reprocho -en nombre de los descendientes de los que él hizo ejecutar- es que él estaba dispuesto a matar por sus ideas sin la más mínima compasión ni piedad.

Pero el Che combatía en una guerrilla, en una guerra contra el régimen de Batista. ¿No es esa una de las caras de la guerra, morir o matar?

Cuando él hizo ejecutar a la gente en la fortaleza de La Cabaña, en 1959, son cerca de 200 ejecuciones. En ese momento no había guerrilla, no había guerra. El ejército de Batista había sido derrotado, no había la más mínima resistencia. Esas ejecuciones fueron a sangre fría. En la dictadura anterior hubo amnistías. Incluso hubo amnistía a Fidel Castro. Lo que no hubo, excepto en cierto momento 20 años después de la revolución, durante el régimen de Fidel y Raúl Castro. Todo eso fue a sangre fría. No es una cuestión de guerra, no había enfrentamientos de unos con otros, fue una simple venganza y una voluntad de sangre por parte del régimen castrista llevada a cabo por el guerrillero argentino, que en ese momento ocupaba el cargo de comandante en jefe de la fortaleza La Cabaña.

¿En qué otros aspectos, según usted, se ha mitificado su figura?

En el aspecto de teórico del socialismo. Él fue nombrado presidente del Banco Nacional de Cuba, fue una catástrofe absoluta. El peso cubano perdió todo su valor frente a las demás monedas extranjeras. Él defendía una noción que era la de los estímulos morales contra los estímulos materiales. Pensaba que dando banderitas, dando medallitas honoríficas a los trabajadores cubanos ellos iban a aumentar la producción y trabajar voluntariamente. Era algo absolutamente utópico, pero no utópico en el buen sentido de la palabra, sino que eso podía llevar a una ideología totalitaria.

Otro aspecto en el que el Che puede ser extraordinariamente criticado es que fue él quien creó el primer campo de trabajo en Cuba, que fue situado en la península Guanahacabibes, donde metían a funcionarios o militantes del Partido Comunista que no habían cumplido con las normas, que no eran lo suficientemente revolucionarios. Ese fue el primer paso hacia los campos de trabajo forzado que hubo en Cuba en los años 60, tristemente conocidos como Unidad Militar de Ayuda a la Producción (UMAP), donde fueron encerrados homosexuales, católicos, adeptos de las religiones afrocubanas… El Che Guevara tiene una gran responsabilidad en la creación de esos campos trabajos que fueron una vergüenza para el régimen castrista.

Usted mencionó que los algunos de los enviados a esos campos de trabajo eran homosexuales, y esa es una crítica que comúnmente se hace a la élite de la revolución cubana: la represión contra los homosexuales. Pero teniendo en cuenta que hace 50 años la homosexualidad estaba prohibida prácticamente todos los países, ¿es posible juzgar en ese aspecto al Che desde una visión actual?

Bueno, no todos los países, los años 60 fueron precisamente los años en que se empezó a desarrollar el movimiento gay. La represión contra los homosexuales en Cuba fue una imitación de la que había en algunos países comunistas en Europa del este, como por ejemplo en Bulgaria. Parece que Raúl Castro trajo el concepto de la UMAP Bulgaria, en uno de los numerosos viajes que emprendió por el bloque comunista. Hay algo inmanente a la personalidad de los Castro, una especie de orden moral contra los homosexuales, contra la gente a la que le gustaba la música pop y rock, contra los cabarets, contra esa forma de vivir que tenían el cubano antes de la revolución y que no se adaptaba a cierta moral que ellos querían implantar, del hombre nuevo comunista.

Volviendo a su libro, uno de los testimonios que menciona es el del exguerrillero "Benigno"…

Tuve la oportunidad de conocer a Daniel Alarcón Ramírez, "Benigno", que había sido compañero del Che Guevara en la guerrilla en la Sierra Maestra, en el Congo, y fue un sobreviviente de guerrilla de Bolivia. Entre 1995 y 1996 pidió asilo en Francia. Un día empezamos a hablar y me contó como en La Cabaña el Che se sentaba en un muro, fumando su puro, viendo las ejecuciones. Le pedí que me diera su testimonio y tuvimos largas conversaciones. Él llegó a la conclusión de que antes le tenía admiración al Che Guevara. Después de muchos años, se dio cuenta de que lo que le tenía era miedo, toda esa admiración se transformó en miedo.

------------------------------------------------------------fin-----------------------------------------------------------------

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes