Facebook

     SiteLock

Última hora
Una verdadera reforma a la justicia - Sábado, 23 Septiembre 2017 05:56
Festival Cuna de Acordeones - Sábado, 23 Septiembre 2017 05:56
El oportunismo - Sábado, 23 Septiembre 2017 05:56
Colombia: caos o salvación - Sábado, 23 Septiembre 2017 05:56
Un referendo absurdo - Sábado, 23 Septiembre 2017 05:56

Las Farc amenazan de nuevo: “los enemigos de la paz son más fuertes” Destacado

  • Miércoles, Jul 12 2017
  • Escrito por 

COLOMBIAN NEWS

11 de julio de 2017

1.    Las Farc amenazan de nuevo: “los enemigos de la paz son más fuertes”

2.    La Fiscalía General sindicó a tres magistrados de favorecer red criminal

3.    Colombia, la transnacional del crimen

4.    Gasolina para el incendio

5.    Esas cosas que nos dicen       

6.    Muerte al tirano

7.    Los últimos días de la dictadura: el poder enloquecido

8.    Hamburgo y el nuevo asalto de la violencia progresista

9.    Bienvenidos al infierno

Las Farc amenazan de nuevo: “los enemigos de la paz son más fuertes”

Por Jorge Herrera

Blu Radio, Bogotá

http://www.bluradio.com/nacion/segunda-mision-de-la-onu-llega-cuando-enemigos-de-la-paz-son-mas-fuertes-farc-146602

http://www.bluradio.com/regionales/atentado-de-disidencias-de-farc-en-guaviare-deja-seis-heridos-146510

10 de julio de 2017

Luego que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobara por unanimidad una segunda misión de la ONU en Colombia para verificar la implementación de los acuerdos, el integrante del Estado Mayor de las Farc, alias ‘Andrés París’, dijo, en diálogo con Blu Radio, que esa decisión llega en un momento en el que “los enemigos de la paz se hacen más fuertes”.  Dijo que la segunda misión es pertinente para darle continuidad a los compromisos que se pactaron en La Habana.

‘París’ sostuvo que se necesita una presencia internacional en el tema ya que son muy fuertes los enemigos de la paz “que ya no son agazapados sino de frente”.  Dijo que la segunda misión es pertinente para darle continuidad a los compromisos que se pactaron en La Habana por parte del Gobierno Nacional, las Farc y la comunidad internacional.   ‘París’ insistió que la decisión del Consejo de Seguridad contrasta con las declaraciones de las últimas semanas del fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, y el procurador general de la Nación, Fernando Carrillo, quienes han hecho críticas al modelo de Justicia Especial para la Paz y las visas a los guerrilleros extranjeros.  “Contrasta con sectores del Estado que no se ponen de acuerdo. La firma de los acuerdos por parte del Gobierno se hizo a nombre del Estado colombiano. Ya es hora que el Gobierno como cúspide del Estado aplique disciplina en sus huestes o sino el proceso de paz se puede venir a pique”, explicó.   Dijo que la decisión del Consejo de Seguridad se da en un momento en que las zonas veredales se convertirán en “aldeas de paz” en las que, según ‘París’, todos los organismos y las poblaciones se deben integrar.

Atentado de “disidencias” de Farc en Guaviare deja seis heridos

Este domingo cuatro civiles y dos soldados profesionales resultaron heridos en un atentado en Guaviare perpetrado, según el Ejército, por disidencias del frente 1 de las Farc. Una comunicación del Ejército informa que un artefacto explosivo “fue activado al paso de una patrulla que se encontraba realizando control y registro de área en el casco urbano del corregimiento de Capricho”. El paquete bomba, dicen las autoridades, se encontraba escondido “al interior de una caneca de basura, siendo accionado, al parecer, por radio control”. Una de las personas heridas es un menor de 16 años, pero “tanto el personal militar como civil recibieron atención médica” de enfermeros de combate y fueron trasladados hacia el cantón Militar de Apiay, Meta. Los lesionados se encuentran fuera de peligro.

MinDefensa advierte que “disidencias” de Farc se estarían armando con material nuevo

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, confirmó que las disidencias, especialmente el Frente Primero y el 14, en Guaviare y San Vicente del Caguán, estarían teniendo accesos a “nuevos abastecimientos” de explosivos y armas. El jefe de la cartera de Defensa aseguró que las disidencias están llegando a caletas de la guerrilla de las Farc de las que tenían previo conocimiento, aunque afirmó que no considera que sean “grandes cantidades”. “Estamos detrás de las rutas que los pueden llevar a armamento nuevo”, aseguró el ministro. Villegas informó que las autoridades están alerta activando operativos para evitar la adquisición de armamento nuevo por parte de las disidencias.

------------------------------------------------------------------------------------------------

La Fiscalía General sindicó a tres magistrados de favorecer red criminal

El Colombiano, Medellín

Colprensa

http://www.elcolombiano.com/colombia/fiscalia-general-senalo-a-magistrados-de-favorecer-red-criminal-IA6882028

11 de julio de 2017

La Fiscalía presentó material probatorio para sindicar a los tres magistrados del Tribunal Superior de Villavicencio, Alcibiades Vargas, Joel Trejos y Fausto Díaz, quienes serían presuntos responsables de los delitos de concierto para delinquir, prevaricato por acción en concurso homogéneo, prevaricato por omisión y cohecho propio.

Los cotejos adelantados por parte del ente acusador confirman que los magistrado trataron de favorecer a una red de corrupción judicial en el Meta, con el fin de que no fueran sindicados por su actuar criminal. De acuerdo con el material probatorio se logró evidenciar que la organización, de la que también forman parte los 21 capturados que se encuentran en el Complejo Judicial de Paloquemao, resolviendo su situación jurídica y que incluye a abogados, jueces, funcionarios de Medicina Legal y del Inpec; otorgaba beneficios penales a miembros de bandas delincuenciales que delinquían en el Meta a cambio de dinero.

La fiscal del caso aseguró que los magistrados, además de cuantiosas sumas de dinero, también habrían recibido como parte de pago un paseo en el que incluía servicios sexuales. Según el material probatorio expuesto por la fiscal, los funcionarios recibieron consignaciones superiores hasta los 250 millones, es decir, cada uno habría recibido alrededor de 1.000 millones de pesos. Los cotejos revelados por el ente acusador dan cuenta de que los funcionarios habrían favorecido al extinto capo de Villavicencio más conocido como alias ‘Pijarvey’ y a algunos de sus lugartenientes mientras fungían como líderes de bandas delincuenciales que al parecer se encuentran prófugos de la justicia.

La vicefiscal, María Paulina Riveros, confirmó que la organización “tenía por objeto otorgar indebidamente subrogados penales a favor de los delincuentes, mediante decisiones relacionadas con redenciones de pena, sustituciones de detención privativa de la libertad por domiciliaria y suspensiones condicionadas en la ejecución de las sentencias”. La investigación constató que con estas actuaciones, los funcionarios ahora implicados, buscaban beneficiar con libertades a personas procesadas por delitos de homicidio, concierto para delinquir y tráfico ilícito de estupefacientes. El próximo viernes 14 de julio se llevará a cabo la audiencia de medida de aseguramiento contra los tres magistrados, y se prevé que durante la diligencia judicial la Fiscalía solicite la detención intramural para los sindicados.

------------------------------------------------------------------------------------------

Colombia, la transnacional del crimen

Por Fernando Londoño Hoyos

Periódico Debate, Bogotá

http://www.periodicodebate.com/index.php/opinion/columnistas-nacionales/item/15814-colombia-la-transnacional-del-crimen/

10 de julio de 2017                             

La ONU, a través de su sistema SIMCI, acaba de  revelar  lo que costó convertir a Juan Manuel Santos en Premio Nobel de la Paz. La cifra demuestra que en el año de la Paz, cuando supuestamente se silenciaron los fusiles, en Colombia la coca sembrada creció en un 50% (cincuenta por ciento, para que no quepa duda) lo que vale tanto como decir que estamos produciendo más de mil toneladas métricas de cocaína por año.

Antes de trabajar ese número fantástico, recordemos que Tumaco produce tanto de la hoja como Bolivia entera. ¡Pobre Evo! Y que el Departamento de Nariño excede la producción total del Perú. Y nos falta la cuenta de Chocó, el Catatumbo, Arauca, La Guajira, Putumayo, Bajo Magdalena, el Perijá, Caquetá, el Huila… En suma, este no es un país. Es un mar de coca, la herencia de la Paz de Santos.

Mil toneladas son un millón de kilos. Un millón de kilos son mil millones de gramos. Y cada gramo se vende en cien dólares en las calles de Estados Unidos, de Europa o del Oriente. Mil millones de gramos se multiplican por cien y nos dan la suma cien mil millones de dólares. Haga lector las rebajas que quiera. Calcule más interceptaciones, rebajas para mercados incipientes, lo que se le ocurra, y seguirá teniendo frente a usted el valor de la más grande transnacional mundial del crimen en toda la Historia.

Haga ahora las rebajas que se le antoje para llegar a lo que queda de esa mil veces millonaria cantidad en Colombia. Para los campesinos que siembran; para los que la raspan; para los que producen la coca y para los que vuelven la pasta de coca en clorhidrato de cocaína; para los que la llevan a los puertos; para los que custodian el tránsito y los embarques; para los que se entienden con la mafia internacional; para los que fabrican sumergibles y los usan; para los de las lanchas rápidas; para los pilotos de los aviones; para los que cargan y descargan; para los que matan indiscretos o soplones; para los que compran policías o militares corruptos; para los que venden la cocaína a los que la vuelven basuco; para los que alimentan las ollas del narcotráfico urbano y venden al público esa porquería; para los encargados de enviciar a los niños, clientela del futuro y medio ideal para llevar producto, razones y órdenes. Para los que mantienen a los jefes en Cuba, en Venezuela o en Colombia; para los que manejan propiedades compradas o robadas; para los que aceitan la maquinaria financiera en Colombia, en los paraísos fiscales, en Suiza, en el Ecuador y Venezuela. Para los que reciben el pago convenido para seguir sosteniendo que esto se llama Paz; para la propaganda de esa Paz que mimetiza el negocio; para los que organizan conferencias y preparan el partido político que saldrá de las entrañas de este monstruo criminal. Alcanza para todos.

Ese resultado fabuloso, no se produjo por acaso. Llegó de un plan preconcebido y meticulosamente ejecutado por Santos y sus impulsores, cómplices y adláteres. No es problema repasarlo.

Era menester empezar por prohibir los bombardeos a los campamentos de los que cuidaban las zonas de cultivo.  La orden llegó desde Cuba y se cumplió puntualmente. Enseguida le cerraron la puerta al plan de Uribe para que los Estados Unidos construyeran gigantescos aeropuertos militares para uso de aviones de reconocimiento. Tampoco construyeron radares y el General Oscar Naranjo hizo lo necesario para que volaran el Radar de Santa Ana.

Prohibieron la fumigación aérea, con el cuento del cáncer que le podía producir el glifosato a los micos, las culebras y los bandidos que están en las zonas de aspersión. Prohibieron la extradición a los Estados Unidos de los capos del negocio, los de las FARC, para que aquí los absolviera la JEP. Acabaron de hecho con la Extinción de Dominio de bienes no justificados por sus dueños.

Finalmente, encerraron el Ejército en los cuarteles, los aviones de combate en los hangares y las naves en los puertos.

Resultado: la más grande transnacional del crimen de la historia. Si no cree, repase las cuentas iniciales. A mano, con tableta o computador. Hágalo en su casa o con sus amigos. Y pregúntese qué negocio legítimo produce  en el mundo cien mil millones de dólares. Queda por ver el tiempo que le falte a esta transnacional del crimen para que sea enfrentada y aniquilada. A Santos se lo dijo Trump en su visita a la Casa Blanca. Y los chinos fusilan a los que captura entrando cocaína a su territorio. Algo está pasando y pasará pronto. Como por ejemplo, que los colombianos nos sublevemos contra esta infamia que acabó con nuestro decoro, nuestra juventud y nuestra economía. Es tiempo de entender y reaccionar.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Gasolina para el incendio

Por José Manuel Acevedo

@JoseMAcevedo

Revista Semana, Bogotá

9 de julio de 2017

El gobierno de Santos es responsable del aumento de coca: recibió el Catatumbo con 2 mil hectáreas y lo entregará con más de 25 mil.

Las cifras reveladas por Noticias RCN y que seguramente se harán oficiales la próxima semana, son alarmantes: Colombia pasó de tener 96 mil hectáreas de coca en 2015 a 146.000 en 2016, lo que implica un crecimiento del 52 por ciento en el último año. Sólo el municipio de Tumaco tiene tantos cultivos ilícitos como toda Bolivia y la situación de Nariño en términos generales es verdaderamente calamitosa.

El Catatumbo es otro de los lugares del país en los que el Estado parece haber perdido la guerra contra la coca. El presidente Juan Manuel Santos recibió esta problemática zona de Norte de Santander con unas 2 mil hectáreas de sembradíos criminales y en siete años ya van por 25 mil. El panorama puede ser mucho peor pues, según algunos expertos, la cifra oficial que entregará la ONU el próximo viernes no recoge valoraciones de la productividad por hectárea y en ese sentido puede haber cientos de toneladas de coca que estén sobre-registradas. Además, en estos primeros siete meses de 2017 las cosas seguramente se agravaron y el balance con el que el gobierno se despedirá en 2018 será verdaderamente nefasto.

Entretanto, el Ejecutivo se dedica a usar gasolina para apagar un incendio de semejantes proporciones. Su jugada para desactivar el paro del Catatumbo en el año 2013 salió mal a todas luces y además de una pérdida de dinero considerable en subsidios pésimamente direccionados, los indicadores demuestran que la coca se apoderó definitivamente de esa zona.

En materia de sustitución voluntaria, derivada del acuerdo de paz, las cosas no se hicieron mucho mejor. De una expectativa que tenían las familias cocaleras de 3 a 5 millones de pesos pasamos ligeramente a ofrecerles 36 millones en 18 meses sin que exista una realidad fiscal en el país que pueda sostener semejante promesa. Analistas que saben de este tema con quienes conversé antes de escribir la columna, me dicen que se necesitarán entre 7 y 10 billones de pesos para adelantar exitosamente los programas de sustitución. El gobierno cree tener 2,5 billones listos pero en realidad, los mismos analistas, señalan que la disponibilidad presupuestaria no pasa de 300 mil millones que tiene la Agencia de Renovación del Territorio.

Ni siquiera hay claridad sobre si esos dineros irán todos a las familias que participan en los programas de sustitución o si la ONU, que pasará a convertirse en ‘verificadora’, cobrará un peaje tan alto por su misión que la plata termine en las manos de burócratas internacionales y no en las de los colombianos a los que se les quiere ofrecer otra alternativa de vida en el campo.

¿Podrá el Estado cumplir la apuesta tan alta que hizo o estaremos, de nuevo, apagando el incendio con gasolina y ad portas de una conflictividad social como nunca antes habíamos visto en el campo por cuenta de las promesas rotas? Las que en cambio deben estar dichosas son las Farc que, con esta situación ganan por punta y punta: obtienen algunos recursos entregados a su gente de manera desordenada y confusa y cuando vean que no será posible mantener el chorro de dinero, capitalizarán ese descontento social a su favor.

No es que estemos inundados en coca, ¡es que nos ahogamos ya! y aunque Rafael Pardo, Eduardo Díaz y el General Naranjo tengan las mejores intenciones para sacarnos de la olla, a este gobierno le quedó irremediablemente grande el problema de las drogas.

 ----------------------------------------------------------------------------------------------

Esas cosas que nos dicen       

Por Darío Acevedo Carmona

El Espectador, Bogotá

http://www.elespectador.com/opinion/esas-cosas-que-nos-dicen-columna-702273

9 de julio de 2017

Nos invitan a pasar la página como si se tratara de resolver una pelea de alcoba o entre amigos. Que dejemos los odios y los rencores como si se tratara de una ofensa cualquiera. Que le abramos la puerta a la reconciliación con el “otro” y dejemos a un lado la sed de venganza. También nos dicen que los guerrilleros son unos campesinos que luchaban por la tierra, que el régimen los excluyó de la vida política, que sus crímenes horrendos no son tales sino que eran conexos con nobles y altruistas objetivos.

Que por qué vamos a tener miedo de que lleguen al poder si carecen de fuerza para tal cometido y nunca van a ser mayoría o que su ideología marxista leninista y su propósito de hacer de Colombia un país socialista estilo Venezuela no es real. O sea, nos llaman a subestimar sus posibilidades y a banalizar su adhesión a una doctrina totalitaria.

¡Ah!, igualmente afirman que con el acuerdo de paz la historia de Colombia se parte en dos, que este es un momento fundacional y ahora sí la democracia (en la que nunca han creído) será amplia, real y auténtica y que el país, al fin, encontró su rumbo.

Y cuando se les muestra el alto precio pagado al elevarlos a la calidad de alta parte contratante (Acuerdo depositado como tratado internacional ante la Cruz Roja Internacional) nos responden que la paz lo justifica todo, dan cifras de reducción de muertos sin que se inmuten del chantaje subyacente en tal ejercicio. Dan a entender que la apelación a las armas legítimas del Estado de derecho para combatir a terroristas degenerados por el narcotráfico, el secuestro, el reclutamiento de menores, etc., es guerrerismo.

Sostienen, sin pudor por la democracia, que el desconocimiento del resultado del plebiscito adverso a ellos se justificó porque los del NO triunfaron apoyados en mentiras, pero, omiten que el gobierno destinó sumas multimillonarias a favor del sí amenazando con una terrible guerra urbana de ganar el NO y con el fin de las negociaciones porque nada se podía modificar.

Engañan al mundo y a la CIDH, diciendo que habrá castigó para responsables de crímenes de lesa humanidad sin aclarar que no habrá un solo día de cárcel y podrán ocupar curules en el Congreso los ordenadores del asesinato a sangre fría de los diputados del Valle, los concejales de Rivera, del secuestro por largos años de civiles de Neiva y otros municipios, de quienes dinamitaron el club El Nogal y la iglesia de Bojayá, etc.

El Alto Comisionado de Paz, el filósofo Sergio Jaramillo planteó, cual experto en sociología rural, se inventó el paradigma de la territorialidad según el cual el “conflicto armado colombiano” se reduce a un problema de injusta distribución de la tierra y por ello a las guerrillas, expresión del campesinado, se les debía entregar el control de la ruralidad.

En una línea de pensamiento similar, algunos intelectuales jugando a la idea de “justicia social” del discurso comunista, plantean que quienes se oponen a la implementación de los acuerdos son la extrema derecha, los terratenientes, los religiosos, reaccionarios, en suma, dicen, el pasado, mientras ellos, los “progre”, los liberales, socialdemócratas, chavistas, comunistas salidos del closet o vergonzantes o aparecidos de última hora y socialbacanes, son la flamante vanguardia, el futuro, la Modernidad, la Ilustración.

Como si defender la Constitución, pedir castigo para criminales de lesa humanidad, la vigencia de los derechos humanos, la reparación de las víctimas y la aplicación de convenios del Estado colombianos con instituciones de Justicia Internacional como la CPI, constituyera un signo de atraso.

No es de extrañar, por tanto, que el ministro del Interior haya declarado en lenguaje propio de dictadores, que gane quien gane en las elecciones de 2018, los acuerdos son inmodificables. Pensamiento expuesto por el inefable Humberto de la Calle y otros que entregaron la institucionalidad por un plato de lentejas, convirtiendo la Ley de leyes un vulgar juguete arma-todo.

Los promotores de la impunidad han desafiado no solo a la sociedad colombiana sino a los tribunales internacionales como la Corte Penal Internacional. Esta Corte, so pena de quedar como rey de burlas, debe decidir si cumple o no el mandato de castigar crímenes masivos y sistemáticos contra la humanidad como los cometidos por las guerrillas y otros grupos violentos de Colombia.

Si la CPI no actúa ni pone orden exigiendo el cumplimiento de su estatuto, en particular de los artículos 5 a 8  y hace excepción so pretexto del “bien supremo de la paz”, entonces le habrá dado un nock-out a los derechos humanos.

Los intelectuales del nuevo dogma, inflexibles cuando se trató de exigir al Estado el respeto por los derechos humanos, nos invitan, por esta vez, a ser flexibles y a pasar de agache la traición a esos valores que ellos colonizaron. La hipocresía de los Colectivos, de los eclesiales de paz, de los Juristas de paz de las Comisiones de paz, de las ONG pacifistas no tiene parangón en la historia reciente de la humanidad.

Si queremos entender en parte y solo en parte esta fatídica incongruencia debemos remitirnos  al discurso que por décadas no reconocía nada positivo, nada rescatable de nuestra historia, de nuestra democracia y de nuestras instituciones.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Muerte al tirano

Por Abelardo De la Espriella

El Heraldo, Barraquilla

https://www.elheraldo.co/columnas-de-opinion/muerte-al-tirano-380143

10 de julio de 2017

La violencia y la sevicia empleadas por la narco-dictadura de Nicolás Maduro contra el pueblo venezolano y la oposición democrática es intolerable y rebasa con creces parámetros de crueldad desplegados en otras latitudes, por individuos no menos despreciables que el oligofrénico que (al menos en apariencia) regenta la fracasada y manida revolución chavista. No es un secreto que el “gigantón descerebrado” en comento fue puesto en la Presidencia por los hermanos Castro Ruz, sátrapas y opresores de conocida tradición en el mundo: convencieron a un moribundo y asustado Hugo Chávez para que designara como sucesor a Maduro, porque era obvio que necesitaban a alguien fácil de manipular.

Nada más influenciable que una persona sin educación. Es el mismo oscuro principio aplicado por la clase política corrupta de Colombia, aquella que no solamente roba a manos llenas, sino que, además, busca a toda costa mantener al pueblo en las penumbras de la ignorancia, para hacer de la gente una masa sin criterio, a la que llevan al matadero cada vez qué hay elecciones. Chávez era consciente de lo que hacía y tenía un propósito perverso, al igual que su mentor Fidel: que la retorcida ideología comunista se radicalizara en la tierra de Bolívar; y, para lograrlo, nadie mejor que un “indigente mental” como Maduro. Es, pues, el régimen cubano el que manda en la hermana nación, o, por mejor decir, en lo que queda de ella. Para la muestra un botón: el arresto domiciliario de Leopoldo López es una jugada política del régimen castrista, que tiene como objetivo legitimar al Tribunal Supremo de Justicia y, de paso, a la constituyente, que busca desaparecer cualquier vestigio de democracia.

Lo acontecido esta semana en Venezuela debe convertirse en el “florero de Llorente” que dé paso a la caída definitiva de la narco-dictadura enquistada en el palacio de Miraflores, en la rama judicial y demás dependencias públicas, corroídas por el cáncer del mal llamado Socialismo del Siglo XXI. Las imágenes de varios diputados de la oposición bañados en sangre, como consecuencia de la paliza propinada por grupos paramilitares promovidos por el propio vicepresidente de Venezuela, otro maldito mafioso, deben despertar de una buena vez la conciencia colectiva del planeta. Colombia, por ejemplo, no puede seguir enviando insulsas y desabridas notas de protesta, para no molestar a los señores de las Farc (socios de los chavistas), a quienes no les interesa que Maduro, Diosdado y compañía salgan del poder, porque ese precisamente es el mismo modelo político que la guerrilla quiere imponer aquí.

Los venezolanos de bien y la comunidad internacional en pleno deben entender que la muerte de Nicolás Maduro se hace necesaria para garantizar la supervivencia de la República. No se trataría de un asesinato común, sino de un acto patriótico que está amparado por la constitución venezolana y que resulta, por demás, moralmente irreprochable.

------------------------------------------------------------------------------------------

Los últimos días de la dictadura: el poder enloquecido

Por Miguel Henrique Otero

El Nacional, Caracas

http://www.el-nacional.com/noticias/editorial/los-ultimos-dias-dictadura-poder-enloquecido_192214#comments

10 de julio de 2017

Todo lo que vemos –y también lo que no vemos de forma directa pero que sabemos por otras vías– conduce a la misma conclusión: transcurren las horas finales del régimen. El que Maduro y sus secuaces hagan uso de las acciones más descabelladas, como el de proponerse que el TSJ destituya a la fiscal general de la República –cuando ello es potestad exclusiva de la Asamblea Nacional– o que la Guardia Nacional Bolivariana, encargada de custodiar la sede del Parlamento venezolano, actúe como cómplice del grupo de bandoleros que el 5 de julio asaltó, golpeó y robó a diputados y trabajadores de esa institución, no son demostraciones de fuerza, ni de autoridad, ni mucho menos de legitimidad.

Son, y esto es lo fundamental, expresiones de un poder sin argumentos, que perdió la batalla política y se quedó sin ideas. Arrinconado, cada vez más solo, amenazado por los organismos internacionales especializados en el combate del narcotráfico. El lector debe entenderlo: cuando el poder no tiene más recursos que el uso de distintas formas de violencia; cuando ha dejado atrás la voluntad de convencer y escoge el de imponerse por la fuerza; cuando es capaz de someter a un país de 30 millones de habitantes a los más extremos padecimientos y despojarlo de su derecho de realizar elecciones; cuando es capaz de violar la Constitución con descaro y ensañamiento, y convoca a una constituyente a su medida, no hay en ello fortaleza ni control del país. Lo que hay es trampa, falsedad, decisión de doblegar a toda la ciudadanía con tal de mantenerse en el poder.

Es tal la desesperación del gobierno que ya no es posible distinguir entre conductas racionales y conductas enloquecidas. Lo que ha ocurrido con el coronel Vladimir Lugo, condecorado, felicitado y aplaudido en un acto militar por haber violado la ley, irrespetado la investidura del presidente de la Asamblea Nacional, por haberle empujado, por haber hecho pública exhibición de su verbo balbuceante y precario, es un ejemplo, posiblemente uno de los más emblemáticos, de la ruindad humana y moral en que se ha sumergido el régimen. El gobierno ha perdido todo escrúpulo. No disimula. No tiene otro plan que el uso de la violencia en todas las ocasiones que esto sea posible.

El otro hecho de significación, el más relevante en términos de la política, es que su proyecto, su oferta bolivariana, la revolución bonita, se ha vuelto minoritaria. Su apoyo, dicen las encuestas, promedia 10% de la población. La revolución bolivariana ha adquirido las mínimas proporciones. Nadie quiere en Venezuela a Maduro ni a Padrino López, ni a Cabello ni a ninguno de los criminales al mando. El socialismo del siglo XXI no es más que una excusa para mantenerse en el poder y evitar el castigo que les espera. El régimen perdió su más importante recurso político y retórico: hablar en nombre del pueblo. Desde el pasado 1° de marzo, al pueblo se le asesina, se le gasea, se le atraca, se le procesa fuera de su jurisdicción natural y se le interna en el infierno de la justicia militar. La realidad es que hoy el pueblo es el gran enemigo del régimen.

Pero, y esta es la gran paradoja del final, mientras el poder arremete y se propone liquidar a Luisa Ortega Díaz y la institución de la Fiscalía; mientras usa tanquetas para enfrentar el legítimo derecho a la protesta de los ciudadanos desarmados; mientras atiborra las cárceles de personas que no han cometido ningún delito; repito, y esta es la gran paradoja, los miembros del alto gobierno y del Alto Mando Militar, preparan sus maletas. Tienen sus respectivos planes de huida. Algunos ya han sacado a sus familiares de Venezuela. Muchos están convencidos de que la derrota es inminente. Otros sostienen que lograrán imponerse con la constituyente. Pero mientras todo esto ocurre, afuera, en las calles de todo el país, las protestas no se detienen. Y no pararán hasta que el régimen se acabe.

--------------------------------------------------------------------------------------

Hamburgo y el nuevo asalto de la violencia progresista

Por Eduardo Mackenzie

@eduardomackenz1

Periódico Debate, Bogotá

http://www.periodicodebate.com/index.php/opinion/columnistas-nacionales/item/15828-hamburgo-y-el-nuevo-asalto-de-la-violencia-progresista

10 de julio de 2017

La imagen de Ángela Merkel  ha quedado por los suelos a causa de las destrucciones y saqueos sufridos por los habitantes de Hamburgo durante  el pasado fin de semana. La prensa alemana acusa a la canciller y a las autoridades en general por la exhibición de debilidad ante los vándalos de extrema izquierda que sembraron el terror durante la reunión del G 20.

El balance de las destrucciones realizadas por los camorristas profesionales de Black Bloc, llegados de Alemania y de toda Europa, a quienes se sumaron los militantes de la Rote Flora, la extrema radical local, es impresionante: cerca de 500 policías heridos,  186 activistas detenidos, centenares de automóviles, buses, almacenes, bancos, restaurantes, vitrinas, paraderos y otras instalaciones urbanas, destruidas o incendiadas.

En tres días y dos noches, los 20 000 policías desplegados para garantizar la seguridad de la reunión de jefes de Estado fueron incapaces de contener los desbordamientos desatados sobre todo en dos barrios conocidos por su carácter inflamable, Schanzenviertel y St. Pauli, de la segunda ciudad de Alemania. En la calle Schulterblatt, donde se halla uno de los cuarteles generales del extremismo de izquierda, y a quince minutos a pie del lugar donde estaba reunido el G 20, hubo carros incendiados, barricadas levantadas y almacenes saqueados por un nutrido grupo de encapuchados vestidos de negro. Varias aceras fueron desbaratadas para utilizar las piedras como proyectiles contra las fuerzas del orden. No se sabe hasta hoy cuantos han sido los manifestantes heridos.

Los organizadores de las protestas “contra el capitalismo”, por la “solidaridad sin fronteras” y “contra los poderosos” prometían que esas demostraciones serían pacíficas. Pero ni siquiera la manifestación central del sábado, que culminaría con un concierto de rock, lo fue. Al final de la marcha, una centena de energúmenos, mezclados a los manifestantes pacíficos, donde había sobre todo artistas alternativos, fogosos antisistema, anarquistas, humanistas-onegeros, feministas, religiosos radicales, neomarxistas, ecologistas, indigenistas y la fauna habitual de los “combates de masa” contra  la OTAN, el “capital financiero” y “el gobierno mundial”, cargaron de nuevo contra la policía. Pero eso y las escenas de asonada urbana de la víspera, con helicópteros en los aires y carros blindados, camiones de la policía en las calles con gases lacrimógenos y cañones de agua, disuadieron a miles de ir a la gran manifestación humanista. Los organizadores esperaban reunir cien mil personas y, al final de cuentas, el desfile no atrajo a más de 20 mil.

Llama la atención que la diputada alemana Haike Hänsel, la misma que le exige en estos días al Fiscal Néstor Humberto Martínez que suspenda las actuaciones judiciales en curso sobre los diez hombres y mujeres detenidos en Colombia en el marco de la investigación del atentado terrorista contra el centro comercial Andino de Bogotá, donde tres mujeres perdieron la vida y otras 9 fueron heridas, haya hecho parte de los autores intelectuales  de las violentas manifestaciones de Hamburgo.

El pasado 7 de julio, en su página web, la dirigente del partido de extrema izquierda Die Linke anunció (1) que, en su calidad de parlamentaria, invitaba a participar y que ella participaría  “en las protestas pacíficas” contra la reunión de jefes de Estado del G 20.

En ese texto, Hänsel aseguraba que esas manifestaciones serían para “denunciar la guerra, el libre comercio, la degradación del medio ambiente y el hambre en el mundo”, sobre todo en África. Embuste. Ninguna de las organizaciones extremistas que fueron a lanzar piedras y cocteles molotov para herir policías y civiles en Hamburgo hace nada para ayudar a las poblaciones del Tercer Mundo, ni para luchar contra las dictaduras africanas y latinoamericanas.

Todo lo contrario: muchos de ellos aplauden a los tiranos y justifican sus atrocidades. ¿Haike Hänsel y Die Linke no respaldan acaso la dictadura de Raúl Castro en Cuba? ¿Acaso ella y su grupo se han atrevido a protestar alguna vez por las 91 personas asesinadas en Caracas y otras ciudades por la guardia pretoriana de Nicolás Maduro en estos cien días de protestas antigubernamentales? No. La gente de Die Linke, que utiliza la atractiva verborrea del angelismo, y patrocina manifestaciones que degeneran en incendios y destrucciones en Hamburgo, está lejos de ser consecuente y de comprometerse con la verdadera defensa de los derechos humanos en el mundo.

A tres meses de las elecciones federales, los votantes podrían pasarle la cuenta de cobro a Ángela Merkel por los disturbios en Hamburgo. Ella ha condenado la violencia y prometido  indemnizar a quienes perdieron bienes en esas condiciones, pero su discurso, carente de energía, está lejos de calmar los espíritus.  La prensa, sobre  todo los diarios Bild  y Die Welt, le reprochan la explosión de violencia y no haber escuchado a quienes proponían reunir el G 20 en una  ciudad menos accesible a los extremistas europeos. Ella argumenta que solo Berlín, Munich y Hamburgo tenían  las instalaciones adecuadas para recibir  la cumbre. La revista Der Spiegel estima, por el contrario, que Hamburgo  “no ha debido ser designada como sede” para ese evento.  La polémica apenas comienza. En todo caso, el vice canciller Sigmar Gabriel, del partido socialdemócrata SPD, rival de la Unión Cristiano-demócrata (UCD) de la canciller,   afirma que la “orgía de brutalidad” en Hamburgo “ha dañado la imagen de Alemania”.

(1)    http://www.heike-haensel.de/2017/07/07/uno-statt-g20-solidarische-politik-statt-freihandel/

---------------------------------------------------------------------------

Bienvenidos al infierno

Por Juan Claudio Lechin

Perú 21, Lima

http://peru21.pe/opinion/juan-claudio-lechin-bienvenidos-al-infierno-2288858

10 de julio de 2017

En Hamburgo no es la Noche de los Cristales Rotos, sino el Día de los Autos Quemados.

Por la distinguida avenida Elbchaussé, de Hamburgo, con bosques, vista al Elba y 150 palacetes que son patrimonio cultural, van, con serena marcialidad y con pasamontañas, unos trescientos integrantes del Bloque Negro. Es el grupo de choque “G20 - Bienvenidos al infierno,” la organización radical y anticapitalista. Así se definen. Consideran a China y Rusia parte de la globalización. Al trote, se desprenden 20 integrantes hacia una transversal e incendian con molotov varios automóviles estacionados. Cerca de 200 vehículos en ésta la marcha. La policía no detectó, previno ni reprimió esta ofensiva militar. No son pardas sus camisas, no cantan el Horst Wessel Lied, ni destruyen vitrinas comerciales, del judío capitalista. No es La Noche de los Cristales Rotos sino El día de los autos quemados. Es el mismo enemigo: el capitalismo aggiornado en “globalización”. No importa el discurso. La esencia es igual. Sin duda, están llenos de ideales como los de la Sturmabteillung (S.A.).

La manifestación principal fue en el centro: Hafenstrasse, St. Pauli y en el icónico Rote Flora. Hubo conferencias, guías y visitas. La policía usó neptunos y gases y desplegó cuidadosas tácticas para dispersarlos, causando el menor daño físico. “Al manifestante ni con el pétalo de una rosa”. Claro, los protestatarios no temen recibir un tiro en la cara como hace la igualmente anticapitalista dictadura venezolana con sus jóvenes.

En el río Elba, sobre un barco de Greenpeace está la figura de ocho metros de altura de un Trump bebé, lloriqueando. Se caga sobre el globo terráqueo. El ambientalismo/anticapitalista es la coartada para educar tropa asimétrica. Antes fue la igualdad y la justicia. El resultado fue el horror.

-----------------------------------------------------------------fin---------------------------------------------------------------------

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes