Facebook

     SiteLock

Última hora
Verdad e Historia I - Martes, 21 Noviembre 2017 07:30
El Centro Democrático es el centro - Martes, 21 Noviembre 2017 07:09
La paz en veremos - Martes, 21 Noviembre 2017 07:09
La difícil decisión de Álvaro Uribe - Martes, 21 Noviembre 2017 07:09
Una Justicia de terror - Martes, 21 Noviembre 2017 07:09

Ecos de la visita de papa Francisco a Colombia Destacado

  • Domingo, Sep 10 2017
  • Escrito por 

Centro Democrático: el poder de las ideas (784)

1. Federación de Víctimas de las Farc pide encuentro con el papa

2. Papa Francisco: El genocidio terrorista de las Farc y el ELN contra la iglesia Católica

3. Coronel Plazas envía al Papa lista de víctimas cristianas de la violencia marxista

4. Con la beatificación del obispo Jaramillo, el Papa le envía un mensaje al ELN

5. Víctimas de las FARC: "El Papa vino y se irá engañado"

6. El papa ora por militares y policías heridos y caídos en combate

7. Obispos venezolanos se reunieron con el papa: "El diálogo no es posible con un gobierno totalitario"

8. Presidente Juan Manuel Santos no viaja a misa del papa en Medellín

9. La Plata celebró con la beatificación del padre Pedro María Ramírez

10. Consulta cerrada para candidato presidencial

11. El Gobierno está tapando una realidad que preocupa”: María del Rosario Guerra

12. “Hay que exigir a victimarios que pidan perdón y que sus actos cambien, no como hoy que los han maquillado”: María del Rosario Guerra

-----------

1. Federación de Víctimas de las Farc pide encuentro con el papa

Ver Video en: NOTICASRCN VIDEO

A través de una carta la organización pidió un encuentro oficial con el papa Francisco. Aseguran que fueron excluidos de la agenda por razones políticas.

La carta está dirigida al provincial de Buenos Aires, fray José Gutiérrez, uno de los grandes amigos de Francisco. Le solicitan interceder para un encuentro con el Pontífice.

“Que un pequeño grupo de víctimas junto con algunos victimarios del conflicto armado –que ya pagaron cárcel y pidieron perdón en Colombia- puedan tener un breve encuentro o saludo con el santo papa”, dice la misiva. 

Aseguran que el Gobierno no les abrió los espacios: “por tratarse de una organización de víctimas de las Farc, el Gobierno nos excluye por razones de tipo político”.

“Estamos en la obligación de exigir, de pedir ese espacio. Si se lo quieren dar a los victimarios, más derecho tienen aun las víctimas de estar con Su Santidad”, señaló Herbin Hoyos, director de la Federación de Víctimas de las Farc.

Otras víctimas pidieron que el Santo Padre promueve su inclusión. 

Por su parte, el padre Callos Zuluaga, exsecuestrado por las Farc, aseguró que el papa viene a tender los puentes de la reconciliación.

“El papa está aquí para motivarnos a empezar ese camino de reconciliación y de perdón”, aseveró.

NoticiasRCN.com

NoticiasRCN, Bogotá, 05 de septiembre de 2017

------------

2. Papa Francisco: El genocidio terrorista de las Farc y el ELN contra la iglesia Católica

Aunque las Farc y el ELN nunca han sostenido un ‘conflicto armado’ con el clero Católico, eufemismo con el que han justificado sus actos terroristas bajo el paraguas del proceso de paz con el gobierno Santos, si han arremetido con el poder de sus fusiles y sus tropas en contra de los representantes de la Iglesia en el país. Durante los 50 años de vandalismo en contra del Estado Colombiano, los templos, los jerarcas y sacerdotes de provincia, han sido objeto de la barbarie de las guerrillas comunistas. En una carta enviada al papa Francisco, conocida en exclusiva por El Expediente, el Coronel (r) Alfonso Plazas Vega, le hace un recuento de 30 hechos terroristas en los que estas milicias han puesto a derramar la sangre los representantes de dios en la tierra.

Los registros de la Conferencia Episcopal indican que desde 1984 a la fecha han sido asesinados 83 sacerdotes, 8 religiosos (5 monjas, 3 hombres) y tres seminaristas, al igual que un arzobispo y un obispo. En el mismo periodo otros 17 obispos y 52 sacerdotes han sido víctimas de amenazas. En 2013 tres sacerdotes han sido asesinados. Cinco obispos, 27 sacerdotes, un misionero y un diácono, han sido secuestrados por grupos al margen de la ley. También han sido destruidos templos como el emblemático caso de Bojayá, Chocó.

Algunos de los casos documentados de sacerdotes y miembros de la Iglesia Católica, asesinados por esos grupos.

1. El 2 de Octubre de 1989. Mientras realizaba una visita pastoral a la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Fortul, Monseñor JESÚS EMILIO JARAMILLO, obispo de la Diócesis de Arauca fue secuestrado, torturado y asesinado por un comando de la guerrilla del ELN. Su cuerpo fue encontrado con varios tiros de fusil al borde de una carretera.
Su sucesor el obispo Bernal envió a Roma diez años después, en junio de 1998 la solicitud de beatificación, con el apoyo de un grupo de sacerdotes.

2.- El 2 de Octubre de 1990, con un disparo en el cuello, fue asesinado por las FARC, en San Ignacio del Opón el clérigo JOSÉ ANTONIO BELTRÁN MONSALVE.

3.- El 29 de mayo de 1993, el sacerdote español JAVIER CIRUJANO ARJONA párroco de San Jacinto Bolívar, durmió en la finca de los padres de dos guerrilleros de las FARC. Muy temprano en la mañana, Julio Vega, del EPL ordenó que llevaran al sacerdote a la finca vecina y allí cumplieran con la misión. Así lo hicieron. Los esperaba un señor Tapias, que habría de asesinar a sangre fría y con extrema crueldad al sacerdote.

Cuarenta y siete días después, tropas de Infantería de Marina, hallaron el cuerpo del cura en una fosa de un metro de profundidad. El sacerdote de 62 años, había sido cruelmente torturado. Los sermones del sacerdote y sus severas críticas a las prácticas guerrilleras, lo habían puesto en la mira. Los más férreos enemigos del cura Cirujano, fueron los integrantes del frente 37 de las Farc y los hombres del grupo de Caraballo del EPL. Julio Vega, del EPL, realizó un juicio revolucionario al sacerdote, lo declaró culpable y la condena fue la pena de muerte.

4.- El 30 de mayo de 1999 a las 10:00 AM miembros del ELN armados y vestidos de camuflado, aparentando ser se una unidad militar, interrumpieron la misa en la Iglesia de La María, del barrio Ciudad Jardín de Cali, ordenándoles salir por aviso de bomba. El cura HUMBERTO CADAVID y 285 feligreses, entre ellos ancianos, niños, fueron subidos a dos camiones. Un guardaespaldas notó que no eran de la fuerza pública y trato de llamar a pedir ayuda, razón por la cual los asaltantes lo degollaron de inmediato. El Ejército alcanzó a llegar y se enfrentó al ELN en el momento en que cubrían la retirada de quienes se llevaban a los secuestrados. En los combates fueron abatidos dos guerrilleros del ELN y uno quedó herido.
Pero los camiones siguieron rumbo al corregimiento San Vicente. Allí los bajaron de los vehículos y los hicieron caminar cuatro horas por trochas hasta los Farallones de Cali, donde a las tres de la tarde los guerrilleros les informaron que se trataba de un secuestro político.

5.- El 6 Enero 2002. El sacerdote RUBÉN RIVERO GÓMEZ fue secuestrado por guerrilleros del ELN, cuando se movilizaba en un automóvil, en la vía Medellín –Bogotá junto con la señora Carmen Rosa de López, de 58 años y un menor de 10 años, quienes fueron liberados horas después. También fueron secuestrados un abogado, y un comerciante. Por fortuna a los dos días el sacerdote Rivero Gómez fue rescatado sano y salvo, por un batallón de contraguerrillas de la cuarta Brigada del Ejército Nacional.

6.- El 14 de enero de 2002. Fue asesinado el padre GUILLERMO LEÓN CORRALES BEDOYA, de 41 años de edad, en La Estrella (Antioquia).

7.- El 18 de enero de 2002. El cura párroco de la iglesia Nuestra Señora de la Asunción, padre ARLEY ARIAS GARCÍA, fue asesinado por las FARC, a las 6:00 de la tarde, sobre la vía que conduce a Samaná. Dos personas que lo acompañaban, también fueron asesinadas.
El prelado tenía 30 años de edad, se había ordenado hacía nueve y llevaba cinco años y medio en su parroquia. Había ayudado a liberar varios secuestrados y evitó, en varias ocasiones, que la guerrilla y los paramilitares asesinaran ciudadanos.

8.- El 10 de febrero 2002. El padre LUIS ALBERTO TORO fue secuestrado junto con otra persona, por miembros de las FARC, en un retén instalado en la zona del Alto del Trigo, en la carretera entre Bogotá y Villeta.

9.- El 28 de febrero de 2002. Los caficultores de Caicedo y Urrao, en Antioquia, hicieron caravanas por carretera para proteger los cargamentos de café de los frecuentes asaltos de las FARC; una de esas caravanas fue atacada ese día. Miembros del Frente 34 del grupo terrorista golpearon ferozmente a los sacerdotes José Gabriel Segura Urrego, párroco de Caicedo, y Angel Rodríguez, del corregimiento La Encarnación, Mpio de Urrao.

10.- 02 marzo 2002.- Las FARC atacaron la estación de Policía de Funes, Departamento de Nariño a las 8:30 de la noche. Cinco guerrilleros hablaron con el párroco RAMIRO PAZICHANA y le informaron que atacarían al pueblo si los 13 agentes de la estación no se rendían. Luego de consultarles, el sacerdote les informó que la Policía no entregaría sus armas. La población se reunió en el parque a expresar su solidaridad con los agentes del orden. Los guerrilleros se marcharon, pero volvieron a las 12 de la noche. Lanzaron una granada que cayó en la multitud, asesinando a la asistente del cura y a Alexánder Trejos. El sacerdote y otras diez personas resultaron heridas.

11.- 16 de Marzo 2002. El Arzobispo monseñor ISAÍAS DUARTE CANCINO, fue asesinado a tiros en la ciudad de Cali, por miembros de las FARC, cuando terminaba de oficiar una misa en el distrito de Aguablanca. Le dispararon en las afueras de la Iglesia cuando se dirigía a su vehículo. Uno de los sacerdotes que lo acompañaban, el padre Joaquín Cortés, resultó herido en un brazo. Monseñor Duarte Cancino había sido un fuerte crítico de las acciones violentas de las guerrillas. El jefe de comunicaciones de la arquidiócesis, padre Gersaín Paz, tuvo que salir del país por amenazas contra su vida, por denunciar a las FARC como autoras del crimen. Las autoridades capturaron a ocho milicianos del frente 35 de las FARC, quienes reconocieron que los asesinos fueron miembros de esa organización. Su muerte fue ordenada para frenar la actividad pastoral que realizaba con los jóvenes. La Justicia Colombiana condenó al Secretariado de las FARC por el magnicidio, y les impuso una multa de mil millones de pesos. Hoy los miembros del Secretariado han sido convertidos en altos dignatarios por el actual Gobierno, con el pretexto de la Paz, figurando como candidatos al Congreso sin un solo voto, y obviamente la multa no la pagaron.

12.- El 6 de abril de 2002, mientras daba la comunión a sus feligreses, integrantes de la columna móvil Téofilo Forero de las FARC, asesinaron al padre JUAN RAMÓN NÚÑEZ, párroco del municipio de La Argentina (Huila). El crimen se produjo poco después de que el sacerdote clamara en su sermón por la liberación del pequeño productor Abel Hernández, secuestrado por las FARC, en Pitalito, sur del Huila.

13.- El mimo 6 de abril de 2002. El ELN secuestró en Arauca a los sacerdotes SAULO CARREÑO, párroco de Saravena (Arauca) y LUIS TEODORO GONZÁLEZ, párroco de Arauquita, a quienes habían citado en el monte para supuestamente recibir a siete alcaldes, concejales y diputados del departamento de Arauca, secuestrados por el Eln, que debían ser liberados. Por presión de operaciones del Ejército, los sacerdotes fueron dejados en libertad el 10 de abril.

14.- El 21 de abril de 2002. Cuando las FARC secuestraron al gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, y a su asesor de Paz, Gilberto Echeverri durante una marcha de la No-Violencia, también fueron secuestrados el arzobispo de Santafé de Antioquia, monseñor JOSÉ IGNACIO ARISTIZABAL;
el obispo auxiliar de Medellín, JORGE IVÁN CASTAÑO; el obispo de Santa Rosa de Osos, monseñor JAIME JARAMILLO MONSALVE y al sacerdote CARLOS ARTURO YEPES VARGAS capellán de la Gobernación.

Como el Ejército inició la persecución al grupo terrorista FARC, los prelados fueron liberados al día siguiente en el municipio de Urrao.

15.- El 2 de mayo de 2002, Fue atacado por guerrilleros de las FARC, el templo de Nuestra Señora del Carmen, del municipio de Bojayá, Diócesis del Choco, donde se refugiaban varios feligreses. Las FARC lanzaron cilindros bomba al interior de la iglesia. Los terroristas los acusaban de ser amigos de los paramilitares con quienes estaban enfrentados. En la masacre murieron 119 personas, la mitad de ellas, menores de edad. Alrededor de otros 120 quedaron heridos.

16.- El 27 de junio de 2002. El sacerdote JOSÉ HILARIO ARANGO SERNA fue asesinado en la parroquia Santa Teresa de Jesús de Cali, después de celebrar la misa, por dos hombres encapuchados que lo esperaban a las puertas del templo.

17.- El 30 de junio de 2002. El padre Hernando Alarcón, párroco de El Peñón en la Diócesis de Zipaquirá, por acompañar en el retorno a un grupo de desplazados en la inspección de Guayabal, fue amenazado de muerte por las FARC. No pudo regresar a su trabajo pastoral.

18.- El 16 de julio de 2002. Fue asesinada la religiosa MARTA INÉS VÉLEZ SERNA de 44 años, en Mogotes, Santander, el crimen paralizó al municipio, que había recibido en 1999 el Premio Nacional de paz. La monja fue atacada a las 7:45 de la noche en el Instituto Amparo de Madres de la comunidad hermanas Pobres de San Pedro Claver.

19.- El 22 de julio de 2002. El seminarista LUIS CARLOS HENAO JIMÉNEZ, de 23 años, fue asesinado junto con otras dos personas en un retén ilegal del ELN, cerca de Yarumal, Antioquia.

20.- El 20 de septiembre de 2002. El padre JOSÉ LUIS ARROYAVE llevaba ocho años de trabajo en las peligrosas comunas de Medellín, manejadas por las milicias urbanas de las FARC, cuando fue asesinado a tiros. Fue atacado cuando se encontraba visitando a los feligreses en el sector del Barrio San Javier.

21.- El 27 de septiembre de 2002. El párroco del municipio de Restrepo (Valle), JORGE SÁNCHEZ RAMÍREZ fue asesinado a tiros en una masacre cuando viajaba en un automóvil con otras tres personas. Fueron interceptados y asesinados.

22.- El 17 de octubre del 2002 en zona rural de Anserma Caldas, miembros de la guerrilla del ELN asesinaron a Monseñor GABRIEL ARIAS POSADA junto a su conductor. Después de almorzar ellos salieron hacia la zona rural de Anserma, cumpliendo la tarea humanitaria de llevar el dinero que los subversivos exigían para liberar al ex gobernador del Quindío, Ancizar López, secuestrado por el mismo grupo terrorista del ELN. Hacia las 6 de la tarde el padre Alirio Calderón, viajaba hacia una de las veredas, cuando encontró en el camino los cadáveres del padre Arias y su conductor. Cada uno había recibido dos disparos.

23.- El mismo 17 de octubre de 2002. El padre JOSÉ LUIS CÁRDENAS HERNÁNDEZ, de 31 años, salió temprano de la casa cural, como lo hacía diariamente, a trotar por las calles de Chalán, Departamento de Sucre. Afuera lo esperaban tres hombres. El sacerdote los saludó, sin imaginar que eran sicarios de las FARC. Poco después se oyeron disparos. A las 6:30 de la mañana el cuerpo del padre Cárdenas quedó tendido con cinco impactos de bala en la calle del pueblo. El comandante de Policía de Sucre, coronel Norman León Arango, informo que el crimen fue cometido por la cuadrilla llamada frente 35 de las FARC.

24.- El 23 de octubre de 2002 Obispo de la Diócesis de Garzón, Monseñor Libardo Ramírez Gómez, dio a conocer, amenazas contra su vida. Según las informaciones oficiales, fue interceptada una comunicación en la que supuestos miembros de las FARC hablaban en tal sentido.

25.- El 11 de Noviembre de 2002, fueron secuestrados por las FARC, el Obispo de Zipaquirá y Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) Monseñor JORGE ENRIQUE JIMÉNEZ, junto con el párroco Desiderio ORJUELA, en cercanías al Municipio de Topaipí, Cundinamarca. Afortunadamente fueron rescatados por acción de la Fuerza Pública

26.- El 5 de noviembre de 2003.- El sacerdote SAULO CARREÑO de 38 años y Maritza Linares, secretaria del hospital del municipio de Saravena, Arauca, fueron baleados en el casco urbano de esa población. Los hechos se registraron cuando el sacerdote se disponía a ingresar al centro médico a cumplir una misión pastoral con Maritza Linares, quien fue asesinada cuando intentó ponerse a salvo. El comandante de la Policía de Arauca aseguró que “todos estos hechos son obra de los grupos al margen de la ley”. En el área delinquen grupos de las FARC y del ELN.

27.- El 22 de noviembre de 2003.- El frente 10 de las FARC secuestró y posteriormente asesinó al sacerdote JOSÉ RUBÍN RODRÍGUEZ, párroco de La Salina, Diócesis de Arauca cuando asistía a un retiro espiritual en la localidad de Tame. El cuerpo sin vida del sacerdote, de 42 años, fue encontrado, en límites de Tame y Fortul. El sacerdote había adelantado labores de evangelización en el departamento de Arauca bajo las órdenes del asesinado obispo Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, y había reprochado la violencia de las guerrillas. El Obispo Carlos Germán Meza Ruiz condenó el atentado y señaló afirmó que este crimen es inverosímil e inaceptable. Y preguntaba: ¿Para dónde van y dónde están los supuestos ideales de los grupos alzados en armas? Están matando a civiles, en esta zona del país han sido asesinados un obispo y tres sacerdotes.

28.- El 15 de marzo de 2004. En el norte del Departamento de Antioquia fue asesinado por las FARC el sacerdote CESAR DARÍO PEÑA GARCÍA de 42 años. Fue sacado a la fuerza de su parroquia en Raudal, Antioquia. Lo obligaron a subir a una camioneta y lo desaparecieron.
Se sabía que detrás del plagio y posterior crimen estaba el frente 36 de las FARC. La noticia llegó a Roma y el Papa Juan Pablo Segundo, pidió que el sacerdote Peña García, fuera liberado. Las FARC no hicieron caso, a ellos poco importa lo que diga la Iglesia Católica pues no creen en Dios.
Lo fusilaron!

El vicario Pastoral de la Diócesis de Santa Rosa de Osos, Alberto Pérez, informó la triste noticia: el sacerdote había sido asesinado. Y pidió a los terroristas de las FARC que al menos devolvieran su cadáver para brindarle cristiana sepultura.
El 20 de mayo, la Fiscalía informada por dos ex guerrilleros, viajó a donde el cura fue enterrado. Con apoyo del Ejército llegaron al lugar, y exhumaron los restos, no sin antes ser atacados por las FARC, en un intercambio de disparos sin consecuencias.

29.- El 8 de diciembre de 2004, las FARC asesinaron al sacerdote JAVIER FRANCISCO MONTOYA, quien se encontraba en misión pastoral en una zona selvática del departamento del Chocó, al occidente de Colombia. El sacerdote Montoya, de 45 años, fue muerto en la zona de Nóvita, donde fue a celebrar la fiesta religiosa de la Inmaculada Concepción.

30.- 10 de Octubre 2013.- Las FARC expulsaron a seis sacerdotes católicos del Departamento del Putumayo. El obispo de Mocoa, Monseñor Luis Alberto Parra, aseguró que la guerrilla les prohibió evangelizar y oficiar misa. Afirmó: “…han pedido que cerremos los templos, que no visitemos veredas, que no prediquemos, que no celebremos nada religioso”, señaló Monseñor Parra.

(Visitas Totales 1.451 - Visitas Hoy 364 )

ElExpediente, 09 de septiembre de 2017

------------

3. Coronel Plazas envía al Papa lista de víctimas cristianas de la violencia marxista

Escrito por Redacción R+F

Coincidiendo con la beatificación de dos sacerdotes católicos, el Coronel Alfonso Plazas Vegas, víctima de la persecución ideológica y política de nuestro sistema judicial, informa al Papa Francisco sobre algunos casos destacados de víctimas de la violencia marxista y liberal, que dieron testimonio de su valores cristianos.

Esta es la carta:

Bogotá, 4 de septiembre de 2017

A Su Santidad

Papa Francisco

Sumo Pontífice de la Iglesia Católica

Nunciatura Apostólica

Bogotá.

Su Santidad:

Aprovechando su presencia en Colombia, deseo hacerle llegar un resumen incompleto, de los crímenes cometidos por las guerrillas colombianas contra los sacerdotes, recabando el hecho de que no hay una guerra ni un conflicto entre el clero católico y las Farc, Eln y Epl. Sencillamente se trata de delitos atroces cometidos por el crimen organizado identificado con esas siglas, y financiado por el narcotráfico y el secuestro extorsivo, contra inocentes prelados, mártires de esta nación colombiana. Así que no cabría una reconciliación entre los sacerdotes y los guerrilleros, porque ningún mal le han hecho los religiosos a los terroristas.

Tampoco, Su Santidad, ha existido una guerra ni un conflicto entre el pueblo colombiano y las Farc, Eln y otros grupos narcotraficantes y terroristas. Han sido más de cincuenta años de delitos atroces cometidos por el mismo crimen organizado, contra inocentes colombianos, particularmente los más pobres, mártires anónimos de esta barbarie. Así que en la misma forma, no cabría una reconciliación entre el pueblo colombiano y los terroristas de las Farc. Porque al igual, ningún mal le han hecho los colombianos del común a los terroristas.

Denuncio ante Su Santidad al Presidente Juan Manuel Santos, y a las personas religiosas o laicos que lo secundan, por mentir internacionalmente calificando como un “Proceso de Paz”, a los procedimientos para entregarle este país, Colombia, al comunismo internacional, dirigido en este caso por el gobierno de La Habana. Con la gravedad adicional, de pretender el reemplazo de la Fe Católica del pueblo colombiano, por la Secta Satánica llamada los “Santeros Cubanos”, y otras más.

Los rituales del Presidente Santos en estas sectas circulan por las redes sociales. En algunos casos ha participado personalmente. Los sacerdotes de esta nación pueden ilustrarlo al respecto.

Tenga Usted cuidado, Su Santidad, el Presidente Santos es conocido en Colombia por utilizar la mentira como herramienta política para lograr sus propósitos, con frecuencia Non Sanctos. La usa a diario, la usa en la Diplomacia, la usa en la Política, la usa en los medios de comunicación con cinismo y a sabiendas de que el pueblo sabe que está mintiendo.

No se deje enredar con el cuento de los Paramilitares o Autodefensas, Su Santidad. Estas organizaciones igualmente criminales ya fueron desactivadas y sus principales cabecillas están presos en los Estados Unidos. La confrontación bélica entre guerrillas y paramilitares no tenía visos de patriotismo de ninguno de los dos bandos, como ambos lo proclamaban. Era una lucha por el control del narcotráfico.

Algunos de los casos documentados de sacerdotes y miembros de la Iglesia Católica, asesinados por esos grupos.

1.- El 2 de  Octubre de 1989. Mientras realizaba una visita pastoral a la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen de FortulMonseñor JESÚS EMILIO JARAMILLO, obispo de la Diócesis de Arauca fue secuestrado, torturado y asesinado por un comando de la guerrilla del ELN. Su cuerpo fue encontrado con varios tiros de fusil al borde de una carretera.

Su sucesor el obispo Bernal envió a Roma diez años después, en junio de 1998 la solicitud de beatificación, con el apoyo de un grupo de sacerdotes.

2.- El 2 de Octubre de 1990,  con un disparo en el cuello, fue asesinado por las FARC, en San Ignacio del Opón el clérigo JOSÉ ANTONIO BELTRÁN MONSALVE.

3.- El 29 de mayo de 1993, el sacerdote español JAVIER CIRUJANO ARJONApárroco de San Jacinto Bolívar, durmió en la finca de los padres de dos guerrilleros de las FARC. Muy temprano en la mañana, Julio Vega, del EPL ordenó que llevaran al sacerdote a la finca vecina y allí cumplieran con la misión. Así lo hicieron. Los esperaba un señor Tapias, que habría de asesinar a sangre fría y con extrema crueldad al sacerdote.

Cuarenta y siete días después, tropas de Infantería de Marina, hallaron el cuerpo del cura  en una fosa de un metro de profundidad. El sacerdote de 62 años, había sido cruelmente torturado. Los sermones del sacerdote y sus severas críticas a las prácticas guerrilleras, lo habían puesto en la mira. Los más férreos enemigos del cura Cirujano, fueron los integrantes del frente 37 de las Farc y los hombres del grupo de Caraballo del EPL. Julio Vega, del EPL, realizó un juicio revolucionario al sacerdote, lo declaró culpable y la condena fue la pena de muerte.

Después el guerrillero decidió iniciar una campaña para convencer a la opinión pública que las Fuerzas Militares habían asesinado al sacerdote por ser colaborador de la guerrilla, pero la gente no le creyó.

El 12 de junio en un comunicado Vega aceptó haber cometido el plagio e informó que el prelado había sido “ajusticiado” por el EPL con la complacencia de las FARC. Un Juez regional de Barranquilla condenó a los asesinos a 58 años y seis meses de prisión.

4.- El 30 de mayo de 1999 a las 10:00 AM miembros del ELN armados y vestidos de camuflado, aparentando ser se una unidad militar, interrumpieron la misa en la Iglesia de La María, del barrio Ciudad Jardín de Cali, ordenándoles salir por aviso de bomba.  El cura HUMBERTO CADAVID y 285 feligreses, entre ellos ancianos, niños, fueron subidos a  varios camiones. Un guardaespaldas notó que no eran de la fuerza pública y trato de llamar a pedir ayuda, razón por la cual los asaltantes lo degollaron de inmediato.  El Ejército alcanzó a llegar y se enfrentó al ELN en el momento en que cubrían la retirada de quienes se llevaban a los secuestrados. En los combates fueron abatidos dos guerrilleros del ELN y uno quedó herido.

Pero los camiones siguieron rumbo al corregimiento San Vicente. Allí los bajaron de los vehículos y los hicieron caminar cuatro horas por trochas hasta  los Farallones de Cali, donde a las tres de la tarde los guerrilleros les informaron que se trataba de un secuestro político.

5.- El 6  Enero 2002.  El sacerdote RUBÉN RIVERO GÓMEZ fue secuestrado por guerrilleros del ELN, cuando se movilizaba en un automóvil, en la vía Medellín –Bogotá junto con la señora Carmen Rosa de López, de 58 años y un menor de 10 años, quienes fueron liberados horas después. También fueron secuestrados un abogado, y un comerciante. Por fortuna a los dos días el sacerdote Rivero Gómez fue rescatado sano y salvo, por un batallón de contraguerrillas de la cuarta Brigada del Ejército Nacional.

6.- El 14 de enero de 2002.   Fue asesinado el padre GUILLERMO LEÓN CORRALES BEDOYA, de 41 años de edad, en La Estrella (Antioquia).

7.- El 18 de enero de 2002. El cura párroco de la iglesia Nuestra Señora de la Asunción, padre ARLEY ARIAS GARCÍA, fue asesinado por las FARC, a las 6:00 de la tarde, sobre la vía que conduce a Samaná. Dos personas que lo acompañaban, también fueron asesinadas.

El prelado tenía 30 años de edad, se había ordenado hacía nueve y llevaba cinco años y medio en su parroquia. Había ayudado a liberar varios secuestrados y evitó, en varias ocasiones, que la guerrilla y los paramilitares asesinaran ciudadanos. El 22 de noviembre anterior, ya habían asesinado a uno de sus hermanos que trabajaba con la salud.

8.- El 10 de febrero 2002. El padre LUIS ALBERTO TORO fue secuestrado junto con otra persona, por miembros de las FARC, en un retén instalado en la zona del Alto del Trigo, en la carretera entre Bogotá y Villeta.

9.- El 28 de febrero de 2002. Los caficultores de Caicedo y Urrao, en Antioquia, hicieron caravanas por carretera para proteger los cargamentos de café de los frecuentes asaltos de las FARC; una de esas caravanas fue atacada ese día. Miembros del Frente 34 del grupo terrorista golpearon ferozmente a los sacerdotes José Gabriel Segura Urrego, párroco de Caicedo, y Angel Rodríguez, del corregimiento La Encarnación, Mpio de Urrao.

10.- 02 marzo 2002.- Las FARC atacaron la estación de Policía de Funes, Departamento de Nariño a las 8:30 de la noche.  Cinco guerrilleros hablaron con el párroco RAMIRO PAZICHANA y le informaron que atacarían al pueblo si los 13 agentes de la estación no se rendían. Luego de consultarles, el sacerdote les informó que la Policía no entregaría sus armas. La población se reunió en el parque a expresar su solidaridad con los agentes del orden. Los guerrilleros se marcharon, pero volvieron a las 12 de la noche. Lanzaron una granada que cayó en la multitud, asesinando a la asistente del cura y a Alexánder Trejos. El sacerdote y otras diez personas resultaron heridas.

11.- 16 de Marzo 2002. El Arzobispo monseñor ISAÍAS DUARTE CANCINO, fue asesinado a tiros en la ciudad de Cali, por miembros de las FARC, cuando terminaba de oficiar una misa en el distrito de Aguablanca. Le dispararon en las afueras de la Iglesia cuando se dirigía a su vehículo. Uno de los sacerdotes que lo acompañaban, el padre Joaquín Cortés, resultó herido en un brazo. Monseñor Duarte Cancino había sido un fuerte crítico de las acciones violentas de las guerrillas. El jefe de comunicaciones de la arquidiócesis, padre Gersaín Paz, tuvo que salir del país por amenazas contra su vida, por denunciar a las FARC como autoras del crimen. Las autoridades capturaron a ocho milicianos del frente 35 de las FARC, quienes reconocieron que los asesinos fueron miembros de esa organización. Su muerte fue ordenada para frenar la actividad pastoral que realizaba con los jóvenes. La Justicia Colombiana condenó al Secretariado de las FARC por el magnicidio, y les impuso una multa de mil millones de pesos. Hoy los miembros del Secretariado han sido convertidos en altos dignatarios por el actual Gobierno, con el pretexto de la Paz, figurando como candidatos al Congreso sin un solo voto,  y obviamente la multa no la pagaron.

12.- El 6 de abril de 2002,  mientras daba la comunión a sus feligreses, integrantes de la columna móvil Téofilo Forero de las FARC, asesinaron al padre JUAN RAMÓN NÚÑEZ, párroco del municipio de La Argentina (Huila). El crimen se produjo poco después de que el sacerdote clamara en su sermón por la liberación del pequeño productor Abel Hernández, secuestrado por las FARC, en Pitalito, sur del Huila.

13.- El mimo 6 de abril de 2002. El ELN secuestró en Arauca a los sacerdotes SAULO CARREÑO, párroco de Saravena (Arauca) y LUIS TEODORO GONZÁLEZ, párroco de Arauquita, a quienes habían citado en el monte para supuestamente recibir a siete alcaldes, concejales y diputados del departamento de Arauca, secuestrados por el Eln, que debían ser liberados. Por presión de operaciones del Ejército, los sacerdotes fueron dejados en libertad el 10 de abril.

14.- El 21 de abril de 2002. Cuando las FARC secuestraron al gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, y a su asesor de Paz, Gilberto Echeverri durante una marcha de la No-Violencia, también fueron secuestrados

  • el arzobispo de Santafé de Antioquia, monseñor JOSÉ IGNACIO ARISTIZABAL;
  • el obispo auxiliar de Medellín, JORGE IVÁN CASTAÑO;
  • el obispo de Santa Rosa de Osos, monseñor JAIME JARAMILLO MONSALVE y
  • al sacerdote CARLOS ARTURO YEPES VARGAS capellán de la Gobernación.

Como quiera que el Ejército inició la persecución al grupo terrorista FARC, los prelados fueron liberados al día siguiente en el municipio de Urrao.

15.- El 2 de mayo de 2002, Fue atacado por guerrilleros de las FARC, el templo de Nuestra Señora del Carmen, del municipio de  Bojayá, Diócesis del Choco, donde se refugiaban varios feligreses. Las FARC lanzaron cilindros bomba al interior de la iglesia. Los terroristas los acusaban de ser amigos de los paramilitares con quienes estaban enfrentados. En la masacre murieron 119 personas, la mitad de ellas, menores de edad.  Alrededor de otros 120 quedaron heridos.

16.- El 27 de junio de 2002. El sacerdote JOSÉ HILARIO ARANGO SERNA fue asesinado en la parroquia Santa Teresa de Jesús de Cali, después de celebrar la misa,  por dos hombres encapuchados que lo esperaban a las puertas del templo.

17.- El 30 de junio de 2002. El padre Hernando Alarcón, párroco de El Peñón en la Diócesis de Zipaquirá, por acompañar en el retorno a un grupo de desplazados en la inspección de Guayabal, fue amenazado de muerte por las FARC. No pudo regresar a su trabajo pastoral.

18.- El 16 de julio de 2002. Fue asesinada la religiosa MARTA INÉS VÉLEZ SERNAde 44 años, en Mogotes, Santander, el crimen paralizó al municipio, que había recibido en 1999 el Premio Nacional de paz. La monja fue atacada a las 7:45 de la noche en el Instituto Amparo de Madres de la comunidad hermanas Pobres de San Pedro Claver.

19.- El 22 de julio de 2002. El seminarista LUIS CARLOS HENAO JIMÉNEZ, de 23 años, fue asesinado junto con otras dos personas en un retén ilegal del ELN, cerca de Yarumal, Antioquia.

20.- El 20 de septiembre de 2002. El padre JOSÉ LUIS ARROYAVE llevaba ocho años de trabajo en las peligrosas comunas de Medellín, manejadas por las milicias urbanas de las FARC, cuando fue asesinado a tiros. Fue atacado cuando se encontraba visitando a los feligreses en el sector del Barrio San Javier.

21.- El 27 de septiembre de 2002.  El párroco del municipio de Restrepo (Valle), JORGE SÁNCHEZ RAMÍREZ fue asesinado a tiros en una masacre cuando viajaba en un automóvil con otras tres personas.  Fueron interceptados y asesinados.

22. – El 17 de octubre del 2002 en zona rural de Anserma Caldas, miembros de la guerrilla del ELN asesinaron a Monseñor  GABRIEL ARIAS POSADA junto a su conductor. Después de almorzar ellos salieron hacia la zona rural de Anserma, cumpliendo la tarea humanitaria de llevar el dinero que los subversivos exigían para liberar al ex gobernador del Quindío, Ancizar López, secuestrado por el mismo grupo terrorista del ELN.

Hacia las 6 de la tarde el padre Alirio Calderón, vicario general de la Diócesis de Armenia, viajaba hacia una de las veredas, cuando encontró en el camino los cadáveres del padre Arias y su conductor. Cada uno había recibido dos disparos.

23.- El mismo 17 de octubre de 2002. El padre JOSÉ LUIS CÁRDENAS HERNÁNDEZ, de 31 años, salió temprano de la casa cural, como lo hacía diariamente, a trotar por las calles de Chalán, Departamento de Sucre. Afuera lo esperaban tres hombres. El sacerdote los saludó, sin imaginar que eran sicarios de las FARC. Poco después se oyeron disparos. A las 6:30 de la mañana el cuerpo del padre Cárdenas quedó tendido con cinco impactos de bala en la calle del pueblo donde había realizado su labor pastoral en los últimos siete meses. El comandante de Policía de Sucre, coronel Norman León Arango, informo que el crimen fue cometido por la cuadrilla llamada frente 35 de las FARC.

24.- El 23 de octubre de 2002 Obispo de la Diócesis de Garzón, Monseñor Libardo Ramírez Gómez, dio a conocer, amenazas contra su vida. Según las informaciones oficiales, fue interceptada una comunicación en la que supuestos miembros de las FARC hablaban en tal sentido.

25.- El 11 de Noviembre de 2002, fueron secuestrados por las FARC, el Obispo de Zipaquirá y Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) Monseñor JORGE ENRIQUE JIMÉNEZ, junto con el párroco Desiderio ORJUELA, en cercanías al Municipio de Topaipí, Cundinamarca. Afortunadamente fueron  rescatados por acción de la Fuerza Pública

26.– El 5 de noviembre de 2003.- El sacerdote SAULO CARREÑO de 38 años y Maritza Linares, secretaria del hospital del municipio de Saravena, Arauca, fueron baleados en el casco urbano de esa población.  Los hechos se registraron cuando el sacerdote, quien llevaba cinco años como párroco de la iglesia de Cristo Rey, se disponía a ingresar al centro médico a cumplir una misión pastoral con Maritza Linares, quien fue asesinada cuando intentó ponerse a salvo. El comandante de la Policía de Arauca aseguró que “todos estos hechos son obra de los grupos al margen de la ley”. En el área delinquen grupos de las FARC y del ELN.

27.- El 22 de noviembre de 2003.-  El frente 10 de las FARC secuestró y posteriormente asesinó al sacerdote JOSÉ RUBÍN RODRÍGUEZ, párroco de La Salina, Diócesis de Arauca cuando asistía a un retiro espiritual en la localidad de Tame. El cuerpo sin vida del sacerdote, de 42 años, fue encontrado, en límites de Tame y Fortul. El sacerdote había adelantado labores de evangelización en el departamento de Arauca bajo las órdenes del asesinado obispo Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, y había reprochado la violencia de las guerrillas. El Obispo Carlos Germán Meza Ruiz condenó el atentado y señaló afirmó que este crimen es inverosímil e inaceptable. Y preguntaba: ¿Para dónde van y dónde están los supuestos ideales de los grupos alzados en armas? Están matando a civiles, en esta zona del país han sido asesinados un obispo y tres sacerdotes.

28.- El 15 de marzo de 2004. En el norte del Departamento de Antioquia fue asesinado por las FARC el sacerdote CESAR DARÍO PEÑA GARCÍA de 42 años. Fue sacado a la fuerza de su parroquia en Raudal, Antioquia. Lo obligaron a subir a una camioneta y lo desaparecieron. Se sabía que detrás del plagio y posterior crimen estaba el frente 36 de las FARC. La noticia llegó a Roma y el Papa Juan Pablo Segundo, pidió que el sacerdote Peña García, fuera liberado. Las FARC no hicieron caso,  a ellos poco importa lo que diga la Iglesia Católica pues no creen en Dios.

Lo fusilaron!

El vicario Pastoral de la Diócesis de Santa Rosa de Osos, Alberto Pérez, informó la triste noticia: el sacerdote había sido asesinado. Y pidió a los terroristas de las FARC que al menos devolvieran su cadáver para brindarle cristiana sepultura. El 20 de mayo la Fiscalía, informada por dos ex guerrilleros, viajó a donde el cura fue enterrado. Con apoyo del Ejército llegaron al lugar, y exhumaron los restos, no sin antes ser atacados por las FARC, en un intercambio de disparos sin consecuencias.

29.- El 8 de diciembre de 2004, las FARC asesinaron al sacerdote JAVIER FRANCISCO MONTOYA, quien se encontraba en misión pastoral en una zona selvática del departamento del Chocó, al occidente de Colombia. El sacerdote Montoya, de 45 años, fue muerto en la zona de Nóvita, donde fue a celebrar la fiesta religiosa de la Inmaculada Concepción.

30.- 10 de Octubre 2013.-  Las FARC expulsaron a seis sacerdotes católicos del Departamento del Putumayo. El obispo de Mocoa, Monseñor Luis Alberto Parra, aseguró que la guerrilla les prohibió evangelizar y oficiar misa. Afirmó:

 “…han pedido que cerremos los templos, que no visitemos veredas, que no prediquemos, que no celebremos nada religioso”, señaló Monseñor Parra.

La advertencia de  las FARC también es para pastores protestantes. La orden es no reunir a las comunidades para predicar.

31.-  El 1º de Septiembre de 2014.- El padre JESÚS ADRIÁN SÁNCHEZ COY, párroco del corregimiento de El Limón, municipio de Chaparral (Tolima), fue asesinado por las FARC. Las razones del crimen: estaba impidiendo que niños engañados fueran a ingresar a las filas del grupo terrorista.  El hecho se presentó en el Colegio Agropecuario La Granja. Hasta el lugar llegaron dos milicianos y desde el patio del plantel llamaron al padre Sánchez. El párroco acudió y los sicarios le dispararon cuatro veces, delante de sus alumnos, niños de un promedio de doce años de edad. Su cuerpo quedó tendido en el piso. El asesinato fue ordenado por el frente 21 de las FARC, en el momento en que se realizaban en La Habana los acuerdos llamados “de paz” entre el gobierno Santos y las FARC.

32.- El 28 de julio de 2017, el sacerdote Diomer Eliver Chavarría, de 31 años de edad fue hallado muerto en Raudal, un corregimiento de Puerto Valdivia, Antioquia. El religioso murió por diversos impactos de bala. La Diócesis de Santa Rosa de Osos confirmó que el presbítero fue hallado en la casa cural. El alcalde de Valdivia, Jonás Darío Henao Cardona manifestó: “La comunidad cerró la puerta y estamos a la espera de la Sijín para realizar el levantamiento del cadáver pues esta zona es compleja por orden público con presencia del ELN”, indicó el mandatario de Valdivia.

“La sangre de los sacerdotes asesinados ya no es noticia en Colombia“, escribió hace unos años un periodista en “Mondo e Missione”, una publicación italiana del Pontificio Instituto para las Misiones Extranjeras

Esto, por terrible que parezca, es cierto. Antes estas muertes constituían un escándalo por tratarse de crímenes sacrílegos, pero hoy apenas si lo mencionan. Es otro grave síntoma de la degradación moral y social del país.

ALGUNOS CASOS DE CRÍMENES EN PASTORES Y MISIONEROS NO CATÓLICOS

Aún cuando no existe un sistema de registro sobre el homicidio de los pastores y misioneros protestantes, el Consejo Evangélico de Colombia estima que en los últimos diez años han sido asesinados 133 pastores evangélicos en el país
Junio 2001 – agosto 2002

 

  • El 30 de junio de 2001 en Aguachica, Cesar, guerrilleros del ELN asesinaron a cuatro representantes de la Iglesia Evangélica.
  • El 25 de agosto de 2001 en el barrio Alfonso López, Cali, asesinaron al pastor cristiano Guillermo Hernández.
  • El 18 de diciembre de 2001, en Algeciras, Huila, zona bajo control de las FARC, cuando terminaba el culto en la iglesia cristiana Movimiento Misionero Mundial, asesinaron al pastor Manuel Antonio Cruz, de 40 años.
  • El 28 de febrero de 2002, en la Zona de Distensión, el pastor Héctor Peña Bernal, fue asesinado por las FARC
  • El 6 de mayo de 2002, en el municipio de Tolú Viejo, Sucre, Fredy Urueta Barreto, pastor de una iglesia evangélica, fue asesinado por hombres vestidos con prendas estilo militar.
  • El 14 de junio de 2002, en San Vicente del Caguán, Caquetá, el pastor José Vicente Flórez, religioso del movimiento Misionero Mundial, fue asesinado en pleno culto.
  • El 4 de agosto de 2002, en la inspección de Campo Hermoso, de San Vicente del Caguán, Caquetá, Abel Ruiz, pastor de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia, fue asesinado a tiros por las FARC

Los registros de la Conferencia Episcopal indican que desde 1984 a la fecha han sido asesinados 83 sacerdotes, 8 religiosos (5 monjas, 3 hombres) y tres seminaristas, al igual que un arzobispo y un obispo. En el mismo periodo otros 17 obispos y 52 sacerdotes han sido víctimas de amenazas. En 2013 tres sacerdotes han sido asesinados. Cinco obispos, 27 sacerdotes, un misionero y un diácono, han sido secuestrados por grupos al margen de la ley. Los sucesos han ocurrido a lo largo y ancho del territorio del país en zonas controladas por la guerrilla donde sacerdotes, pastores y misioneros desempeñan labores misionales y sacerdotales, y ejercen liderazgo comunitario.

Sobre la destrucción de templos, es emblemático el caso de Bojayá, Chocó. Además, las cifras de Pastoral Social entre 1986 y noviembre 7 de 2002 (falta información de quince años entre 2003 y la fecha) señalan 57 iglesias y/o casas curales destruidas total o parcialmente, o averiadas con daños en techos, fachadas, vitrales, en ataques ocurridos dentro del mal llamado conflicto armado. (Son ataques de las Farc, porque ni el Ejército, ni la policía bombardean iglesias)

Son muchos los casos de irrespeto de los lugares de culto como el caso ya relatado de la iglesia de La María en Cali y el de la muerte de los miembros del Ejército mientras estaban en misa en Pitalito, Huila.

Esas son las Farc, respetado Papa Francisco, con quienes el Presidente Santos ha llegado a un supuesto acuerdo de paz, rechazado por el voto de los colombianos, e impuesto por el primer mandatario. Acuerdo que en realidad no es otra cosa que un compromiso de protección al crimen organizado. Es decir a los autores de este martirologio del cristianismo en Colombia, y de los colombianos más pobres, aquellos a quienes usted, Su Santidad, ha manifestado venir a consolar.

Con toda atención:

LUIS ALFONSO PLAZAS VEGA

CC# 17’108.499 de Bogotá

Dirección: Club militar de Oficiales.

Celular: 321 4921016

Imagen: HSB Noticias

Fuente: http://www.razonmasfe.com/actualidad/coronel-plazas-envia-al-papa-lista-de-victimas-cristianas-de-la-violencia-marxista/

-----------

4. Con la beatificación del obispo Jaramillo, el Papa le envía un mensaje al ELN

Ana Karietna León Quiroga 

Hoy el Papa Francisco beatificará en Villavicencio al obispo de Arauca Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, asesinado hace 28 años por el ELN.  Su crimen y que haya sido a manos del Domingo Laín, el frente que le debe su nombre a un sacerdote español que estuvo en las filas del ELN hasta que murió en combate en 1974 es símbolo de la paradójica relación que ha tenido esta guerrilla con la Iglesia.

“Más de la mitad de Arauca está viajando a Villavicencio a recibir al Papa”, le dijo a La Silla José María Bolívar, vicario de la Diócesis de Arauca.  

Además de la emoción que sienten muchos colombianos de ver al máximo jerarca de la Iglesia Católica, los araucanos tienen un motivo adicional para asistir al evento de hoy: ver al sacerdote que hizo tanto por su tierra recompensado.

El mártir de Arauca

Jesús Emilio Jaramillo Monsalve nació el 14 de febrero de 1916 en Santo Domingo, Antioquia. De familia campesina, Jaramillo estudió en el Instituto de Misiones Extranjeras de Yarumal y ahí nació su vocación por el sacerdocio. Estudió filosofía y teología y en 1940 se convirtió en sacerdote.

Se destacaba por su inteligencia y su oratoria, que le ayudaron a que su comunidad lo enviara a Bogotá a hacer un doctorado en teología en la Universidad Javeriana y luego lo nombraran director del seminario.

En 1971, cuando el padre Jaramillo pasó de ser el superior de la comunidad de Misioneros de Yarumal, Antioquia a obispo de Arauca, esa comunidad de sacerdotes llevaba ya más de 50 años dirigiendo la Iglesia Católica en la región.

Por ser misioneros, su trabajo no se enfocaba exclusivamente en afianzar la fe católica sino también en ayudar a los pobres.

A eso se dedicó el obispo Jaramillo

“Yo lo invitaba a que visitáramos las veredas y él con ese sentido de misionero, salía a pesar de las inclemencias de los caminos y la montaña, e iba acompañar las comunidades, sobre todo para ayudar a los indígenas, a los campesinos y a los jóvenes”, le dijo a La Silla Álvaro Hernández, uno de los sacerdotes que trabajó con monseñor Jaramillo y hoy es párroco en Tame.

En Arauca, lo recuerdan por la gestión que hizo junto a los párrocos de la época para construir infraestructura en el corregimiento La Esmeralda, que en ese entonces era el epicentro del piedemonte araucano, la región más empobrecida.

Construyó el hospital Ricardo Pampuri, que en su momento fue un centro especializado en enfermedades tropicales; el Instituto San José Obrero, en donde había programas de alfabetización para los campesinos y además capacitaciones técnicas agropecuarias, liderazgo comunal y catequesis; y el Hogar Juvenil Campesino, un internado para los niños de los lugares más apartados.

Todo esto lo hizo cuando Arauca vivía la bonanza petrolera y a la par estaba convulsionada por la aparición del frente Domingo Laín del ELN. Ambos hechos marcaron la obra del obispo, cuya beatificación está buscando la Diócesis de Arauca desde 1998.

La Mannessmann

En 1983, tras el descubrimiento del pozo petrolero Caño Limón, Arauca cambió sustancialmente. No solo llegó más gente del interior del país atraídos por el oro negro, sino que el frente Domingo Laín del ELN se empoderó en la medida en que encontró en la potencial explotación de petróleo una forma de ganar dinero y a su vez de hacerse visible en el panorama nacional.

Al año siguiente, la multinacional alemana Mannesmann le pagó al Domingo Laín entre dos y veinte millones de dólares -según la fuente consultada- para poder terminar de construir el oleoducto de Caño Limón, ante la amenaza de esa guerrilla de dinamitarlo.

Con ese pago la empresa logró cobrar el premium por terminar la obra a tiempo, y el ELN logró fortalecerse en todo el país, multiplicando sus frentes. En Arauca, se hizo aún más poderoso.

Según tres sacerdotes y el actual gobernador, Ricardo Alvarado, la intermediación del obispo Jaramillo fue fundamental para que la multinacional alemana Mannesmann pudiera construir el oleoducto Caño Limón - Coveñas y a su vez invirtiera en el desarrollo social de la región.

“La Manessman en plena plaza pública de Saravena y frente a cientos de campesinos le entregó el cheque a monseñor Jaramillo por lo que le iban a reconocer a la gente”, le contó a La Silla monseñor Carlos Leal, quien en ese entonces era el párroco en La Esmeralda. “Aunque esa plata no la manejó la Diócesis sino una junta de líderes campesinos, decidieron que en el acto, de manera simbólica la recibiera monseñor Jaramillo”.

El obispo, según las fuentes locales consultadas, tenía en común con la naciente guerrilla el propender por el bienestar y desarrollo de la región pero diferían en el método.

Mientras la guerrilla de orientación castrista le apostaba a la lucha armada para reclamar sus derechos, el Obispo promovió mayor presencia del Estado y aunque no se declaró en oposición a la guerrilla nunca avaló la lucha armada.  Por el contrario, con su evangelización, le fue ganando terreno a la propuesta de alzarse en armas.

“Monseñor Jaramillo estaba disputando vereda a vereda al ELN la adhesión, o prácticamente había dos discursos. El discurso pastoral de un obispo misionero que viajaba y se metia por cuanta vereda y se llenaba de barro hasta la cabeza, y la guerrilla que estaba pidiendo la mejora de sus condiciones y buscando tomarse el poder”, le dijo a La Silla Carlos Velandia, exdirigente del ELN.  “La verdad es que se estaban disputando las bases sociales (...) La guerrilla lo vio como una amenaza para su proyecto”.

Lo paradójico es que el ELN más que un ejército es como una ONG católica armada, una guerrilla en la que la Iglesia que representa el Papa Francisco ha tenido y tiene una gran influencia.

Prueba de esa influencia es que la mesa de negociación en Quito solo se movió cuando los jefes de la guerrilla se enteraron que venía el Papa en septiembre y sintieron la ilusión de encontrarse con él.  

Por eso no es casualidad, que justo hayan anunciado el cese bilateral de fuego transitorio al comienzo de esta semana que coincidía con la visita de Francisco. Y que, según lo anunciaron, hoy pedirán perdón nuevamente por el asesinato del obispo Jaramillo.

Hace 30 años, la corriente de la Iglesia que dominaba en el ELN -y que estaba representada por los curas guerrilleros Camilo Torres y Manuel Pérez, quien fue el comandante en jefe de la época del asesinato- era la teología de la liberación, la cual el obispo Jaramillo nunca aceptó.

“En el ELN se expresaba el radicalismo de los sacerdotes de izquierda pero al mismo tiempo ese radicalismo en las ideas de la teología de la liberación se convertía en una especie de censura a las corrientes religiosas que no seguían ese pensamiento más radical dentro de la Iglesia”, le dijo a La Silla el columnista de Semana León Valencia, exdirigente del ELN.

En palabras de monseñor Carlos Leal “ellos querían una revolución en la que nosotros como sacerdotes debíamos involucrarnos obligatoriamente. Era ‘sí a la evangelización’ pero con fusil al hombro”.

Según monseñor Leal, semanas antes del asesinato de monseñor Jaramillo, en la región empezó a rumorarse que el ELN quería ajusticiar al Obispo y él mismo lo sabía.

Finalmente, el 2 de octubre de 1989, esa guerrilla interceptó el carro en el que se movilizaba en zona rural de Arauquita, lo llevó monte adentro y despachó a sus acompañantes con la promesa de que tendrían que recogerlo al día siguiente para llevarle un mensaje al Gobierno. Luego lo mató.

Decidieron matarlo porque en el ELN decían que era cercano al Gobierno, aún cuando en la región fue conocido por no haber tomado bando en la guerra.

“A monseñor Jaramillo lo declararon muy amigo de las empresas petroleras del momento. Decían que él era un aliado del Gobierno”, le dijo a La Silla el vicario José María Bolivar.

El día de las exequias, la gente se agolpó en la iglesia Santa Bárbara de Arauca hasta las 12 de la noche para despedirlo. En medio del temor y en silencio, la región reprobó su muerte.

“La gente decía ‘no, esto ya es el colmo. Si matan a un obispo a quién no van a matar’”, dijo monseñor Jorge Acevedo, otro de los entonces párrocos de Arauca.  

La desbandada de la iglesia

Aunque desde el Comando Central de la guerrilla, según le contaron Valencia y Velandia a La Silla, el ELN pidió perdón y lo reconoció como un error, la zozobra en Arauca creció.

Antes de que terminara el año, cinco sacerdotes más de la Diócesis de Arauca fueron trasladados por el Obispo de Norte de Santander, quien quedó encargado de la Diócesis de Arauca temporalmente. Uno de ellos, monseñor Jorge Acevedo, le dijo a La Silla que aún hoy no sabe por qué se tuvo que ir de la tierra donde nació.

“Yo decía ‘pero ¿por qué me tengo que ir?’ Yo estaba trabajando con los jóvenes, iba a veredas. No sé por qué tuve que salir”.

Sin embargo, monseñor Carlos Leal, que también tuvo que salir, le contó a La Silla que en su caso sí se fue porque se lo advirtieron.

“Un mes después de la muerte de monseñor Jaramillo fui a un retiro en Cúcuta. Estando allá, conocidos me llamaron, me dijeron que corría peligro si me dejaban regresar a Arauca, que lo mejor era que no volviera. Yo no hice caso y volví a mi parroquia. A los pocos días un campesino me dijo ‘lo queremos mucho, lo amamos pero vivo padre, van a atentar contra usted también’ y ahí sí me tuve que ir”, contó Leal.

Ese mismo año, a finales de noviembre, el ELN llevó a cabo su segundo congreso nacional y tanto el Comando Central como la mayoría del grupo armado le reprocharon a los delegados del Domingo Laín el asesinato.

Según Velandia, hubo una “intervención política” como castigo (ese frente no tuvo representación en el Coce varios años).

León Valencia le dijo a La Silla que no hubo sanciones de otro tipo porque “el Domingo Laín era un frente muy díscolo y hacer sanciones era casi producir una escisión con ese frente”.

No obstante, ese hecho sí fracturó por dentro al ELN.

Según Valencia, una de las razones que lo motivó a él y a buena parte de la Corriente de Renovación Socialista a dejar el ELN, fue el asesinato de monseñor Jaramillo.  

En el mismo Arauca, mucha gente dejó de seguir al ELN por eso mismo. De ahí, el profundo significado que tiene para los araucanos la beatificación del sacerdote hoy por parte de Francisco.

Monseñor Jaramillo no fue el único

Después del homicidio, la Diócesis entró en un año de duelo. Un año en el que tras haber perdido a su obispo y a cinco de sus párrocos, dejaron de ir a las veredas con tanta regularidad.

Solo un año después, fue asignado nuevamente un obispo en propiedad y entonces, según nos relató el padre Álvaro Hernández, “fue como empezar de nuevo”.

Desde entonces, la Iglesia ha sido clave en medio del conflicto en Arauca.

Por un lado, tal y como nos lo dijeron los sacerdotes, la Iglesia siempre ha sido el puente entre la guerrilla y la institucionalidad a la hora de liberar un secuestrado, por ejemplo. Y en esta zona los secuestros de ganaderos, contratistas, políticos y gente del común se cuenta por miles.

Por otro, la guerra entre las Farc y el ELN por la disputa del territorio araucano entre 2003 y 2010, llegó a su fin luego de que la Iglesia junto a otros líderes sociales del departamento sirvieran de mediadores ante el Secretariado de las Farc y el Coce del ELN.

A pesar del rol humanitario que ha jugado, la Diócesis araucana ha sido duramente golpeada.

En 1985, antes de la muerte del obispo, ya habían asesinado al párroco de Fortul, Raúl Cuervo. Luego, en 1998, mataron al capellán de la Policía de Arauca, Jesús Manuel Serrano. Y en noviembre de 2003, asesinaron al párroco del municipio La Salina -es de Casanare pero hace parte de la Diócesis de Arauca y lo mataron en Arauca-, José Rubín Rodríguez y al párroco de Saravena, Saulo Carreño.

Aunque en la prensa de la época mencionan que fueron “grupos guerrilleros” y la gente que lo recuerda asumió que había sido uno de los dos, Farc o ELN, ninguno de esos crímenes fue resuelto.

Sobre las causas, tampoco se sabe nada a ciencia cierta pero los sacerdotes con los que hablamos nos dijeron que todos tenían una cosa en común con el obispo: no compartían la lucha armada.

“Lo que hace diferente a la iglesia de Arauca a todas las diócesis del país es el carisma martirial. Ser mártir significa ser testigos de la fe hasta derramar la sangre, como ha pasado acá”, le dijo a La Silla el padre araucano Deisson Mariño.

El año pasado, la Diócesis presentó la solicitud ante la Unidad de Víctimas para ser reconocida como víctima del conflicto armado. Finalmente, en junio de este año, la Unidad los reconoció como sujeto de reparación colectiva y están en el proceso de diagnóstico para determinar cuál va a ser la reparación.

“Es una Diócesis en un territorio marcado por el conflicto. En medio de eso la Iglesia lo que hace es acompañar el sufrimiento de la gente. Ese acompañamiento se hace en todas partes pero aquí la Diócesis hace parte de las víctimas”, le dijo a La Silla el actual obispo de Arauca, Jaime Muñoz Pedroza.

En la ceremonia de hoy, además de la beatificación de Jaramillo y del padre Pedro María Ramírez Ramos, que murió en el Bogotazo, el Papa va a tener un encuentro con cerca de 6 mil víctimas del conflicto armado y va a presidir un acto en el que dos víctimas se reconciliarán con sus victimarios.  

El mensaje que quiere dejar el Papa en su visita en la tierra llanera es el de la reconciliación. ¿Lo escuchará el ELN?

La Silla Vacía, 08 de septiembre de 2017

------------

5. Víctimas de las FARC: "El Papa vino y se irá engañado"

Salud Hernández-Mora

No creen que el viaje papal cierre heridas ni suponga un aval ciego al proceso de paz. La Federación Colombiana de Víctimas de las FARC, la más grande del país, que agrupa a 125.000 afectados por la guerrilla, considera que el Presidente "trajo al Santo Padre para lavarle los crímenes a las FARC y les salió el tiro por la culata. Francisco afirmó que una de las sombras de la sociedad es no tener compasión por las víctimas. Y en Villavicencio predicó que la reconciliación no significa legitimar las injusticias", le dice a este diario Herbin Hoyos, su Presidente.

La Federación ha sido muy crítica del acuerdo de paz, razón, a su juicio, de que siempre los excluyan. "Para el gobierno, pedirle explicaciones a las FARC supone ir contra la reconciliación", asegura Hoyos.
"Tampoco la Iglesia quiso escucharnos", asegura Sofía Gaviria, senadora liberal y una de las fundadoras de la ONG. Su hermano fue secuestrado cuando encabezada una marcha por la paz y le asesinaron en cautividad un año más tarde. "Somos la Federación de víctimas de terrorismo más numerosa del mundo y ni siquiera contestaron nuestra solicitud de una cita. El Papa tiene una ruta dirigida por el gobierno que impide que quienes tenemos toda la legitimidad para hablar de la realidad del proceso de paz, podamos hacerlo. De acuerdo que el mensaje del Papa genera mucha ilusión, pero, a mi juicio, vino engañado y se irá a Roma engañado".
La Federación denuncia la falta de acciones de las FARC que sugieran auténtico arrepentimiento. "Si hablamos del concepto netamente católico de reconciliación, las FARC no han cumplido y el gobierno no les generó la obligación de emprender ese camino. Para la Iglesia, el arrepentimiento comienza por el acto de contrición del que cometió el delito. Las FARC no lo han hecho", asegura Hoyos, director también de "Voces del secuestro", programa radial que lleva 23 años al aire. "Luego viene la petición de perdón y decir la verdad de por qué cometieron el crimen. Tampoco han cumplido".

El Mundo, Madrid, 09 de septiembre de 2017

-----------

6. El papa ora por militares y policías heridos y caídos en combate

Audio: Escuchar en BluRadio

Por: EFE

El papa Francisco agradeció hoy a las Fuerzas Armadas y la Policía de Colombia su contribución y sacrificios por la paz del país, antes de partir a la ciudad de Villavicencio, segunda etapa de su visita pastoral.

Decenas de militares y policías y sus familias, así como el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y la cúpula militar en pleno acudieron al acto para despedir a Francisco, celebrado en la pista de la base militar de Catam, anexa al aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá.

"Quiero agradecerles lo que han hecho y lo que hacen por la paz poniendo en juego la vida, eso es lo que hizo Jesús, nos pacificó; el Padre puso en juego su vida y la entregó, esto nos hermana más a Jesús, arriesgar para hacer paz, para lograr paz, gracias de corazón por todo esto", les dijo el pontífice.

Francisco, que visita Colombia con un mensaje de paz y reconciliación para superar las divisiones que ha dejado en el país la firma del acuerdo con las FARC, expresó además a los presentes su deseo de que se consolide este propósito.

"Ojalá que puedan ver consolidada la paz en este país que se lo merece", agregó el obispo de Roma, quien recibió de dos niños una planta con la paloma de la paz como obsequio.

También expresó a los militares y policías presentes, entre los cuales había varios heridos en combate y lisiados de guerra, "todo lo que han hecho, lo que hacen y lo que seguirán haciendo"durante su visita, que dijo es "trabajo añadido".

Por su parte el obispo castrense de Colombia, Fabio Suescún Mutis, pidió al papa la bendición para "este sector que lucha por la paz", lo que calificó de "una delicada misión".

"Estos hombres y mujeres que creen en Jesús y aman a la Virgen, con espíritu cristiano han entregado sus vidas y sacrificado aún su integridad personal para garantizar la seguridad y el libre ordenamiento democrático de nuestra patria", manifestó el prelado.

Tras los breves saludos, el papa invitó a los presentes a rezar "en silencio por todos los caídos y por todos los que quedaron heridos, algunos están aquí entre nosotros", acto que fue seguido por el rezo del Ave María.

 

Entre los asistentes estaba Emperatriz de Guevara, madre del mayor Julián Ernesto Guevara Castro, un policía colombiano secuestrado por las FARC en la toma a Mitú, ciudad en las selvas del sureste del país, el 1 de noviembre de 1998.

El mayor Guevara es uno de los casos emblemáticos de la degradación del conflicto armado colombiano porque murió en cautiverio a finales de enero de 2006, a los 41 años de edad, y su cadáver fue enterrado en la selva.

En 2010, las FARC accedieron a entregar sus restos a su madre y el oficial fue ascendido de manera póstuma a teniente general.

Concluido el acto, el papa y su comitiva abordaron un avión de Avianca que lo lleva a Villavicencio donde oficiará una misa campal y presidirá dos actos de perdón y reconciliación con unas 6.000 víctimas del conflicto armado colombiano. EFE

BluRadio, 08 de septiembre de 2017

-----------

7. Obispos venezolanos se reunieron con el papa: "El diálogo no es posible con un gobierno totalitario"

Ver: Video

El cardenal venezolano Jorge Usosa Savino, le ofreció una entrevista exclusiva a NTN24 tras reunirse con el papa Francisco en Colombia.

El cardenal considera imposible implementar el diálogo en Venezuela, pues asegura que el gobierno de Nicolás Maduro no está interesado en negociar.

"El dialogo y la cultura del encuentro que desea el papa Francisco en Venezuela no es posible porque el Gobierno no atiende razones (...) No hay ni condiciones claras ni garantías seguras". Aseveró. 

Urosa además reiteró que en Venezuela se implementa un “sistema totalitario” que no da garantías seguras para forjar un diálogo verdadero.

“El gobierno está empeñado en implantar un sistema totalitario estatista comunista y no atienden razones a quienes les decimos que ese camino es un camino equivocado”.

“El papa en una entrevista que dio el 29 de abril de este año decía que para que haya dialogo debía haber condiciones claras y garantías seguras , actualmente no hay condiciones claras ni garantías seguras porque el gobierno está empeñado en un sistema totalitario donde tenga el dominio de todos”.

En el encuentro estuvieron presentes el Cardenal Jorge Urosa Savino, el Cardenal Baltazar Porras, el Monseñor José Luis Azuaje, Monseñor Mario Moronta y Monseñor Jesús González de Zárate.

Redacción NTN24 Venezuela

NTN24, 07 de septiembre de 2017

------------

8. Presidente Juan Manuel Santos no viaja a misa del papa en Medellín

Pese a que su presencia, junto al expresidente Uribe Vélez, estaba casi confirmada, el primer mandatario no acudirá a la misa campal en la capital antioqueña.

Redacción Digital BLU Radio

Este sábado se conoció que el presidente Juan Manuel Santos no asistirá a la misa campal del papa Francisco en el aeropuerto Olaya Herrera de Medellín, pese a que se tenía prevista su presencia, como en anteriores eventos del sumo pontífice en Bogotá y Villavicencio.

En la mañana de este mismo día se conoció también que el papa viajará a la capital antioqueña en un Airbus A320 “solo con su séquito. En otro avión iría el vicepresidente Naranjo y la primera dama, o solo el vicepresidente”, informó Jorge Alfredo Vargas desde la base militar Catam.

Este viernes el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, había confirmado en diálogo con Blu Radio que el primer mandatario viajaría a esa ciudad y tal vez se ubicaría cerca del expresidente Álvaro Uribe Vélez durante la misa campal, en un encuentro esperado por muchos.

Asimismo, se conoció que el presidente Santos estará este domingo en Cartagena, en lo que será el cierre de la visita apostólica de Francisco a Colombia.

BluRadio, Bogotá, 09 de septiembre de 2017

------------

9. La Plata celebró con la beatificación del padre Pedro María Ramírez

El 24 de octubre fue escogido por el Papa como el día del beato huilense.

Más de 2.000 habitantes del municipio de La Plata (Huila), de donde es oriundo el padre Pedro María Ramírez Ramos, ‘El mártir de Armero’, viajaron en buses a Villavicencio (Meta) para acompañar este viernes la ceremonia de beatificación que presidió el papa Francisco.
“El momento en que se leyó la biografía del padre Pedro María fue emocionante, en la ceremonia hubo muchas lágrimas”, afirmó el alcalde de La Plata, Luis Armando Ricardo, quien encabezó la delegación que llegó desde el martes pasado a la capital del Meta.

“Las familias echaron mano de sus ahorros para costear tiquetes, hospedaje y comida, pero el gasto valió la pena, pues vivimos una ceremonia que nos conmovió a todos”, agregó el mandatario, quien confesó que, a él, el nuevo beato no le ha concedido milagros, “pero voy a insistir con varios favores”.

Las familias echaron mano de sus ahorros para costear tiquetes, hospedaje y comida, pero el gasto valió la pena 

Según el Alcalde, el 24 de octubre fue escogido por el Papa como el día del beato huilense, y para esa fecha La Plata ofrecerá una variada programación con celebraciones religiosas por la presencia de peregrinos de todo el país, “que llegarán a pedir su milagrito”.
“El padre nos escucha a todos, de eso estamos seguros”, aseguró el Alcalde. Al hablar de milagros, una mujer, de más de 70 años y quien también participó de la ceremonia en Villavicencio, aseguró que, “por un milagro del padre Pedro María, me gané la lotería del Huila”.
Fue en 1980 y durante 3 días ella puso un billete de la lotería del Huila sobre una foto del padre Ramírez, a la que “día y noche le pedía de rodillas me socorriera para una casa”.
Narró que, desde entonces, no se cansa de dar gracias a este sacerdote que nació un 23 de octubre de 1899 en La Plata y fue asesinado el 10 abril de 1948 en Armero, un día después de la muerte del caudillo liberal Jorge Eliecer Gaitán.

Con el millón de pesos que le desembolsó la lotería, la mujer adquirió una vivienda nueva y por eso repite que “el padre no demoró en contestar mis súplicas”.
Fernando Floriano, sacerdote de la parroquia San Sebastián, en el municipio de La Plata, explicó emocionado que la ceremonia de beatificación “fue majestuosa y de infinita fe”.
“Los habitantes de La Plata no hemos dejado de celebrar, todos estamos felices por este regalo de Dios”, afirmó el sacerdote y agregó que en el parque del municipio se instalaron pantallas y televisores para ver la transmisión de la ceremonia de beatificación.
NEIVA

El Tiempo, Bogotá, 08 de septiembre de 2017

-----------

10. Consulta cerrada para candidato presidencial

Que el candidato presidencial por el uribismo se elija mediante consulta cerrada o una convención, pidió el precandidato presidencial  por el Centro Democrático, Rafael Nieto Loaiza. Dijo asimismo que si llega a la Presidencia, lo que hará es ajustar el acuerdo de paz, pero no hacerlo trizas, porque es mejor tenerlos desmovilizados que echando bala.  

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo cree que debe ser el mecanismo para escoger al candidato presidencial?

RAFAEL NIETO: La consulta abierta lo que hace es que terceros puedan decidir y lo que digo es que hay que restringir la posibilidad de que terceros participen y que hay que concertar la decisión de la base fundamental del uribismo. Puede ser por una consulta cerrada, una convención, puede ser un cónclave, en fin habría que buscar el mecanismo exacto, pero sí tengo claro que no puede ser por vías de una consulta abierta.

ENS: ¿Cómo avanza su precandidatura para la Presidencia?

RN: Muy bien, estoy recorriendo el país de un extremo a otro, hablando con los ciudadanos, escuchando sus problemas y sus necesidades, trabajando en conjunto con ellos para encontrar soluciones y compartiendo mis ideas y las estructuras básicas de lo que debería ser un programa de este gobierno para el 2018.

ENS: ¿Qué preocupaciones ha encontrado?

RN: Hay dos temas que son recurrentes. Uno, una enorme preocupación por el deterioro de la seguridad ciudadana que está vinculado en particular al microtráfico y a la drogadicción, y por el otro lado una queja sistemática sobre el estado de la economía que se percibe como raquítica, que ha generado enormes dificultades para el ciudadano de a pie, ha perdido su capacidad de ahorro y también parte de su capacidad de consumo.

ENS: ¿Frente al microtráfico qué se puede hacer?  

RN: El narcotráfico sigue siendo el principal problema de seguridad en Colombia, eso está fuera de discusión. Hasta el 31 de diciembre del 2016 se registraron 188 mil hectáreas de narcocultivos en Colombia, yo no dudo en afirmar que eso es resultado del pacto con las Farc y se produce tanta coca que lo que hacen es buscar mercados internos para colocar en ese mercado lo que hoy ya no exportan. Eso lo hacen por medio del microtráfico y esta es una política comercial para convertir en drogadictos de manera deliberada a nuestros jóvenes.

ENS: ¿Y qué hacer entonces?

RN: Montar los incentivos perversos que hay para los narcocultivos y para el narcotráfico, atacar a las organizaciones vinculadas con el narcotráfico, la disidencia de las Farc, el Eln y las bandas criminales y con aquellas vinculadas con el microtráfico, las bandas, los combos y las pandillas y montar un agresivo programa de prevención de la drogadicción para tratar de advertirles a nuestros jóvenes que tienen que negarse frente a la seducción que les plantea a los jíbaros que están dedicados a vender la droga para generar mercados a profundidad y a fondo.

ENS: ¿Qué más se puede hacer?

RN: Hay que estudiar la posibilidad de disminuir la edad de responsabilidad penal, porque hemos encontrado un aumento enorme en el uso de menores de edad en actividades criminales, sobre la base que al final no tienen que responder por los delitos que cometen. Creemos que allí se generó un incentivo perverso para que los criminales usen a los niños en esas actividades, que si desmontamos ese incentivo probablemente se disminuirán el número de menores vinculados en estas actividades. Hay que atacar de fondo a los narcotraficantes y a las organizaciones criminales que están vinculadas a ellas.

Reajustaría el acuerdo de paz

ENS: ¿Usted reajustaría el acuerdo de paz?   

RN: No tengo la menor duda de que ese pacto entre Santos y las Farc es un pacto ilegitimo, es un pacto espurio, no lo era antes del plebiscito pero después de que ganó el No sin duda el pacto ya no tiene ninguna legitimidad. Dicho esto no es menos cierto que en cuanto a mí corresponde yo prefiero tener a esos 9 mil bandidos de las Farc en la civilidad y no en el monte echando bala, por tanto uno debería procurar mantener unas condiciones mínimas en ese pacto que permita no darle excusas a los milicianos de las Farc para que vuelvan a sus actividades criminales. 

ENS: ¿Pero entonces hay que hacerle cambios?  

RN: Hay que hacerle cambios sustantivos a ese pacto porque afecta de manera grave, porque pone en peligro la democracia, el principio de igualdad frente a la ley, la propiedad privada e incentivos del narcotráfico, por tanto hay que hacerle cambios correspondientes.

ENS: ¿Y cuáles son las modificaciones? 

RN: Lo primero es que hay que sacar de la Constitución el pacto. Es inaceptable que el resultado de una negociación termine siendo parte de la Constitución, eso no se ve en ninguna otra parte, sin duda lo que genera una gran inestabilidad y riesgo para la política. Hay que recuperar la Constitución del 91, eso creo que es una de las primeras tareas, y la segunda es eliminar el cogobierno, hay que recuperar la gobernabilidad y el mandato ciudadano expresado en las urnas.

ENS: ¿Qué otra modificación?

RN: En el pacto se establece un conjunto de derechos a favor de las Farc que no tienen los ciudadanos comunes y corrientes. Se les da a las Farc principio de igualdad pero no para premiar al que se comporta bien, sino para premiar al bandido, esa es la otra cara de la moneda, y esa otra cara es un incentivo a la violencia y un mensaje antiético, y antipedagógico. Ese principio está ahí en los acuerdos básicamente de que ser pillo paga, es decir que si usted es un criminal y es capaz de delinquir de manera sistemática durante más de 50 años, al final el Estado claudica, el Estado se arrodilla y termina dándole al criminal derechos y prerrogativas.     

El Nuevo Siglo, Bogotá, 09 de septiembre de 2017

-----------

11. El Gobierno está tapando una realidad que preocupa”: María del Rosario Guerra

Video: https://youtu.be/oJCKxqhncJk

· “Necesitamos recuperar el Catatumbo, porque sino lo recuperamos, con el gobierno narcocorrupto de Maduro en Venezuela, cada día la seguridad nacional de Colombia se va a complicar por el lado de Venezuela”.

Cúcuta, 9 de septiembre de 2017 (CD). La precandidata presidencial María del Rosario Guerra denunció que el gobierno Santos encubre una realidad de violencia que azota a varias regiones del país, como el Catatumbo, en donde se registran secuestros, extorsión y extensas hectáreas de cultivos ilícitos.

“Lo cierto es que hoy el Catatumbo, Norte de Santander, tiene cerca de 30 secuestros, tema inaceptable, y el gobierno está tapando una realidad que preocupa”, advirtió.

María del Rosario Guerra explicó que es necesario recuperar a esta región del país de todos los flagelos que generan violencia.

“Al Catatumbo tenemos que recuperarlo y por eso exigimos: primero, una erradicación obligatoria de los cultivos de coca tanto manual como aérea. Segundo, estamos exigiendo una lucha frontal contra las disidencias de las Farc, contra el Eln y contra las bandas criminales que hacen presencia especialmente en la zona del Catatumbo”, dijo.

Como una tercera propuesta María del Rosario Guerra indicó que debe ejecutarse una amplia inversión social para beneficiar estos habitantes.

“Necesitamos recuperar el Catatumbo, porque sino lo recuperamos, con el gobierno narcocorrupto de Maduro en Venezuela, cada día la seguridad nacional de Colombia se va a complicar por el lado de Venezuela”, advirtió. 

Sometimiento a la justicia

Durante su diálogo con los medios de comunicación de la ciudad, la Precandidata a la Presidencia dijo que está de acuerdo con el sometimiento a la justicia de las bandas generadoras de violencia, lo que debió hacerse con las guerrillas para evitar la impunidad.

 

“Es lo que le hubiera pedido a las Farc y al Eln, aquí hay q someterse a la Constitución y a la Ley. Todo aquel que quiera que se le respeten los derechos tiene que someterse a la Constitución y a la Ley”, dijo.

Añadió que: “no lo que hemos visto con las Farc, que en vez de haberse sometido, el Gobierno se les arrodilló; o ahora con el Eln que hablan de un cese bilateral, cuando debió haber sido un cese unilateral. Cuántas voladuras de oleoductos ya lleva el Eln en lo trascurrido de este año. ¿Quieren que el Estado colombiano sea generoso? Sométanse a la Constitución y a la ley y respétenlo”.

(Fin)

------------

12. “Hay que exigir a victimarios que pidan perdón y que sus actos cambien, no como hoy que los han maquillado”: María del Rosario Guerra

Video: https://youtu.be/TipiKuaTxG8

Cúcuta, 9 de septiembre de 2017 (CD).  La Precandidata Presidencial destacó la visita del Papa Francisco a Colombia y el mensaje que dejó para el país. 

“Yo estoy muy contenta con la visita del Santo Padre, yo estuve ayer en la misa de Villavicencio, entre otras cosas, porque el mensaje ha sido muy claro: primero, un mensaje de reconciliación y de justicia, es muy importante y aquí se ha olvidado, y un mensaje muy importante de perdón ante tanta víctima”, aseguró.  

Lamentó que se pretenda manipular esta visita pastoral y el mensaje del Papa.

“A mí me sorprende que en la reunión de víctimas estuvieran las de los paramilitares principalmente, pero no vi víctimas de las Farc. Yo espero que esta manipulación que han querido hacer algunos organizadores por parte del Gobierno, no lleve a que el Santo Padre se vaya mal informado”, expresó.

La Senadora y Precandidata Presidencial del Centro Democrático, aseguró que confía en que el Sumo Pontífice haya podido percibir la realidad colombiana.

“Yo sé de su inteligencia, y que ha escuchado a tantos colombianos, espero se lleve un mensaje claro: aquí hay que condenar todas las fuentes de la violencia, pero también hay que exigir a esos victimarios que pidan perdón y que sus actos cambien, y no como hoy que los han maquillado”, puntualizó.

(Fin)

------------

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes