Facebook

     SiteLock

Última hora
Verdad e Historia I - Martes, 21 Noviembre 2017 07:30
El Centro Democrático es el centro - Martes, 21 Noviembre 2017 07:09
La paz en veremos - Martes, 21 Noviembre 2017 07:09
La difícil decisión de Álvaro Uribe - Martes, 21 Noviembre 2017 07:09
Una Justicia de terror - Martes, 21 Noviembre 2017 07:09

Ni Higuita ni Poncho Zuleta le marcharon a las Farc Destacado

  • Domingo, Sep 03 2017
  • Escrito por 

COLOMBIAN NEWS

2 de septiembre de 2017

1.    ¿Las Farc abandonan la lucha armada?

2.    Demandan ante CNE el nombre y símbolo del partido Farc

3.    Ni Higuita ni Poncho Zuleta le marcharon a las Farc

4.    Cara a cara de Alejandro Ordóñez  con Jaime Bayly

5.    El Papa no se reunirá con las Farc en Colombia

6.    Escándalo de corrupción en la arquidiócesis de Cali

7.    Corrupción y afrenta banalizadas     

8.    Hallan restos de otro “desaparecido” del Palacio de Justicia

¿Las Farc abandonan la lucha armada?

Por Eduardo Mackenzie

https://twitter.com/eduardomackenz1/status/903639672852582401

Periódico Debate, Bogotá

http://www.periodicodebate.com/index.php/opinion/columnistas-nacionales/item/16365-las-farc-abandonan-la-lucha-armada?/

1 de septiembre de 2017

“Las Farc entran resueltamente en política” escribía antier Anne Proenza en una crónica para Le Soir, de Bruselas (1), sobre la reunión de las Farc en Bogotá en la que alias Timochenko, el cabecilla de la organización narcoterrorista, explicó muy frescamente que cuando se transformen en partido “no cambiarán sus fundamentos ideológicos” ni su “proyecto de sociedad”.

La periodista francesa funda su apreciación en la vaga creencia que muchos comparten en estos días, sobre todo en Europa: que esa banda –ahora llamada Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, Farc--, “ha abandonado definitivamente la lucha armada”, como Proenza lo dice en su artículo.

No obstante, lo de la creación de un “nuevo partido político” y lo del abandono “definitivo” de la “lucha armada”, decisiones discutidas en las reuniones, casi todas a puerta cerrada, de esta semana, habrá que tomarlo con escepticismo. Pues la tal reconversión positiva de la banda tiene el aspecto de un fenómeno provisorio, que puede transformarse, de la noche a la mañana, en su contrario.

Lo más dudoso es lo del abandono de la lucha armada. De hecho, las Farc siguen echando bala a través de un sector especial: las pretendidas “disidencias”. ¿Ha visto alguien un gesto real o una declaración de ruptura entre esas dos entidades? No. Esa denominación es, pues, un artificio para jugar en dos tableros al mismo tiempo. Nadie olvida, por otra parte, el pacto firmado en La Habana, entre las Farc y los jefes del Eln, en medio de las negociaciones con Santos, para que las dos estructuras marxistas no perdieran el control de ciertas zonas a causa del “proceso de paz”.

La palabra clave para entender los contornos de esta situación es “implementación”. Si los colombianos eligen en mayo de 2018 un nuevo presidente de la República que esté decidido a sacar al país del lodazal moral, institucional, judicial, económico y diplomático en que lo hundió Juan Manuel Santos, las Farc van a dejar de lado sus discursos dulzarrones de ahora. Dirán que el nuevo gobierno no quiso “implementar” los acuerdos Santos-Farc y que a ellos, en consecuencia, no les queda otra salida que “volver al monte”. Así, la incongruidad de la creación de un partido político “legal”, pero con bases ideológicas leninistas, habrá terminado.

En cambio, si las Farc logran forjar con las facciones en crisis del santismo y del bolchevismo cultural una “gran coalición” y ésta pervierte el escrutinio y gana la elección, el nuevo poder acelerará la entrega del país. En ese caso, las Farc obtendrán el “gobierno de transición” que buscaron siempre, mostrarán su verdadero rostro y desalojarán, antes que nada, a los tontos útiles que les ayudaron a llegar a esa posición.

Pero tendrán que desatar una ofensiva brutal y masiva contra las mayorías pues los colombianos no van a ceder el país y sus libertades sin luchar a muerte para defender su patria.

Para que las bases de las Farc no duden acerca del carácter doble del juego actual, Timochenko les dijo algo: que en lo inmediato no harán un aprendizaje de las reglas democráticas, es decir que no se embarcarán en “debates complicados” con nadie, pues el único argumento serán “las masas organizadas y el movimiento en los más diversos escenarios”.

Lo que traducido al lenguaje corriente quiere decir que la violencia (las “masas organizadas”) será empleada por ellos en todos los terrenos y “escenarios”. Y que eso será así aunque las Farc se disfracen de partido “legal”.

Para que la opinión desprevenida pueda dormir tranquila Timochenko apeló al eterno clisé fariano de querer instalar “un régimen político democrático” que garantice “la paz con justicia social”, así como –no podía faltar--, el “respeto a los derechos humanos” y un “desarrollo económico con bienestar para todos”.  ¡Excelente!

No es la primera vez que las Farc hacen promesas y hasta una pausa espectacular para engañar a Colombia. Luego del plebiscito de 1957, los jefes de la banda armada, no aún bautizada Farc, se instalaron en la vida civil con la venia de las autoridades. Tirofijo fue nombrado inspector de carreteras, en el Tolima. Otros cabecillas importantes, como Charro Negro, Isauro Yosa e Isaías Pardo, trabajaban en sus fincas. Eso terminará en 1960, con la organización secreta de un bastión guerrillero en la región del Támaro, que más tarde será conocida como Marquetalia, y en la posterior ofensiva guerrillera auspiciada por Moscú y La Habana que algunos recuerdan.

El otro momento de falsa distención ocurre tras los acuerdos imprecisos de La Uribe, durante el gobierno de Belisario Betancur. En mayo de 1984, las Farc anuncian que “abandonarán gradualmente” la acción armada y los secuestros, pero sin entregar un solo fusil. Lo cuenta Jacobo Arenas, secretario político de las Farc en ese momento, en un libro. Tirofijo anuncia que será candidato presidencial. La Unión Patriótica, partido de las Farc, aparece en mayo de 1985, y varios cuadros guerrilleros, como alias Iván Márquez,  van a las ciudades a “hacer política”. Ello desata una guerra interna. La escisión de José Fedor Rey, alias Javier Delgado, en junio de ese año, intenta asesinar a Hernando Hurtado, un dirigente del PCC. Delgado dice actuar en represalia por las órdenes de asesinato emitidas por la dirección del PCC contra él y su grupo. Después, Carlos Enrique Cardona, alias Braulio Herrera, un ex dirigente de la UP, decide matar decenas de sus propios guerrilleros. Así terminó esa pausa y comenzó la hecatombe de la UP y la formación de las temibles coordinadoras guerrilleras.

Los que creen que las Farc han cambiado “definitivamente” y que ellas van a abandonar el método leninista de la combinación de todas las formas de la acción criminal, deberían estudiar un poco la historia del comunismo colombiano. Pues lo de ahora es una repetición, en condiciones diferentes y en un plano más vasto, de operaciones anteriores.

Mientras las Farc no rechacen explícitamente su ideario político, y su “proyecto de sociedad”, ningún cambio real positivo se puede esperar de ellas. Pues su ideología tradicional, cuya vigencia fue ratificada antier por Timochenko, los incrusta en un proyecto que supera los alcances de las mismas Farc.

Las Farc sigue haciendo parte de la internacional castro-chavista, el Foro de Sao Paulo. Siguen teniendo combatientes, cuarteles, oficinas, fincas, redes e inversiones en la Venezuela de Maduro y en la Cuba de Raúl Castro. El secretariado no es la dirección real de las Farc. Reconvertidas o no en partido “legal” en Colombia, las Farc seguirán dependiendo de la suerte que corra la aventura “revolucionaria” de Cuba y Venezuela en el continente. 

Como las Farc no representan otra cosa que a ellas mismas, como no encarnan realmente los intereses de sectores sociales, su proyecto no puede estar desconectado de la agenda de esas dos dictaduras. La continuidad de las Farc depende de la continuidad de la empresa subversiva en el continente.

Los jefes de las Farc saben que su situación es frágil pues el proyecto cubano-venezolano está en crisis y va hacia un derrumbe. Por eso quizás algunos buscan anclarse en la acción política. Sin embargo, al burlarse de la opinión pública al insistir en una paz basada en la impunidad, en una entrega mínima de armas, en la no reparación de las víctimas, en la no liberación de los niños-soldados, en la muerte judicial de sus adversarios, en su ambición de apoderarse de poblaciones, plantaciones, minas y territorios, su índice de impopularidad, que ya supera el 80% según las encuestas, no les facilitará el trabajo. La resistencia contra ellos será grande y de largo aliento.

Claro, los guerrilleros de base de las Farc merecen una oportunidad para salvar sus vidas, su libertad y su salud mental. El problema de ellos es enorme. Esos “muchachos”, como los llama Juan Lozano, siguen encadenados por sus jefes y las cadenas de todos ellos salen de la Habana y pasan por Caracas.

(1).- http://www.lesoir.be/111526/article/2017-08-30/en-colombie-les-farc-entrent-resolument-en-politique

------------------------------------------------------------------------

Demandan ante CNE el nombre y símbolo del partido Farc

Por Daniel Armirola Ricaurte

El Colombiano, Medellín

http://www.elcolombiano.com/colombia/paz-y-derechos-humanos/demandan-ante-cne-el-nombre-y-simbolo-del-partido-de-farc-DI7219353

1 de septiembre de 2017

“Queremos que lo asocien con nosotros cuando vean una rosa”, dice alias Iván Márquez.

Un día después de que las Farc anunciaran el nombre de nuevo partido político, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, y el respectivo logo de una rosa roja, el Consejo Nacional Electoral (CNE) recibió una demanda encabezada por el abogado Hollman Ibáñez.

Según manifestó este viernes Ibáñez al diario La República, el partido no debería continuar reproduciendo la sigla con la que se conoció al grupo armado por más de 50 años (Farc) por respeto a las víctimas. Otro argumento que expuso Ibáñez fue respecto al nuevo símbolo de las Farc, al apuntar la supuesta similitud gráfica entre la rosa y la imagen de La Internacional Socialista, tal como del Movimiento Primero Ibagué. Ayer, en la rueda de prensa de las Farc, Iván Márquez, Jefe de la Delegación de Paz, defendió el nuevo símbolo del grupo. “Queríamos buscar un signo que fuera conocido, que se encontrara por todas partes, y queremos que lo asocien con nosotros cuando vean una rosa, porque la rosa también tiene una visión positiva”, indicó.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Ni Higuita ni Poncho Zuleta le marcharon a las Farc

Colombian News, Bogotá

1 de septiembre de 2017

El ex arquero René Higuita rechazó la postulación inconsulta que hicieron los propagandistas de las Farc al incluir el nombre del famoso futbolista colombiano en una lista de eventuales candidatos de esa formación para las elecciones de 2018. Higuita aclaró que no hará parte de las futuras listas de Farc pues está comprometido únicamente, dice, con el deporte en su calidad de entrenador de porteros del Atlético Nacional.  Uno de los líderes de las FARC, Ricardo Téllez, alias "Rodrigo Granda", lanzó el nombre de Higuita como integrante posible de futuras listas de esa organización.

"Presumo que las FARC, a juzgar por las noticias de prensa, quieren actuar en el campo deportivo como medio de penetración social, para lo cual -pienso yo- habrían estimado que yo podría ser una figura útil en su plan”, escribió Higuita en su comunicado de prensa. Alias "Granda" informó que ellos habían invitado al encuentro fariano de Bogotá al futbolista argentino Diego Armando Maradona, pero que éste no había podido venir a Colombia  porque está en los Emiratos Árabes Unidos.

Por su parte, el artista vallenato Tomas Alfonso Poncho Zuleta tampoco quiere servir de comparsa de las Farc.  Las Farc habían incluido su nombre y su imagen abusivamente en la propaganda que invitaba al concierto del 1 de septiembre en Bogotá. El equipo de prensa de Poncho Zuleta indicó que la agenda oficial de éste durante este fin de semana incluía solo  dos conciertos en Bogotá, uno en la Discoteca Agua Panela y Bingo y otro en Obras Sociales de la Policía Nacional, ambos el 1 de septiembre. El 2 de septiembre, el artista se presentará en el Club Cazadores de la ciudad de Cúcuta.    

Poncho Zuleta también se había negado a cantarle a las Farc en Conejo, Guajira, durante la sorpresiva ocupación que hizo esa guerrilla, con gente armada, hace unos meses. La falsa fiesta tuvo que ser aplazada sin razón alguna pues el artista explicó que  no estaría en dicho “concierto”.

El comunicado completo de Higuita:

http://www.elespectador.com/noticias/paz/rene-higuita-ataja-invitacion-de-farc-para-integrar-sus-listas-del-congreso-articulo-711165

Sobre el rechazo de Poncho Zuleta:

https://blog-vallenatoymasna.blogspot.com.br/2017/08/poncho-zuleta-se-niega-cantarle-las-farc.html

----------------------------------------------------------------------------------------------

Cara a cara de Alejandro Ordóñez  con Jaime Bayly
Entrevista de Jaime Bayly

Bayly Show, Miami

29 de agosto de 2017

Entrevista concedida por el candidato presidencial Alejandro Ordóñez Maldonado, ex Procurador General de la República, con el periodista peruano Jaime Bayly. Hablan del nefasto acuerdo “de paz” entre Juan Manuel Santos y las Farc,  de la amenaza del “socialismo del Siglo XXI” en Colombia, del robo del resultado del plebiscito nacional del 2 de octubre de 2016 y del reto del país en las próximas elecciones presidenciales de mayo de 2018.

Video de la entrevista:

https://www.youtube.com/watch?v=82wTTXLFFLI

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

El Papa no se reunirá con las Farc en Colombia

Por Fernando Tineo

http://www.notiminuto.com/noticia/el-papa-no-se-reunira-con-las-farc-en-colombia/

1 de septiembre de 2017

Tampoco lo hará con opositores ni obispos venezolanos.

El argentino Jorge Bergoglio, el Papa Francisco, viajará la próxima semana a Colombia en visita pastoral programada entre el 6 y el 10 de septiembre. En la misma, no tiene planificado ningún encuentro o reunión con guerrilleros de las FARC, miembros de la oposición ni obispos venezolanos. El portavoz del Vaticano, Greg Burke, manifestó que el sumo pontífice hará algunas referencias al proceso de paz en su viaje por tierras cafeteras pero “Francisco va a Colombia a anunciar el evangelio”, concluyó. 

----------------------------------------------------------------------------------------     

Escándalo de corrupción en la arquidiócesis de Cali

Por William Calderón y Fernando Londoño

La Hora de la Verdad

Radio Red RCN, Bogotá

31 de agosto de 2017

A pocos días de la visita a Colombia del Papa Francisco, dos sacerdotes enviaron una carta a varios periodistas.  Allí, German Robledo y Hernán Betancur acusan a Monseñor Darío Monsalve, arzobispo de Cali, por la pérdida de dos mil millones de pesos. Agregan que desde el aleve asesinato de Monseñor Isaías Duarte Cancino,  anterior arzobispo de Cali, y ex obispo de Urabá, ultimado por sicarios de la guerrilla comunista Farc, se viene dando un deterioro patrimonial culposo, con visos de corrupción administrativa, en esa arquidiócesis. Los denunciantes aseguran que monseñor Monsalve nombra jóvenes sacerdotes al frente de parroquias de Cali y les exige la entrega  de determinados “aportes” monetarios al citado arzobispo, conocido por su reputación “progresista” y por sus contactos “espirituales” con miembros de la banda narco terrorista Eln. En octubre de 2016, monseñor Monsalve fue acusado por Elmer Montaña, abogado de una familia de dos niños abusados por un cura de Cali, de haberle ofrecido dinero para que rechazara defender a esas víctimas. Monsalve no admitió ni negó la acusación.

Según autoridades judiciales, dos sicarios, contratados alias “Pablo Catatumbo”, un cabecilla de las Farc, tramitó un permiso de 72 horas para salir de la cárcel y dio muerte a monseñor Isaías Duarte Cancino, a la salida de un oficio religioso, el 16 de marzo de 2002. En 2012, “Catatumbo” y otros seis miembros de la banda Farc, fueron condenados a 25 años de cárcel por ese crimen. Según la investigación judicial, Víctor Julio Suárez Rojas, alias “Mono Jojoy”, el jefe militar de las Farc en ese momento, fue quien dio la orden a “Catatumbo” de organizar la liquidación física del prelado. Jojoy murió el 22 de septiembre de 2010, en una acción de la fuerza pública colombiana. En cambio, “Catatumbo” fue dejado en libertad por orden del gobierno de Juan Manuel Santos para que fungiera como “negociador de paz” en los encuentros Santos-Farc en La Habana.

Audio completo de la discusión:

https://www.youtube.com/watch?v=U_YICcXWd70&feature=youtu.be

----------------------------------------------------------------------------------------------

Corrupción y afrenta banalizadas     

Por Darío Acevedo Carmona

El Espectador, Bogotá

http://periodicodebate.com/index.php/opinion/columnistas-nacionales/item/16333-corrupcion-y-afrenta-banalizadas

27 de agosto de 2017

Después de aquella frase burlona de Santrich “quizás, quizás, quizás” cuando le preguntaron si las Farc iban a entregar las armas y pedir perdón a las víctimas, pensé que nada superaría esa demostración de cinismo, pero, como para demostrarnos que la dirigencia de esa organización no tiene límites para mofarse de la dignidad de los colombianos como no los tuvo para asesinar y destruir, dos acciones recientes nos recuerdan su desfachatez.

La primera fue el anuncio del nombre del partido -Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia- con el que entrarán a disfrutar de las generosas gabelas concedidas por el Gobierno Nacional. A primera vista no habría razón para ponerse alerta por la conservación de las siglas, en el pasado lo hizo el EPL (Esperanza, Paz y Libertad), el M-19 mantuvo su nombre precedido de “Alianza Democrática”.

Pero, entre esas experiencias y la de ahora hay profundas diferencias, en especial en lo referente a la seriedad y la transparencia de aquellas fuerzas, muy diferente a lo que las Farc han mostrado: arrogancia, burlas, mentiras e incumplimientos. De modo que vale preguntarnos ¿por qué insisten en mantener unas siglas Farc que nos recuerdan asaltos, pescas milagrosas, secuestros, asesinatos de soldados y policías, masacres, despojo a campesinos?

Leeremos y escucharemos muchas voces que nos llamarán a tener confianza y a ver en esa decisión algo de poca trascendencia. No comparto esa visión idealizada sobre las intenciones de una guerrilla cuyos jefes reafirman cada que se les ofrece un micrófono o una cámara que ellos no tienen de qué arrepentirse, que no van a entregar sus armas sino “colocarlas a un lado”, que ellos son rebeldes luchadores populares, que son marxista-leninistas (cosa que también ha sido banalizada en los medios) y como dijo Santrich “Nunca dejaremos de ser Farc”.

En buena letra se desprende que se enorgullecen de su identidad, que no tienen conciencia de culpa ni van a reconocer la comisión de crímenes horrendos, por tanto, tampoco tienen víctimas a sus espaldas. Y es ahí en donde cabe a la perfección su opíparo ofrecimiento según denuncia del Fiscal General: traperos, exprimidores, vasos, sartenes, sal de frutas, talcos, bienes inmuebles inidentificables, construcción de vías. Esta ofensa a la dignidad de los miles que sufrieron sus atrocidades y al pueblo colombiano es equiparable a la violación de la Constitución y del ordenamiento institucional que en nombre de la paz engañosa impuso el presidente Santos.

Como para que no nos quepa duda de que estamos ante una auténtica tragedia del absurdo cuyo libreto consiste en burlarse de los colombianos, el expresidente Samper y el presidente Santos, en el evento conmemorativo de los veinte años del ministerio de la Cultura, se trenzaron en un duelo de chistes alrededor de la palabra mermelada. Palabra que todos asociamos con la destinación fraudulenta de dineros públicos a altos dignatarios de otros poderes paran obtener su apoyo.  El escenario de la bufonada fue ni más ni menos el teatro Colón, una bella reliquia y patrimonio de la nación. Los fantasmas que habitan tradicionalmente estos tablados deben haber salido despavoridos ante espectáculo tan repugnante.

Una sociedad abrumada por la corrupción de Odebrecht, Reficar, pirámides de las elites, violación de topes de campañas presidenciales, mafias en la Corte Suprema, y un larguísimo etcétera, el señor Samper, resucitado en mala hora por su compañero de escena y que detenta un enorme poder burocrático, le dice a Santos en tono burlesco “en mi gobierno hubo “mermelada” pero era poca comparada con el suyo”. Este le replicó inmediatamente “pero si Usted era conocido como el rey de la mermelada”, se oyeron sonoros aplausos y risas de la concurrencia como si se estuviera en presencia de una obra de humor tipo “Los monólogos de la vagina”. Entonces Samper, el mismo al que Santos intentó darle un golpe de estado, le respondió “sí, pero no era tanta y la mía era dietética”, de nuevo gran hilaridad.

No eran Tola Y Maruja los que divertían al público ni los de La Luciérnaga ni el sobrino del “elefante” con sus grotescos apuntes, era un acto oficial y dos personas que banalizaban sus “dignidades” como pilluelos de barriobajero haciendo bromas con el cuerpo del delito oficial más detestable de los últimos siete años, ese producto corrosivo, símbolo de compra de conciencias, de untadas a magistrados, generales, congresistas, periodistas, obispos.

Nada más ni nada menos que un expresidente de ingrata recordación y otro en ejercicio, que, independiente de la opinión negativa que los afecta, no tienen derecho a pisotear, como lo hicieron, sus investiduras, el acto oficial, el sitio, el público y el país.

Que al parecer no tienen conciencia del mal o lo banalizan, pensando que irrigar con mermelada todos los intersticios institucionales no es delito. Deslucieron sus trajes, sin pudor, grotescamente, para recibir el aplauso que no han podido conquistar en las calles quizás porque no han hecho nada que lo merezca.

Hacer chistes con aquello que tiene el país al borde del colapso es el mayor acto de cinismo que hayamos podido presenciar de parte de las dos personas más poderosas de este gobierno. Si este es un país de asesinos, de cafres, de vividores, de mafiosos de “mierda”, de violentos, como lo sostienen muchos intelectuales “progres” y de izquierda, solo hacía falta que dos miembros destacados de la oligarquía nacional cual par de granujas se sumaran al coro de los que nos ofenden en materia grave en nuestras propias narices.

-------------------------------------------------------------------------------------------

Hallan restos de otro “desaparecido” del Palacio de Justicia

Por Daniel Armirola Ricaurte

El Colombiano, Medellín

http://www.elcolombiano.com/colombia/paz-y-derechos-humanos/hallan-restos-de-bernardo-beltran-desaparecido-del-palacio-de-justicia-CA7222127

1 de septiembre de 2017

El Instituto de Medicina Legal identificó este viernes los restos mortales de Bernardo Beltrán Hernández, otro de los desaparecidos durante la toma y retoma del Palacio de Justicia, ocurrida el 6 y 7 de noviembre de 1985. Tal como informan medios nacionales, los restos del que para la época de los hechos trabajaba como mesero en la cafetería del Palacio, fueron hallados en un cementerio de la ciudad de Manizales.

Concretamente,  investigadores hallaron los despojos de Beltrán en la tumba del magistrado auxiliar José Alberto Echeverry, quien falleció durante el holocausto. Por tanto, en las próximas semanas, tras cumplir con los requisitos legales, se entregarán los restos de Bernardo Beltrán a sus familiares.

Durante 31 años, la familia del trabajador de la cafetería del Palacio de Justicia luchó por saber qué le había pasado a su ser querido. Hoy, después de tres décadas de búsqueda, las autoridades les notificaron que sus restos fueron encontrados. Bernardo habló por última vez con su hermana Sandra, quien para la época tenía solo 20 años, y que lo recuerda como una persona alegre y apasionada por el fútbol. Para el momento de la toma del Palacio, Bernardo tenía 24 años y había recién terminado sus estudios de Mesa y Bar en el SENA.

La historia del hallazgo de sus restos se da de forma similar a otras, puesto que el pasado 2 de junio fueron identificados los despojos de Héctor Beltrán, también empleado de la cafetería del Palacio, pero esta vez en Barranquilla, en la tumba del magistrado auxiliar Julio César Andrade.

---------------------------------------------------------------fin------------------------------------------------

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes