Facebook

     SiteLock

Última hora
En sus marcas - Sábado, 16 Diciembre 2017 06:24
Cae el telón - Sábado, 16 Diciembre 2017 06:24
José Obdulio, historiador negligente - Sábado, 16 Diciembre 2017 06:24
Conocer y decidir - Sábado, 16 Diciembre 2017 06:24
El ELN y Santos - Sábado, 16 Diciembre 2017 06:24

COLOMBIAN NEWS

8 de mayo de  2017 

1.    Bienvenida la candidatura de Rafael Nieto Loaiza

2.    En busca del tiempo perdido

3.    Seductora ilusión agraria

4.    Cuba, Venezuela, Farc

5.    Venezuela: Es necesario detener al régimen que ejecuta un genocidio

6.    EE.UU. y Perú analizan la crisis de Venezuela

7.    Tintori confirma el buen estado de salud de Leopoldo López

8.    Macron y la guerra contra el populismo 

Bienvenida la candidatura de Rafael Nieto Loaiza 

Por Alfonso Monsalve Solórzano

Periódico Debate, Bogotá

7 de mayo de 2017 

Bienvenido a la carrera presidencial por el Centro Democrático. En esta semana comenzó a moverse su precandidatura.  Es un hombre joven, preparado, con excelentes relaciones con dirigentes conservadores y liberales, con oficiales retirados de las fuerzas Armadas y de Policía, con movimientos sociales y con empresarios. Conoce el país, ha seguido las negociaciones entre el gobierno y las Farc, de las cuales ha sido un crítico con argumentos y participó como vocero del No en las conversaciones fallidas, por tramposas por parte del gobierno, posteriores al triunfo de la oposición. Sabe de relaciones internacionales y ha defendido los intereses del país en litigios en los que ha estado en juego el territorio nacional, a pesar de la actitud entreguista del actual gobierno. Y por encima de todas las cosas, le cabe el país en la cabeza. 

La semana pasada publicó un artículo que es un verdadero esbozo de programa de gobierno, en el que defiende la construcción de una coalición nacional que enfrente al estado actual de cosas del país y permita la llegada al poder en 2018 de las fuerzas que se han opuesto a los excesos del binomio Santos – Farc, que han generado un golpe de Estado y una entrega acelerada de nuestra democracia a esa guerrilla. De tiempo atrás ha propuesto esa idea, que aquí, en esta columna, también se ha defendido.  Su ingreso a la arena política es una buena señal de la renovación en la dirigencia política, que en el Centro Democrático se expresa así mismo en la precandidatura de Iván Duque. 

La alianza que propone Nieto, presupone en primer lugar, la unidad del Centro Democrático, a propósito de la Convención que se realizará mañana sábado (escribo este artículo el viernes), que seguramente formulará en las líneas fundamentales para el accionar de ese partido en el futuro próximo con el objetivo de obtener la mayoría del congreso y ganar la presidencia de la república en la primera vuelta. 

Dicha unidad se expresará en la posibilidad de que los distintos candidatos a la presidencia puedan presentar sus propuestas y someter sus nombres a consideración del Partido, bajo la condición de unas reglas adoptadas por consenso, para que este finalmente tome una decisión (para mi gusto, el Centro Democrático debería delegar en Uribe la responsabilidad de escoger el método de selección del candidato, que incluiría la opción de que  el expresidente lo haga directamente, luego de escuchar sus planteamientos y seguir su evolución durante un cierto tiempo). 

La unidad interna es, en la lógica que Nieto presenta, condición necesaria pero no suficiente del triunfo de la oposición en 2018. Para este objetivo se requiere el concurso de “la base conservadora, los católicos, cristianos y judíos amenazados en su fe, los militares y policías en retiro y sus familias, las víctimas de la guerrilla, los campesinos, agricultores y ganaderos”, pero deberá ´poder incluir a esa mayoría que se abstuvo en el plebiscito, a los desengañados con el sí, a esa inmensa masa de compatriotas  que desaprueba a Santos en razón de la corrupción y su desastrosa gestión económica, la reforma tributaria, etc. (http://www.elcolombiano.com/opinion/columnistas/gran-alianza-por-una-colombia-justa-y-prospera-ED6423666). 

Se trata de un gran Frente, que implicaría, en una segunda etapa, según mi leal saber y entender, un pacto con todas las fuerzas y sectores que se opongan al actual estado de cosas, que se encarne en una fórmula presidencial ganadora y en coaliciones para el congreso, donde ellas sean aconsejables y posibles. Aquí hay un punto crucial, para mí: el país requiere que esa coalición, con boleto presidencial definido, esté lista para enfrentar la primera vuelta. 

Ahora bien, esto se puede lograr con un programa que recoja las reivindicaciones de todos esos grupos, y Nieto presenta uno con esas características: defensa de la democracia y las instituciones que le son inherentes; que corrija lo inaceptable de los acuerdos entre gobierno y Farc, luche contra el narcotráfico, resultado de las concesiones del gobierno a las Farc, pero proteja a los desmovilizados; cree riqueza y avance en la eliminación de la pobreza en el marco de la economía de mercado con seguridad y estabilidad jurídicas e incentivo a la inversión; que promueva la austeridad y el gasto público eficiente y con enfoque social; recupere el papel central en defensa de la soberanía interna y externa de la Fuerza Pública, asegure los derechos de sus miembros, recobre su moral de combate  y sus valores; enfrente a los violentos  de cualquier denominación, haga de la seguridad ciudadana el centro del accionar del estado, luche contra el microtráfico y la drogadicción; y luche decididamente  contra la corrupción, empezando por la que surge del clientelismo que es la marca de fábrica de este gobierno; y proteja la vida y los valores de familia, retados por un puñado de “progresistas” (Ibid).

Piensa Nieto que una coalición con estos objetivos es del centro a la derecha, no obstante, estoy seguro de que muchas personas que son de izquierda, pero les duele el país y no tienen compromisos burocráticos con los gamonales de esos partidos, pueden apoyar una propuesta de esta índole. Tal como están esbozados los puntos del programa eso es posible: todo mundo puede verse reflejado en ellos y defenderlos desde su particular punto de vista. 

Ahora bien, puede presentarse el caso de que alguien no esté satisfecho con determinados aspectos de un programa como éste. La consideración esencial aquí es si la propuesta apunta a resolver el problema central del país, la amenaza marxista. Si ese es el caso, otro tipo de consideraciones y valores, por importantes que parezcan, son secundarios y su discusión puede aplazarse, porque lo que es claro es que bajo la égida marxista no cabe la defensa de ninguna creencia, religiosa, política o social, que no sea la que esa dictadura maneje.

Los colombianos estamos a la espera de otras propuestas similares a las de Nieto, con matices probablemente distintos, pero que apunten a eliminar el peligro inminente de la dictadura marxista que se cierne sobre el país. Ojalá surjan. Enriquecerían nuestro arsenal ideológico.

----------------------------------------------------------------------------- 

En busca del tiempo perdido 

Por José Félix Lafaurie

@jflafaurie.

Contexto Ganadero, Bogotá

http://www.contextoganadero.com/columna/en-busca-del-tiempo-perdido

5 de mayo de 2017 

Si Proust hubiera escrito hoy su obra maestra, bien habría podido inspirarse en la historia colombiana, con sus vueltas de noria para llegar al mismo punto, como buscando el tiempo perdido sin encontrarlo. 

En la primera mitad del siglo XX, cuando en verdad había alta concentración de tierras heredada de la colonia y la repartija de los vencedores en las guerras del siglo anterior, pero también una enorme disponibilidad de tierras sin dueño –baldíos– para distribuir, los gobiernos liberales levantaron la bandera de la tierra, que se plasmó en la Ley 200 de 1936, con la novedad de la “adecuada explotación” como condición de propiedad, pero también como mecha de invasiones y conflictos. 

En medio de la discusión de los proyectos gubernamentales de reforma agraria, el racional de la Ley 26 de 1959, con ponencia de mi padre, por entonces Senador de la República, era que si se exigía la adecuada explotación era menester generar condiciones favorables, para lo cual se fortalecieron la Caja Agraria, el Banco Ganadero, los Fondos Ganaderos y el crédito agropecuario. 

Vendría luego la Ley 135 de 1961, bajo las presiones de la Alianza para el Progreso y la lucha contra el comunismo, que institucionalizó la reforma agraria basada en la redistribución de la tierra y en un mejoramiento de las condiciones de producción que, una vez más, nunca se dio. El resultado fue una maquinaria de corrupción e ineficiencia que no disminuyó la pobreza y profundizó el minifundio improductivo. 

Hoy, cuando la concentración de tierras bien habidas es más mito que realidad, y la de las mal habidas es la expresión de la incapacidad del Estado contra el delito, el artículo 101 del Proyecto de “Ordenamiento Social de la Propiedad y Tierras Rurales”, vuelve sobre “La Extinción del derecho de dominio agrario” por no explotación o aprovechamiento económico, salvo que existan circunstancias de fuerza mayor o caso fortuito que lo impidan, o bien, por violación de disposiciones ambientales. 

Casi 80 años después no encontramos todavía el tiempo perdido, y si hoy prevalece una explotación inadecuada de la tierra no es por causas imputables a los propietarios, sino por la existencia de “circunstancias de fuerza mayor” derivadas de la carencia de condiciones para el desarrollo por la ausencia del Estado. El Gobierno, permeado por la visión fariana –bolivariana– del desarrollo, persiste en echarle la culpa de todo a la distribución de la tierra, cuando la pobreza y el atraso son hijas no reconocidas de un modelo de desarrollo que abandonó al campo y hoy pretende exigir explotación adecuada y aprovechamiento económico. 

¡Por Dios!, pero si basta ver los noticieros para apreciar la miseria en Chocó, Cauca, La Guajira o Catatumbo; pero si la ONU y el Gobierno mismo casi no pueden llegar por trochas intransitables a las zonas de concentración, donde solo han existido durante décadas las Farc y el narcotráfico. 

Con semejante responsabilidad, ¿cómo se atreve a anunciar sanciones y amenazar la legítima propiedad de la tierra con la extinción de dominio? ¿Con qué criterio sancionará la violación de obligaciones ambientales no definidas con claridad y cuya administración está a cargo de corporaciones politizadas? ¿Puede un derecho constitucional quedar al arbitrio de una instancia administrativa como la Agencia Nacional de Tierras y de un Procedimiento Único y sumario? 

La propiedad privada y la libre empresa son fundamentos de la economía de mercado, y esta uno de los cimentos de la democracia liberal. Del otro lado están el control estatal de la propiedad y la economía centralizada que hoy se entronizan en Venezuela. ¿Para allá vamos?

--------------------------------------------------------------------------------------- 

Seductora ilusión agraria 

Por José Alvear Sanín

El Mundo, Medellín

8 de mayo de 2017 

El espejismo de la paz es lo único que supera la seductora ilusión de la reforma agraria. Sobre estos dos imaginarios, verdaderas panaceas, reposa siempre, desde Lenin, la propaganda comunista. 

No quiero extenderme sobre la cantilena de la paz, primera promesa de Vladimir Ilich, que tan pronto alcanzó el poder ordenó la rendición unilateral de Rusia frente a Alemania, mediante el tratado de Brest-Litovsk, del 3 de marzo de 1918. Paz bien fugaz, porque no pasarían muchos meses antes de que el gobierno bolchevique incendiara el inmenso país mediante una “reforma agraria” que condujo a la atroz guerra civil entre “rojos” y “blancos”, con varios millones de muertos antes de consolidarse la dictadura totalitaria. 

Bajo Stalin nunca se dejó de hablar de “paz”, mientras la represión y el hambre completaban la “reforma agraria”, hasta el punto de que durante incontables años hubo un Premio Stalin de Paz, para galardonar ilustres compañeros de ruta que insistían en la vocación pacífica del “Padrecito”, mientras este engullía países y ampliaba el Gulag. Muerto el georgiano, el premio, como el Lenin de Paz,  siguió propalando la falacia.

Dejemos entonces la paz, para hablar de “reforma agraria”, la segunda bandera de Vladimir Ilich y de Iósif Vissariónovich. Para granjearse el apoyo del enorme campesinado ruso, Lenin decretó que la tierra era para quienes se apoderaran de ella. He ahí una primera “reforma agraria”, que condujo inevitablemente a previsibles violencia y mortandad. Luego vendría una segunda, bajo Stalin, la colectivización de la agricultura. 

Así como primero se expropió tanto a los latifundistas como a los empresarios agrícolas, que habían convertido al Imperio Ruso en una de las principales despensas del mundo, ahora se expropió a los productivos granjeros que habían surgido de la anterior reforma. Sobre la muerte de millones (¿veinte o treinta?) se montaron, tanto las granjas colectivas (kolkhoz) como las del Estado (sovkhoz), igualmente improductivas, que condenaron al pueblo soviético a la penuria durante setenta años. 

Sin embargo, “reforma agraria” se ha convertido en una seductora ilusión. Todo el mundo considera que nada hay más justo que repartir la tierra de los odiados propietarios rurales (que alimentan a los países) entre los campesinos (buenos por definición y poseedores de todas las virtudes, etc.). Como casi nadie tiene tierra, ni conoce la increíble complejidad de la agricultura y la ganadería, ni posee noción alguna de la imbricación de oferta-demanda-ecología-producción-distribución-sanidad-innovación-comercio internacional, etc., se celebra aquella abstracción de la “reforma agraria” como algo progresista, justiciero, elevado, deseable per se… ¡Así de simple! 

Si expropiar a quienes producen fuera la solución para alimentar y enriquecer a los países, las hambrunas crónicas de la URSS y la China de Mao no habrían tenido que dar lugar a contrarreformas que devuelven, en mayor o menor medida, la libertad económica, con el consiguiente incremento de la producción.

Pero estas últimas y necesarias contrarreformas en Rusia, China, Vietnam, no seducen ni ilusionan, nadie habla de ellas ni merecen estudio en nuestras universidades… 

Traigo esto a cuento porque después de 58 años de hambre en Cuba y de los desastrosos efectos de la reforma agraria inspirada por los Castro para Venezuela, gobierno y Farc se ponen de acuerdo para imponer, vía fast track, una ley de “orden social de la propiedad y tierras rurales”, similar a la de Chávez y redactada en Cuba.

Esos 166 artículos, ambiguos, enrevesados y orientados hacia la expropiación de los productores agrarios, arrasará dentro de una o dos semanas con nuestro modelo agrario (imperfecto pero productivo), para entregarle el campo a la demagogia, engendrar violencia, conducir a las peores confrontaciones, arruinar la producción, traer la hambruna y eliminar el porvenir económico y social. 

Pero como toda revolución comunista exige la expropiación de las tierras y la colectivización de la agricultura, esa ley pasará, para que comience en serio la gloriosa revolución colombiana, que nos llevará a rivalizar con la Venezuela de Maduro, tan admirada y respaldada por Timo y sus seguidores, actuales gobernantes de Colombia…

                                                                                         ***

Minucia: “Los predios rurales destinados a la recreación, arrendamiento y cultivos ilícitos, quedan excluidos de esta ley de expropiación rural” (Tomado del excelente artículo de Indalecio Dangond, Ley de expropiación rural. El Espectador, 5 de mayo 2017).

                                                                                         ***

Trío: Martín Santiago (coordinador de la ONU para la “entrega de armas”); Enrique Santiago (legislador de la nueva Colombia) y “Santiago” (Juan Manuel).                                                                                         ***

Maduro puede consolarse con el fervoroso apoyo de Mujica, quien se quita la careta democrática y bonachona para volver por sus fueros de terrorista incorregible.

-------------------------------------------------------------------------------------------

Cuba, Venezuela, Farc 

Por Fernando Londoño Hoyos

Periódico Debate, Bogotá

8 de mayo de 2017 

Para los que no lo conozcan, o para los que pretendan olvidarlo, alias Iván Márquez fue el sujeto que ordenó quemar vivas 119 personas, hombres mujeres y niños, que despavoridas se resguardaban en la humilde Iglesia del más humilde pueblecito de Bojayá, en el Departamento del Chocó. Por ahí sacarán en claro los lectores de qué clase de diablo hablamos. 

Pues Iván Márquez ha dicho que las FARC, de la que es comandante sub jefe, apoyan a Nicolás Maduro, a quien le deben el precioso regalo de las conversaciones de paz con Santos. Hay que desenredar esa madeja, porque Márquez no es un simple cretino que ignore lo que se llama el precio político que implican declaraciones de ese estilo. 

Cuando decimos Cuba, no nos referimos al noble pueblo martirizado hace más de cincuenta años por una pandilla de criminales comunistas comandada por los hermanos Castro. Nos referimos a la pandilla, claro está, y no al pueblo que la sufre. Ahí es donde empieza la tragedia. Porque se pregunta el menos listo qué es lo que hay en Venezuela, con Maduro, que pueda ser públicamente apoyado por las FARC. 

No muchos han reparado en una cuestión simplísima. Cuba se está jugando la vida en Venezuela. Así de sencillo. En medio de la penuria extrema que Venezuela padece, Maduro se las arregla para seguirle mandando entre ochenta y noventa mil barriles diarios de petróleo por día. Y en mantenerle, a su costa, las decenas de miles de miembros del ejército de ocupación que tiene en Venezuela. La suma de esas dos partidas, la del petróleo y la de sueldos y gastos de miles de bandidos anclados en Venezuela, dan un resultado colosal para las empobrecidas arcas cubanas. Si el petróleo no apareciera, y los soldados, asesores y pseudo médicos cubanos que están en Venezuela volvieran a Cuba para ser mantenidos por el régimen, colapsaría la economía castrista. 

Ahí está el secreto de la crueldad infinita con que trata Maduro a los que se manifiestan en la calle al grito de libertad y democracia. Maduro es un tontarrón iletrado y su asesor de cabecera, Diosdado Cabello, es además un patán fabulosamente enriquecido, capaz de casi todo. Pero no de tanto. Los que disparan y hacen disparar en las calles de Caracas contra jóvenes venezolanos inermes, son los cubanos. Y los cubanos son los que empujan a Maduro y a su camarilla de favoritos a mantenerse en el poder contra el mundo entero que los desprecia y rechaza. Y todo eso pasa porque las instrucciones de Raúl Castro son precisas. Matan al que tengan que matar, pero allá se quedan, cuidándome la espalda. 

Y es en ese horizonte de cenizas y vergüenzas en el que aparecen las FARC. Porque como todas las guerrillas que azotaron a Colombia fueron adiestradas y financiadas por las Unión Soviética y por los servicios secretos de la STASI, allá en Cuba. Márquez y Maduro son un par de brutos compañeros de escuela y socios en el crimen. Y por eso se apoyan, a pesar de cualquier cosa que les pese. Las FARC no solo están comprometidas con Maduro por la alianza que entre compañeros criminales ha existido siempre. La cosa es más honda y complicada. 

Cuando Álvaro Uribe Vélez, como comandante supremo de las Fuerzas Militares de Colombia, destruyó y arrinconó a las FARC, Chávez les dio refugio en Venezuela. La histórica y contundente denuncia la hizo, en inolvidable discurso ante el plenario de la OEA, el Embajador de Colombia Luis Alfonso Hoyos, quien dicho sea al pasar paga con el precio del destierro su franqueza y su elocuencia. Y ese refugio y esa alianza no terminan. Las FARC siguen proveyendo de cocaína al cartel de los soles, la organización delictiva de militares que se lucra del negocio y sostiene a Maduro para que siga mandando regalos a Cuba y pagando por el ejército de ocupación.

No paran ahí las cosas. Los bandidos de las FARC siguen en Venezuela. Se calcula que son más de cuatro mil los que campean a sus anchas en cinco estados venezolanos, partícipes del tráfico de cocaína y dueños del régimen de terror en esas regiones. 

El trío macabro se integra, pues, de ese modo. Cuba tiene sus dos matones entrenados, Márquez y Maduro, en Colombia y Venezuela. Por ahí dirigen la paz de Santos y la dictadura del cartel de los soles. Si se le acaba Maduro, se le fractura el negocio, se le acaba la invasión y se quiebra, literalmente hablando. Por eso sus esbirros matan venezolanos en las calles de Caracas y por eso Castro es miembro de la Comisión de Seguimiento en Colombia que es el poder legislativo real en el país, y por eso Márquez se atreve a manifestar su apoyo a Maduro. ¿Está claro?

-------------------------------------------------------------------------------------------- 

Venezuela: Es necesario detener al régimen que ejecuta un genocidio 

Por Elinor Montes *

Para Rescatar el Porvenir, Caracas 

6 de mayo de 2017 

El legado del difunto para la gente ha sido la tragedia de vivir una guerra no convencional, asimétrica y de cuarta generación, perversa, que lleva 18 años, declarada por el comunismo internacional contra la nación venezolana, que comenzó con una Constituyente inconstitucional que derogó la Constitución de 1961 por métodos distintos a los previstos en ella, para con la “bicha”, erigir esta truculenta “democracia participativa y protagónica” que nos ha llevado “al mar de la felicidad cubana” donde sólo los camaradas son “El Pueblo”. 

Guerra en la cual la represión ha sido inversamente proporcional a la popularidad del régimen, a menor popularidad mayor represión y que adiciona a la represión, persecución, espionaje-sapeo, tortura y asesinato, el saqueo y la destrucción de ciudades por parte de colectivos paramilitares con la participación de los cuerpos armados del Estado-partido, evidenciado en denuncias, fotos y videos; para doblegar la resistencia mediante el terror y el hambre. 

Es muy grave la denuncia del Gobernador de Miranda de la incorporación de presos comunes a las fuerzas de choque del régimen, que no tiene moral, ni escrúpulos, ni límites en hacer “lo que sea” para mantenerse en el poder, especialmente contra los jóvenes, héroes que luchan por su libertad a pesar de la terrible violencia desplegada y la asimetría. 

No contento con esto, ante la ola de repudio y de protestas en todo el territorio nacional de una abrumadora mayoría que quiere vivir en democracia y exige la salida de los camaradas, el régimen se radicaliza, en fraude a la Constitución inicia una  “Constituyente Comunal”, que no existe en la Constitución, con la venia del CNE y seguramente del TSJ para con un proceso electoral discriminatorio dar apariencia de legalidad al establecimiento definitivo del sistema comunal cubano, copiado de la Unión Soviética, propuesto por el difunto y rechazado contundentemente en un referéndum en el 2007, que permitirá al régimen el control total y definitivo sobre todas las instituciones, el territorio, la gente y los bienes, que agravará la desgracia que vivimos. 

Atacada así la gente por todos los flancos toca a la dirigencia establecer una nueva estrategia adecuada no a una lucha política convencional sino a una realidad de guerra de exterminio contra la disidencia que tiene el derecho y el deber de defenderse, de luchar por su libertad y solicitar ayuda internacional porque estamos hablando del enfrentamiento de un Estado totalitario que usa con saña el armamento que dispone contra una población civil indefensa que sale a manifestar pacíficamente con escudos de plástico, pañuelos impregnados de agua con antiácido y bicarbonato de sodio, pancartas y banderas.

Estamos hablando de la convocatoria del lumpen proletario y cuerpos armados paramilitares y oficiales del Estado-partido para que arrasen con las empresas, convocatoria que no se queda en palabras, el caso de Polar que fue nombrada específicamente se materializó en sus instalaciones en la Guacamaya, también para que saqueen los hogares, lo cual implica todo tipo de violencia de estas bandas contra la gente indefensa. Lo más insólito es que esta guerra fratricida está dirigida por Cuba.   

Es necesario detener al régimen que ejecuta un genocidio -ya no tan sofisticado: asesinatos –hampa y régimen-, hambre, violencia psicológica-estrés, enfermedad, carencia de medicinas y médicos, etc.-, y su denuncia ante los organismos internacionales para que actúen de forma más contundente, y lo más importante, la oración y la fe en que Dios Todopoderoso, en el nombre de su Hijo Jesucristo derramará su misericordia sobre nosotros y nos librará del mal en esta guerra que también es espiritual. Por último expreso mi dolor por las muertes de tantos jóvenes valiosos, su partida no será en vano, todos los caídos en esta lucha serán reivindicados con la conquista de la libertad y con ella el restablecimiento de la República de Venezuela. 

*La periodista Elinor Montes fue  brutalmente agredida en Caracas por la Guardia Nacional, hace unos años, durante una manifestación pacífica de la oposición. 

----------------------------------------------------------------------------------- 

EE.UU. y Perú analizan la crisis de Venezuela 

El Universo, Guayaquil

Con Afp

http://www.eluniverso.com/noticias/2017/05/08/nota/6173956/eeuu-peru-analizan-crisis-venezuela/

8 de mayo de 2017 

Estados Unidos se mostró más involucrado en la crisis venezolana. Este último fin de semana, el presidente Donald Trump se contactó vía telefónica con su par peruano Pedro Pablo Kuczynski para abordar “cómo hacer frente al deterioro de la crisis política y económica” en la nación petrolera. 

A través de un comunicado, la Casa Blanca destacó que Estados Unidos “trabajará junto con Perú en la búsqueda de mejorar las instituciones democráticas y ayudar al pueblo de Venezuela”, publicó infobae.com. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, reaccionó y aseguró que disponía de información, según la cual el mandatario peruano ha intentado convencer a Trump de que ‘invada’ Venezuela, publicó elpais.com. “Sé lo que haces en privado”, dijo Maduro. “Tenga cuidado con lo que hace, compadre”. Venezuela entra a la sexta semana consecutiva de violentas jornadas de protestas que ya dejan unos 38 muertos, más de 700 heridos y centenares de arrestos. Marchas de las mujeres opositoras y homenajes a los manifestantes caídos en las protestas fueron parte de las acciones este último fin de semana. 

La MUD no irá a reunión 

“¡No vamos!”, respondió la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) a una convocatoria que le hizo la comisión presidencial para la Constituyente, liderada por el chavista Elías Jaua. “Eso no es una Constituyente, no podemos ir a un proceso fraudulento (...) Aquí hay una Constitución y el Gobierno no puede derogarla por un acto de fuerza”, expresó el líder opositor Henrique Capriles, en compañía de dirigentes de la coalición, publicó Afp. Capriles descartó que la oposición acuda a la reunión hoy en el palacio presidencial de Miraflores para discutir la propuesta. En su lugar, el también gobernador de Miranda anunció que hoy los opositores marcharán hasta la sede del Ministerio de Educación –cuyo titular es Jaua–, en el centro de Caracas, para explicar los motivos por los cuales no participarán. 

La MUD rechaza que la propuesta de Maduro pretenda elegir la mitad de los 500 asambleístas que reformarán la Constitución por votación de sectores que, asegura, son controlados por el Gobierno, mientras solo la otra mitad se escogerá en comicios municipales. ,Capriles aseguró que Maduro –cuya gestión rechazan siete de cada 10 venezolanos, según encuestas–, lo que busca es evitar elecciones. “Las elecciones sectoriales no existen en la Constitución”, agregó el dirigente, que además anunció protestas todos los días de esta semana. Jaua dijo, en una entrevista a Televen, que la oposición ha decidido rebelarse de forma violenta contra el Estado. “Hay una delgada línea entre la guerra y la paz, el presidente ha insistido en un diálogo nacional”. Si se activara la Constituyente la Asamblea Nacional de mayoría opositora tendría que subordinarse a la Constituyente, agregó. En tanto, la activista Lilian Tintori logró entrar ayer a la prisión de Ramo Verde para visitar a su esposo, el líder opositor Leopoldo López, después de 35 días sin contacto, indicó en Twitter el vicepresidente de la Asamblea, Freddy Guevara.

---------------------------------------------------------------------------------- 

Tintori confirma el buen estado de salud de Leopoldo López

Por Gabriela Ferreira

La Razón, Madrid

http://www.larazon.es/internacional/lilian-tintori-logra-reunirse-con-leopoldo-lopez-tras-35-dias-en-aislamiento-JN15097952?sky=Sky-Mayo-2017#Ttt1B3rfx9hWvYfx

8 de mayo de 2017 

El aislamiento al que el Gobierno de Nicolás Maduro tenía sometido al líder opositor Leopoldo López finalmente cesó. Ayer, su esposa Lilian Tintori, su madre Antonieta Mendoza de López, y sus hijos Leopoldo Santiago y Manuela cruzaron el umbral del piquete de la Guardia Nacional que custodia la cárcel de Ramo Verde, a las afueras de Caracas. Lilian aseguró que su marido se encuentra en buen estado de salud. «Estoy bien, estoy vivo, estoy fuerte», dijo el opositor a Tintori según ella misma afirmó ante los periodistas al salir de la prisión militar de Ramo Verde, ubicada a las afueras de Caracas. Asimismo, confirmó que López grabó la «fe de vida» que difundió el Gobierno esta semana a través del canal del Estado pero aseguró que su mensaje fue editado para omitir las críticas del opositor por la situación de «aislamiento» en la que supuestamente se encuentra. 

López tenía un castigo al no permitírsele ver a su familia desde hace 35 días, fecha en la que se iniciaron las protestas y movilizaciones de la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática. Por diferentes vías Tintori exigió que le permitieran ver a su esposo. Pero no recibía respuesta. Más recientemente, la familia López vivió horas de angustia el pasado miércoles 3 de mayo cuando se corrió el rumor de que el dirigente del partido Voluntad Popular estaba delicado de salud y recluido en el Hospital Militar a causa de una «intoxicación». Rápidamente, dirigentes de su partido y los familiares del líder preso se movilizaron para exigir una «prueba de vida». A través de su programa de televisión, Diosdado Cabello, uno de sus carceleros, mostró un vídeo del que no quedaron convencidos ni sus allegados ni sus abogados. 

Al tiempo que Tintori estaba en Ramo Verde verificando el estado de Leopoldo López, en las calles de Caracas, jóvenes, músicos y artistas consagrados salieron a manifestarse con música, pese al duelo por el asesinato de Armando Cañizales, joven promesa del Sistema de Orquestas de Venezuela. A raíz de esa muerte no sólo el célebre director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel alzó su voz en rechazo a la violencia, sino también el panameño Rubén Blades, el cantante Residente y hasta el dominicano Juan Luis Guerra. 

Pese al rechazo de los sectores opositores y de algunos gremios por el proceso Constituyente que anunció Maduro, el Gobierno sigue con su estrategia. La comisión presidencial por la Asamblea Constituyente, conformada por Cilia Flores, esposa de Maduro, Elías Jaua, ministro de Educación, y algunos otros portavoces del chavismo, invitó a la Mesa de la Unidad Democrática a una reunión hoy lunes en el Palacio de Miraflores para explicar el alcance de la propuesta de hacer una nueva Constitución. Maduro insistió en que la Asamblea Nacional Constituyente es el «camino» para lograr la paz en el país, que ha registrado una ola de violencia en medio de protestas que ha dejado al menos 37 muertos y más de 700 heridos. «Basta de violencia criminal y terrorista contra el pueblo. Venezuela quiere paz, trabajo y prosperidad. El camino es el Poder Constituyente», escribió el mandatario en Twitter.

----------------------------------------------------------------------------------------- 

Macron y la guerra contra el populismo 

Libertad Digital, Madrid

http://www.libertaddigital.com/opinion/editorial/macron-y-la-guerra-contra-el-populismo-82147/

8 de mayo de 2017 

Finalmente no hubo sorpresas en las presidenciales galas y el candidato centrista Emmanuel Macron se impuso con contundencia a una populista Marine Le Pen que enseguida reconoció su derrota. Finalmente, 2017 no va a ser el año del populismo alt-right en Europa, que se las prometía muy felices en elecciones tan importantes como las celebradas en Países Bajos y Francia pero que no ha conseguido sus objetivos en ninguna de las dos. Afortunadamente, a su semejante, el populismo de extrema izquierda, tampoco parecen estar saliéndole las demagógicas cuentas. 

Es sin duda una buena noticia que los electorados de los distintos países no estén apostando por fórmulas profundamente reaccionarias, antiliberales, que excitan las más bajas pasiones y apuestan al cuanto peor mejor y al tensionamiento cívico, pero no por ello deja de ser un hecho que las sociedades en que medran tienen problemas de gran envergadura y que las elites nacionales y comunitarias no han estado a la altura en muy numerosas y fundamentales ocasiones. 

Esos problemas, relacionados por ejemplo con la inmigración, el islamismo o la configuración de los mercados laborales, van a seguir ahí, y no desaparecerán por el mero hecho de que se los arrumbe o difiera; tampoco se solucionarán remitiéndolos a unas instituciones europeas muy poco transparentes y que con harta frecuencia han hecho gala de unas maneras tan despóticas como escasamente ilustradas. 

Macron, sí, ha vencido, pero él es el primero que sabe que tiene por delante el muy difícil reto de convencer a una sociedad profundamente dividida, donde la mayoría lo ha votado no por sus virtudes sino para cerrar el paso a la líder del Frente Nacional. Macron ha hecho una segunda vuelta mucho mejor de lo que se esperaba, mostrando temple y aplomo y descolocando a una Marine Le Pen que a buen seguro no imaginaba que iba a morder el polvo nada menos que en un terreno en principio tan propicio para ella como el de los debates televisivos. Ahora se trata de saber si es capaz de ganarse la confianza de esa gran mayoría que lo ha aupado, y de extraer conclusiones de lo que está sucediendo no sólo en su país sino en el resto de Europa. Sin incurrir en triunfalismos insensatos ni en avestrucismos que no hacen sino engordar a las formaciones antisistema de uno u otro pelaje. Este domingo, en Francia, ni mucho menos se ganó la guerra contra el populismo, sino sólo una importante batalla.

-------------------------------------------------------fin-----------------------------------------------------------

 

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes