Facebook

     SiteLock

Última hora
Hay Fiscal - Sábado, 25 Marzo 2017 05:29
Discurso por las víctimas - Sábado, 25 Marzo 2017 05:29
La narcodependencia de las Farc - Sábado, 25 Marzo 2017 05:29
Volvámonos serios, presidente - Sábado, 25 Marzo 2017 05:29
Prieto, la astilla - Sábado, 25 Marzo 2017 05:29

La verdad sobre las mentiras contra Iván Duque Destacado

  • Jueves, Ene 12 2017
  • Escrito por 

Centro Democrático: el poder de las ideas (607)

1. La verdad sobre las mentiras contra Iván Duque

2. Holmes Trujillo: "Colombia es hoy un muro de contención frente al comunismo en la región"

3. ¿Revocar a Peñalosa?

4. Soros y el Infierno Progresista

-----------

1. La verdad sobre las mentiras contra Iván Duque

Camilo Rubiano Becerra

Kyenyke.com

"Es importante desvirtuar una por una las falacias que han dicho de Iván Duque".

Algunos piensan que la política es sinónimo de guerra sucia, trampa y corrupción, en parte  podrían tener la razón y mas si se analiza desde el contexto colombiano donde polula la práctica de estas reprochables conductas. Casos como los de Reficar, los tantos carruseles y carteles que se han descubierto en el país, son el reflejo de una clase política que ha ido perdiendo el respeto de sus electores.

En este inicio de año, el país debe pensar si quiere continuar con lo mismo, con una clase politiquera y clientelista, donde el único interés sea el propio y no el general. O mas bien, pensar en que este 2017 los colombianos podrán darle un giro de 180 grados y exigir un cambio en la forma de hacer política, una política donde prevalezcan los principios, las propuestas, el debate argumentado y el respeto por la diferencia de ideas.

En este ámbito ha surgido una cara nueva, que proyecta el cambio que requiere Colombia, una persona que ha demostrado capacidad, experiencia y ganas de trabajar por la construcción de un país seguro, equitativo, donde se respeten las instituciones y donde se proteja la inversión privada. Esa revelación política se llama Iván Duque Márquez, una persona que en estos años que lleva en el Congreso, ha realizado un trabajo donde prima la disciplina, la preparación, los argumentos y las propuestas. Es por eso, que este senador se ha convertido en el líder de la oposición en temas económicos y adicionalmente fue escogido como el mejor senador en el año que paso.

Pero lamentablemente, cuando una persona quiere darle un aire nuevo a la política, queriendo abolir las malas prácticas, se atraviesan los actores de la guerra sucia, basados en falsas acusaciones, queriendo evitar que el país tenga la oportunidad de corregir sus equivocaciones.

Por eso, es importante desvirtuar una por una las falacias que han dicho de Iván Duque.

Primero, dicen que Iván Duque es un infiltrado en el Uribismo:

Falso. Duque durante el Gobierno de Álvaro Uribe fue unos de sus representantes en la Junta Directiva del BID, al lado de Luis Guillermo Echeverri. Pasados 2 días de dejar la Presidencia, Uribe lo nombro su asesor en las Naciones Unidas y adicionalmente lo designo su profesor asistente en Georgetown University, lo encargo de su agenda internacional y fue el coordinador del proyecto de sus memorias “No hay causa perdida” donde el propio Uribe en los agradecimientos resalta el papel protagónico señalando “Iván es más que sabio y tiene un futuro brillante”. Fue el propio Uribe quien le ofreció aspirar al Senado, dejando una brillante carrera en el BID. En la carrera política que empezaba a enfrentar el Centro Democrático por la presidencia, Uribe designa a Iván Duque como Director Programático de la campaña de Oscar Iván Zuluaga y como consecuencia construye con sus propias manos el plan de gobierno del candidato Zuluaga.

Segundo, dicen que Iván Duque es comunista:

La sola afirmación es absurda como pensar que Uribe comulga con ese pensamiento de izquierda. Duque ha combatido al chavismo con dureza y esto se evidencia en que fue él, el único senador capaz de liderar una proposición en el Congreso de la República donde se cuestionó al régimen de maduro y se exigió la libertad de todos los presos políticos en Venezuela. Fuera de eso el pensamiento económico de Duque, es claro, la defensa de la iniciativa privada, la deja ver en sus libros “Pecados Monetarios”, “La Economía Naranja” y “Efecto Naranja” prologado por Álvaro Uribe donde plasma frases como esta: “a Iván Duque Márquez le caben perfectamente las palabras del expresidente Alfonso López Pumarejo, quien se refería a “audacias menores de 40 años”. Y le caben por su juventud, pero mucho más por su preparación, disciplina, coraje y su capacidad de lucha”.

Tercero, Iván Duque es santista:

Tan absurda como la anterior falacia. Es cierto que Duque fue asesor de Santos hace 17 años, cuando este fue Ministro de Hacienda. Pero desde el 2001 Duque no tiene ninguna relación laboral con Santos, es más, negó varios ofrecimientos que le hicieron para participar en el ejecutivo, algo que no ocurrió con varios personajes que decían ser uribistas. Por el contrario Duque ha sido su más duro opositor en temas económicos, como lo resaltan varias publicaciones, entre esas una de la Revista Dinero.

Además, ha sido el congresista del Centro Democrático que más debates le ha hecho al Gobierno Santos como se puede observar:

Situación Minera

Situación Agrícola

Isagen

Regla Fiscal

Costos del Post Conflicto

Paro Camionero

Sector Eléctrico

Acto Legislativo

Equilibrio de Poderes

Reforma Tributaria

Plan de Desarrollo

Situación Económica

Cuarto, Iván Duque no tiene el tema de seguridad en su visión de país y no rechaza a las FARC:

Nada más falso y absurdo que eso. Duque ha denunciado en sus columnas todo lo que ha ocurrido y fue quien defendió de primero la postura del NO en el Centro Democrático: como se ve en su columna del 20 de Julio.

Adicionalmente, Duque recorrió el país y le dio nivel al debate, ya que el con los textos en la mano le demostró al país los grandes riesgos del acuerdo entre las FARC Y Santos.

Quinto, Iván Duque tiene un pacto secreto con Fernando Carrillo:

Mentira. Fue Álvaro Uribe quien le pidió a Duque, Ernesto Macías y Honorio Henríquez, estudiar las propuestas de Carrillo y fue la bancada entera la que definió con el visto bueno de Uribe la decisión de votar por Fernando Carrillo para escogerlo como Procurador. En esa misma línea el ex procurador Alejandro Ordoñez respaldo a Carrillo, lo que en el Congreso si fue un secreto a voces.

Sexto, Iván Duque es una ficha de Soros:

Falso. Duque es un hombre de grandes conexiones internacionales construida en sus años que estudio y trabajo en el exterior y por eso es bien sabida su cercanía y buenas relaciones con grandes líderes del Partido Republicano de los EEUU como John McCain, George y Jeb Bush, Donald Rumsfeld y varias personas del círculo cercano del Presidente electo Donald Trump. Así mismo, tiene relaciones igualmente buenas, con líderes Demócratas como Bill Clinton, Madeleine Albright, Tom Daschle, entre otros. También es conocido que Duque tiene amistad con Rupert Murdoch, James Dimond y otros grandes líderes empresariales de los dos partidos. Es por esto, que Duque fue el hombre de confianza de Álvaro Uribe en su agenda internacional.

 

 

Sus críticos aducen una cercanía con Soros, basada en una columna que Duque escribió sobre una conferencia que Soros dio en Viena, lo que no cuentan, es de la defensa que Duque ha hecho de Karl Popper, uno de los filósofos más críticos frente al comunismo.

Séptimo, Iván Duque es promovido por medios amigos al “santismo”:

Falso. A Duque lo han exaltado debido a su desempeño como senador, medios y periodistas afectos y no afectos al gobierno Santos, por su trabajo y disciplina en el año 2014 y 2015 fue el segundo mejor senador, escudando al Presidente Uribe y el año que paso fue escogido como el mejor. Fue el primer senador del Centro Democrático en lograr que el Congreso le aprobara una ley de su autoría, adicionalmente junto a la Representante Tatiana Cabello lograron con un proyecto de su autoría, que la licencia de maternidad pasara de 14 a 18 semanas. Es por esto que periodistas que no son cercanos al gobierno como, Juan Lozano, Plinio Apuleyo, Mauricio Vargas y Héctor Osuna, han exaltado el trabajo, la preparación y la altura de sus debates en el Congreso.

Octavo, Iván Duque fue samperista:

Falso. Duque fue opositor como líder universitario, participo en el movimiento 8.000 firmas por la verdad. La columna que Duque escribió hace 20 años en 1997, sobre el General Harold Bedoya y por la que lo señalan como samperista, no es más que una crítica respetuosa al silencio que mantuvo el general y parte de la institución militar, frente al proceso 8.000. Es preciso señalar, que Duque ha sido un defensor de la fuerza pública, no en vano ha sido invitado en varias ocasiones por ACORE. El año pasado, Duque fue invitado por la Universidad Sergio Arboleda, de donde es egresado, para que dictara la Cátedra de Cultura Colombiana, famosa porque el líder conservador y opositor del samperismo, Álvaro Gómez Hurtado la dictaba.

Noveno, la economía naranja, es una tesis comunista:

Falso y absurdo. La economía naranja, está basada en la protección de la propiedad privada, en la promoción de la iniciativa privada, en el apoyo a la creatividad y talento de las personas, nada más distinto a las tesis socialistas.

Decimo, Iván Duque es liberal:

Falso. Duque renuncio al Partido Liberal, para participar en la fundación del Centro Democrático. Cabe recordar, que Álvaro Uribe fue Liberal, al igual que María del Rosario Guerra, Ernesto Macías, Jaime Amín y José Obdulio Gaviria, origen que no le quita peso a sus posturas y defensa que realizan por las tesis uribistas.

Decimoprimero, Iván Duque es otro Santos:

Su lealtad con el uribismo lo demuestra con su trabajo diario, su defensa en el congreso ante críticos del Centro Democrático ha sido directa, ha logrado interpretar el querer de una nueva generación y atraerlos a las tesis uribistas, su discursó no solo se ha centrado en el problema de las FARC, error en el que cayeron algunos líderes del partido, Duque ha ido más allá, teniendo una visión integral de Colombia.

Decimosegundo, a Iván Duque le dio un premio la Revista Semana:

Falso. El premio no es de la Revista Semana, es de la Fundación Colombia Líder y es el premio más importante del país, en términos de liderazgo. Entre los premiados y nominados por su liderazgo estuvieron Natalia Ponce de León y el Alcalde del Centro Democrático en San Vicente del Caguán, Humberto Sánchez. No deja de ser reprochable la critica que se le hace a Duque, teniendo en cuenta, que el reconocimiento fue dado por su labor como opositor al Gobierno Santos, algo que debe generar orgullo y no preocupación dentro del partido.

Decimotercero, existe una guerra sucia contra Iván Duque:

Verdadero. Duque con su trabajo, disciplina y preparación, se ha convertido un protagonista en la política colombiana. Ha pisado callos en todos los sectores, con sus debates ha logrado desnudar todos los graves errores e irresponsabilidades de Juan Manuel Santos y su gobierno. Con la agenda social que Duque ha presentado, le está quitando buena parte del discurso a la izquierda del país. Así mismo, Duque por ser una persona que genera consensos y no polariza, convirtiéndose en ese líder ganador que necesita el país y el Centro Democrático, incomoda a un grupo pequeño de la extrema derecha que anhelan más de lo mismo en el partido.

Tan creíble es la imagen de Duque, que personas que fueron clave en la primera Campaña de Álvaro Uribe como: Fabio Echeverri, Luis Guillermo Echeverri, Alicia Arango, Gloriza Ramírez y Alberto Carrasquilla lo están acompañando.

Ante esto, es propicio que en este año que comienza, uno de los propósitos sea luchar por el cambio en la política, con líderes nuevos, como alguna vez lo dijo John F Kennedy “ Es el tiempo de las nuevas generaciones de líderes, para que enfrenten nuevos problemas y nuevas oportunidades. Porque hay un nuevo mundo para conquistar”.

http://www.kienyke.com/kien-escribe/la-verdad-sobre-las-mentiras-que-se-dicen-de-ivan-duque/

------------

2. Holmes Trujillo: "Colombia es hoy un muro de contención frente al comunismo en la región"

Libertad Digital, Madrid, enero 11 de 2017.

Carlos Holmes Trujillo, una de las figuras más destacadas del partido de Uribe, analiza lo ocurrido en Colombia y los acuerdos con las FARC.

El diplomático colombiano Carlos Holmes Trujillo es una de las figuras más destacadas del Partido Centro Democrático del expresidente Álvaro Uribe, e incluso figura en las quinielas como posible candidato a la presidencia. Este miércoles ha estado en Es la Mañana de Federico para comentar la situación en Colombia, tras el nuevo acuerdo entre Santos y la guerrilla narcoterrorista de las FARC que ha calificado como "uno de los más tristes episodios de la vida colombiana".

Holmes Trujillo ha recordado que "el pueblo colombiano rechazó que los delincuentes no pagasen ni un día de cárcel" en el referéndum convocado hace unos meses, así como otras consecuencias del acuerdo como que "el narcotráfico no sea conectado al delito político" o que los delincuente "puedan ser elegidos" para cargos políticos inmediatamente, elementos que se incorporan al nuevo acuerdo que no pasará por un proceso de referéndum.

Un acuerdo cuyas consecuencias ya se están viendo sobre el terreno: "Después de un esfuerzo gigantesco bajamos el número de hectáreas de coca cultivadas hasta 60.000, pero en 2015, según cifras de la oficina de Naciones Unidas contra la droga y el delito, ya están en 100.000 porque el acuerdo bajó la percepción del riesgo". También se debe a que "resolvieron hacer caja", es decir, "siembre droga para que guarde platica para la etapa que viene".

Ante la pregunta de Jiménez Losantos sobre por qué los expresidentes Pastrana y Uribe no pidieron la dimisión de Juan Manuel Santos tras su derrota en el referéndum. Según Holmes Trujillo lo hicieron por un "sentido de institucionalidad". No obstante ha recordado que Colombia vivirá elecciones en 2018 y por tanto "está en manos del pueblo colombiano".

Sobre la polémica visita del presidente francés, François Hollande, a Colombia, concretamente a las zonas de agrupamiento de las FARC, ha recordado que "la Fiscalía General de la Nación calcula que hay cerca de 2.000 acciones criminales cometidas por las FARC que encajan dentro de crimen de guerra o de lesa humanidad". Por tanto, se ha preguntado sin Hollande con su visita quiere lanzar el mensaje de que "no pasa nada y que pueden ser perdonados".

Otro de los apoyos internacionales que tuvo el acuerdo de Santos con las FARC provino desde el Vaticano. Sobre el Papa Francisco ha sido prudente, "el Papa se equivocó porque resolvió tomar parte en un proceso político interno". Sin embargo, "ni siquiera el Papa pudo convencer a los colombianos porque éstos rechazan mayoritariamente a las FARC".

Crisis de valores en Occidente

Occidente vive una crisis de partidos políticos, auge del populismo y una amenaza clara a su estilo de vida proveniente del terrorismo islámico. En este contexto, Holmes Trujillo ha reconocido que es "muy difícil crear y consolidar un nuevo partido como el Centro Democrático" pero en su opinión "estamos avanzando bien y ya estamos de cara a los procesos electorales de 2018".

El precandidato ha apostado por "hacer bien nuestro proceso interno, mediante unas primarias como en EEUU, dejar abierta la puerta a posibles coaliciones y definir rápidamente las bases que le vamos a presentar a los colombianos".

Sobre el proceso electoral de 2018 ha dicho que Santos no se puede presentar a la reelección. "No se puede hablar de delfín de Santos". Las FARC están "planteando un gobierno de transición hacia el socialismo". Esto sería sólo un paso "hacia un gobierno liderado por ellos o del que hagan parte con el propósito de que esas ideas tengan prevalencia en Colombia y nosotros tenemos que oponernos a eso".

Sobre Venezuela ha dicho que "tendrá un mal final" porque "se acabó con la democracia mientras los países del hemisferio han sido cobardones en su relación con Maduro". En cuanto a Cuba ha pedido esperar a "ver qué pasa ahora con el nuevo presidente de EEUU".

Frente a estos países de la región, "Colombia es hoy un muro de contención frente al comunismo en la región". Algo que lleva siendo ya desde tiempo del fallecido Hugo Chávez. "Ellos atacan tanto a Colombia porque tienen un proyecto político continental y requiere focos de apoyo". Ante esta amenaza "debemos liderar un proceso de fortalecimiento de nuestras organizaciones regionales" ya que "el proyecto de socialismo siglo XXI que puso en marcha Chávez incluía el debilitamiento de las organizaciones regionales y la creación de unas las nuevas para manejarlas a su antojo".

"Ha pedido fortalecer la empresa privada y de garantizar la seguridad a los colombianos". Para ello es "fundamental nuestra relación con EEUU y con la UE, especialmente con España". En cuanto a los aliados en la región ha dicho que "tenemos que fortalecer la alianza Pacífico, es decir con Perú, Chile y México". Por coincidencias "económicas y políticas".

http://linkis.com/libertaddigital.com/kGAWJ

-----------

3. ¿Revocar a Peñalosa?

Samuel Hoyos

El Nuevo Siglo, Bogotá, Enero 10 de 2017

En cabeza del entonces Representante a la Cámara por Bogotá, Miguel Gómez Martínez, iniciamos un proceso de recolección de firmas para revocar el mandato de Gustavo Petro como Alcalde Mayor de Bogotá. Sus chambonadas, la mala gestión, los escándalos de corrupción de la Bogotá Humana y el descontento generalizado de la ciudadanía, nos llevaron a promover la revocatoria del mandatario que había llegado al Palacio de Liévano con apenas el 30% de los votos de los bogotanos. La reacción de Petro fue emprender una tutelatón, obligar a funcionarios y contratistas del Distrito a salir a las calles, victimizarse alegando que era objeto de una persecución política por parte de los carteles de la contratación. Como no tenía resultados para mostrar se dedicó a descalificar y a llamar mafiosos a quienes queríamos garantizar el derecho de los ciudadanos a revocar a su mandato.

Más de medio millón de bogotanos firmaron para que se convocara la consulta popular y a pesar de que la Registraduría avaló las firmas, la Corte Constitucional le dio largas al proceso hasta impedirlo. El Gobierno Santos, agradecido con Petro y a cambio de su apoyo a la reelección presidencial, logró dilatar la convocatoria de la consulta ciudadana hasta que finalmente fuera cancelada por “inoportuna”. Petro congestionó los juzgados con tutelas alegando toda suerte de leguleyadas, y en lugar de gobernar, se dedicó a echar discursos desde su balcón a los funcionarios de la alcaldía y a su clientela política. Para revocar a Petro sobraban los motivos.

Ahora, al cumplirse el primer año de gobierno de Enrique Peñalosa en Bogotá, el petrismo le ha iniciado un proceso de revocatoria del mandato. Tal vez motivados por la principal virtud de Enrique Peñalosa: ser la antítesis de Petro.  La gestión más importante de Peñalosa, como Alcalde de Bogotá, ha sido resolver los problemas que heredó de Petro, poner la casa en orden después de una administración marcada por la corrupción, la ineficiencia y las malas decisiones, no es tarea fácil.

Es legítimo, válido y hasta sano, que se utilicen los mecanismos de participación popular. La revocatoria del mandato es un derecho de los ciudadanos para revocar o refrendar el mandato que le han dado a sus gobernantes en las urnas. Lo que resulta contradictorio es que ahora sea Gustavo Petro quien promueva la revocatoria de su sucesor. La intención de Petro es impedir que Peñalosa haga un buen gobierno en Bogotá, para que el contraste con su penoso paso por la Alcaldía no le opaque tanto su aspiración presidencial.

El reto que ahora tiene Peñalosa es destapar todas las ollas podridas que dejó Petro y hacerlas visibles. La revocatoria, puede ser una nueva oportunidad para derrotar a Petro antes de la elección presidencial.

@SHOYOS   

-----------

4. Soros y el Infierno Progresista

Dice la sabiduría popular que el camino al infierno está tapizado de buenas intenciones. Si eso es así con las buenas intenciones ¿Qué esperar de las intenciones perversas, del mal solapado de “buenismo”? ¡Pues el infierno mismo!

El confuso y contradictorio artículo de George Soros reproducido por El Espectador, muestra el desespero de la progresía mundial con la decisión de los estadounidenses de elegir a Donald Trump como su presidente. Si para algo está sirviendo el “efecto Trump” es para develar aún más los inquietantes rasgos de esa profunda enfermedad espiritual que es el progresismo, la misma que está arrastrando a Occidente de manera gradual a su propia destrucción; como una pócima venenosa inoculada en pequeñas dosis que hacen imperceptible el fatal efecto de envenenamiento mortal en curso.

Las palabras de Soros ponen de presente el rasgo principal de la patología progresista: la completa inversión entre la apariencia y la realidad; el engaño premeditado como parte de una estrategia cuyos objetivos encarnan la perversión, el hedonismo y el poder; donde la mentira se disfraza de verdad y la patología moral hace predicar como bueno lo malo y ocultar de manera insidiosa las verdaderas intenciones desviadas bajo la jaula de acero de lo “políticamente correcto”.

Nietzsche inauguró tempranamente el siglo XX, el siglo progresista por excelencia, al decir que Dios ha muerto y que nosotros lo matamos. Y esa muerte ha dejado al desnudo cada ego humano creyéndose Dios, con su “yo hago lo que se me da la gana”, la voluntad humana sin freno que busca acumular y ejercer el poder por el poder, porque ha perdido todo el sentido y la dirección, porque ya no tiene identidad. Y de esa inversión vienen todas las incoherencias y todas las contradicciones de la mentalidad progresista: la prédica de la igualdad buscando los privilegios sin fin de la discriminación positiva, la prédica de la justicia buscando la impunidad para los peores crímenes, el genocidio y la tiranía en nombre de la libertad y la emancipación y así sucesivamente en un desdoblamiento de inversiones sin fin, en una metástasis de derechos ilimitados que brotan y se reproducen en nuevos eslóganes y activismos  que son máscaras de la misma patología. 

Al final, como dice el psicólogo francés André Rochais, se obtiene el resultado de los medios usados y no el de los fines predicados. Porque los medios usados son los que corresponden a las verdaderas intenciones ocultas y no a las aparentes.  Y el resultado no es otro que el infierno sobre la tierra: Los millones de asesinados en los innumerables totalitarismos, revoluciones y tiranías generadas por el progresismo no cesan de recordárnoslo. 

Por eso Soros, el mayor globalista y oculto estratega del gobierno mundial, habla en su artículo contra el globalismo. Por eso el mayor financista de dictadores como Evo Morales y amigo del genocida tirano Raúl Castro habla de “sociedad abierta”. Por eso el mayor especulador financiero y lavador de dineros sucios de todos los tráficos ilegales del mundo habla de libre mercado. El financiador de Obama y de Hillary, que no han cesado de minar el estado de derecho en los Estados Unidos, acusa de dictador a Trump. El mayor subversor del orden  y patrocinador del “nuevo orden mundial” habla de democracia y resiliencia de las instituciones. 

Nada distinto podíamos esperar de alguien como Soros. Por eso es curioso y revelador el título de su artículo, donde hace referencia a la “anormalidad”. Acusar a Trump de “anormal” no puede ser más coherente con la patología progresista de la que Soros es uno de los mayores agentes mundiales. A alguien que no pasaría ni de lejos el test de psicopatía de Robert Hare no le cabe más que apelar a la “máscara de cordura” con que se camuflan las más oscuras personalidades humanas. 

María Fernanda Cabal 

@MariaFdaCabal

Publicado en Politica

Compartir

Opinión

Nuevos videos

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Nuestras Redes