Facebook

     SiteLock

Última hora
Reforma electoral acomodada - Jueves, 17 Agosto 2017 06:50
¿Para dónde vas Colombia? - Jueves, 17 Agosto 2017 06:50
¿Otra reforma política? - Jueves, 17 Agosto 2017 06:50
¿Quiénes son los verdaderos enemigos? - Jueves, 17 Agosto 2017 06:50
Los gremios, ¿para qué? - Jueves, 17 Agosto 2017 06:50

Centro Democrático: el poder de las ideas (734)

1. “Buscaremos el candidato único de la Coalición, ojalá para la primera vuelta”: Álvaro Uribe Vélez

2. "La señora esa (Yidis Medina) dice que yo me le arrodillé en un baño": Uribe

3. “Si los críticos del Acuerdo nos unimos, ganamos en primera”: Nieto

4. “Al expresidente Álvaro Uribe lo prefiero como consejero, no como opositor”: Carlos Holmes

5.  Duque toma ventaja en Centro Democrático

6. La oposición de Venezuela necesita ayuda exterior

7. La Unidad Nacional, en estado terminal

-----------

1. “Buscaremos el candidato único de la Coalición, ojalá para la primera vuelta”: Álvaro Uribe Vélez

Alexis Carrillo Puerta

En entrevista con el Radioperiódico Clarín, el expresidente de la República y senador del Centro Democrático Álvaro Uribe Vélez, se refirió a diversos temas que develan la actualidad del país. Enfatizó que los principales problemas del actual gobierno se basan en el estancamiento de la economía, el alto endeudamiento y las pocas oportunidades de empleo para los jóvenes. Además se refirió al proceso con las Farc, donde afirmó que está bien que este grupo entregue las armas, sin embargo aún no se cumple con el desarme total y la devolución de todas las caletas.

El expresidente de la República también habló sobre la seguridad en Medellín, la visita del Papa, la situación en Venezuela y la alianza del Centro Democrático con el partido Conservador de cara a las elecciones presidenciales del 2018.

Escuche la entrevista completa en: http://www.radioclarin.co/?p=6389

Radio Clarin

------------

2. "La señora esa (Yidis Medina) dice que yo me le arrodillé en un baño": Uribe

El expresidente aseguró que algunos compañeros de su Gobierno y él están siendo “víctimas de Yidis Medina”, debido a lo dicho por la excongresista en cuanto a los auxilios parlamentarios.

Encuentre el audio AQUI

------------

3. “Si los críticos del Acuerdo nos unimos, ganamos en primera”: Nieto

Óscar Andrés Sánchez Á.

Los primeros recorridos de Rafael Nieto por Medellín, como precandidato presidencial, fueron por las comunas 8 y 13. Dice que en ambas hay ejemplos de articulación social y desarrollos culturales que alejan la violencia y la criminalidad y dan oportunidades de progreso.

Aunque no tiene experiencia electoral, fue uno de los académicos más activos en la campaña del No al plebiscito. En el pasado, huyendo del sector público, no quiso ser ternado como Fiscal o magistrado de la Corte Constitucional, y rechazó ser cabeza de lista del CD a la Cámara por Bogotá, aunque ya había sido viceministro de Álvaro Uribe. Ahora dice que las elecciones de 2018 son muy importantes.

En entrevista con EL COLOMBIANO afirmó que el eje de su propuesta es la superación de la pobreza, a través de creación de riqueza, la generación de empleo y el enfoque de las políticas de Estado en los 18 millones de colombianos pobres.

¿Cómo le ha ido consiguiendo votos por primera vez?

“He sido un académico pero también un empresario que conoce el país profundo. He trabajado muchos años con comunidades y gobiernos locales desde el Chocó hasta el Vichada, desde la Guajira hasta el Putumayo. Me gusta estar con la gente, oírla, aprender de sus preocupaciones y estudiar con ella propuestas de solución”.

¿Qué está haciendo para que lo conozcan en sectores que poco consultan la prensa?

“Uso redes sociales, una herramienta de comunicación muy efectiva. También estoy recorriendo el país, visitando los sectores más pobres y marginales y hablando tanto con empresarios y gremios como con trabajadores fabriles y sindicatos. Oigo, aprendo y comparto”.

¿Y cuál es su propuesta para erradicar la pobreza?

“Tenemos un deber ético, político y económico de trabajar por los más pobres, a través de un modelo de capitalismo popular e incluyente que genere riqueza y empleo formal y se enfoque en entregar al ciudadano herramientas para que dependa de sí mismo y no del Estado. El socialismo fracasó en la historia. Solo reparte miseria. Basta mirar a Venezuela”.

Todos los días hay nuevas capturas por corrupción. ¿Es una lucha perdida?

“La corrupción es una plaga, un cáncer que nos carcome y no nos permite progresar. Así no hay esfuerzo económico que alcance. Hay que combatir a los corruptos sin importar su ideología o su partido político. No hay corrupto bueno”.

¿En qué consiste el republicanismo que tanto cita?

“La emergencia de las seudo democracias socialistas y populistas, que esconde regímenes autoritarios, hace indispensable defender los principios básicos de la democracia republicana: imperio de la ley y no del “hago lo que se me de la gana”, separación del poder público, respeto de derechos y libertades fundamentales, elecciones con posibilidad real de alternancia en el poder, y voluntad decidida de combatir a violentos y corruptos”.

¿Cómo hará para mejorar en seguridad?

“A 31 de diciembre de 2016 terminamos con 188 mil hectáreas de narcocultivos, la cifra más alta en la historia. No estamos en el posconflicto si no en el posacuerdo, porque el narcotráfico es la gasolina de la violencia. Por eso, hay que combatirlo, al igual que al Eln, las bacrim y las disidencias de las Farc. Necesitamos una Fuerza Pública con voluntad de hacerlo, porque hay un recorte de la capacidad operativa y de la inteligencia”.

¿Qué opina de que al exministro Cristo esté en la comisión de seguimiento al Acuerdo? ¿Le da ventajas?

“Ser o haber sido funcionario de este Gobierno no le da ninguna ventaja ni a Cristo ni a nadie. Al revés. Se les pega el desprestigio. La gente no quiere continuismo, no quiere más la yunta entre Santos y las Farc”.

¿Pero usted estuvo vinculado a la Agencia de Defensa de la Nación durante 
este Gobierno?

“No. Fui abogado del Estado, no del Gobierno, en unos casos en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. No fui funcionario de Santos. Incluso, dejé varios de esos casos porque me peleé con la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, que creía que teníamos que asumir una responsabilidad internacional”.

¿Con qué sectores le gustaría hacer una alianza para primera vuelta?

“Debe hacerse con el CD, como columna vertebral, y con quienes hicieron parte de la coalición del No: la base conservadora, el expresidente Pastrana, Alejandro Ordóñez y Marta L. Ramírez, las víctimas de las Farc, los creyentes, la reserva de las Fuerzas Armadas, familiares de militares y policías, Jaime Castro y el grupo de Mejor NO, campesinos, agricultores y ganaderos”.

¿Pero no se quedan cortos si solo eso los une?

“El eje no puede ser el rechazo al Acuerdo con las Farc sino una propuesta integral que nos permita reconstruir el país. La alianza debe extenderse al 66 % de los que no votaron el plebiscito, al 85 % que tienen mala opinión de Santos y a aquellos votaron por el Sí pero hoy ven que el Acuerdo les da ventajas excesivas a las Farc y les permite hacer política en mejores condiciones que quienes nunca hemos delinquido y premia criminales”.

Si esas fuerzas se unen, y quienes respaldan el Acuerdo salen con varios candidatos, ¿podrían ganar ustedes en primera vuelta?

“Sí, con esa alianza, dependiendo cómo se haga, se ganaría en primera vuelta. Sin ella, nos vamos a segunda”.

Si no llega a ser el candidato del CD, ¿cuál será su 
destino político?

“No lo he pensado. Estoy convencido de que seré el candidato del partido”.

¿Por qué la implementación no le ayuda a recuperar favorabilidad a Santos?

“El Acuerdo y su implementación supusieron la violación a la democracia al hacerle trampa al resultado del plebiscito, se castró al Congreso, se hipertrofió al Presidente, y se le quebró el espinazo a la rama judicial con la JEP. Las Farc cogobiernan a través de la famosa CSIVI. El decreto 903 es una horrorosa operación de lavado de activos mediante la cual las Farc dispondrán de su fortuna criminal para hacer política. El desarme es parcial como ha sido la desmovilización. El conflicto sigue vivo y se alimenta del mayor número de narcocultivos de la historia”.

¿La visita del Papa será un acto apostólico o político?

“Debería ser un acto apostólico. Me temo que será político. Y si eso ocurre profundizará la brecha entre la feligresía y la jerarquía católica”.

¿Comparte la tesis de Fernando Londoño de hacer trizas el Acuerdo?

“El Acuerdo es ilegítimo, pero es un avance que 7.000 criminales dejen de matar. Por eso hay que corregir el acuerdo, no hacerlo trizas. Sin embargo, a Santos y sus amigos no les conviene que progrese esa posición firme pero moderada y por eso quieren confundir la muy respetable tesis del doctor Londoño con la posición del partido”.

El Colombiano, Medellín, 07 de julio de 2017

-----------

4. “Al expresidente Álvaro Uribe lo prefiero como consejero, no como opositor”: Carlos Holmes

Carlos Holmes Trujillo, precandidato a la Presidencia de la República por el Centro Democrático, visitó Ibagué, e hizo referencia no solo a las que serían sus propuestas de campaña, sino también al proceso de paz, la economía del país y otros temas de actualidad nacional.

Economía colombiana

E.N.D.: La economía del país está basada en la industria extractivista. ¿Cuál será su propuesta económica para Colombia? 
C.H.T.: Estoy planteando un crecimiento mínimo del 7% en forma sostenida, necesitamos tener buena economía para tener buenas políticas sociales, eso implica bajar impuestos a personas jurídicas y naturales, lógicamente tomando medidas de acción muy severas contra la evasión. 
El 8 de agosto voy a sentarme con el sector productivo para concertar y podamos ser competitivos y tener un amplio mercado nacional e internacional, yo mismo haré seguimiento a esto. También poner en marcha el programa ‘Hagámoslo Rápido’, para la eliminación real de la tramitomanía, obstáculo que impide el emprendimiento y la creación de empresa, además de rodear con toda la seguridad necesaria a los inversionistas nacionales y a los extranjeros. 

E.N.D.: ¿Cuál es su posición sobre la minería, teniendo en cuenta que en varios municipios se ha decidido rechazarla? 
C.H.T.: Es posible adelantar tareas de política extractiva en el plano minero con respeto al medio ambiente, creando condiciones para el mejoramiento de la situación de las comunidades. Las acciones que se tomen deben obedecer a un proceso de concertación real, a un diálogo permanente y concreto entre el Gobierno nacional, el Gobierno local y las comunidades. 

La Corte Constitucional se ha equivocado: lo que tiene que ver con el sector minero y extractivo es un asunto de política económica nacional, cuya competencia radica en el Gobierno nacional, el uso del suelo tiene dos misiones: la obligación del Estado como propietario del subsuelo y sus recursos para intervenir el uso del suelo; y unas facultades locales en los concejos, vinculadas con el ordenamiento territorial y el uso del suelo. Según la Corte hay un conflicto de competencia que en realidad en la Constitución de 1991 esto no tiene salida distinta a una concertación muy intensa. 

La Fiscalía

E.N.D.: Fue capturado el Fiscal Anticorrupción. ¿El fiscal Néstor Humberto Martínez debería salir a ‘poner la cara’? 
C.H.T.: Ese episodio del Fiscal Anticorrupción es la tapa de la olla, nos conduce a tomar una determinación como nación para combatir conexos de la corrupción. Estoy planteando una estrategia integral que comprometa a todos los niveles del Estado; la creación de una autoridad independiente con mucho músculo político y jurídico, que coordine la implementación de la estrategia. 
Liderar, en las Naciones Unidas, la creación de la Corte Internacional de Lucha Contra la Corrupción; generar un movimiento ciudadano que acabe con esa actitud ambivalente frente a la corrupción; y estoy planteando muros de la vergüenza, para que aparezcan los nombres de los condenados por corrupción para disuadir y no tengan la tentación de incurrir en conductas delictivas. 

E.N.D.: ¿Pero el Fiscal General debe ‘poner el pecho’ por su funcionario? 
C.H.T.: Néstor Humberto Martínez tiene todas las condiciones para ser un gran fiscal General de la Nación según mi opinión, y le he escuchado declaraciones en ese sentido; corresponderá a la opinión pública juzgar si esas declaraciones que ha venido dando son o no suficientes, pero creo que tiene todas las condiciones para ser un gran Fiscal. 

Acuerdos con las Farc

E.N.D.: ¿Cuál será su posición del proceso de paz? 
C.H.T.: Aquí no hubo proceso de paz, hubo un proceso de conversaciones entre el gobierno Santos y las Farc para llegar a un acuerdo del fin del conflicto entre ellos, y hablan de paz al país creando ilusión, una imagen inexistente que ha hecho mucho daño. Como colombiano me alegra que desaparezcan las Farc como grupo terrorista y todas las armas queden a disposición de Naciones Unidas. 
Hay que cumplir con todo lo que tenga el acuerdo que garantice seguridades físicas, jurídicas y socieconomicas de los desmovilizados; pero como colombiano me parece malísimo que la totalidad del acuerdo Santos - ‘Timochenko’ haga parte de la Constitución Nacional, es una inseguridad jurídica. Para Colombia es malo y un pésimo mensaje internacional que el narcotráfico sea considerado delito conexo al delito político, y que se ponga en peligro a la propiedad privada y los derechos legítimos de los poseedores de buena fe. 
Me parece malo que la Jurisdicción Especial para la Paz arrase y destruya principios fundamentales para garantizar la seguridad jurídica de los ciudadanos. Como Presidente garantizaré todo lo que consolide la desaparición de las Farc como fuerza armada ilegal, pero de igual manera, haré lo que se requiera para cambiar lo malo del acuerdo, porque es dañino para el país. 

E.N.D.: ¿No cree que su posición podría afectar lo que ya se ha avanzado con la Farc? 
C.H.T.: De ninguna manera. Es cambiar lo malo garantizando lo bueno, mire lo peligroso que no sepa cuál Constitución tenemos, las seguridades de los colombianos y de inversionistas extranjeros, que el narcotraficante miembro de las Farc no pague un día de cárcel, pueda ser elegido de inmediato y no pueda ser extraditado, entre otras cosas graves. 

E.N.D.: ¿Las Farc estarían dispuestas a aceptar esas modificaciones en unos acuerdos que duraron años? 
C.H.T.: Si dicen que se quieren incorporar a la vida democrática, tienen que aceptar el resultado del pronunciamiento popular. No se puede olvidar que el acuerdo Santos - ‘Timochenko’ se puso a consideración de la gente y el ‘No’ ganó, después de unos cambios que ellos mismos hicieron no lo volvieron a poner en consideración de la gente, y se inventaron un procedimiento inexistente en la Constitución, la refrendación en el Congreso. 
En las elecciones de 2018 va a haber una nueva versión del plebiscito, allí habrá un mandato y si las Farc de verdad están en el plan de incorporarse a la democracia tendrán que aceptarlo. 

E.N.D.: ¿Por qué se han mostrado negativos a la entrega de armas de las Farc? 
C.H.T.: No hubo júbilo nacional que llenara la calles de banderas blancas y nacionales, porque el Presidente corrió demasiado, se vio en la tentación de llegar a Oslo (Noruega) con el trofeo completo y negó a Colombia la posibilidad de construir un gran acuerdo nacional para la paz sólido y duradero, cuando estábamos haciendo ese esfuerzo dijimos al Gobierno que si se hacía, respaldaríamos la implementación del acuerdo y desligaríamos la implementación de la batalla política que ya se avecinaba. 

E.N.D.: ¿El estado de salud de ‘Timochencko’ podría afectar el proceso? 
C.H.T.: No sé, no me atrevo juzgarlo, es esa organización la que toma sus decisiones, y ellos haran los análisis correspondientes a la luz del impacto que la salud de ‘Timochenko’ pueda tener, por mi parte, naturalmente como humano que soy, respetuoso, por supuesto le deseo plena recuperación. 

El Nuevo Día, Ibague, 09 de julio de 2017

-----------

5.  Duque toma ventaja en Centro Democrático

Encuesta Guarumo

Según los resultados de las encuestas de Guarumo, se observa una ventaja de Iván Duque sobre los precandidatos de su Partido.  La encuesta arroja también que en la favorabilidad  para las elecciones presidenciales el Centro Democrático está adelante con  24.3%; Alianza Verde 16.2%; Gustavo Petro con 13.5%; Germán Vargas Lleras con el 11.5%.

A la pregunta: ¿Por cuál de los siguientes candidatos del partido Centro Democrático votaría para Presidente?, arrojo como resultado Iván Duque con 46.7%; Carlos Holmes con 13.0%; Rafael Nieto con 8.4%; Paloma Valencia, 4.6%; María del Rosario Guerra con 3.7%.

A la pregunta: ¿Por cuál de los siguientes candidatos del partido Alianza Verde votaría para Presidente? La respuesta que se entregó fue: Claudia López con 74.5% y Antonio Navarro con 18.5%.

La encuesta también pregunta ¿Por cuál de los siguientes candidatos por firmas votaría para Presidente?  Y la respuesta que se dio fue Sergio Fajardo 40.9%; Claudia López 13.9%; Alejandro Ordóñez 8.7% y Piedad Córdoba 5.5%.

A la pregunta: ¿Por cuál de los siguientes candidatos del partido Liberal votaría para Presidente?, Humberto de la Calle 33.1%; Juan Manuel Galán 29.7%; Luis Fernando Velasco 9.6% y Juan Fernando Cristo 5.7%.

A la pregunta: ¿Por cuál de los siguientes candidatos del partido de La U votaría para Presidente? El resultado fue: Juan Carlos Pinzón 37.9%; Roy Barreras 20.1%.

Por último, a la pregunta: ¿Si las elecciones al Congreso fueran el próximo fin de semana, por cuál de los siguientes partidos votaría?, el Centro Democrático 27.7%; Alianza Verde 21.7%;  Polo Democrático 13.8%; Cambio Radical 10.3%; liberales 5.6%; conservadores 4.9%; Partido Paz 3.4%; Opción Ciudadana 2.1%; La U 1.9%.

La muestra de la encuesta fue hecha a 2.142 personas mayores de 18 años que sean votantes potenciales, según proyecciones de división política del censo electoral - Registraduría Nacional del Estado Civil. 

El Nuevo Siglo, Bogotá, 07 de julio de 2017

-----------

6. La oposición de Venezuela necesita ayuda exterior

Editorial

Aunque no es el primer ataque contra la Asamblea Nacional venezolana desde la victoria de la oposición, la extrema brutalidad del asalto perpetrado por un grupo de paramilitares chavistas el miércoles supone un grave salto cualitativo. Las imágenes de diputados -representantes de la soberanía nacional, no lo olvidemos- ensangrentados tras ser salvajemente agredidos han dado la vuelta al mundo. Y reflejan tanto la imparable espiral violenta en la que se ha instalado el oficialismo en su alocada huida hacia adelante, como la putrefacción de un régimen autoritario que ya no disimula nada. Las condenas internacionales ayer fueron casi unánimes, aunque en España la portavoz de PodemosIrene Montero, mantuvo su inaceptable equidistancialimitándose a censurar "todas las violencias".

Ya han muerto 90 manifestantes en las protestas contra el chavismo, pero la comunidad internacional se muestra incapaz de ejercer presión contra Maduro, quien, cargado de cinismo, aseguró que no va a ser "cómplice de hechos de violencia" en alusión a lo ocurrido en la Asamblea, como si él no tuviera nada que ver. Y todo apunta a que la violencia se va a recrudecer ante las decisivas citas de julio, trascendentales para Venezuela.
El Gobierno mantiene su propósito de convocar el día 30 una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución. Si lo consigue, el chavismo culminaría su autogolpe de Estado. Para impedirlo, la oposición ha convocado a un plebiscito el día 16, con el fin de que los venezolanos se pronuncien sobre la Constituyente. El régimen trató de impedirlo con el asalto a la Asamblea. Ya buen seguro intentará silenciar a los venezolanos a sangre y fuego. Corresponde a la sociedad de naciones demostrar que está con la democracia y que apoya a quienes se juegan la vida por defenderla.

El Mundo, Madrid, España, https://amp.elmundo.es/opinion/2017/07/07/595e76be22601dc0298b45d9.html

------------

7. La Unidad Nacional, en estado terminal

La coalición oficialista se está reventando. Con el sol a sus espaldas y poca mermelada disponible, el gobierno tiene el reto de recomponerla para completar la implementación de la paz.

Después de siete años de funcionar como un reloj, la Unidad Nacional está en cuidados intensivos. Excepto el Partido Liberal, que se ha mantenido firme en el apoyo al gobierno de Juan Manuel Santos y ha respaldado su política de paz, están tomando distancia del gobierno los partidos que conformaban la coalición parlamentaria mayoritaria, esto es Cambio Radical, el Conservador y La U.

Eso quedó en evidencia hace tres semanas, cuando el gobierno tuvo que posponer hasta el 20 de julio la discusión sobre las circunscripciones especiales con las que busca que regiones marginadas lleguen al Congreso. Ese día la rebeldía parlamentaria estuvo a cargo de La U, la bancada más grande del grupo del presidente. La mitad de sus senadores no asistieron al recinto y afectaron el quorum para votar el proyecto. Lideraron la disidencia algunos miembros de la bancada costeña, que desde hace meses se han mostrado inconformes con la repartición de cuotas burocráticas del gobierno. Ya habían hecho sentir su malestar cuando amenazaron con descompletar el quorum en la discusión del Estatuto de la Oposición, meses atrás.

Varios congresistas de esa colectividad sienten que el gobierno no ha recompensado bien su apoyo al proceso de paz, que tiene una imagen negativa del 62 por ciento en parte por las estrategias de la oposición. Y algunos liberales manifiestan el mismo malestar. Aunque los rojos tienen más cargos en el gobierno, coinciden con los miembros de La U en la percepción de que deberían tener más.

En ambas toldas, la continuidad de las cuotas burocráticas de Cambio Radical atiza esa sensación. En efecto, el partido de Germán Vargas está formalmente en la coalición pero se ha dado el lujo de limitar su compromiso con los aspectos más polémicos del acuerdo con las Farc. En los corrillos liberales y de La U consideran “injusto” que el partido del exvicepresidente siga teniendo el Ministerio de Vivienda, la Agencia de Seguridad Vial, la Superintendencia de Servicios Públicos y la Aeronáutica Civil, al tiempo que no le pone el pecho a la paz para sintonizarse con las encuestas.

Recientemente el director del partido, Jorge Enrique Vélez, aseguró que su bancada no acompañará temas claves de la agenda legislativa del segundo semestre: el proyecto de tierras y la reforma política. Así mismo, calificó de inconstitucionales la mayoría de los decretos que presentó el Ejecutivo relacionados con los acuerdos de paz. Ante esas declaraciones, las bancadas de La U y el Partido Liberal reaccionaron y le pidieron al gobierno volver a articular las mayorías. “No podemos seguir durmiendo con el enemigo, es necesario que se recomponga la unidad”, afirmó el senador Armando Benedetti, presidente de La U.

Rearmar la coalición requiere reforzar el compromiso legislativo de los conservadores. Aunque el anuncio de la alianza de los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe generó malestar en las directivas azules por considerar que Pastrana descalificó al partido, sus mayorías están listas para desplazarse al uribismo. Por eso, el gobierno tiene la meta de conservar sus votos este semestre y para lograrlo cuenta a su favor con que el 20 de julio asumirá la presidencia del Congreso el senador Efraín Cepeda, elegido con el apoyo de la Unidad Nacional. Reforzar la lealtad azul resulta fundamental para que la agenda de paz salga adelante. Sobre todo en el Senado, ya que allí las cuentas del gobierno están más apretadas que en la Cámara. Convocar a los conservadores hasta diciembre significa darle mayor representación nacional al partido. Por ahora, suena la posibilidad de que pasen a controlar la Superintendencia de Notariado y Registro, hoy en manos de Cambio Radical.

La dispersión y el descontento de los partidos de la Unidad Nacional tienen varias razones. La primera es que después de casi dos periodos presidenciales, cualquier coalición se desgasta. La segunda, que ya no hay reelección presidencial. A diferencia de 2014, cuando los partidos mayoritarios apostaron por la continuidad de Juan Manuel Santos y el gobierno tenía las cartas en la mano para hacer compromisos políticos por cuatro años más, esta vez el presidente no será candidato. Y la tercera razón, la más fuerte, es la cercanía de la campaña electoral. A casi un año del cambio de gobierno, la mayoría de los congresistas comienza a pensar a qué propuesta política vincularse para garantizar su permanencia en las curules.

A diferencia de los liberales, que por ahora se mantienen cohesionados, un sector mayoritario de La U podría desplazarse hacia el uribismo. Otro grupo se acercaría a Cambio Radical más aún si se considera, como dijo su director a SEMANA, que el buen posicionamiento de Germán Vargas en las encuestas de intención de voto “ha permitido que al partido lleguen muchas personas que hoy están en el Partido Liberal, en La U, en el Conservador y en otras fuerzas políticas”.

Hay varias interpretaciones de lo que debería hacer el gobierno para recomponer las mayorías y, al menos, contar con ellas para aprobar lo que queda de la agenda de paz. La primera, que coincide en la necesidad de reajustar la representación partidista en el poder, es de una alta complejidad para el gobierno. Este se encuentra en el dilema de mantener cerca a Cambio Radical o marcar una ruptura con Vargas Lleras al quitarle algo de burocracia para repartirla entre La U y los conservadores. En el primer escenario, apostaría a seguir considerando al partido del exvicepresidente parte de la coalición y facilitar que su colectividad participe, en 2018, de una de las alianzas interpartidistas que buscan darle continuidad a lo pactado en el acuerdo con las Farc. En la segunda, asumir que con La U, los liberales y los azules el gobierno puede garantizar mayorías, con el riesgo de que Cambio Radical radicalice sus posiciones críticas frente a la implementación.

Los políticos cercanos al gobierno piensan que, para que este mantenga su capacidad de maniobra en el Congreso este año, debe, entre otras cosas, hacerle contrapeso a la dispersión de La U. Para ello el partido deberá concretar si tendrá candidato presidencial o no, y, en caso positivo, cuál sería el mecanismo para escogerlo. También cuáles serán sus líneas de acción en la campaña. El presidente Santos, considerado el jefe de la colectividad, debería tomar esas decisiones.

Entre los miembros de la coalición se menciona una alternativa adicional. La posibilidad de que los partidos que han respaldado las iniciativas de paz del gobierno generen un hecho político para hacerle frente a las alianzas de derecha que –como la de Pastrana y Uribe– ya están cuajando. Eso supondría anunciar pronto cómo se organizarán electoralmente las fuerzas que defendieron el Sí en el plebiscito. No obstante, las motivaciones individuales de más de nueve precandidatos que hoy representan esas fuerzas permiten pensar que por ahora es difícil lograr un consenso para llegar unidas a la primera vuelta. Jorge Robledo, candidato del Polo, está de pelea con Clara López. Y los verdes, Robledo y Fajardo trabajan por hacer su propia alianza.

La semana pasada se frustró una reunión en la que el presidente, el ministro del Interior y otros miembros del gabinete iban a discutir cómo recomponer las mayorías. Pero si el gobierno quiere garantizar que su política principal no fracase en el último momento, deberá considerar esa tarea como una prioridad. No es fácil, teniendo en cuenta los bajos niveles de popularidad del mandatario y la cercanía de las elecciones. Pero si no recompone la coalición, el gobierno corre el riesgo de que se le queme el pan en la puerta del horno.

Semana, Bogotá, http://www.semana.com/amp/index?id=531772&type=1

-----------

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes